lunes, 3 de septiembre de 2012

Porqué fracasan las tecnoguerras

Manuel E. Yepe (especial para ARGENPRESS.info)

Pese al abrumador papel desinformante que desempeñan los grandes medios corporativos de prensa a nivel global, es evidente que Estados Unidos, el principal promotor de guerras en nuestros días no ha sido capaz de materializar exitosamente ninguna.

Esta aparente incapacidad de Estados Unidos de "ganar" sus guerras es aún más sorprendente si se comparan los recursos materiales, tecnológicos y financieros que dedica Washington a cada una y al conjunto de estas guerras con aquellos de que disponen sus adversarios -siempre naciones del tercer mundo.

Algunas de las razones para tal fenómeno fueron abordadas por Russia Today en un trabajo titulado "¿Las bombas caseras derrotan a las de alta tecnología (high-tech)? El fracaso de la guerra afgana se fundamenta".

La imposibilidad de que Estados Unidos "gane" la guerra en Afganistán se expresa en su incapacidad de debilitar la resistencia armada a la ocupación y los inconvenientes que siempre encuentra para apuntalar un gobierno títere adecuado, dice RT.

Se lamentan los agresores de que los combatientes locales que reclutan reciben las armas que ellos les entregan simplemente para usarlas contra los invasores extranjeros- algo que los afganos han estado haciendo a lo largo de su historia.

Si esto suena a narrativa familiar, es porque Estados Unidos sostuvo una guerra similar en el sudeste asiático, Laos y Vietnam, donde ocurría lo mismo.

En una entrevista que concedió en 1987, el doctor James William Gibson, autor del libro La guerra perfecta: Tecnoguerra en Vietnam, hizo en un análisis histórico de aquella guerra, que fue conducida con mentalidad de "proceso de producción", con técnicas de dirección dirigidas a motivar a los soldados, oficiales de mando y hacedores de las políticas de conducción y dirección, dentro del declinante paradigma imperial global.

Gibson señalaba los obvios defectos de aplicar un enfoque de "proceso de producción" a una guerra. La motivación de los soldados por el cumplimiento de sus cuotas de participación les lleva a falsear números, o peor aún, a tomar vidas inocentes en un esfuerzo desesperado y disoluto por sobrevivir. Los oficiales, asimismo, toman decisiones tácticamente fatales sencillamente para satisfacer cuotas irracionales en su puja aduladora por ascender en la jerarquía militar.

Las guerras “por suma de vectores” son las que no se basan en una justa causa de defensa nacional ni están destinadas a alcanzar objetivos estratégicos concretos, sino guerras motivadas por una suma de intereses oportunistas que buscan beneficiarse de las reglas que fijan los políticos.

Eso son las guerras de Estados Unidos, desde la vietnamita hasta la afgana, nunca fueron (para EEUU) de defensa nacional. Son aventuras militares vendidas al público como "necesarias para la seguridad nacional". En realidad, todas han respondido a cambios en las esferas geopolíticas de influencia y al deseo de la elite gobernante en Washington de dominarlas.

El objetivo de apuntalar un gobierno títere en Vietnam del Sur fracasó dejando millones de muertos y literalmente exhausto a Estados Unidos, tanto en los combates como financieramente. Solo el complejo industrial militar salió fortalecido. “Hoy, aquellos mismos intereses corporativos financieros han vuelto a la carga”, dice el periodista Tony Cartalucci en un artículo aparecido en el portal alternativo Activist Post.

La élite solo extrajo como lección de la derrota de Vietnam la de que, para obtener mayores beneficios en el "proceso de producción" de las guerras, se requiere el manejo de la percepción pública y la eliminación de la disidencia política. Han aprendido que la guerra hay que librarla contra la población interna con tanto vigor como contra el adversario externo.

Y cuando los estadounidenses se preguntan si sus dirigentes aprendieron algo en Vietnam habría que decir que para nada ha influido en ellos la humillación por la desordenada huida ante el descalabro que le propinara el pueblo vietnamita. Aquella debacle afectó seriamente al pueblo norteamericano, pero no a la oligarquía imperialista.

De hecho, -como dice Tony Cartalucci- de la guerra contra Vietnam nuestros líderes sólo derivaron la necesidad de perfeccionar el camino de la "tecnoguerra"… y en eso están desde entonces.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Pueblos originarios: "El Gobierno tiene una deuda que no se puede saldar con planes sociales"

ACTA

En diálogo con el programa radial Ahora es Cuando de la CTA Caleta Olivia, el líder de la comunidad QOM, Félix Díaz, habló sobre los históricos reclamos de los pueblos originarios por las tierras que ancestralmente le pertenecen.

También apuntó al gobierno nacional de Cristina Fernández de Kirchner por los violentos desalojos en Formosa y en Capital Federal que pusieron al descubierto la contradicción del doble discurso presidencial sobre los derechos humanos.

Díaz dijo que “el principal reclamo es la recuperación del territorio que ha sido despojado en manos del gobierno provincial en el año 2007, unas 1300 hectáreas que están dentro del título de la comunidad que fue dado por un decreto nacional en el año 40´ y nosotros la defendemos porque también ha sido un logro de lucha de nuestros ancestros en el año 30´, donde ellos se han sacrificado para que nosotros podamos habitar pacíficamente”.

Una larga historia de cesión y retroceso en la posesión de las tierras que legítimamente les pertenece, los pueblos originarios fueron expropiados de ellas por el gobernador de Formosa quien en un discurso que pronunció “en medio su campaña electoral que en este tiempo democrático jamás harán desalojos de familias, algo que no cumplió con nosotros", dijo el referente QOM.

“Empezamos a trabajar para recuperar nuestras tierras en la época de la presidencia de Kirchner, en esa época se creó una Ley de Emergencia que es la N° 26.160, que nos dio la posibilidad de recuperar nuestras tierras a través de la aplicación de un relevamiento territorial que debería hacer la nación y la provincia para hacer un reordenamiento territorial y recuperar esas tierras que estaban en manos de las familias criollas”.

Sin embargo, como sucede a menudo las leyes son letras dormidas que necesitan de medidas de fuerza para que sean cumplidas; y es por eso que “después de haber estado 4 meses y medio cortando la ruta y de haber sido salvajemente reprimidos por la policía de la provincia, decidimos ir a Capital Federal y acampamos por 5 meses más en la 9 de Julio, luego de estar casi un año en la intemperie nosotros hemos decidido levantar momentáneamente las medidas de fuerza para poder dialogar con el gobierno porque ya estábamos agotados físicamente, aunque el espíritu de luchas seguía estando, pero de lo prometido no ha pasado nada hasta ahora”, sentenció Félix.

Continuando, exclamó: “soy el defensor de mi pueblo porque yo tengo que hacer algo para que mis hermanos no sigan sufriendo lo que nosotros sufríamos cuando éramos chicos".

"Los pueblos originarios tienen en su historia la experiencia de luchar y de perder hermanos en el camino de sus reclamos que aún hoy siguen vigentes. En este sentido, en defensa de su tierra realizaron un corte de ruta el 23 de Noviembre del 2010 y a raíz de la represión que sufrieron el compañero Roberto López fue asesinado al tiempo que la policía quemó su casas con todas nuestras pertenencias", sentenció.

Félix contó con hondo pesar que “para nosotros fue muy triste y doloroso ver nuestros ranchos con fuego, bronca e impotencia de ver a la institución policial que muchas veces se dice que son el brazo de la Justicia que actúa a favor y en defensa de los ciudadanos pero es la que a nosotros nos maltrata y usan ese poder para discriminar a los indígenas y tratarnos como bestias salvajes y encima de todo eso, nos procesan con causas penales por rebeldía o por resistencia a la autoridad, usurpación, violación y por instigación a cometer delito. Mientras que a la policía ni se la investiga por el procedimiento ilegal que hicieron, ni siquiera están sumariados ni nada por el estilo por lo acontecido en el 2010”.

En cuanto a la actualidad de la comunidad QOM y en referencia al gobierno nacional el líder Felix Díaz declaró que “este Gobierno debería darnos un señal de reparar los daños que el mismo Estado ocasiona; lo bueno sería que nos den la posibilidad de sentarnos a discutir una política participativa a los pueblos indígenas. Entendemos que el gobierno nacional tiene una deuda pendiente que no se puede saldar con planes sociales, sino a través de una devolución de los territorios para dignificar la vida de los pueblos indígenas para ocupar los territorios que ancestralmente han tenido nuestros padres porque ahí está la vida, la espiritualidad, la diversidad de los pueblos indígenas a través del uso y del desarrollo cultural usando los recursos naturales como corresponde”.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Pueblos originarios: "El Gobierno tiene una deuda que no se puede saldar con planes sociales"

ACTA

En diálogo con el programa radial Ahora es Cuando de la CTA Caleta Olivia, el líder de la comunidad QOM, Félix Díaz, habló sobre los históricos reclamos de los pueblos originarios por las tierras que ancestralmente le pertenecen.

También apuntó al gobierno nacional de Cristina Fernández de Kirchner por los violentos desalojos en Formosa y en Capital Federal que pusieron al descubierto la contradicción del doble discurso presidencial sobre los derechos humanos.

Díaz dijo que “el principal reclamo es la recuperación del territorio que ha sido despojado en manos del gobierno provincial en el año 2007, unas 1300 hectáreas que están dentro del título de la comunidad que fue dado por un decreto nacional en el año 40´ y nosotros la defendemos porque también ha sido un logro de lucha de nuestros ancestros en el año 30´, donde ellos se han sacrificado para que nosotros podamos habitar pacíficamente”.

Una larga historia de cesión y retroceso en la posesión de las tierras que legítimamente les pertenece, los pueblos originarios fueron expropiados de ellas por el gobernador de Formosa quien en un discurso que pronunció “en medio su campaña electoral que en este tiempo democrático jamás harán desalojos de familias, algo que no cumplió con nosotros", dijo el referente QOM.

“Empezamos a trabajar para recuperar nuestras tierras en la época de la presidencia de Kirchner, en esa época se creó una Ley de Emergencia que es la N° 26.160, que nos dio la posibilidad de recuperar nuestras tierras a través de la aplicación de un relevamiento territorial que debería hacer la nación y la provincia para hacer un reordenamiento territorial y recuperar esas tierras que estaban en manos de las familias criollas”.

