miércoles, 12 de septiembre de 2012

Siria. Rastros e incógnitas de la actual crisis (Parte I)

Juan Francisco Coloane (especial para ARGENPRESS.info)

Los factores históricos acumulados que pueden explicar la actual crisis en Siria son variados donde tiende a primar la visión europea occidental centrada en que la Siria actual como nación, es un invento colonial. Es así que al germen de la revuelta, más allá de la prolongación de un gobierno de sucesión -del padre Hafez al-Assad, al hijo, Bashar al-Assad desde 1971-, se agregan temas históricos de un país formado por varias religiones aunque mayoritariamente hablando una lengua común: El árabe.

La importancia del idioma árabe como factor de identidad es crucial para comprender por qué Siria como nación es más cohesionada de lo que la visión colonial convencional concede. El idioma árabe conforma una cultura y su genio como señala Edward Said, reside en “ser multicultural, multiétnica y multireligiosa”. Si bien se expande con el Islam, se convierte en una formación socio-cultural por su riqueza como idioma. Este factor ha convertido a Siria en un pilar de la conservación del árabe en una zona muy expuesta a la des-arabización como es la franja mediterránea.

David Fraser, un periodista Inglés reporteando en 1909 sobre Persia y Turquía para The Times of London, entrega un testimonio ineludible para el análisis histórico respecto a la importancia de Siria en la arabización. También entrega un argumento importante de por qué Siria es pilar de un nacionalismo árabe que se revitaliza bajo la represión Otomana y que a pesar de sus múltiples facetas posee un común denominador: contener la ofensiva occidental para lograr su descomposición.

Una de las herramientas utilizadas y convertida en un arma de doble filo para Occidente, ha sido agitar banderas religiosas y sus divisiones para desintegrar naciones que de alguna forma se mantienen unidas por la lengua. D. Fraser atestigua de la lucha incansable de los sirios mientras Siria era gobernada en forma represiva por el Imperio Otomano por mantener la lengua árabe. (Pp.420,425.Fraser, David. Persia and Turkey in Revolt. Blackwood and Sons. London. 1910. Copia Original del Libro. Disponible en Google Books)

Los turcos hicieron todo lo posible por aplastar la lengua árabe transformándose ésta en el arma esencial para ir construyendo una identidad Siria muy particular en una territorialidad donde se encontraban diferentes religiones y etnias, cohesionándose a través de la cultura árabe.

El caso de Siria, por lo reducido del espacio, la alta fragmentación de clanes y tribus, la variedad de etnias, es único en la región. Cuando Francia la coloniza brevemente, encuentra un país con un grado importante de unidad después de la lucha contra el Imperio Turco, en gran parte gracias al árabe. Si existe una nación que podría aspirar a depositaria de la cultura árabe por antonomasia esa es Siria, debido a su trayectoria en protección de la lengua. Por esta fundamental razón, esta crisis Siria es quizás mucho más grave que la surgida por la invasión a Irak, en donde los factores geopolíticos y del petróleo avasallaron el tema de la cultura.

La situación de Siria como una república encaminada en una senda de democratización está documentada en las resoluciones de la ONU mientras se organizaba la misión de paz para detener la escalada del conflicto. Fue reconocido ese proceso por la propia secretaria de estado Hilary Clinton en marzo de 2011, antes de que en algunos cuarteles generales se decidiera financiar una rebelión ampliada.

Hasta ese instante de brusco movimiento en “la caja de cambios”, en cuanto a libertades públicas, la situación en Siria antes de la insurrección actual, era incomparable con el panorama de carencia de libertades que existe en las monarquías del Golfo Pérsico. También respecto a Egipto antes de las manifestaciones. Turquía tampoco es un modelo de respeto a la diversidad, sin mencionar las violaciones a los derechos del pueblo palestino en las zonas anexadas por Israel. Al analizar la situación en Siria acentuando la conducta del Gobierno de Assad frente a la insurrección, es indispensable entregar una visión más completa de la realidad en la región y lo que sucedía en la propia Siria antes del estallido de violencia.

La situación insurreccional en Siria es apoyada de facto por tres miembros del Consejo de Seguridad con derecho a veto y posición permanente en este Consejo: EEUU, Francia y Reino Unido. Esta información no se divulga y menos se destaca en los medios acoplados a la estrategia de derrocar al gobierno Sirio. Estos medios privilegian la desinformación respecto a las libertades públicas a las que tenían acceso los sirios antes que estallaran las primeras manifestaciones a comienzos de 2011.

Este rasgo fundamental en una crisis creada en gran medida por la propia ONU, no ha sido suficientemente reporteado y analizado. Es también un dato clave que se suma a las incógnitas, no tanto de lo que sucederá con Siria una vez que se supere la violencia, sino por qué se ha llegado a todo esto. El facilismo se confunde con la intención clara de hacerle caer toda la responsabilidad al Gobierno Sirio.

El reporteo de algunos medios ha contribuido significativamente a esta visión unilateral, en donde se ha quedado entrampado el multilateralismo. Los casos más protagónicos corresponden a The New York Times, The Guardian, The Daily Telegraph, El País, Le Monde, que han sistemáticamente omitido o subestimado la responsabilidad de la OTAN en alimentar la rebelión. Por cierto, son los medios de los países que más han forzado la vía militar para derrocar el gobierno de Assad.

Una revista caracterizada por abogar equilibrio y ponderación en la política como The New Yorker, tampoco ha escapado a esta ola de nueva irracionalidad propia de la guerra fría. El medio que quizás entrega semanalmente más información culta e inteligente se ha inclinado por este bando que propicia el derrocamiento militar. Desaparecieron las crónicas de Seymour Hersh denunciando los planes neoconservadores para invadir Siria e Irán (The Redirection.The New Yorker. 5/3/2007.

Abunda en cambio la información sesgada para condenar al Gobierno Sirio de Jon Lee Anderson, un reportero que navega entre su amistad con Gabriel García Márquez, su cercanía con Fidel Castro y una decidida vocación por omitir datos esenciales que comprometen a tres miembros del Consejo de Seguridad –Estados Unidos, Francia y el Reino Unido- como responsables de la situación en Siria.

De que la Organización de Naciones Unidas ha fallado en anticipar y prevenir la situación, es la constatación de un “doble casus belli” creado por un Consejo de Seguridad (de la ONU), partido en dos facciones. Ambas consideran justa la guerra de los bandos que apoyan. China y Rusia al Gobierno Sirio. Estados Unidos, Francia y Reino Unido apoyando a los rebeldes.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Allende y la vía chilena al socialismo

Homar Garcés (especial para ARGENPRESS.info)

Treinta y nueve años luego de acaecido el sangriento golpe de Estado perpetrado en Chile por las fuerzas armadas capitaneadas por el General Augusto Pinochet, aún se discute si el gobierno del Presidente Salvador Allende habría derivado o no hacia un gobierno eminentemente popular y radical que facilitara la construcción del socialismo revolucionario en dicho país.

En tal sentido, mucho se ha afirmado -a veces sin una base argumental sólida- que todo ello fue causado por las pugnas y los fraccionalismos de los diversos factores políticos de izquierda que conformaran la Unidad Popular mediante la cual ganara Allende la presidencia de la república, aparte de las intrigas y el intervencionismo del imperialismo yanqui, como se comprobara después. Sin embrago, frente a esta opinión generalizada, se levanta otra que establece que una gran cuota de responsabilidad recae en el martirizado Allende y su gobierno al intentar una vía al socialismo utilizando las herramientas de la democracia representativa, buscando apoyarse en una alianza con sectores de la burguesía chilena, obviando lo que la historia siempre ha puesto al descubierto: la imposibilidad de contar con la burguesía para hacer una revolución socialista que termine afectando sus privilegios e intereses capitalistas, en una hibridación ilusoria que nada más ha favorecido a los sectores burgueses desde que éstos empezaran a dominar la escena política al producirse la Revolución Francesa en 1789 y, mucho antes, cuando Oliver Cromwell hiciera lo propio en Inglaterra.

Desde entonces -y a la luz de lo que tiene lugar actualmente en naciones como Ecuador, Bolivia o Venezuela- se ha planteado y creído que la vía chilena al socialismo sería algo posible y permanente si se conquistan los mismos mecanismos legalizados utilizados por los sectores dominantes, esperando que algún día se concreten las condiciones subjetivas y objetivas que hagan del proletariado -en términos clásicos- el sujeto histórico de la revolución socialista. Esto ha supuesto diferentes modos de entender la realidad nacional en cada país, con el error común de quererlos aplicar como ley universal, sin atender a las peculiaridades de cada uno. Así, se recurre a formulaciones automáticas de aportes teóricos que pudieron servir coyunturalmente de guía de acción revolucionaria en algún tiempo y latitud, pero que hoy requieren redefinirse sin que se interprete como una negación -también automática- de su posible vigencia.

Por ello, la experiencia impulsada por Salvador Allende no puede simplificarse así nomás y terminar en el terreno común de señalar que la misma sólo hubiera sido consolidada mediante las armas, negando con esto las perspectivas que crearía un mejor nivel de organización, de movilización y de formación revolucionaria de los sectores populares, liderados por una vanguardia revolucionaria debidamente formada y consciente de la necesidad histórica de demoler radicalmente las estructuras políticas, sociales, culturales y económicas que han legitimado la explotación, las injusticias y la hegemonía capitalistas. Basta ver cómo la correlación de fuerzas favorece en la actualidad a los sectores populares de nuestra América, conformando un abanico de opciones que, aun siendo diferentes en su concepción e intereses, coinciden en la necesidad urgente de trascender al capitalismo y de remover desde sus cimientos las relaciones perniciosas que éste ha generado para reproducirse en contra de los valores esenciales de la humanidad; todo lo cual podría concretarse de tomarse en cuenta los pormenores de la experiencia transformadora de Allende en Chile, de manera que esto sirva para cuidarse de los errores entonces cometidos.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Perú: “Negacionismo” y tiranía militar

Luis Arce Borja (especial para ARGENPRESS.info)

Ninguna equivocación cuando dije en el 2011 que con Ollanta Humala seguiría la misma abominable política de Alberto Fujimori y de Alan García Pérez. Con su gobierno el Perú ha comenzado a retroceder a las peores etapas de tiranías militares de los años 30 y 50 cuando pensar y opinar era un delito sancionado con la prisión o la muerte. El actual presidente no solamente asesina a trabajadores y pobladores. Ahora quiere prohibir que los peruanos opinen sobre la historia social del país. Amenaza con reprimir con 8 años de cárcel al que diga, en forma escrita o verbal, que en Perú se desarrolló una lucha armada. Y peor será para aquel que se atreva a mencionar a Carlos Marx, Lenin y Mao Tse-Tung. Si alguien dice marxismo-leninismo-maoísmo va directo a prisión. El los primeros 11 de gobierno de Humala, 17 pobladores fueron y asesinados, ahora se pasa a la etapa de quemar libros y reescribir la historia reciente del país. El Perú ingresa a la época de la inquisición española.

El 28 de agosto Ollanta Humala presentó al parlamento una propuesta de ley llamada “negacionismo de los delitos de terrorismo”. Esta ley señala que “será reprimido con pena privativa de la libertad no menor de cuatro ni mayor de ocho años”, la persona que apruebe, justifique niegue o minimice los “delitos cometidos por integrantes de organizaciones terroristas”. (Léase Sendero Luminoso y MRTA). Alan García Pérez aplaudió la iniciativa de Ollanta Humala: “Todo el que defienda la violencia o justifique lo hecho por Sendero”, que vaya a la cárcel”, dijo el ex presidente varias veces acusado de robos, mafias y crímenes de guerra. Carlos Tubino, congresista de Fuerza 2011 (el partido de Alberto Fujimori), apoyó la ley negacionista, y dijo que había que castigar a aquellos que intentan “cambiar la historia” a favor de la subversión.
¿Qué hay detrás del negacionismo?
Los medios de comunicación y versiones oficiales ha dicho que esta medida tiene el objetivo de sancionar al grupo Movimiento por Amnistía y Derechos Fundamentales (Movadef). Pero ello es contradictorio si se toma en cuenta la trayectoria y actividad política de este grupo. El Movadef no es ningún peligro para el Estado ni para el sistema. Al contrario es una organización que se ajusta bien al aparato político de los grupos de poder. En las elecciones presidenciales del 2011 hicieron campaña para sostener la candiducha electoral de Ollanta Humala. Lo presentaron como la solución “nacionalista y de izquierda” a los problemas del Perú. El arrepentimiento de los seguidores de Abimael Guzmán, ha ido más lejos que renunciar a la lucha armada. Reclaman su fidelidad al maoísmo, pero lo dicen desde la orilla de los enemigos del pueblo. Un movimiento surgido de los escombros de la capitulación de sus dirigentes no tiene ninguna perspectiva ni siquiera como partido político reformista y electorero. Al contrario este grupo hace parte ahora de las organizaciones que defienden el Estado y el sistema político corrompido del país.
Este grupo recoge en su organización los retazos de lo que quedó de Sendero Luminoso (SL) después que sus altos dirigentes, incluido Abimael Guzmán, capitularon y traicionaron la lucha armada en 1993. El Movadef en uso corriente de la jerga política es una organización electorera inserta en el corrompido sistema electoral peruano. Se mueve exclusivamente en el terreno electoral y se presenta sumiso a las leyes del Estado. Dicen que su “guía ideológica “es el “marxismo-leninismo, maoísmo, pensamiento Gonzalo” y muestran la misma fidelidad a este “pensamiento” cuando traicionaron la revolución precisamente en nombre de este “pensamiento”. Los dirigentes de este grupo han manifestado su arrepentimiento de la guerra popular, señalando que “esa guerra nunca debió ocurrir”. Han dicho también que Abimael Guzmán (presidente Gonzalo), espera una oportunidad para hacerse una autocrítica pública. “Hoy no corresponde lucha armada sino lucha política”, dice el Movadef.
La consigna política principal de este grupo es buscar una solución política que se concretaría en una “amnistía general para civiles, policías y militares”. Con este planteamiento este grupo se pone de espalda a miles peruanos que sacrificadamente perdieron la vida en la lucha armada (1980-2000). El perdón, que pide el Movadef, para militares criminales, policías y civiles involucrados en matanzas masivas de la población es una renovada traición histórica-política. Una cosa es luchar por la libertad de ex combatientes que tienen decenas de años en prisión y otra cosa es defender los crímenes del Estado y de las fuerzas represivas. En la amnistía y perdón que exige el Movadef, estarían comprendidos, el mafioso Alberto Fujimori, Vladimiro Montesinos, Agustín Mantilla y hasta el mismo Ollanta Humala, además de 200 altos oficiales de las fuerzas armadas acusados de secuestros, torturas y asesinatos de ciudadanos peruanos.
¿Qué es lo que ocurre entonces?.
El “negacionismo” que quiere imponer Ollanta Humala tiene un objetivo mas amplio y aun mas reaccionario que reprimir el electorerismo del Movadef. El “negacionismo antiterrorista” va contra cualquier principio de democracia burguesa. Atenta contra el libre pensamiento, la libertad de opinión, y pretende negar la historia de este país. Con esta ley se intenta borrar la memoria histórica los hechos ocurridos entre 1980 y el 2000, cuando el Partido Comunista del Perú (PCP) conocido como Sendero Luminoso tenia como objetivo, no la capitulación, sino mas bien la destrucción del Estado y la conquista del poder. Algo parecido hicieron los españoles en 1781 después de la derrota de la rebelión de Tupac Amaru. El nombre del revolucionario peruano fue prohibido en todo el virreinato. Quien se atrevía a mencionar a Tupac Amaru, era apresado o muerto en el acto.
El temor del gobierno no es el actual Sendero Luminoso devenido en manso carnero, pacifista y electorero. El miedo de Ollanta Humala y de los militares es la experiencia de lucha armada, que al margen de sus errores ideológicos y la capitulación, logró convertirse en un movimiento que movilizó a miles de campesinos y trabajadores en torno a un proyecto de captura del poder. Sendero Luminoso, cuando aun era revolucionario, mostró con acciones guerrilleras, que las masas pobres del Perú están listas para tomar las armas y luchar para liquidar el sistema de explotación. El proceso de lucha armada (1980-2000) dejo en evidencia la estafa que ocultan los procesos electorales, cuyos candidatos a alcaldes, parlamentarios y a la presidencia, solo son montajes para engañar al pueblo y prolongar el sistema político corrompido de este país.
El impacto de la guerrilla maoísta en la vida política desenmascaró para siempre las poses de revolucionarios que adoptaban diversas organizaciones de la izquierda oficial que desde el primer dinamitazo de la subversión en 1980 transformaron su actividad política en acciones de soplonería y de colaboración con los planes contrainsurgentes de las fuerzas armadas. La guerrilla de Sendero Luminoso hizo ver que los partidos de “izquierda” hablan mucho de lucha social, de reivindicaciones y hasta de socialismo, pero en lo concreto son cómplices y socios de los peores regimenes civiles y militares. Desde el parlamento, municipios, ONG, y otras instituciones, estuvieron de lado de los militares. La subversión mostró la podredumbre y la bancarrota moral de las fuerzas armadas del Perú y de las elites políticas. Ahora nadie duda que los militares, campeones de crímenes contra masas sin armas, son miseria humana, cobardes, desertores frente un pueblo armado y decidido a luchar por su liberación.
El “nagacionismo” peruano muestra nuevamente el grado de lumpenizacion de los grupos políticos que gobiernan este país. Esta ley es la exteriorización de la creciente militarización del país. Si con el gobierno de Alberto Fujimori la presencia de los militares fue escandalosa, ahora con el actual régimen las fuerzas armadas, vuelven a situarse en la cima del poder del Estado. Con la ley “nagacionista” se pretende escribir la historia peruana como si se tratara de un manual militar. En este manual la lucha armada (1980-2000) se convierte en una vulgar acción terrorista sin ninguna dirección política ni perspectiva de poder. En este libreto contrainsurgente, las fuerzas armadas son presentadas como heroicas y protectoras de la nación, la patria, la democracia y la paz. Por ello, centenas de militares acusados de crímenes de guerra no son juzgados y son protegidos por el Estado. El mismo “capitán Carlos” (Ollanta Humala), acusado de secuestros, torturas y asesinatos durante el fujimorismo se da el lujo de estar sentado en el sillón presidencial. Es por ello también que los militares de la operación Chavín de Huantar, que asesinaron a sangre fría a 14 miembros del Movimiento Revolucionario Tupac Amaru (MRTA) han sido premiados y declarados héroes y hasta ahora son defendidos y protegidos por el gobierno.
¿Por qué el temor de la historia?
El gobierno y las fuerzas armadas son concientes de que una experiencia guerrillera como la que vivió el Perú es un fenómeno histórico que se impregna en la personalidad y en la moral del pueblo. Deja huellas imperecederas y fortalece las perspectivas de nuevas luchas contra la opresión y el imperialismo. Si bien es cierto, que la lucha armada, a causa de las desviaciones y capitulación de sus dirigentes, no cumplió su objetivo por el que combatieron las masas, ello no disminuye su dimensión histórica como ejemplo para futuras luchas revolucionarias. La crisis del capitalismo a nivel mundial, la militarización de los países latinoamericanos, el aumento de la pobreza y marginación en los países pobres, y la bancarrota de los grupos de poder en Perú crea un marco social y político favorable para la potencialización futuras de grandes luchas populares de liberación. En el caso peruano, una nueva contienda por el poder, pasa entre otras cosas, por sacudirse del viejo Sendero Luminoso y sus deformaciones ideológicas-políticas. No habrá avance de calidad mientras no se eche a la basura esa desviación metafísica y antimarxista que se llama “pensamiento Gonzalo”. Rechazar el culto a la personalidad” y construir un partido revolucionario sin propietario individual ni sujeción incondicional al jefe.
Oponerse a la falsificación de los hechos pasados, y rescatar la memoria histórica del pueblo, es una forma de luchar contra la opresión y el imperialismo. Rescatar la historia social y confrontarla a la historiografía de los cuarteles, se inscribe también en la lucha de clases y en los combates por el socialismo. La lucha armada en Perú, no fue una acción terrorista. Fue un proceso revolucionario ligado la lucha de clases y las reivindicaciones históricas del pueblo. Fue una contienda política y militar por el poder del Estado. Esto es una verdad incontestable, que ni el “capitán Carlos”, ni las fuerzas armadas podrán borrar de la memoria de los peruanos.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