Sin embargo, como sucede a menudo las leyes son letras dormidas que necesitan de medidas de fuerza para que sean cumplidas; y es por eso que “después de haber estado 4 meses y medio cortando la ruta y de haber sido salvajemente reprimidos por la policía de la provincia, decidimos ir a Capital Federal y acampamos por 5 meses más en la 9 de Julio, luego de estar casi un año en la intemperie nosotros hemos decidido levantar momentáneamente las medidas de fuerza para poder dialogar con el gobierno porque ya estábamos agotados físicamente, aunque el espíritu de luchas seguía estando, pero de lo prometido no ha pasado nada hasta ahora”, sentenció Félix.

Continuando, exclamó: “soy el defensor de mi pueblo porque yo tengo que hacer algo para que mis hermanos no sigan sufriendo lo que nosotros sufríamos cuando éramos chicos".

"Los pueblos originarios tienen en su historia la experiencia de luchar y de perder hermanos en el camino de sus reclamos que aún hoy siguen vigentes. En este sentido, en defensa de su tierra realizaron un corte de ruta el 23 de Noviembre del 2010 y a raíz de la represión que sufrieron el compañero Roberto López fue asesinado al tiempo que la policía quemó su casas con todas nuestras pertenencias", sentenció.

Félix contó con hondo pesar que “para nosotros fue muy triste y doloroso ver nuestros ranchos con fuego, bronca e impotencia de ver a la institución policial que muchas veces se dice que son el brazo de la Justicia que actúa a favor y en defensa de los ciudadanos pero es la que a nosotros nos maltrata y usan ese poder para discriminar a los indígenas y tratarnos como bestias salvajes y encima de todo eso, nos procesan con causas penales por rebeldía o por resistencia a la autoridad, usurpación, violación y por instigación a cometer delito. Mientras que a la policía ni se la investiga por el procedimiento ilegal que hicieron, ni siquiera están sumariados ni nada por el estilo por lo acontecido en el 2010”.

En cuanto a la actualidad de la comunidad QOM y en referencia al gobierno nacional el líder Felix Díaz declaró que “este Gobierno debería darnos un señal de reparar los daños que el mismo Estado ocasiona; lo bueno sería que nos den la posibilidad de sentarnos a discutir una política participativa a los pueblos indígenas. Entendemos que el gobierno nacional tiene una deuda pendiente que no se puede saldar con planes sociales, sino a través de una devolución de los territorios para dignificar la vida de los pueblos indígenas para ocupar los territorios que ancestralmente han tenido nuestros padres porque ahí está la vida, la espiritualidad, la diversidad de los pueblos indígenas a través del uso y del desarrollo cultural usando los recursos naturales como corresponde”.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Pueblos originarios: "El Gobierno tiene una deuda que no se puede saldar con planes sociales"

ACTA

En diálogo con el programa radial Ahora es Cuando de la CTA Caleta Olivia, el líder de la comunidad QOM, Félix Díaz, habló sobre los históricos reclamos de los pueblos originarios por las tierras que ancestralmente le pertenecen.

También apuntó al gobierno nacional de Cristina Fernández de Kirchner por los violentos desalojos en Formosa y en Capital Federal que pusieron al descubierto la contradicción del doble discurso presidencial sobre los derechos humanos.

Díaz dijo que “el principal reclamo es la recuperación del territorio que ha sido despojado en manos del gobierno provincial en el año 2007, unas 1300 hectáreas que están dentro del título de la comunidad que fue dado por un decreto nacional en el año 40´ y nosotros la defendemos porque también ha sido un logro de lucha de nuestros ancestros en el año 30´, donde ellos se han sacrificado para que nosotros podamos habitar pacíficamente”.

Una larga historia de cesión y retroceso en la posesión de las tierras que legítimamente les pertenece, los pueblos originarios fueron expropiados de ellas por el gobernador de Formosa quien en un discurso que pronunció “en medio su campaña electoral que en este tiempo democrático jamás harán desalojos de familias, algo que no cumplió con nosotros", dijo el referente QOM.

“Empezamos a trabajar para recuperar nuestras tierras en la época de la presidencia de Kirchner, en esa época se creó una Ley de Emergencia que es la N° 26.160, que nos dio la posibilidad de recuperar nuestras tierras a través de la aplicación de un relevamiento territorial que debería hacer la nación y la provincia para hacer un reordenamiento territorial y recuperar esas tierras que estaban en manos de las familias criollas”.

Sin embargo, como sucede a menudo las leyes son letras dormidas que necesitan de medidas de fuerza para que sean cumplidas; y es por eso que “después de haber estado 4 meses y medio cortando la ruta y de haber sido salvajemente reprimidos por la policía de la provincia, decidimos ir a Capital Federal y acampamos por 5 meses más en la 9 de Julio, luego de estar casi un año en la intemperie nosotros hemos decidido levantar momentáneamente las medidas de fuerza para poder dialogar con el gobierno porque ya estábamos agotados físicamente, aunque el espíritu de luchas seguía estando, pero de lo prometido no ha pasado nada hasta ahora”, sentenció Félix.

Continuando, exclamó: “soy el defensor de mi pueblo porque yo tengo que hacer algo para que mis hermanos no sigan sufriendo lo que nosotros sufríamos cuando éramos chicos".

"Los pueblos originarios tienen en su historia la experiencia de luchar y de perder hermanos en el camino de sus reclamos que aún hoy siguen vigentes. En este sentido, en defensa de su tierra realizaron un corte de ruta el 23 de Noviembre del 2010 y a raíz de la represión que sufrieron el compañero Roberto López fue asesinado al tiempo que la policía quemó su casas con todas nuestras pertenencias", sentenció.

Félix contó con hondo pesar que “para nosotros fue muy triste y doloroso ver nuestros ranchos con fuego, bronca e impotencia de ver a la institución policial que muchas veces se dice que son el brazo de la Justicia que actúa a favor y en defensa de los ciudadanos pero es la que a nosotros nos maltrata y usan ese poder para discriminar a los indígenas y tratarnos como bestias salvajes y encima de todo eso, nos procesan con causas penales por rebeldía o por resistencia a la autoridad, usurpación, violación y por instigación a cometer delito. Mientras que a la policía ni se la investiga por el procedimiento ilegal que hicieron, ni siquiera están sumariados ni nada por el estilo por lo acontecido en el 2010”.

En cuanto a la actualidad de la comunidad QOM y en referencia al gobierno nacional el líder Felix Díaz declaró que “este Gobierno debería darnos un señal de reparar los daños que el mismo Estado ocasiona; lo bueno sería que nos den la posibilidad de sentarnos a discutir una política participativa a los pueblos indígenas. Entendemos que el gobierno nacional tiene una deuda pendiente que no se puede saldar con planes sociales, sino a través de una devolución de los territorios para dignificar la vida de los pueblos indígenas para ocupar los territorios que ancestralmente han tenido nuestros padres porque ahí está la vida, la espiritualidad, la diversidad de los pueblos indígenas a través del uso y del desarrollo cultural usando los recursos naturales como corresponde”.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

La generación del 47 y el frente patriótico de la juventud

Olmedo Beluche

.

A la profesora Diamantina de Calzadilla,
digna representante de una valiosa generación
A la memoria de las compañeras
Jilma Noriega y Bertilda Jurado Noriega
“Antes de 1943 los estudiantes estábamos ayunos de una tradición de lucha y no se contaba con una organización combativa”, dice Carlos Calzadilla (“Historia Sincera de la República”). La juventud y los estudiantes habían estado “ausentes” de los principales acontecimientos que marcaron la historia de Panamá desde la separación de Colombia. Los obreros, los inquilinos, los profesionales, los intelectuales e incluso el campesinado habían sido los actores principales de las luchas sociales, pero no la juventud, pese a que existió una primera Federación de Estudiantes, dirigida por Diógenes de la Rosa en los años 20. De pronto algo cambió, y la juventud saltó al escenario para ser la protagonista de la lucha contra la ocupación norteamericana y contra los gobiernos oligárquicos. La “rebeldía” juvenil no sólo fue política, sino también de temperamento, caracterizada en “una violencia verbal poco usada en los años inmediatamente anteriores a 1940 y en gestos desafiantes, también desacostumbrados por el mismo tiempo” (Humberto Ricord, “Cinco Ensayos sobre la revolución panameña”).
La victoria de Stalingrado y los Frentes Antifascistas

El caldo de cultivo en que se forjó esa generación incluye ingredientes nacionales e internacionales: un rápido crecimiento urbano de trabajadores extranjeros e interioranos, producido por el “boom” de la Segunda Guerra Mundial, con la presencia de miles de soldados norteamericanos y el primer intento de ampliación del canal; la creación de la Universidad de Panamá (1935) con el aporte de intelectuales de primera línea exiliados de España y Alemania; el inicio de un lento proceso de industrialización nacional a partir del Tratado de 1936. Pero el acontecimiento que produjo un vuelco de los espíritus hacia un optimismo revolucionario y una convicción profundamente democrática en todo el planeta, no sólo en Panamá, lo fue la primera derrota del ejército fascista alemán en Stalingrado, el 2 de febrero de 1943.
Ese año, surgieron por todos lados Frentes Antifascistas que pretendían unir a los demócratas (en especial jóvenes) de todas las facciones políticas y que debían ser la repetición en cada país de la coalición militar de los “Aliados” contra el “Eje”. En América, los partidos comunistas procedieron a disolverse en partidos “amplios” con un eje democrático (“browderismo”). Incluso Stalin disolvió la propia Internacional Comunista para satisfacer a Roosevelt y Churchill. Así, en septiembre de 1943, el Partido Comunista de Panamá se transformó en Partido del Pueblo, dirigido por profesionales como Clara González y Celso Solano, mezclados con miembros de la “vieja guardia”, como Cristóbal Segundo, Pablo Cordero y Nazario Crespo, incluso como parte de su juventud ya se encontraba Rubén D. Sousa, actual secretario general (César Del vasto, “Historia del Partido del Pueblo”).
Implementando la política frentista, en 1943, se reunió en México un congreso de las juventudes de América en las que se propuso la creación de Frentes Nacionales de la Juventud o Frentes Patrióticos dispuestos a combatir el fascismo y defender los valores democráticos. Por Panamá, participaron en dicho evento Jorge Franco (Partido del Pueblo), Camilo Levy Caicedo (juventud católica) y Jorge Turner. De allí emanó la idea de realizar en nuestro país el Primer Congreso de la Juventud y los Estudiantes que congregara a esa generación en un sentido amplio, es decir, sumando todos los sectores políticos, estudiantiles y cívicos. Congreso que se reunió el 13 de diciembre de 1944 en el Instituto Nacional.
La primera huelga estudiantil, por culpa de un saludo