CFK abre el paraguas

Alejandro Teitelbaum (especial para ARGENPRESS.info)

.

En el diario Página 12 de Buenos Aires del 9 de setiembre el periodista Horacio Verbitsky escribe:
« Desde mañana tres expertos estadounidenses en Seguridad Nacional, Guerra No Convencional y Operaciones de Información capacitarán al personal del Ministerio de Defensa como parte de un programa para países en que el entrenamiento militar provoca mucha susceptibilidad. Los instructores postulan el uso de las Fuerzas Armadas en el control de disturbios, las operaciones antidrogas y antiterroristas. Un nuevo avance sobre la separación entre Seguridad Interior y Defensa Nacional. Desde mañana y hasta el viernes, tres especialistas estadounidenses en Seguridad Nacional, Guerra no Convencional y Operaciones de Información dictarán un curso para el personal del Ministerio de Defensa sobre “Lineamientos Estratégicos”. El curso forma parte del Programa Expandido de Educación y Entrenamiento Militar (Expanded International Military Education and Training, E-IMET) de la Defense Security Cooperation Agency, dirigido a países en los cuales “el programa de entrenamiento militar provoque mucha susceptibilidad” (http://www.dsca.mil/programs/eimet/eimet_default.htm). La Argentina es uno de ellos porque las leyes de Defensa Nacional, de Seguridad Interior y de Inteligencia Nacional, promulgadas durante las respectivas presidencias de Raúl Alfonsín, Carlos Menem y Fernando de la Rúa con amplio acuerdo multipartidario, separan en forma taxativa ambas áreas y vedan la presencia militar en cuestiones de seguridad interior. Las avanzadas estadounidenses intentan traspasar esa frontera, como ya ocurre en México, Centroamérica y Colombia. Los tres instructores integran el Centro de Relaciones Civiles-Militares de la Escuela Naval de Posgrado, con sede en Monterrey, California. Ese organismo fue creado en 1994 para reorientar a las Fuerzas Armadas de las nuevas democracias hacia las misiones que Estados Unidos les asigna en la posguerra fría ».
El artículo de Verbitsky termina informando que « Colaboradores del ministro (de Defensa) Puricelli sugieren que los visitantes también podrían asesorar para la redacción de una nueva Directiva Estratégica Militar que incorpore estos conceptos ».
El Gobierno « nacional y popular » reasume la doctrina de la seguridad nacional de las dictaduras militares bajo la guía de los asesores yanquis expertos en la materia.
CFK abre el paraguas ante la perspectiva de un incremento de las protestas sociales, a las que se calificará de « terroristas » y se encuadrará en la ley antiterrorista vigente, sancionada hace poco tiempo por el actual Gobierno.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Relación entre Techint y Gobierno Nacional (Parte I)

ANRED

Duras declaraciones del CEO de Techint generaron fuego cruzado por parte del gobierno Nacional. Una pelea más se suma a la larga lista de tensiones que carga la relación entre el holding y la gestión kirchnerista. Sin embargo, ambas partes han sabido ser socios importantes. Las cartas intercambiadas recientemente parecen bajar las tensiones, pero el futuro cercano es incierto.

El miércoles de la semana pasada fueron publicadas declaraciones de Paolo Rocca que generaron una avalancha de duras respuestas por parte del gobierno Nacional. El CEO del Grupo Techint, fue categórico al decir que “a partir de 2008 el Gobierno perdió el rumbo. No se sabe para dónde va”. Además, señaló que “la Argentina tiene un gran potencial, pero está muy mal gestionada. A partir de 2008, la competitividad comenzó a caer”.


Las declaraciones realizadas frente a miembros de la Academia Nacional de Ingeniería y publicadas en el diario Clarín generaron una ola de respuestas por parte del ejecutivo. Primero fue el Ministro de Planificación, Julio De Vido, luego la presidenta Cristina Fernández y, por último, el Viceministro de Economía, Axel Kicillof; cuyas palabras –“tendríamos que fundir Techint”-, a su vez, repercutieron negativamente en gran parte del sector industrial.