Pero la irrupción de la juventud y el movimiento estudiantil como un factor de masas en el Panamá de esa época, se inició por un hecho singular y aparentemente risible, si no fuera porque fotografiaba la sociedad oligárquica, conservadora y pacata que estaba a punto de reventarse contra los muros de una generación que exigía garantías democráticas elementales. Cuenta Carlos Calzadilla que una mañana de octubre del 43, mientras el presidente de la República, Ricardo A. De la Guardia se dirigía a sus oficinas, se molestó porque el profesor universitario Felipe Juan Escobar no le devolvió el saludo. Tan pronto llegó a la Presidencia, ordenó a su ministro de Educación, Víctor F. Goytía, que destituyera al insigne docente.
La respuesta de los estudiantes universitarios a ese atropello fue inmediata y se declararon en huelga exigiendo la restitución de Escobar. El ministro respondió con más represión: se destituyeron a los huelguistas que laboraban como funcionarios públicos y se cancelaron becas. Los estudiantes arreciaron sus demandas y exigieron la destitución del ministro Goytía. La opinión pública se dividió, los partidos oligárquicos apoyando al gobierno, los sectores populares con los estudiantes. Veintiséis días duró la huelga en la que destacaron personalidades como: Ernesto Castillero Pimentel, Benigno Argote, Federico Velásquez, Carlos Calzadilla, María Jilma de Obaldía, Diógenes Arosemena y Mario Riera.
No se logró restituir al docente, a cambio el gobierno transó con el primer decreto que proclamaba la autonomía y la participación estudiantil en el co-gobierno universitario. Pero el principal logro fue organizativo, creándose las bases de lo que sería la gloriosa Federación de Estudiantes de Panamá (FEP), que se constituyó entre febrero y marzo de 1944, cuyo primer congreso presidió Federico Velásquez. El primer considerando del acta constitutiva de la FEP dice: “Que es un deber ineludible del estudiantado de Panamá contribuir a la obra común de los estudiantes de América…” (27 de marzo de 1944).
Calzadilla hace la larga lista de personalidades que se forjaron como dirigentes de la FEP, que marcaron la historia nacional en la segunda mitad del siglo XX. Arbitrariamente destacamos algunos, aparte de los ya mencionados: Moisés Pianeta, Carlos I. Zúñiga, Cleto Sousa, Jilma Noriega, Manuel Solís Palma, Ramón H. Jurado, Joaquín Beleño, Juan Materno Vásquez, Secundino Torres Gudiño, David Acosta, Lilia Jaén, Elvia Chávez, Aníbal Illueca, Humberto Ricord, etc.
En un intento por frenar la organización estudiantil, el ministro Goytía quiso imponer un “contrato” por el cual, quienes aspiraban a matricularse debían renunciar al derecho de asistir a asambleas y asociarse en la Federación. Esto motivó, en septiembre y octubre de 1944, una segunda huelga estudiantil que incluyó tanto a universitarios como a estudiantes de secundaria. Lucha que se saldó con una derrota total de la maniobra represiva y la renuncia del ministro de Educación, el 27 de octubre de 1944. Posteriormente, el secretario general de la FEP, Moisés Pianeta, logró que se oficializara esa fecha como el Día del Estudiante.
El nacimiento del Frente Patriótico de la Juventud

El espíritu de rebelión juvenil se extendió a las provincias, realizándose en Santiago el Congreso de la “Joven Veraguas” (septiembre del 44). Con la asistencia de observadores de la capital, ese congreso aprobó una moción para convocar a uno nacional que concitara la unidad de la juventud panameña en torno a un Frente Patriótico. Según Ricord, ese congreso nacional, del que nacería el Frente Patriótico de la Juventud, había sido convocado originalmente para abril de 1945, pero la crisis política y las maniobras de algunos partidos, forzaron su adelanto para el 13 de diciembre de 1944. Asistieron jóvenes de todos los sectores políticos y sociales, incluso las juventudes de partidos tradicionales (arnulfistas y liberales), pero la vanguardia del Congreso la tomó la dirección de la FEP, que era independiente. La juventud se había convertido en un factor a tomar en cuenta.
El telón de fondo que influiría sobre la convocatoria y los debates del Primer Congreso del Frente Patriótico de la Juventud fue la crisis política entre el presidente Ricardo De la Guardia, que pretendía extender su mandato hasta 1945, y la Asamblea Nacional que deseaba sacarlo para imponer nuevo “designado”. De la Guardia asumió la Presidencia de la República en calidad de “primer designado” (no existía la figura de vicepresidente) después del golpe de Estado contra Arnulfo Arias en 1941. En la Asamblea conspiraban para sacarlo arnulfistas y liberales. Incluso la Asamblea llegó a nombrar presidente designado a Jeptha B. Duncan.
El Congreso del Frente Patriótico de la Juventud, que contó con la cobertura de los periódicos opositores (La Estrella y El Panamá América), bajo la fórmula de exigir el “respeto a la Constitución”, se ubicaba en una posición crítica a De la Guardia pero sin pretender hacerle el juego a la oposición. La crisis se resolvió (29/12/44) cuando el Presidente, en acuerdo con los principales sectores oligárquicos, suspendió las garantías constitucionales, disolvió la Asamblea, revocó la Constitución del 41 y convocó elecciones a Asamblea Constituyente para mayo de 1945.
Esa convocatoria aplacó los ánimos y canalizó la situación por la vía electoral. Ricord realiza un balance crítico del Frente Patriótico y su primer congreso al señalar que, siendo un movimiento político, no se percibió a sí mismo como tal, adoptando el carácter equívoco de movimiento “cívico”, que hacía críticas a los políticos tradicionales pero no se proponía tomar el poder. Pese a que tanto Angel Vega, como Rodrigo Arosemena y Jaime Riera hicieron mociones para la conformación en partido político, esta idea no prosperó. Ricord culpa de ello a la falta de homogeneidad ideológica de los dirigentes del Frente y a la infiltración en sus filas de sectores sociales elitistas y pequeñoburgueses. El Frente perdió la oportunidad de participar con sus representantes en las elecciones y en la Asamblea Constituyente del 45. Incluso el Partido Renovador le hizo la propuesta a los dirigentes frentistas de postular 3 ó 4 de ellos como candidatos. El Frente llamó a la abstención, lo que luego se evidenció como gran error, que fue reconsiderado cuando se formularon propuestas a la Constituyente.
En julio de 1945, el Frente Patriótico publicó su “Síntesis Doctrinal”, un programa de 19 puntos que Ricord (el que más avanzó por el marxismo de los líderes frentistas) califica de “proposiciones líricas y vagas”. El programa incluye propuestas como: plena garantía de las libertades democráticas; reformas sociales “a fin de que las conquistas de la ciencia y el progreso no sean instrumentos de explotación”; “intensificación y organización del comercio para que sea verdadera fuente de riqueza nacional”; “aceleración, por medio de la intervención del Estado, del advenimiento de la revolución agraria e industrial a fin de que Panamá deje de ser un país de economía rudimentaria y primitiva”; “Condenación (sic) del imperialismo en todas sus formas…”.
Ricord señala como otra debilidad del Congreso el haber descuidado los aspectos organizativos, lo que le impidió constituirse en una organización de masas, quedando reducido a una organización de vanguardia de unos 75 miembros activos, una vez que se retiraron las juventudes de los partidos tradicionales y los sectores apolíticos. La mayoría de sus integrantes fueron universitarios y jóvenes profesionales. Entre ellos: Federico Velásquez, Diógenes Arosemena, César Quintero, Carlos Adames, Fabián Echevers, Ricardo J. Bermúdez, Ramón H. Jurado, Carlos Calzadilla y Jorge Illueca.
El Frente Patriótico y el rechazo de las bases militares norteamericanas

El acontecimiento que colocó a esta generación con huella indeleble en la historia nacional, en particular al Frente Patriótico de la Juventud, fue el rechazo del Convenio de Bases Militares de 1947. Con motivo de la Segunda Guerra Mundial y con la excusa de defender la vía acuática, Estados Unidos hizo firmar al gobierno panameño un convenio para instalar 136 bases militares a lo largo del territorio nacional y por fuera de la Zona del Canal. Expirada la guerra en 1945, el tratado perdía vigencia. Pero a lo largo de 1947 se iniciaron negociaciones secretas entre Estados Unidos y el gobierno de Enrique Jiménez para dar continuidad a las bases militares, en lo que se llamó el Convenio Filós-Hines. La cobertura de la negociación era el inicio de la guerra fría con la URSS y la firma del Tratado de Defensa Hemisférica (TIAR).
La primera voz que se alzó contra dicho pacto provino del periódico Jornada, publicado por dos dirigentes del Frente, Carlos Calzadilla y Vicente Meneses. El 27 de agosto, emplazaron públicamente al canciller Ricardo J. Alfaro para que se pronunciara al respecto en momentos en que éste se encontraba en Río de Janeiro en las negociaciones del TIAR. A partir de allí se lanzaría una campaña de concienciación sobre el tema de las bases, a cuyo retiro se oponía la burguesía comercial panameña que veía peligrar su prosperidad de "burdeles y cantinas". Al principio el ambiente estaba frío y, el 10 de diciembre de 1947, cuando se firmó el Convenio, los dirigentes del Frente Patriótico salieron a las calles a reventar las casillas de alarma del Cuerpo de Bomberos, para que toda la ciudad se enterara de lo que estaba pasando. Calzadilla, Solís Palma y otros fueron detenidos. Ricardo J. Alfaro renunció a la cancillería. El firmante del tratado, Francisco Filós, intentó detener a Secundino Torres Gudiño.
El día 12, cuando se procedía al primer debate del convenio en la Asamblea Nacional, los institutores marcharon hasta allá a expresar su rechazo, pese a la represión policial que se desató. El 13 de diciembre se inauguró el Segundo Congreso del Frente Patriótico en medio de esta agitación, por lo que se aprobó sesionar en las calles. Los líderes del Frente se hicieron populares por sus capacidades oratorias demostradas desde la tribuna del Parque de Santa Ana.
El 16 marcharon 16,000 mujeres vestidas de negro y en silencio. El 22 de diciembre, el pleno de la Asamblea debía dar el último debate al convenio. El presidente de ese organismo acudió personalmente al Instituto Nacional y le propuso a Calzadilla que aceptaran el tratado con “reservas”, a lo que el joven le contestó que la posición era “rechazo total” o los diputados serían “guindados” en el Parque de Santa Ana. El flamante político sólo atinó a responder: “jovencito, es usted un irreverente, dése cuenta que está hablando con el Presidente de la Asamblea, el Presidente de los Padres de la Patria”, y Calzadilla respondió que también “hay malos padres”.
Esa tarde, más de veinte mil personas marcharon hasta los predios de la Asamblea, que se encontraba en las Bóvedas, en el edificio que hoy pertenece al Instituto Nacional de Cultura, y se estacionaron en sus puertas. La policía se había replegado. Al caer la noche cortaron la energía eléctrica en el área para intimidar a la multitud, pero ésta no se movió. Tomaron la palabra Manuel Solís Palma, Federico Velásquez, Carlos I. Zúñiga, Jorge Illueca, Calzadilla y otros. Casi a medianoche, los diputados votaron nominalmente. Ganó el NO. La multitud efervescente salió a festejar por las calles de la ciudad. Había sido derrotado por primera vez el intervencionismo yanqui y sus serviles del patio.
El Frente Patriótico como propuesta política

A partir de las Jornadas del 47, el Frente Patriótico se va adentrando cada vez más en la política nacional y sus dirigentes van ocupando posiciones públicas. Pero al carecer de un programa de gobierno claro y de cohesión ideológica, a medida que avanzaban alcanzaron su cenit y su declive, siendo absorbidos poco a poco por los partidos tradicionales a los que originalmente combatían. Tanto Calzadilla como Ricord reconocen que el Frente cometió en ese sentido los mismos errores que la generación anterior que había conformado el Movimiento de Acción Comunal en los años 20.
En las accidentadas elecciones de 1948, Sergio González Ruíz le propuso al Frente un acuerdo electoral para postular a varios de sus integrantes a través de su Partido Unión Popular. No hubo condicionamientos políticos. La intención de la propuesta era que ese partido no perdiera el registro electoral con los votos frentistas. Ellos aceptaron y postularon a Jorge Illueca, Federico Velásquez, Ramón H. Jurado, Erasmo Escobar, Rodrigo Arosemena, Eloy Benedetti, Manuel Solís Palama y Carlos Calzadilla. De todos ellos, salió electo Illueca (aunque hubo rumores de que el electo lo fue Velásquez).
Illueca como diputado tuvo una labor destacada en el rechazo del Convenio de Aviación con Estados Unidos (firmado en 1949). También en la crisis política posterior a la muerte del presidente Domingo Díaz (impuesto mediante el fraude en las elecciones del 48 ), y el conflicto entre su sucesor, Daniel Chanis, con el jefe de la policía José Remón Cantera. Cuando Chanis fue obligado a dimitir por Remón, Illueca hizo notables alegatos en la Asamblea que pusieron en jaque a los militares. Esa crisis se salda cuando, de manera cantinflesca, los militares fuerzan al Tribunal Electoral al “recuento de actas”, dando por ganador a Arnulfo Arias, a quien le habían robado las elecciones un año y medio antes.
El otro momento estelar en la vida política del Frente se produjo en mayo de 1951, cuando el presidente Arnulfo Arias, derogó la Constitución de 1946, restituyó la del 41, suspendió las garantías individuales y arrestó a un numeroso grupo de opositores, entre ellos algunos de sus integrantes. Humberto Ricord y Carlos Calzadilla asumieron el liderazgo para convocar protestas callejeras, a las que se sumaron los estudiantes y otras organizaciones políticas, como el Partido del Pueblo y el Partido Socialista. El día 9 de mayo, una gran manifestación popular acabó en las puertas del Cuartel Central de la policía exigiendo respeto a la Constitución. Al día siguiente se produjo el cruento golpe de Estado para sacar a Arias de la Presidencia.
Alcibíades Arosemena asumió la Presidencia de la República y conformó un gobierno de “Concordia Nacional”, del cual participó el Frente Patriótico a través de Ricardo J. Bermúdez y Carlos I. Zúñiga, como ministro y viceministro de Educación; Manuel Solís Palma y Carlos Calzadilla, como gerente y subgerente de la Caja de Seguro Social. Ese mismo año, 1951, el Frente Patriótico (ahora sin el apellido "Juventud") se inscribió formalmente como partido político electoral. Conquista efímera ya que dos años después perdería el registro electoral durante el gobierno de Remón Cantera. La participación del Frente en el gobierno de Arosemena finalizó cuando, previo a las elecciones presidenciales de 1952, el aparato estatal empezó a ser usado para apoyar la candidatura oficialista. Apelando a sus principios democráticos, los ministros frentistas renunciaron. También influyó la insurrección de Santiago y la huelga en la Normal, que tuvo gran impacto y que recibió el apoyo del Frente ese mismo año.
El país se dividió en las elecciones de 1952 entre “militaristas” (Coalición Patriótica Nacional que apoyó a Remón) y “civilistas” (“Alianza Civilista” que apoyó a Roberto Chiari). Casi en su último acto, el Frente respaldó a Chiari (Partido Liberal Nacional) que perdió las elecciones. A partir de allí, una serie de diferencias políticas y personales escindieron el Frente Patriótico, al cual Ricord dio por liquidado en 1954 en su célebre ensayo aquí citado, que fue un documento de reflexión interna de la fracción que él dirigía, y que había evolucionado hacia la izquierda marxista.
El último capítulo del Frente Patriótico se produjo a partir del gobierno de Remón Cantera, en el año 1953. El presidente cooptó a algunos dirigentes nombrándolos en puestos públicos y en el servicio exterior, a la vez que decretó la extinción del partido por no alcanzar los 40,000 adherentes exigidos por la ley. Pero la crisis final sobrevino cuando Jorge Illueca, quien era su presidente y salió electo diputado, abandonó la curul para tomar un postgrado en Estados Unidos, sin habilitar a su suplente, Carlos I. Zúñiga. Se abrió un proceso interno en el que se acusó a Illueca de "caudillismo personalista" y fue expulsado, en octubre de ese año. Se abrieron dos alas, los leales a Illueca y el grupo "rectificador", encabezado por Zúñiga y Adames. Aunque las personalidades que lo conformaron siguieron activas en política, el Frente dejó de existir.
El balance histórico es lapidario: “Reconozco que cometimos errores que se iniciaron cuando tuvimos que escoger candidato propio para Presidente… y nos plegamos al candidato del Partido Liberal Nacional (que)… ideológicamente no encajaba dentro del ideario frentista… No nos sirvió la experiencia por la que había pasado Acción Comunal” (Carlos Calzadilla).
Ricord señala que la debacle del Frente Patriótico, pese que era, “a principios de 1950, la única agrupación panameña de cierta tendencia progresista, con posibilidades políticas… ”, se debió a que “jamás se detuvo a meditar detenidamente cuáles serían sus metas, ni adoptó jamás un plan preciso de acción a largo o corto plazo. Luchó, casi paradójicamente, con una falta absoluta de conciencia política”.
Bibliografía:
- Calzadilla, Carlos. Historia Sincera de la República (Siglo XX). Segunda Edición. EUPAN. Panamá, 2003.
- Del Vasto, César. Historia del Partido del Pueblo (1943-1968). EUPAN. Panamá, 1999.
- Del Vasto, César. El Frente Patriótico de la Juventud: 1944-1954. Versión Digital. S/F.
- Ricord, Humberto. Cinco Ensayos sobre la revolución panameña. Editora Vanguardia. Panamá, 1962.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Paraguay: El poder judicial cautivo de la politiquería

José Antonio Vera (especial para ARGENPRESS.info)

Entre los abusos cometidos en Paraguay por los actores del golpe parlamentario que el 22 de junio derrocó al Presidente Constitucional Fernando Lugo, sobresalen varias decisiones que marcan un estilo provocador, revanchista y prepotente, que pisotea normas básicas de la convivencia social e, incluso, mandamientos jurídicos.

Entre esas últimas transas destaca, por su grosería, la negativa del Congreso de entregarle a Lugo el acta de su destitución, a la que tiene derecho todo condenado por un juicio político y, de manera muy particular en este caso, cuando esa facultad legal fue burlada al negarle al acusado el tiempo suficiente para defenderse.

Lugo fue despojado de su función y desautorizado el voto mayoritario del pueblo que lo había elegido el 20 de abril del 2008, en sólo 32 horas, noche de por medio, es decir que el manido juicio resultó una simple condena preanunciada, y hasta se puede indicar que obedeció a un plan diseñado desde los primeros días de su asunción al mando.

Durante una extensa conversación con ARGENPRESS, en el local del Movimiento “Paraguay Resiste”, el ex Obispo se refirió al sometimiento que padece la Suprema Corte de Justicia, dominada e incluso algunos de sus Ministros también amenazados de juicio político por el Parlamento que se ha convertido en una dictadura, aprovechándose del poder que le otorga la Constitución Nacional, adoptada en 1992, cuando el país salía de 40 años de un presidencialismo militar absolutista.

“A nueve semanas del golpe, ni el (FG) Frente Guasu (Grande), ni los pocos parlamentarios progresistas que hay, ni mi equipo jurídico, ningún documento han recibido al respecto, a pesar de las reiteradas solicitudes que se han hecho al Senado, lo cual constituye una burla y un manoseo, una humillación a la que nos quieren someter”, comentó Lugo.