En los últimos días, la paz parece haber vuelto a la relación entre el holding y el gobierno. Las gestiones de intermediarios y un intercambio de cartas entre Paolo Rocca y Cristina Fernández habrían calmado las aguas. Las misivas dadas a conocer a la prensa por la presidenta dan a entender que los dichos del CEO del Grupo Techint fueron malinterpretados por el matutino dirigido por Héctor Magnetto, ya que el holding sigue confiando en el rumbo que adopta el país, al punto de estar realizando inversiones millonarias. Lo curioso es que el monopolio siderúrgico y el multimedio son socios en la Asociación Empresaria de la Argentina. Desde el holding se ocuparon de aclarar que durante el 2012 estarían invirtiendo 550 millones de dólares en el país, siendo uno de los principales proyectos la ampliación de la capacidad productiva de colada continua para planchones de acero, en la planta de la ciudad de San Nicolás.

La actual pelea mediática entre el grupo y el gobierno es la primera luego del duro enfrentamiento que mantuvieron el año pasado. Debido a la estatización de las AFJP, la Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses) heredó el 26% de las acciones de Siderar, y por eso el Estado pretendía tener mayor participación en el directorio de la empresa. Esta posibilidad era objetada por la compañía con mayor facturación del Grupo Techint. Con presentaciones en los estrados judiciales cruzadas y varios meses de tensión, ambas partes llegaron a un acuerdo: el nombramiento de tres directores de la Anses a cambio del reparto de dividendos por 1151 millones de pesos y la aprobación del balance contable.

Lo cierto es que la relación entre el Grupo Techint y la gestión kirchnerista está marcada por altercados que contrarrestan la buena relación que el ex presidente Néstor Kirchner buscó construir desde comienzos de su mandato en el 2003. Ya desde esos meses, Paolo Rocca solía ser uno de los empresarios que integraba las comitivas oficiales en los viajes, se mostraba presente en varios actos oficialistas y solía aplaudir cada medida económica que provenía de Roberto Lavagna, Ministro de Economía de ese entonces y hombre de confianza del empresario. Además, era el encargado de financiar y llevar adelante el Gasoducto del Noreste, una de las obras públicas más importantes del kirchnerismo, pero que el Grupo Techint finalmente no pudo llevar a cabo.

Foto: Néstor Kirchner, Cristina Fernández y Paolo Rocca (CEO de Techint)

El único gran encontronazo que tuvo el grupo con el gobierno de Néstor Kirchner fue el “caso Skanska” en 2007, su último año en el poder. Dos años antes, un concurso privado asignó a la multinacional sueca Skanska la construcción de dos gasoductos, uno en el norte y otro en el sur del país. El gerenciador del proyecto, la Transportadora Gas del Norte (TGN) de Techint, le señaló al Ente Nacional Regulador del Gas (Enargás) que funcionaba como autoridad de control, que Skanska estaba pagando un 152% de sobreprecios. La denuncia fue desestimada por Enargás, pero luego llegaron sospechas de coimas entre funcionarios públicos. Desde el gobierno intentaron desentenderse de las acusaciones, alegando que se trataba de “corrupción entre privados” y atacaron directamente a TGN Techint.

Más allá de esas acusaciones sufridas en su contra, el Grupo Techin había aprovechado por esos años la pesificación asimétrica que redujo su pasivo en la Argentina. A la vez, su endeudamiento global disminuyó también cuando el presidente venezolano Hugo Chávez, aliado incondicional del mandatario argentino, asumió el pasivo de Sidor (Siderúrgica del Orinoco), de la que participan Siderca y Tamsa, empresas del Grupo.

El gobierno del ex presidente Néstor Kirchner tenía puestas las mayores expectativas en que Techint sea su poderoso aliado y de esta forma encarar un proyecto de reconstrucción de una burguesía nacional. El grupo es, por lejos, el mayor proveedor de acero en el país y uno de los principales formadores de precios de la economía local. Además, es la multinacional con capitales argentinos más importante. A fines del año pasado, “entre Tenaris y Ternium, ambas empresas del grupo, tienen activos en el exterior por 18 mil millones de dólares, casi el 85% de los activos en el extranjero de las 23 principales multinacionales del país. Los ingresos totales de Techint alcanzaron en 2010 a 19.092 millones de dólares” (Página 12, 14/12/2011). Según la revista Forbes, ambas empresas integran el grupo de las 2000 compañías más importantes del mundo.

Sin embargo, el Grupo Techint conserva pocas características de genuina burguesía nacional. Hace algunos años se ha transformado en "The Techint Group", un holding internacional con base en Luxemburgo. Las inversiones se dispersan por el mundo y sus capitales pertenecen cada vez más a grupos financieros y bancarios de Europa ligados al financiamiento de acero.

Es posible que la nacionalización de Sidor por parte de Hugo Chávez en 2008 haya sido el punto de inflexión en la relación entre el Grupo Techint y la presidenta Cristina Kirchner. Desde el holding pretendían que desde el ejecutivo Nacional se defiendan los intereses de la empresa, ya que contaba con capitales argentinos, pero la mandataria no estuvo dispuesta a criticar a Hugo Chávez que, por aquella época era un gran tenedor de deuda argentina. De todas formas, la presidenta hizo las gestiones necesarias para que la indemnización por la nacionalización sea millonaria. Sin embargo, en mayo de 2009 Techint cobró 400 de los 1.970 millones de dólares de indemnización pactados por la nacionalización de Sidor, y decidió depositarlos en un banco de Alemania. Cristina Fernández había perdido la batalla por la reconstrucción de una fuerte burguesía nacional. El mayor lobby monopolista había quedado de la vereda de enfrente y, con éste, varios otros pulpos más.

Foto: Presidenta Cristina Fernández y Ceo de Techint, Paolo Rocca

A partir de entonces, la relación se volvió mucho más inestable. Los ataques de un lado y respuestas del otro se intensificaron.

Desde 2008, el grupo Techint desarrolló varios cambios societarios en sus empresas, moviendo la sede legal de Luxemburgo a España para aprovechar un acuerdo fiscal con el país ibérico y de esa forma evadir el pago de impuestos por 80 millones de pesos.

En el primer mes de 2009, en un conflicto de Siderar con 2.400 trabajadores metalúrgicos, el Ministerio de Trabajo dictó la conciliación obligatoria y obligó a la empresa a no despedir ni suspender personal. Días después, desde el holding anunciaron la suspensión de un plan de inversiones en el país que habían comenzado en 2005 y por las que la empresa pensaba desembolsar un gasto de 1.200 millones de dólares. Desde la multinacional aludieron a la crisis internacional para defender su decisión de paralizar las inversiones.

La relación entre el Grupo Techint y el gobierno no fue fácil en la mayoría de los diez años que el kirchnerismo lleva en el poder. Durante la gestión de Cristina Fernández, inclusive, parece dificultarse mucho más. Desde siempre, tanto en gobiernos democráticos como de facto, Techint supo moverse para estar del lado del gobierno de turno. Al ser monopolio de la chapa y el mayor productor de acero en el país, de cualquier manera se beneficia con cada obra pública del gobierno. La Nación, al contrario, le cuesta relacionarse con las grandes empresas y además necesita de las inversiones y los dólares que entran por el holding. En las próximas semanas se podrá saber si la relación se tensionó aún más ó, si al contrario, el fuego cruzado sirvió para saldar algunas diferencias.