Acotó que, por vías extras oficiales, se enteraron de que una copia habría sido depositada en el Poder Judicial, “al que estamos solicitando que nos haga entrega de la misma, tras haber fracasado con el pedido de una Habeas Data que ignoró el Senado, cuyo funcionamiento ilegal nos forzará a recurrir a organismos internacionales de derechos humanos y a estrados judiciales”.

Lugo, ungido esta semana Secretario General del FG, que integran veinte partidos y movimientos sociales y organizaciones campesinas e indígenas, y en vísperas de un viaje privado a Uruguay, asume el golpe como un quiebre del proceso de cambios, y una derrota personal y política para la democracia y el abanico progresista paraguayo, pero también como un desafío y una oportunidad.

Derrota porque en cuatro años no supimos construir la fuerza política que sustentara al gobierno del cambio, desafío porque el golpe ha cambiado la visión y perspectivas mías, de la sociedad en general y del FG que, para consolidarse como la tercera fuerza política nacional, debe reestructurarse y reorganizarse de urgencia, para dejar de ser una máquina pesada y muy asuncena, exageradamente centralizada.

- ARG: ¿No le parece que el FG es la cuarta fuerza?. La realidad muestra que el primer partido del país es la prensa comercial monopólica, tan activa en el golpe como en el sustento del gobierno de facto. A mi juicio, vendría después el Partido Colorado y tercero el Liberal.

“Mire, es muy cierto lo que usted dice, y días atrás coincidíamos con ese análisis con compañeros del PT brasileño, porque el factor mediático es uno de los mayores daños que sufren los gobiernos progresistas en Latinoamérica, y ello debe hacernos reflexionar para buscar respuestas, tanto a Cristina, como al Pepe, a Chávez, Evo, en fin, a todos los que queremos conducir políticas de justicia y equidad social”.
La oportunidad nuestra, aquí en Paraguay, prosiguió, consiste en trabajar con la mira puesta en las elecciones nacionales del 21 de abril próximo, que esperamos sean libres y transparentes, para reconquistar el poder y reencausar el proceso de los cambios, que apenas comenzaba, pero que, viendo la repulsa popular al golpe, puede tener un profundo relanzamiento de la transformación que el país necesita.

- ARG: Cuando usted habla de elecciones, para retomar el poder, ¿piensa en su postulación a la presidencia, siguiendo a ciertos magistrados que sostienen que lo ampara el derecho constitucional porque al suspenderse su mandato ya no se trataría de una reelección sino de una elección simple?.

“No mi postulación, no, pero el FG tiene gente capacitada para aspirar a ocupar los más altos cargos nacionales, así como hay numerosas personalidades democráticas y progresistas que siempre han estado a la sombra pero que ahora surgen destacando en las numerosas organizaciones ciudadanas, junto a una juventud pujante y muy lúcida, en un despertar inédito en la participación política, como respuesta al golpe.
Un informe reciente del Tribunal Superior de Justicia Electoral, órgano dependiente del binomio colorado-liberal como desde hace décadas, precisa que hay 700 mil jóvenes inscriptos últimamente, sin adhesión partidaria, un número muy importante, si se tiene en cuenta que Lugo ganó en abril del 2008 con menos de 800 mil votos.
“Sin la menor duda, ese es un gran bolsón electoral que será codiciado por los políticos como cazador a una presa, pero viendo las movilizaciones que se producen en todo el país bajo el eslogan PARAGUAY RESISTE, que tiene a los jóvenes en primera línea, incluso a universitarios que no aparecían para nada, alimenta nuestras esperanzas de que la construcción del futuro país escapará por fin a las cúpulas vendepatrias”, afirmó.

- ARG: Diversos analistas coinciden en que usted es la figura política paraguaya que mantiene mayor empatía con el pueblo. La pregunta es: ¿será un acierto estratégico no atender a ese capital de apoyo?.

Para volver a pretender la presidencia de la República, hoy no tenemos la institución confiable que pueda garantizar el ejercicio del derecho de poder candidatarme sin contar con ese aval imprescindible, y mucho peor podría ser que yo empalme y lance una campaña hacia la presidencia y, a mitad del camino, me vea truncado por un Poder Judicial absolutamente sometido por este Parlamento golpista.
En Paraguay, las transas políticas han estado “siempre por encima de la justicia y hay un antecedente fresco, de fines de los 90, cuando tenía grandes posibilidades de ganar las elecciones el General (r) Lino Oviedo”. (Muchos indicios lo acusan de dirigir el asesinato del Vicepresidente Luis María Argaña y de la masacre de ocho jóvenes en la Plaza del Congreso, el 23 de marzo de 1999).
Ante la probabilidad de su victoria, recordó Lugo, gente muy cercana a él lo metió preso y ellos mismos lo sacaron de la cárcel cuando ya había perdido la mayor parte de su capital político.
Oviedo, multimillonario cuya fortuna tiene un origen inexplicable, pero que numerosas fuentes nacionales y extranjeras la vinculan con el narcotráfico, había fundado entonces el Partido Unace, que dirige con estilo y métodos cuarteleros mussolinianos, es un colorado disidente por resentimiento, dado que su partido nunca lo postuló a mandatario, cargo que de nuevo aspira conquistar, ventilando que cuenta con medio millón de seguidores, cifra que despierta mucha incredulidad entre la gente.
Lugo, que es la personalidad pública paraguaya de las últimas décadas con el derrotero personal más relevante, pasando desde Obispo a Presidente de la República sin pertenecer a ningún partido político, encabeza ahora el Frente Guasu, compuesto por una veintena de partidos progresistas y de izquierda, y organizaciones campesinas e indígenas y es el referente mayor de la nueva ciudadanía política que nació en el país hace dos meses, asumiendo el reto de rechazar al gobierno golpista pero también el de militar para recuperar el proceso de cambios con una lúcida crítica a los errores cometidos y a la ausencia de un proyecto social que reclama su elaboración.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Paraguay: El poder judicial cautivo de la politiquería

José Antonio Vera (especial para ARGENPRESS.info)

Entre los abusos cometidos en Paraguay por los actores del golpe parlamentario que el 22 de junio derrocó al Presidente Constitucional Fernando Lugo, sobresalen varias decisiones que marcan un estilo provocador, revanchista y prepotente, que pisotea normas básicas de la convivencia social e, incluso, mandamientos jurídicos.

Entre esas últimas transas destaca, por su grosería, la negativa del Congreso de entregarle a Lugo el acta de su destitución, a la que tiene derecho todo condenado por un juicio político y, de manera muy particular en este caso, cuando esa facultad legal fue burlada al negarle al acusado el tiempo suficiente para defenderse.

Lugo fue despojado de su función y desautorizado el voto mayoritario del pueblo que lo había elegido el 20 de abril del 2008, en sólo 32 horas, noche de por medio, es decir que el manido juicio resultó una simple condena preanunciada, y hasta se puede indicar que obedeció a un plan diseñado desde los primeros días de su asunción al mando.

Durante una extensa conversación con ARGENPRESS, en el local del Movimiento “Paraguay Resiste”, el ex Obispo se refirió al sometimiento que padece la Suprema Corte de Justicia, dominada e incluso algunos de sus Ministros también amenazados de juicio político por el Parlamento que se ha convertido en una dictadura, aprovechándose del poder que le otorga la Constitución Nacional, adoptada en 1992, cuando el país salía de 40 años de un presidencialismo militar absolutista.

“A nueve semanas del golpe, ni el (FG) Frente Guasu (Grande), ni los pocos parlamentarios progresistas que hay, ni mi equipo jurídico, ningún documento han recibido al respecto, a pesar de las reiteradas solicitudes que se han hecho al Senado, lo cual constituye una burla y un manoseo, una humillación a la que nos quieren someter”, comentó Lugo.

Acotó que, por vías extras oficiales, se enteraron de que una copia habría sido depositada en el Poder Judicial, “al que estamos solicitando que nos haga entrega de la misma, tras haber fracasado con el pedido de una Habeas Data que ignoró el Senado, cuyo funcionamiento ilegal nos forzará a recurrir a organismos internacionales de derechos humanos y a estrados judiciales”.

Lugo, ungido esta semana Secretario General del FG, que integran veinte partidos y movimientos sociales y organizaciones campesinas e indígenas, y en vísperas de un viaje privado a Uruguay, asume el golpe como un quiebre del proceso de cambios, y una derrota personal y política para la democracia y el abanico progresista paraguayo, pero también como un desafío y una oportunidad.

Derrota porque en cuatro años no supimos construir la fuerza política que sustentara al gobierno del cambio, desafío porque el golpe ha cambiado la visión y perspectivas mías, de la sociedad en general y del FG que, para consolidarse como la tercera fuerza política nacional, debe reestructurarse y reorganizarse de urgencia, para dejar de ser una máquina pesada y muy asuncena, exageradamente centralizada.

- ARG: ¿No le parece que el FG es la cuarta fuerza?. La realidad muestra que el primer partido del país es la prensa comercial monopólica, tan activa en el golpe como en el sustento del gobierno de facto. A mi juicio, vendría después el Partido Colorado y tercero el Liberal.

“Mire, es muy cierto lo que usted dice, y días atrás coincidíamos con ese análisis con compañeros del PT brasileño, porque el factor mediático es uno de los mayores daños que sufren los gobiernos progresistas en Latinoamérica, y ello debe hacernos reflexionar para buscar respuestas, tanto a Cristina, como al Pepe, a Chávez, Evo, en fin, a todos los que queremos conducir políticas de justicia y equidad social”.
La oportunidad nuestra, aquí en Paraguay, prosiguió, consiste en trabajar con la mira puesta en las elecciones nacionales del 21 de abril próximo, que esperamos sean libres y transparentes, para reconquistar el poder y reencausar el proceso de los cambios, que apenas comenzaba, pero que, viendo la repulsa popular al golpe, puede tener un profundo relanzamiento de la transformación que el país necesita.

- ARG: Cuando usted habla de elecciones, para retomar el poder, ¿piensa en su postulación a la presidencia, siguiendo a ciertos magistrados que sostienen que lo ampara el derecho constitucional porque al suspenderse su mandato ya no se trataría de una reelección sino de una elección simple?.

“No mi postulación, no, pero el FG tiene gente capacitada para aspirar a ocupar los más altos cargos nacionales, así como hay numerosas personalidades democráticas y progresistas que siempre han estado a la sombra pero que ahora surgen destacando en las numerosas organizaciones ciudadanas, junto a una juventud pujante y muy lúcida, en un despertar inédito en la participación política, como respuesta al golpe.
Un informe reciente del Tribunal Superior de Justicia Electoral, órgano dependiente del binomio colorado-liberal como desde hace décadas, precisa que hay 700 mil jóvenes inscriptos últimamente, sin adhesión partidaria, un número muy importante, si se tiene en cuenta que Lugo ganó en abril del 2008 con menos de 800 mil votos.
“Sin la menor duda, ese es un gran bolsón electoral que será codiciado por los políticos como cazador a una presa, pero viendo las movilizaciones que se producen en todo el país bajo el eslogan PARAGUAY RESISTE, que tiene a los jóvenes en primera línea, incluso a universitarios que no aparecían para nada, alimenta nuestras esperanzas de que la construcción del futuro país escapará por fin a las cúpulas vendepatrias”, afirmó.

- ARG: Diversos analistas coinciden en que usted es la figura política paraguaya que mantiene mayor empatía con el pueblo. La pregunta es: ¿será un acierto estratégico no atender a ese capital de apoyo?.

Para volver a pretender la presidencia de la República, hoy no tenemos la institución confiable que pueda garantizar el ejercicio del derecho de poder candidatarme sin contar con ese aval imprescindible, y mucho peor podría ser que yo empalme y lance una campaña hacia la presidencia y, a mitad del camino, me vea truncado por un Poder Judicial absolutamente sometido por este Parlamento golpista.
En Paraguay, las transas políticas han estado “siempre por encima de la justicia y hay un antecedente fresco, de fines de los 90, cuando tenía grandes posibilidades de ganar las elecciones el General (r) Lino Oviedo”. (Muchos indicios lo acusan de dirigir el asesinato del Vicepresidente Luis María Argaña y de la masacre de ocho jóvenes en la Plaza del Congreso, el 23 de marzo de 1999).
Ante la probabilidad de su victoria, recordó Lugo, gente muy cercana a él lo metió preso y ellos mismos lo sacaron de la cárcel cuando ya había perdido la mayor parte de su capital político.
Oviedo, multimillonario cuya fortuna tiene un origen inexplicable, pero que numerosas fuentes nacionales y extranjeras la vinculan con el narcotráfico, había fundado entonces el Partido Unace, que dirige con estilo y métodos cuarteleros mussolinianos, es un colorado disidente por resentimiento, dado que su partido nunca lo postuló a mandatario, cargo que de nuevo aspira conquistar, ventilando que cuenta con medio millón de seguidores, cifra que despierta mucha incredulidad entre la gente.
Lugo, que es la personalidad pública paraguaya de las últimas décadas con el derrotero personal más relevante, pasando desde Obispo a Presidente de la República sin pertenecer a ningún partido político, encabeza ahora el Frente Guasu, compuesto por una veintena de partidos progresistas y de izquierda, y organizaciones campesinas e indígenas y es el referente mayor de la nueva ciudadanía política que nació en el país hace dos meses, asumiendo el reto de rechazar al gobierno golpista pero también el de militar para recuperar el proceso de cambios con una lúcida crítica a los errores cometidos y a la ausencia de un proyecto social que reclama su elaboración.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Colombia: Acuerdo General para la terminación del conflicto y la construcción de una paz estable y duradera

Por considerarlo de suma importancia, la redacción de ANNCOL publica el siguiente acuerdo entre la guerrilla de las FARC-EP y los delegados del gobierno de presidente Juan Manuel Santos.

.

Los delegados del gobierno de la república de Colombia, gobierno nacional, y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia – Ejército del Pueblo (FARC-EP):

Como resultado del encuentro exploratorio que tuvo como sede en la Habana, Cuba, entre febrero 23 del 2012 y agosto del 2012, y que contó con la participación del gobierno de la república de Cuba y del gobierno de Noruega como garantes, y con el apoyo del gobierno de la República Bolivariana de Venezuela como facilitador de logística y acompañante.

Con la decisión mutua de poner fin al conflicto como condición esencial para la construcción de la paz estable y duradera, atendiendo el clamor por la paz y reconociendo que:

La construcción de la paz es un asunto de la sociedad en su conjunto que requiere de la participación de todos, sin distinción; que el respeto a los DDHH en todos los confines del territorio nacional es un fin del Estado que debe promoverse; el desarrollo económico con justicia social y en armonía con el medio ambiente es garantía de paz y progreso.

El desarrollo social con equidad y bienestar, incluyendo las grandes mayorías, permite crecer como país; una Colombia en paz jugará un papel activo y soberano en la paz y el desarrollo regional y mundial. Es importante ampliar la democracia como condición para lograr bases sólidas de la paz; con la disposición total del gobierno nacional y de las FARC-EP de llegar a un acuerdo y la invitación a toda la sociedad colombiana, así como a los organismos de integración regional y a la Comunidad Internacional, a acompañar este proceso;

Hemos acordado:

I

Iniciar conversaciones directas e ininterrumpidas sobre los puntos de la agenda aquí establecida con el fin de alcanzar un acuerdo final para la terminación del conflicto que contribuya a la construcción de la paz estable y duradera.

II

Establecer una mesa de conversaciones que se instalará públicamente, un mes después del anuncio público, en Oslo, Noruega, y cuya sede principal será la Habana, Cuba. La mesa podrá hacer reuniones en otros países.

III

Garantizar la efectividad del proceso y concluir el trabajo sobre los puntos de la agenda de manera expedita y en el menor tiempo posible, para cumplir con las expectativas de la sociedad sobre pronto acuerdo. En todo caso, la duración estará sujeto a evaluaciones periódicas de los avances.

IV

Desarrollar las conversaciones con el apoyo de los gobiernos de Cuba y Noruega como garantes y los gobiernos de Venezuela y Chile como acompañantes. De acuerdo con las necesidades del proceso, se pondrá de común acuerdo invitar a otros.

V

La siguiente agenda:

1.- Política de desarrollo agrario integral.

El desarrollo agrario integral es determinante para impulsar la integración de las regiones y el desarrollo social, económico y equitativo del país.

Acceso y uso de la tierra

a.- Tierras improductivas. Formalización de la propiedad. Frontera agrícola. Protección de zonas de reserva.

b.- Programa de desarrollo con enfoque territorial.

c.- Infraestructura y adecuación de tierras

d.- Desarrollo social: salud, educación, erradicación de la pobreza.

f.- Estímulo a la producción agropecuaria y a la economía solidaria y cooperativa. Asistencia técnica. Subsidios. Créditos. Generación de ingresos. Mercadeo. Formalización laboral.

g.- Sistema de seguridad alimentaria.

2.- Participación política.

a.- Derechos y garantías para el ejercicio de la oposición política en general y en particular para los nuevos movimientos que surjan luego de la firma del acuerdo final. Acceso a medios de comunicación.

b.- Mecanismos democráticos de participación ciudadana, incluidos los de participación directa en los diferentes niveles y diversos temas.

c.- Medidas efectivas para promover mayor participación en la política nacional, regional y local de todos los sectores, incluyendo la población más vulnerable, igualdad de condiciones y con garantías de seguridad.

3.- Fin del Conflicto

Proceso integral y simultaneo que implica:

a.- Cese al fuego y de hostilidades, bilateral y definitivo.

b.- Dejación de armas. Reincorporación de las FARC-EP a la vida civil –en lo económico, lo social y lo político–, de acuerdo a sus intereses.

c.- El Gobierno Nacional coordinará la revisión de la situación de las personas privadas, procesadas o condenadas por pertenecer o colaborar con las FARC-EP

d.- En forma paralela el Gobierno Nacional intensificará el combate para acabar las organizaciones criminales y sus redes de apoyo, incluyendo la lucha contra la corrupción y la impunidad, en particular contra cualquier organización responsable de homicidios y masacres o que atente contra defensores de DDHH, movimientos sociales o movimientos políticos.

f.- El gobierno nacional revisará y hará las reformas y los ajustes institucionales necesarios para hacer frente a los retos de la construcción de la paz.

g.- Garantías de seguridad.

h. En el marco de lo establecido en el punto quinto (Víctimas) de este acuerdo, se esclarecerá, entre otros, el fenómeno del paramilitarismo.

La firma del acuerdo final inicia este proceso, el cual debe desarrollarse en un tiempo prudencial acordado por las partes.

4.- Solución al problema de las Drogas ilícitas.

a.- Programa de sustitución de cultivos ilícitos. Planes integrales de participación de las comunidades en el diseño, ejecución, y evaluación de los programas de sustitución y recuperación ambiental de las áreas afectadas por los cultivos ilícitos.

b.- Programas de prevención del consumo y salud pública.

c.- Solución del fenómeno de producción del consumo y la salud pública.

5. Víctimas.

Resarcir a las víctimas está en el centro del acuerdo Gobierno Nacional-FARC-EP. En ese sentido se tratarán:

a.- DDHH de las vítimas.

b. Verdad.

6.- Implementación, verificación y refrendación.

La firma del acuerdo final da inicio a la implementación de todos los puntos acordados.

a.- Mecanismos de implementación y verificación.

- Sistema de implementación. Dandoles especial atención a las regiones.

- Comisión de seguimiento y verificación

- Mecanismos de resolución de diferencias. Estos mecanismos tendrá capacidad y poder de ejecución y estarán confirmadas por representantes de las partes y de la sociedad civil, según el caso.

b.- Acompañamiento internacional.

c.- Cronograma.

d. Presupuesto.

e. Herramienta de difusión y comunicación.

f. Mecanismos de refrendación de los acuerdos.

Las siguientes reglas de funcionamiento

1.- En las sesiones de la mesa participarán hasta 10 personas por delegación, de los cuales hasta 5 serán plenipotenciarios quienes llevarán la vocería respectiva. Cada delegación estará compuesta hasta por 30 representantes.

2.- Con el fin de contribuir al desarrollo del proceso, se podrán realizar consultas a expertos sobre los temas de la agenda, una vez surtido el trámite correspondiente.

3.- Para garantizar la transparencia del proceso, la mesa elaborará informes periódicos.