2003-2012: Relación Techint – Gobierno Nacional

2003: Proyecto de Gasoducto del Noreste en conjunto entre el gobierno y el Grupo Techint. El CEO Paolo Rocca participa de varios actos y viajes oficialistas

2007: “Caso Skanska”. Denuncia de coimas a gerentes de TGN Techint

2008: Nacionalización de Sidor en Venezuela

2009: El Grupo Techint decide depositar fuera del país parte de la indemnización por Sidor. Además, cancela plan de inversiones por 1.200 millones de dólares

2011: La Anses quiere colocar 3 directores propios en Siderar. Terminan llegando a un acuerdo

2011: Desde el holding anuncian inversiones de 550 millones de dólares en el país para el 2012

2012: Paolo Rocca realiza declaraciones negativas sobre la marcha de la economía argentina y genera una ola de duras respuesta por parte del gobierno.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

El voto a los 16 y la participación juvenil

LA ARENA

El debate sobre la implementación del voto voluntario de los jóvenes a partir de los 16 años viene ocupando generoso espacio en los medios de comunicación en las últimas semanas, mientras el oficialismo apura los tiempos en el Congreso para aprobar el proyecto. Detrás de esa iniciativa se han escuchado opiniones de todo tipo. Desde fundamentos racionales y equilibrados hasta estigmatizaciones y argumentos de muy pobre factura y dudosa catadura ideológica. Por ejemplo, a nadie se le ha escuchado decir que no hace falta tener esa edad -bien se pueden tener 40, 50 ó 60 años- para no acceder a computadoras ni a internet, pasar muchas horas delante de un televisor, estar desempleado o mostrar desinterés por la política.

Pero detrás de esa polémica hay algo más interesante, que permanece oculto al menos en los grandes medios, y es la renovada participación de buena parte de la juventud en ámbitos sociales y políticos. Parece una suerte de "revival" del '83, aunque en menor medida. Aquella vez, durante la primavera democrática, hubo cierres de campañas con actos políticos que reunieron a más de un millón de personas -aunque hoy, tres décadas después cueste creerlo-, comités y unidades básicas atiborradas, centros de estudiantes refundados y unas ganas de participación pública como muy pocas veces se vio en el país.

Hoy ese ímpetu juvenil se ve en organizaciones sociales y, en menor medida, en los partidos políticos. En realidad, cuando se habla del tema por lo general las miradas se concentran casi exclusivamente en las agrupaciones kirchneristas. Pero muy pocos se preguntan por qué se concentran allí las simpatías juveniles y no en otros sectores partidarios identificados con fuerzas de la oposición o del peronismo ortodoxo. Probablemente esa pregunta dispararía respuestas poco agradables en relación con los escasos esfuerzos que hace la generalidad de los partidos políticos por darle cabida a la juventud.

Lo que resulta claro es que este rejuvenecer de la participación política en una franja etárea que puede ubicarse entre los 20 y los 40 años muestra que la caracterización de los jóvenes como abúlicos, insatisfechos o marginales es errónea o, al menos, intencionada.

Sin embargo, este renovado fenómeno de participación y las expectativas favorables que despierta muestra un costado oscuro; y precisamente allí habría que concentrar la atención para que el fervor de los jóvenes, siempre deseosos de rebeldía, protagonismo e innovación, no vuelva a caer en saco roto, como de alguna manera sucedió con aquella generación del '83 -hoy desencantada- y con otras experiencias anteriores tan ricas y dinámicas.

El talón de Aquiles de la nueva generación kirchnerista parece ser el mantenimiento de algunas viejas prácticas, asociadas al nepotismo y al amiguismo. En el Estado, los cargos y las designaciones deben otorgarse por idoneidad antes que por devolución de favores, si se quiere, al menos, construir bien desde los cimientos y robustecer la credibilidad perdida. Y son, precisamente, los jóvenes -a quienes hoy se busca poner trabas para participar voluntariamente en los procesos electorales pero, simultáneamente, son considerados por la ley como penalmente responsables- los que tienen ese gran desafío por delante.

Desde una perspectiva generacional son los que, incluso, pueden llegar a lograr que sus propios padres -muchos de ellos desencantados con la política, luego de vivir experiencias frustrantes como la dictadura militar o, en menor medida, la "década infame" menemista de los noventa- vuelvan a tomarle el gusto a la participación cívica. Y con las mismas ilusiones y entusiasmo que supieron manifestar en aquellos "viejos" buenos tiempos de la recuperación democrática.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Las torturas en el Almafuerte y la lógica perversa del encierro

Claudia Rafael (APE)

.

“Del otro lado de la reja está la realidad,
de este lado de la reja también está
la realidad: la única irreal es la reja… ”
Paco Urondo

“No te des por vencido ni aún vencido,
no te sientas esclavo ni aún esclavo;
trémulo de pavor, piénsate bravo,
y arremete feroz, ya malherido”.
Almafuerte


Relato uno. 20.40 horas. 2 de septiembre. Comisaría 7º Abasto. Siete “maestros” denunciaron haber sido lesionados por cuatro jóvenes de 17 y 18 años alojados en el Instituto Almafuerte. “Estos chicos comenzaron a pedir pertenencias de mala manera, faltando el respeto a los asistentes”, decía textualmente la denuncia policial. Y seguía: “los jóvenes ya alterados arrojaron las banquetas contra las rejas, doblaron el acrílico del televisor y desordenaron el lugar”. Nueve carceleros -Adrián Gómez, Jorge Maldonado, Marcos Acuña, Martín Núñez, Gastón González, Carlos Báez, Rubén Skeyker, Cristian Gallardo y Marcelo Picone- entraron “con escudos” pero –extrañamente- fueron ellos mismos quienes “resultaron con lesiones” mientras que “los agresores no resultaron lesionados”. (Las frases entrecomilladas fueron extraídas de la denuncia policial).

Relato dos. 18.45 horas. 2 de septiembre. Cuatro jóvenes de 17 y 18 años alojados en el Instituto Almafuerte pidieron hablar por teléfono. Se los negaron y se desató una discusión. Amenazaron con cortarles la recreación en la leonera (léase superficie de 5 por 7 metros, enrejada, con una malla de tejido romboidal en algunos sectores, constituyendo una verdadera jaula, despojada de objetos o actividades lúdicas/educativas/recreativas). “Los jóvenes se resistieron a ingresar a sus celdas. En ese momento los reprimieron alrededor de 14 asistentes, portando palos, matafuegos, y escudos de asalto. Golpearon a los jóvenes con patadas, golpes de puños, les arrojaron parte del contenido del matafuegos. Golpearon a todos los jóvenes que se encontraban allí, los arrojaron al piso y continuaron la golpiza, pisándoles los pies y la espalda. Posteriormente los arrastraron hacia sus celdas. Resultaron lesionados 4 jóvenes en diversas partes del cuerpo (cabeza, torso, espalda, brazo, piernas). No recibieron asistencia por parte de personal médico de la institución. Sólo fueron revisados por un médico luego de que lo pidiera el Defensor oficial Julian Axat, quien también presentó un habeas corpus por los jóvenes”. (Extraído del comunicado de la Comisión Provincial por la Memoria).

*****

La lógica del encierro cobija eufemismos.

Maestro: léase carcelero.

Habitación: léase celda.

Institutos: léase cárceles para menores de 18.

“Hay toda una incorporación de eufemismos para no decir que están en una cárcel. Son chicos que están presos”, analiza Alcira Daroqui, socióloga, en entrevista con Ape.

“Hay institutos paradigmáticos: el Almafuerte, el Centro de Recepción de Lomas de Zamora, el Centro de Recepción de La Plata. Y en ese circuito los jóvenes saben que los grados de violencia son mayores. El golpe y el maltrato constituyen una escuela de mucha violencia y de mucho disciplinamiento para aquellos a quienes pegan pero también para los otros. Y ahí se instala la certeza de que puede suceder a todos”.

El circuito del ejercicio de las violencias nace mucho antes de la institucionalización. Nace en el barrio. En esa otra cárcel que puebla las vidas pero que carece de techos y rejas visibles. Y se termina de perfeccionar muros adentro. Con esa mortificación del yo que degrada. Que humilla.

“Son jóvenes que tienen fuerte entrenamiento del maltrato a través de su relación con la policía en los barrios. Tienen naturalizada la cuestión de la violencia. Entonces, salvo estas violencias tan expresivas como las que ejercieron estos carceleros en el Almafuerte, la demás está integrada a un proceso de naturalización a través de las múltiples detenciones que no siempre terminan en un juzgado y que no siempre terminan en un encierro en instituto. La mayoría estuvo detenido cuatro o cinco veces sin que hayan estado blanqueados a la justicia. Y en esto hay una fuerte naturalización en la que les preguntás: `¿Estuviste detenido?´ `Sí, una bocha de veces`, te contestan. Pero ni siquiera saben cuántas”, cuenta Daroqui.