4.- Se establecerá un mecanismo para dar a conocer conjuntamente los avances de la mesa. Las discusiones de la mesa no se harán públicas.

5.- Se implementará una estrategia de difusión eficaz.

6.- Para garantizar la más amplia participación posible, se establecerá un mecanismo de recepción de propuestas sobre los puntos de la agenda de ciudadanos y organizaciones por medios físicos o electrónicos. De común acuerdo y en un tiempo determinado, la mesa podrá hacer consultas directas y recibir propuestas directas sobre dichos puntos o delegar en un tercero la organización de espacios de participación.

7.- El Gobierno Nacional garantizará los recursos necesarios para el funcionamiento de la mesa que serán administrados de manera eficaz y transparente.

8.- La mesa contará con la tecnología necesaria para adelantar el proceso.

9.- La conversaciones iniciarán con el punto Política de Desarrollo Agrario Integral y se seguirá con el orden que la mesa acuerde.

10.- Las conversaciones se darán bajo el principio que nada está acordado hasta que todo esté acordado.

Audio:
http://www.rcnradio.com/audios/estos-son-los-puntos-del-acuerdo-entre-el-gobierno-y-las-farc-18224

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Entrevista a Julio Gambina: Argentina viene generando un desarrollo vinculado a los agrotóxicos y la megaminería

Mario Hernandez (especial para ARGENPRESS.info)
.

Mario Hernandez (MH): Estábamos escuchando declaraciones de familiares y abogados después del fallo en el juicio por el barrio Ituzaingó anexo en Córdoba. Quería consultarte por este modelo primario exportador que me hace recordar el modelo de desarrollo impulsado por la generación de 1880.
Julio Gambina (JG): En otras condiciones. Aquel modelo estaba basado en las ventajas comparativas de la fertilidad de la tierra. Lo que hay ahora es un paquete tecnológico muy importante aplicado al desarrollo agrícola y en aquella época el vínculo era con la potencia hegemónica del momento, Inglaterra, y ahora es con China, un país que no es potencia hegemónica a nivel mundial sino el de mayor crecimiento en los últimos tiempos sobre la base de una fuerte presencia de capitales transnacionales. Creo que el tema a destacar como diferencia es que el modelo agroexportador de la generación de 1880 estaba basado en la ventaja natural que ofrecía Argentina, en cambio ahora a la ventaja natural de las tierras, tenemos una aplicación tecnológica espectacular de biotecnología.
Monsanto, una de las empresas líderes a nivel mundial, están estrenando semilla, lo que plantea que Argentina es uno de los países más avanzados para el desarrollo de esas tecnologías y de esas inversiones de altísima rentabilidad a escala mundial.
Pero no solo es agricultura, sino también minería, algo que no había en 1880. Argentina nunca ha sido una potencia minera, recién en los últimos años producto de los cambios en los 90, ha habido un fuerte vínculo con la minería que hoy es uno de los principales rubros de producción y exportación en Argentina. Los últimos registros muestran La Alumbrera en Catamarca a la cabeza de las exportaciones, incluso por encima del complejo sojero que lidera el grupo Cargill.
Las exportaciones de cobre y oro están empezando a ser muy importantes, con lo cual Argentina viene generando un desarrollo primario exportador vinculado a la fertilidad de la tierra, los agrotóxicos y la minería que tiene el formato de megaminería a cielo abierto.
Lo gravoso es el deterioro de los bienes comunes o como se decía históricamente de los recursos naturales, porque tanto sea por la sojización o por la megaminería, hay deterioro de los suelos. Con ésta última directamente hay destrucción de las condiciones ambientales. Las voladuras que supone la megaminería a cielo abierto destruyen la montaña. Es interesante ver imágenes de lo que queda después de la explotación minera. En el caso de Bajo La Alumbrera, que está terminando su ciclo de explotación, queda un cráter, parece un gran anfiteatro donde antes había una montaña y ese va a ser el panorama que va a recorrer toda la cordillera de los Andes.
En el caso de la agricultura, además del tema del suelo, está lo que se conoce como pueblos fumigados. Es el tema más destacado porque no se trata solo de una crítica a la producción agrícola.
El modelo de 1880 hizo que emergiera en el siglo siguiente, en 1914, la Federación Agraria en defensa de los pequeños arrendatarios que reclamaban la tierra, ahora los que protestan no son tanto los productores, mucho de los cuales se han volcado hacia la producción de soja, sino que el efecto lo sienten los pueblos aledaños que por imperio de las fumigaciones ven que se están dando algunas enfermedades en las zonas de mayor concentración sojera en Santa Fe, Córdoba y Buenos Aires. Allí se va generalizando un movimiento de tipo urbano en reclamo contra el modelo productivo que se generaliza con la extensión del cultivo de soja.
La sojización se desarrolló durante la administración kirchnerista
MH: Tengo entendido que en Santa Fe estaría por debatirse una ley al respecto.
JG: Así es. Hay muchos debates legales. Tengamos en cuenta que Santa Fe tiene el principal puerto de salida de la soja que es Rosario. No se trata solo de la siembra sino de una concentración muy grande de camiones lo que genera mayor contaminación medioambiental, destrucción de las rutas y todo esto favorecido por las condiciones de privatización de los años 90.
Quizás uno de los principales productores de aceite de soja en Argentina, Aceitera General Deheza de Córdoba, muestre el ciclo completo de la privatización y el desarrollo de la biotecnología sojera porque transporta su producción desde el interior de Córdoba al puerto de Rosario a través de ferrocarriles propios privatizados y los pone en una terminal portuaria también propia, porque los puertos también fueron privatizados. El esquema de sojización que vive Argentina desde 1996 en adelante, menos de 20 años, es un tema de origen del gobierno de Menem pero ya tiene más años de administración kirchnerista que menemista.
Aquello que en origen desarrollaron Menem, Cavallo y Felipe Solá, se proyecta con grandes cosechas favorecidas por los precios internacionales.
MH: Producto de la gran sequía que afecta actualmente a EE. UU.
JG: Primero fue la sequía argentina del año pasado. Argentina es el tercer productor mundial, Brasil el 2º y EE. UU. el 1º, con lo cual la sequía argentina también generó alza de los precios en la coyuntura y un horizonte de precios elevados en el mediano plazo, por eso hay muchas expectativas no solo con la soja sino también con el maíz, dos productos de exportación de la Argentina. El maíz se consume muy poco en nuestro país y casi nada la soja, por eso casi toda ésta y buena parte de aquél sirven para la exportación, para producir agroindustriales, por ejemplo el aceite, que también es un insumo estratégico para la producción de biocombustibles, lo que ha motivado hace 15 días que el Ministerio de Economía autorizara, curiosamente, la importación de soja.
MH: Me llamó la atención que escribieras en una nota reciente, “Producción agraria, entre los alimentos y la energía”, que siendo Argentina el principal productor mundial de biodiesel, importa soja.
JG: El tema es que hay capacidad ociosa. Hay mayor capacidad industrial instalada que la que puede abastecerse con la provisión de soja nacional. La sojización no solo va creciendo por la exportación y producción del poroto sino por el desarrollo industrial, en este caso del biodiesel y la medida fue compensada con el aumento de las retenciones que ha generado una réplica muy fuerte del sector que plantea que le están quitando algunas ventajas ya que las retenciones eran mucho menores con respecto a la soja. Si éstas están en el orden del 35%, el biodiesel estaba en el 14% y ahora se llevó al 24%, con lo cual sigue siendo promocionado respecto de la exportación del poroto de soja.
A partir de este desarrollo, aparece un incremento del lado de las cuentas públicas ante una situación de deterioro fiscal. El incremento de los precios internacionales de los productos de exportación genera ingresos fiscales muy importantes. Si el año pasado ingresaron por retenciones unos U$S 8.500 millones, el cálculo para este año y el próximo es de U$S 11.000 millones, una cifra más que importante pensando que no son recursos co-participables, solo una parte sirve como fondo sojero que se distribuye en forma directa desde la Nación a los municipios y se aplica a obras de infraestructura en las provincias, lo que hace muy favorable la reiteración y profundización de los consensos de los intendentes sean del partido político que sean. En los últimos años, producto de la importante masa de recursos que se distribuyeron vía fondo sojero, termina habiendo crecimiento de infraestructura en los pueblos que se materializa en escuelas, hospitales, etc., que es uno de los elementos más visibles en los consensos locales hacia las autoridades municipales.
Los precios internacionales y la extensión de la cosecha vienen a paliar una crisis fiscal que está siendo cada vez más gravosa para las provincias y estas condiciones de la economía mundial hacen que para la Nación puedan postergarse ajustes que están planteando algunos sectores que deben hacerse en el gasto público.
Los cambios fundacionales de los 90 se mantienen en la actualidad
MH: Hablaste de los años 90 haciendo referencia a la política del menemismo. En relación a la crisis fiscal que se extiende como una mancha de aceite a lo largo del país afectando a sus principales provincias como Buenos Aires, Santa Fe y Córdoba, vos señalás que detrás de esa crisis fiscal se encuentran los fenómenos estructurales, institucionales de los 90. ¿Podrías desarrollar la idea?
JG: Argentina cambió profundamente en los 90 y esos cambios fundacionales se mantienen, es decir, no han sido modificados, aun con la expropiación parcial de YPF y la estatización de las AFJP.
Todas las re-estatizaciones que se hicieron tienen que ver más con problemas de las empresas privadas que con decisiones de avanzar en un proyecto que modifique los cambios institucionales de los 90. Voy a creer que eso sucede, por ejemplo, cuando se estaticen las telefónicas, lo que ni en broma están pensando porque están acumulando grandes ganancias. Cuando se modifique el régimen financiero que sigue favoreciendo la transnacionalización del sistema bancario y los bancos son grandes beneficiarios de este modelo económico. Voy a creer en los cambios cuando se modifiquen las leyes que habilitaron la megaminería a cielo abierto en los 90. Cuando se cambien las condiciones del modelo sojero exportador. En el plano industrial, cuando se cambien los planes de “Argentina ensambladora”, una armaduría a favor de las grandes empresas multinacionales en la industria automotriz, donde las terminales extranjeras arman en nuestro país con autopartes que vienen del exterior.
Hay un cambio estructural muy fuerte en los 90 que es la base del crecimiento económico de estos años. Si mirás los sectores más dinámicos del crecimiento económico tienen que ver con la sojización, atrás agregale el maíz, etc., pero centralmente la soja como abanderada de los cambios en el agro. Eso tiene que ver con los cambios en tiempos de Menem, pero los beneficios en términos de rentabilidad se cosechan en la actualidad.
La Argentina megaminera también es producto de los cambios en los 90, los códigos de la legislación minera se formularon entre 1993/6 cuando se cerró el acuerdo chileno-argentino, esos cambios atrajeron inversiones que no fructificaron en tiempos menemistas sino a posteriori.
La industria automotriz luego de la devaluación que hizo el duhaldismo, a pesar que Néstor Kirchner muchas veces decía que él no era el gobierno del default ni de la devaluación, que son los dos pecados originales que permitieron el gran crecimiento económico entre 2002 y la actualidad. Sin cesación de pagos no hubiera habido tranquilidad fiscal en los años transcurridos y sin devaluación no hubiera habido competitividad de la producción local, por lo menos hasta el 2007/8 que se desata la crisis de la economía mundial.
Los beneficios de estos últimos 10 años tienen mucho que ver con esos cambios estructurales y no hay, pese a esas medidas que te mencioné, cambios significativos.
El régimen institucional que define la economía argentina tiene que ver con los cambios generales en los 90. Fue la adecuación de nuestro país a las demandas de la economía mundial y no en vano hoy Argentina es fuertemente funcional a la exportación de soja, de cobre, de oro, de tierra y agua que se van con la producción minera y sojera. Hasta me animaría a decir que el gran crecimiento de la construcción, que no es de la vivienda única de familia o de vivienda popular sino en general para la especulación, tiene que ver con las rentas acumuladas en los últimos 10/15 años por los sectores de mayor capacidad de consumo y el boom sojero-minero que permite el crecimiento de la construcción en las grandes ciudades.
Es un boom inmobiliario distinto al de EE. UU. o España que entró en crisis en los últimos años porque estuvo asociado a créditos hipotecarios, mientras en Argentina no hay un crédito hipotecario importante sino rentas líquidas de sectores que tienen capacidad para la inversión especulativa en el sector inmobiliario, aunque esas construcciones estén vacías. Es impresionante la cantidad de viviendas desocupadas en Buenos Aires, Rosario, Córdoba, Tucumán, Mendoza, en las principales ciudades argentinas, asociada a un déficit de vivienda gigantesco que intenta resolverse ahora con el plan Procrear, planteando como buena noticia apenas 100.000 créditos en un proceso prolongado para un déficit habitacional que hay que multiplicar varias veces por esa cifra.
Boden 2012: la riqueza social se entregó en dólares a acreedores externos
MH: Fuiste crítico del final del corralito.
JG: Sí. El corralito y el corralón desarrollados a fines de 2001 y comienzos de 2002 ya en la solución de ese último año tuvieron beneficiarios muy claros, principalmente en los grandes deudores del sistema financiero y los bancos. A esos grandes inversores y no a los pequeños ahorristas se les otorgaron los bonos, que significaron deuda pública que pagó el conjunto de la sociedad.
El pecado es original. La solución del corralito y del corralón se hizo para beneficiar a los grandes y reanimar la actividad económica. Piensen que la reducción de las actividades bancarias de fines del 2001 afectó el normal funcionamiento de la circulación de dinero, un tema clave para que el capitalismo funcione. Lo que se hizo con ese endeudamiento público fue transferir el costo de la salida de la crisis al conjunto de la sociedad, por eso en mayo del 2002 se disparó el récord de desempleo con el 21,5% y la pobreza alcanzó al 57% de la población. Nunca Argentina había tenido esos niveles de desocupación y pobreza. Eso fue producto de 10 años de convertibilidad pero, sobre todo, por su salida que fue una devaluación que transfirió recursos de los sectores de ingresos fijos, principalmente trabajadores, a los inversores, a los empresarios que son los que muestran los beneficios de grandes rentas económicas.
Muchos pequeños ahorristas que recibieron esos títulos los malvendieron por lo bajo de su valor en 2002/3/4 en función de sus necesidades de hacerse de dinero y llegado el vencimiento del Boden 12 nos encontramos que de los últimos U$S 2.300 millones que se pagaron, U$S 1.700 millones fueron a tenedores extranjeros de esos títulos, es decir, que el cierre del corralito fue una fiesta para tenedores de títulos que en el mundo tienen temor que España no les pague, que Grecia o Italia no les paguen, hay temor en Europa. Se baja la nota de los propios títulos de Alemania y hace un año de EE. UU. Es un momento donde el mundo tiene temor por el pago de las deudas soberanas pero Argentina las paga y más del 70% a acreedores externos. Hay que pensar que una parte pequeña de los cobradores fueron pequeños ahorristas que aguantaron los títulos hasta el vencimiento. Hace 10 años Duhalde afirmó que ‘el que invirtió en dólares cobrará en dólares’, lo cual no fue así, salvo para los acreedores externos titulares del Boden 12 y agreguemos, hoy, más allá de la evaluación de su significado, hay restricciones a la compra de dólares y, sin embargo, la riqueza social argentina se entregó en dólares a acreedores externos.
La pregunta sería si es tan importante esta política de cumplimiento estricto del pago de la deuda, si eso es el desendeudamiento o sino habría que seguir discutiendo su fuerte carácter condicionante y pensar en otro tratamiento. Nunca es tarde para investigar los problemas de origen que tiene la deuda y contribuir a una demanda de los pueblos en el mundo contra el endeudamiento público que históricamente beneficia a los grandes bancos e inversores, en definitiva al gran capital transnacional.
En Europa los más jóvenes generan las mayores resistencias
MH: ¿Hay algún dato nuevo con respecto a la crisis mundial, particularmente en Europa?
JG: No. El dato nuevo es que a medida que se prolongan los tiempos, los problemas, crece el chantaje de los gobiernos y los grandes capitales por el ajuste. Semana tras semana hay anuncios de ajuste en el gasto público. Hay movilizaciones populares, pero la tendencia general es a ajustar el empleo público, a disminuir los salarios, a extender la edad de trabajo y postergar la jubilación, disminuir los ingresos previsionales de los jubilados de todos los países europeos y, por lo tanto, las autoridades del FMI y el Banco Central Europeo (BCE) presionan para que los gobiernos administren la crisis, el ajuste y vayan deteriorando la capacidad de respuesta de los pueblos.
Una estructura sindical, anclada en la tradición de otra época, no ha encontrado los caminos de respuesta, por eso se han generalizado los movimientos de indignados y son los jóvenes en Europa, que ni siquiera tienen acceso al primer puesto de trabajo, los que generan las mayores resistencias y están mostrando una nueva situación en el movimiento social europeo y popular mundial donde son diversos los sectores que protestan contra el ajuste y los mecanismos de explotación que se están generando.
MH: Cuando hablabas del Boden 12 me dejaste pensando en el nivel de reservas del Banco Central.
JG: Salieron U$S 1.700 millones porque se debían pagar en el exterior y las reservas bajaron a U$S 45.000 millones, lo cual sigue siendo muy discutible porque no se cuenta una cantidad de deuda que el propio Banco Central mantiene. Cada vez que compra dólares emite pesos e inmediatamente después saca letras (Letes) que significa endeudamiento oneroso del Banco Central para retirar pesos, lo que disminuye contablemente las reservas internacionales.
Lo mismo ocurre cuando retiran depósitos en dólares los particulares porque una porción están computados en las reservas. Entonces, el nivel actual es bastante discutible. El año pasado hubo un superávit comercial de U$S 10.000 millones y pese a eso no crecieron las reservas sino, por el contrario, vienen bajando. Habían superado los U$S 50.000 millones y progresivamente bajaron a U$S 45.000 millones y lo seguirán haciendo porque en diciembre vencen U$S 3.300 millones de un bono vinculado al crecimiento del PBI que se emitió para resolver el canje de deuda en 2005.
MH: ¿Cómo ves la asociación entre PDVSA de Venezuela e YPF?
JG: PDVSA es una de las pocas petroleras en la región que tiene un modelo de crecimiento y desarrollo no tradicional respecto de las transnacionales petroleras como puede ser Petrobras. Al mismo tiempo YPF desarrolla, al igual que Venezuela por problemas de dependencia tecnológica, acuerdos con transnacionales estadounidenses. Es el caso de Chevron que se está negociando ahora, que tienen la tecnología para el shale oil o el shale gas. Me pregunto si más allá de aprovechar esos desarrollos tecnológicos en la coyuntura, el acercamiento con Venezuela y su incorporación al Mercosur, podrá potenciar desarrollos autónomos y empujar para que la nueva integración que se desarrolla en América Latina avance para tratar de eliminar temas de dependencia tecnológica que vinculan a la producción de recursos naturales de la región al desarrollo tecnológico de EE. UU. y Europa.
El gran ausente es la construcción de un sujeto político
MH: Por mi parte creo que hemos puesto al día la situación económica nacional e internacional, no sé si a vos te quedó algún tema pendiente.
JG: El tema que siempre falta discutir es la falta de alternativa política.
MH: Tengo entendido que de eso vas a estar hablando mañana en la Facultad de Ciencias Económicas.
JG: En este momento comenzaron las V Jornadas de Economía Crítica hasta el sábado. Mañana comparto un panel con Claudio Katz y Demián Panigo a las 19:30 en el Aula Magna. Es parte del debate que se va a desarrollar y creo que estas Jornadas son muy interesantes para discutir.
Ideas económicas, crítica de lo que pasa en el sentido alternativo hoy, lo que está faltando, el gran ausente es la construcción de un sujeto político-social que pueda encarnar un proyecto de transformaciones profundas. Lo digo para Argentina y vale para el conjunto de América Latina y el mundo.
MH: Nos estaremos viendo mañana y el sábado estaré exponiendo sobre el movimiento de fábricas autogestionadas y también pienso que será muy importante el cierre con la presencia de Atilio Borón y Ricardo Napurí, el sábado a partir de las 18:00.
JG: Yo diría que lo más importante es la cantidad de jóvenes profesionales e intelectuales inscriptos y que han presentado más de 300 ponencias.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...