Los relatos que fue recogiendo Alcira Daroqui muros adentro de los 12 institutos cerrados de la provincia ubican los golpes y los malos tratos cuando ya los jóvenes están detenidos e inmovilizados.

Pero los jóvenes no siempre pueden denunciar. “Y no me refiero a la cuestión objetiva de no poder acceder al teléfono sino al capital simbólico, a la subjetividad que nace de la lógica del merecimiento: `qué quiere si yo me mandé una cagada y por eso estoy acá`. Los requisan permanentemente. Los desnudan. Muestran sus genitales para circular dentro del propio instituto. Todo es muy humillante, vejatorio, degradante. Están uniformados con esos buzos, esos jogging que les quedan 3 talles más grandes o les resultan chicos, con ojotas que ni siquiera responden a su número, con ropa que sólo pueden utilizar al momento de la visita. Todo eso es despersonalizante y ellos lo toman como algo que corresponde hacer con ellos”.

El encierro resguarda su propia lógica de existencia. Y lo logra bajo dos preceptos sustanciales. Garantizar “una clientela estable” a partir de la mortificación. Una degradación permanente que va destruyendo toda sed de mañana. Que va arrojando a los acantilados del destierro el deseo de vivir. Que va construyendo –mortificación tras mortificación- la necesidad de “satisfacer deseos de la manera que sea y, entre ellas, está el delito. Pero además –aporta Daroqui- se apunta a ir construyendo una subjetividad sometida, obediente, degradada, violenta. Se necesita de la construcción de esas subjetividades y de esa masa acrítica de personas para justificar un aparato de seguridad, un aparato penal”.

El encierro punitivo termina por completar toda una cadena de degradación que es común a los más desarrapados y vulnerados de la sociedad.

*****

El informe anual 2012 de la Comisión por la Memoria relata que “nueve de cada diez jóvenes permanecieron detenidos en una dependencia policial luego de ser aprehendidos. Entre aquellos que estuvieron alojados dentro de comisarías, el 29% permaneció allí entre 1 y 6 horas, el 35% entre 7 y 12 horas y el 36% por 12 horas o más tiempo, alcanzando en algunos casos a permanecer en tales espacios por varios días. Dentro de las comisarías, el 40% fue golpeado y/o torturado bajo diversas modalidades, que incluyen la aplicación de fuertes cachetazos en los oídos, golpes de puño y patadas en costillas, piernas, cabeza y espalda entre varios efectivos mientras los jóvenes se encuentran inmovilizados o en clara situación de indefensión”.

En el perverso ranking de torturas y malos tratos, a la cabeza figura el Centro de Recepción de Lomas de Zamora, con el 60% de los casos. En segundo lugar, con el 20 % le sigue el Centro Cerrado Almafuerte.

Prácticas institucionales: las clases tienen una duración total de una hora u hora y media por jornada. Pueden hablar por teléfono una vez a la semana por 10 minutos. Permanecen encerrados en celdas individuales entre 16 y 18 horas por día. Si el horario de recreación se superpone con el de la escuela, se ve reducido aún más. La única actividad posible en las horas de recreación es mirar la TV enrejada o tomar mate. El grueso del tiempo queda asociado a la nada. “Están cosificados. Aislados. Encerrados. En celdas. Sin actividades. Con malos tratos permanentes. Humillados. Degradados. Mortificados”, define Daroqui.

*****

“Se pliegan inmediatamente al paradigma de la seguridad. Los modos de contratación del personal para institutos es por decisiones políticas y llegan a esos espacios que son tierra de nadie. Ni siquiera las escuelas, que son extensiones de otras escuelas, son instituciones independientes. Son apéndices del instituto”, reconoció por lo bajo una trabajadora social.

Daroqui describe a los “maestros” (que heredaron el nombre de los viejos maestros de oficios en los institutos muchas décadas atrás): “pertenecen a esos sectores sociales, algunos fueron barrabravas… no escapan a ese círculo que en el afuera los integran en términos de violencia. Y en el adentro, tienen habilitados esos ritos de degradación que ponen en práctica. Y si están habilitados a eso, pueden estar habilitados a otras cosas. Los propios carceleros dicen `estamos 8, 9 horas acá encerrados con ellos, esto no es fácil`. Es cierto. Están en un cubículo que también es muy deteriorado, degradado y ellos dicen ´bueno, hay que aguantar esta vida acá` y ahí se justifica y se establece una relación con los jóvenes que la institución avala. Pero no es que está reglamentada”.

La lógica del encierro punitivo va mucho más allá de lo que puntualmente implica una golpiza. De lo que significa una hora de clases y no más. De lo que comporta el mero hacer nada constante. La lógica del encierro tiene un impacto cruel y rotundo sobre la subjetividad de los jóvenes de esos sectores sociales. “A la cárcel, al instituto, no hay que verlo como institución que está afuera y adonde se los termina excluyendo definitivamente. Está bien adentro de nuestra sociedad. Es una parte que está destinada a determinado sector. No está afuera. No se los excluye ahí. Se los incluye para hacer algo con ellos. Uno podría decir que en la cadena de exclusión se los deposita ahí, se los tira a esos lugares. El concepto de cárcel-depósito hay que revisarlo. Porque no es sólo un depósito. Tiene cierto dispositivo ahí dentro que pretende otras cosas: reafirmar determinadas identidades. Si entra un pibe violento del afuera, se le va a reafirmar eso. Y a lo sumo, en la relación de asimetría, donde los maestros tienen la mayor fuerza y poder le van a demostrar que sus grados de violencia pueden ser domesticados y dominados por 5, 6, 7 u 8 maestros. Pero no es que los van a hacer menos violentos. Sino que les van a ganar. Y domesticándolos, también se les multiplica esa violencia. Porque ese chico está lleno de impotencia y como dicen ellos, les buscan siempre la reacción”.

La lógica del encierro tiene –diría Elías Neuman- el objeto de “descargar, como antaño, el oprobio y los temores de los sanos, de los no viciosos, de los blancos, de los juiciosos, de muchos seres que nada hicieron para ser de tal o cual manera y que hallan mérito en ello. De los que creen que el equilibrio está siempre en el centro y que, por ello, han sido declarados por derecho natural aptos para la vida. Los que, en fin, no podrán comprender que el fracaso y tal vez el dolor no siempre son un polo negativo. No cabe duda que las leyes las crean y las dictan las clases dominantes. Leyes para enmendar y corregir en provecho propio las condiciones y circunstancias de la sociedad, o para captar la realidad...El delincuente aparece acuñado como un estereotipo de la sociedad que habita”.

Al Almafuerte –y a todos los Almafuertes de la historia- les cabe el sayo a la perfección.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina. Deuda externa. Solanas: “Los Kirchner son cómplices del megacanje”

INFOSUR

El diputado Fernando Solanas afirmó hoy que la Justicia dio un paso importante en la investigación de la deuda externa al pedir el juez federal Martínez de Giorgi la detención del ex secretario del Tesoro de Estados Unidos David Mulford señalado en el expediente como ideólogo del Mecanje de la deuda externa que le costó al país 55 mil millones y benefició a bancos extranjeros.

“La decisión del juez Martínez de Giorgi no hace más que confirmar que todas las denuncias que presentamos (el pedido de nulidad de la deuda externa contraída por la dictadura, del Megacanje y la denuncia contra el vicepresidente Amado Boudou por incumplimiento de deberes como funcionario público y abuso de autoridad por el canje de deuda 2010) van el camino correcto”, afirmó Solanas.

Por su parte Mario Cafiero sostuvo que “a pesar de todas las denuncias presentadas contra la deuda fraudulenta el gobierno de los Kirchner pagó puntillosamente los bonos provenientes del Megacanje ingorando olímpicamente los graves y serios cuestionamientos judiciales a la validez de la operación financiera más ruinosa de la historia argentina”.

“Apoyamos esta decisión de la Justicia, afirmó Solanas, a pesar del enorme retraso judicial ya que el juicio lleva más de una década porque demuestra que nuestras denuncias van en el camino correcto mientras los Kirchner son cómplices de la mayor estafa contra el pueblo argentino”.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina, Jujuy: Tensión en Tilcara. La comunidad aborigen amenazada por retomar trabajo en tierras ancestrales

Marco Díaz Muñoz (COPENOA)

La comunidad Aborigen Cueva del Inca perteneciente al pueblo Tilcara, en la provincia de Jujuy, volvió a realizar los trabajos que quedaron suspendidos por la intervención del ayudante del fiscal, apostándose nuevamente en su territorio desde el lunes.

Fue luego de que fracasara la intervención del ayudante del fiscal que propuso un dialogo entre las partes mediante sus abogados, intervención que no llego a ningún acuerdo.

Al mediodía del lunes llego la policía a pedir los datos de los integrantes de la Comunidad Inca que se encontraban trabajando en el lugar, según manifestó la policía por orden del fiscal, a lo que la los presentes respondieron que no darán ningún dato y que en todo si el fiscal los necesita que se los pida al representante legal de la Comunidad.

“A media mañana llego el supuesto “dueño” del territorio con dos personas más, sacaron fotos y se retiraron sin ningún tipo de insultos hasta ese entonces. Los presentes se quedaron hasta las 21 horas para reiniciar los trabajos a partir de las 9 de la mañana haciendo un intervalo desde las 12 hasta las 16 horas”. Manifestaron a Copenoa integrantes de la Comunidad Inca de Tilcara.

Agregando “Luego a horas 18 volvieron los supuestos dueños con aproximadamente 10 personas más de varias edades esta vez no solamente a sacar fotos sino que también a insultar a quienes se encontraban trabajando en el lugar y a tirar algunas estacas que los miembros de la comunidad colocaron para delinear las excavaciones para el cimentado de algunas casas, para mas luego de un llamado telefónico llego la policía y nuevamente pregunto los datos de los presentes en el territorio y además les dijo a los presentes que debían dejar de realizar los trabajos en el lugar; la Comunidad nuevamente volvió a negar dar datos y además advirtieron que hasta tanto no tengan orden judicial de deponer con la actividad seguirán con los trabajos en el lugar”.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina: Trabajadores del transporte cortan la ruta 11 en reclamo de sus fuentes de trabajo. Feroz represión en Salta

ACTA

En diálogo con ACTA, Marcelo González, presidente de la Federación de Cooperativas del Norte Argentino que nuclea a 36 cooperativas de Salta y Jujuy, contó cómo la policía de Güemes reprimió ferozmente a los compañeros del transporte que cortan la ruta 11 en reclamo de sus fuentes de trabajo. Repudio de la CTA.

-¿Qué están reclamando?

Nosotros cubrimos un servicio interurbano, una concesión que hace 15 años abandonó la Veloz del Norte dejando a miles de compañeros sin trabajo. En ese momento, con otros compañeros petroleros y demás formamos la Federación de Cooperativas del Norte Argentino que nuclea a 36 cooperativas de Salta y de Jujuy de diferentes ramas, desde petroleros, hasta transportistas. Integramos ANTA.

-¿Cuál es la ruta que están cortando?

Cortamos la ruta 11 que une Güemes con Camposanto en repudio a que el Gobierno no nos dejó participar del llamado a licitación para cubrir ese servicio interurbano. Pero cortamos sólo para que no pudiera pasar la empresa de transporte en cuestión, la que viene a cubrir lo que nosotros venimos cubriendo desde hace 15 años organizados como cooperativa, con el esfuerzo que eso significa (comprar colectivos, mantenerlos).

-La Policía reprimió violentamente.

La Policía, la misma que fue denunciada por la violencia feroz ejercida en la comisaría de Güemes, sin mediar palabras, reprimió a los compañeros que sólo reclaman que no se corten sus fuentes de trabajo. Tenemos a 3 compañeros en el Hospital, uno con heridas de bala de plomo en estado crítico y dos en estado reservado; el resto de los compañeros (sesenta) todos presentan heridas de balas de goma y uno tiene una fractura expuesta por los golpes de los bastones de la policía.

Nosotros vemos avasallados completamente los derechos de los trabajadores y repudiamos la actitud del Gobierno porque lo único que reclámabamos era participar de la licitación. 350 compañeros viven de este trabajo organizados en dos cooperativas: Estrella del Norte y Santa Rosa de Lima. Pese a la brutal represión, los compañeros siguen en la ruta.

Repudio de la CTA

"La Central de Trabajadores de la Argentina (CTA) expresa su más enérgico repudio a la violenta represión sufrida en el día de hoy por los integrantes de la Federación de Cooperativas del Norte Argentino (ANTA-CTA) que cortaban la Ruta provincial 11 en reclamo de sus fuentes laborales.

Los trabajadores autogestionados, integrantes de la Cooperativa de transporte La Estrella del Norte, cubren el servicio interurbano en la ciudad de Guemes desde hace 15 años. Su reclamo obedece a que el gobierno provincial no les permitió participar del llamado a licitación por la renovación del mencionado servicio.

El saldo de la represión policial, llevada adelante por a misma policía denunciada por torturas en la comisaría de Güemes, es de 3 trabajadores con heridas de bala de plomo en estado crítico y dos en estado reservado; sesenta con heridas de balas de goma y uno con fractura expuesta por los golpes de bastones.

Salvaje represión que se une a la sufrida por los estatales en Jujuy, los azucareros del ingenio El Tabacal en Salta, los opositores a la reforma jubilatoria de De la Sota en Córdoba y las organizaciones sociales que pedían más planes en la Panamericana. Todas ellas ocurridas en los últimos 15 días y que desenmascaran la actitud de los gobiernos provinciales y nacional con los que reclaman", dice el comunicado de prensa que lleva la firma de Pablo Micheli, Secretario General y José Zas, Secretario de Comunicación y Difusión.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

El legado de Allende revive con más fuerza, afirma dirigente juvenil

Enrique Torres (PL)

El movimiento social en Chile retomó las bases del proyecto iniciado hace casi 40 años por el presidente Salvador Allende, que fue estancado, pero que hoy revive con más fuerza, manifestó la dirigente juvenil Karol Cariola.

La secretaria general de las Juventudes Comunistas (Jota) de Chile valoró el 11 de septiembre como una fecha muy significativa, de mucha reflexión hacia el futuro, con el objetivo de hacer realidad los sueños de Allende.

"Para nosotros los comunistas, para nosotros los de izquierda, para nosotros el pueblo chileno, que en algún momento se determinó a levantar un proyecto de unidad,y sin embargo fue interrumpido, es muy importante este día", comentó la dirigente.

Cariola recordó que el proyecto de Allende quedó estancado producto de la desvinculación de las autoridades vinculadas a la fuerza militar, incumpliendo su labor, que no era precisamente atacar al pueblo chileno, sino resguardarlo, cuidarlo, y sobre todo proteger aquel proceso que se venía construyendo de manera colectiva.

En su opinión, es muy estimulante el accionar de los movimientos sociales chilenos en la actualidad, y destacó la victoria de la izquierda al frente de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT).

"Es muy importante para el futuro del movimiento social, porque el rol que los trabajadores deben tener en resguardo de sus derechos se está trabajando a nivel colectivo, y es muy importante para el futuro desarrollo de la conducción de un movimiento social, popular", subrayó la secretaria general de la Jota.

De acuerdo con la dirigente, los trabajadores son fundamentales para construir un proyecto mucho mayor, "un proyecto país, un proyecto nacional, que trascienda los límites de la educación, que trascienda los límites de la salud, y que de alguna manera busque garantizar el bienestar social desde todos los puntos de vista".

En ese sentido, consideró que el impulso que tendrá la CUT desde su nueva conducción va a ser fundamental y sumamente revitalizadora para un movimiento social que debe enfrentar años muchos más complejos, como el 2013, cuando se realizarán elecciones presidenciales y parlamentarias.

"Y sin duda alguna, hay un interés mayoritario del pueblo chileno de querer cambiar el estado de las cosas", aseveró Cariola.

La líder comunista acudió el martes, en compañía de la vicepresidenta de la Confederación de Estudiantes de Chile, Camila Vallejo, y otros dirigentes juveniles, a la base del monumento a Allende, frente al palacio de La Moneda, para rendir homenaje al estadista y a las miles de víctimas del golpe militar de hace 39 años.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Organización latinoamericana contra despidos masivos en Paraguay

PL

La Confederación Latinoamericana de Trabajadores Estatales (Clate) rechazó hoy los despidos masivos dictados por el gobierno en diversas instituciones oficiales paraguayas,al considerar que atentan contra uno de los principales derechos humanos.

En carta enviada al Ejecutivo paraguayo, la Clate subrayó que repudia enérgicamente estos hechos, ya que la estabilidad laboral es un derecho del trabajador estatal a conservar su puesto, independientemente de su vínculo con el Estado empleador.

Más de dos mil funcionarios fueron despedidos por la actual administración en lo que se calificó por los sindicatos correspondientes de una agresión por motivos políticos e ideológicos contra quienes laboraron durante el gobierno del destituido presidente Fernando Lugo.

La Clate apuntó que, en la ola de cesantías, se destacan por su magnitud las efectuadas en la Secretaría de Acción Social y la Empresa de Servicios Sanitarios del Paraguay, incluyendo mujeres embarazadas y 694 empleados.

Recalcó la obligación del Estado de preservar las posibilidades de todos los trabajadores a un empleo y también a la protección contra el desempleo y anunció que llevará el caso, por su gravedad, ante la Organización Internacional del Trabajo.

Mientras tanto, un grupo de los empleados desvinculados de la Secretaría de Acción Social, dirigida por un primo de Federico Franco, actual presidente de la República, denunció que se pretende desalojarlos hoy por la fuerza de la protesta mantenida por varios días junto a las instalaciones del organismo.

Ellos señalaron que Víctor Rivarola, ministro de Acción Social, ordenó se proceda a ese desalojo mediante el uso de la fuerza pública.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Terrorismo contra Cuba: A 15 años del crimen del Copacabana

Jorge Hernández Álvarez (PL)

Con la llegada de cada septiembre, Giustino Di Celmo, padre de un joven italiano asesinado en 1997, recuerda las acciones de grupos terroristas anticubanos que provocaron la muerte de su hijo Fabio en atentados con bombas contra hoteles de la isla.

Hace 15 años, agrupaciones extremistas de Miami organizaron bajo la tutela del terrorista Luis Posada Carriles varios ataques contra instalaciones turísticas cubanas, como parte de la agresividad estadounidense de más de medio siglo hacia Cuba.

En una de esas acciones, en el hotel Copacabana, falleció Fabio, una de las víctimas de los 11 artefactos explosivos colocados en lugares turísticos para desestabilizar a la nación caribeña.

4 de septiembre de 1997

Ese día, me hallaba trabajando y toca la casualidad que había acabado de pasar por el lobby, cuando decido organizar algunas cosas en la oficina. De pronto, siento un estallido. Nunca imaginar que fuera una bomba, rememora Julia Hautrive, empleada del hotel Copacabana.

Al salir al lobby, vi a Fabio tendido en el suelo; enseguida lo reconocí, porque lo había visto por la mañana. Además, el día antes yo le había hecho un trabajo de mecanografía y él en agradecimiento tuvo la delicadeza de obsequiarme cinco piezas en miniaturas, las cuales guardo celosamente, agregó.

Giustino -que se encontraba en el hotel- iba a reunirse en el almuerzo con Fabio y dos de sus amigos, cuando oyó la explosión.

Pensó que había sido una cocina de gas, pero a los pocos minutos lo llamaron desde la carpeta para decirle que su hijo estaba gravemente herido.

Ese 4 de septiembre, un artefacto explosivo apagó la vida del joven Fabio, de apenas 32 años, cuando una esquirla de metal del cenicero donde estaba puesta la bomba, se le incrustó en la parte izquierda del cuello y le cercenó una vértebra cervical y la arteria carótida.

Todo ello lo recuerda Hautrive, quien se desempeña como secretaria de la dirección del hotel y sobrevivió a momentos de su infancia marcados por el terrorismo contra la isla, acciones organizadas y financiadas por la CIA.

Tuve vecinos que perdieron familiares cuando el sabotaje al barco La Coubre en 1960, que venía con armas para la defensa de la naciente Revolución que se encontraba bajo el asedio de sus enemigos del Norte.

Después en 1961, presencié el ataque al aeropuerto de Ciudad Libertad, como preludio de la invasión mercenaria a Playa Girón.

Yo vivía al costado del aeródromo y recuerdo los tiroteos. Incluso, cerca de la ventana de mi cuarto cayó el ala de un avión, aunque por suerte para mi familia, nos hallábamos refugiados en la cocina.

Pero a pesar de vivir tales eventos, me es imposible olvidar el estallido, los cristales rotos, el humo y sobre todo, el estupor, el dolor y la angustia que compartimos con Giustino cuando vio el cuerpo sin vida de su hijo, afirma Hautrive.

Esto no podrá ser borrado de mí, ni de ninguno de los trabajadores del Copacabana, dice conmocionada. Yo también pude morir ese día, al igual que muchos de los que aquí laboramos, agregó.

Fabio era un muchacho excepcional que compartía de igual a igual con nuestros trabajadores, que jugaba fútbol con ellos. Era un gran admirador del Che y de Fidel, señaló Hautrive.

Recuerdo que siempre me pedía que le guardara la prensa. Le interesaba conocer mucho de la realidad cubana y la historia de nuestro país, rememoró.

15 años después

A pesar del tiempo transcurrido, no existe consuelo para la familia Di Celmo, la cual tiene que soportar el modo en que el Gobierno estadounidense protege al autor intelectual de los hechos, Luis Posada Carriles, pese a que también es responsable de la voladura en 1976 de un avión civil cubano con 73 personas a bordo.

Ningún dolor puede ser más grande que la muerte de un hijo y más aún cuando es causada por un hecho violento y cruel, afirmó Giustino, el progenitor de Fabio Di Celmo.

¿Cómo es posible que un país como Estados Unidos que dice condenar el terrorismo albergue a este terrorista con una larga hoja de crímenes que incluyen la voladura del avión de Cubana en Barbados, el asesinato de cientos de venezolanos y la muerte de mi hijo?, se preguntó.

Jamás olvidaré las declaraciones de Posada Carriles, publicadas por The New York Times en 1998, cuando tras reconocer que había pagado la mano del mercenario salvadoreño que puso la bomba asesina, confesó sin ningún pudor que él dormía como un bebé porque "el italiano estaba en el lugar equivocado en el momento equivocado", recordó.

Con múltiples denuncias en su contra, Luis Posada Carriles, terrorista comprobado y confeso, camina libremente por las calles de Miami y recibe reconocimientos y honores de parte de la mafia cubano-americana y la extrema derecha de los Estados Unidos de América, denunció Di Celmo. La farsa de su juicio en El Paso, Texas, colmó la copa. Sólo se le juzgó por mentiroso, aunque quedó demostrado que había sido el mandante de la muerte de Fabio, agregó en referencia a la componenda del sistema judicial norteamericano que absolvió en 2011 a Posada.

Desde que Fabio murió juré no descansar hasta que se hiciera justicia, así me quedé en Cuba, aseveró Di Celmo.

Este italiano de 92 años cuestiona al Gobierno de Estados Unidos, por incluir a Cuba en una lista de países terroristas, "cuando Cuba sólo ha sido víctima de las acciones terroristas organizadas por criminales que Washington ha protegido y pagado".

Además, Di Celmo respalda la causa de los cinco cubanos antiterroristas condenados en suelo estadounidense por su seguimiento a grupos violentos que desde Miami operan contra Cuba. Ellos expusieron su vida, su familia y su felicidad por tratar de evitar actos terroristas como el que tronchó la vida de mi hijo, reconoce el padre de Fabio.

Conocidos internacionalmente como los Cinco, Antonio Guerrero, Fernando González, Gerardo Hernández, Ramón Labañino y René González fueron sentenciados a largas penas en Estados Unidos, incluyendo la sanción de dos cadenas perpetuas más 15 años para Gerardo.

Cuatro de ellos permanecen encerrados desde 1998, mientras René cumple tres años de libertad supervisada en territorio estadounidense, pese a reclamos de activistas por su pronto regreso a Cuba.

¿Por qué los grandes medios de difusión no hablan de que cinco antiterroristas cubanos guardan prisión en cárceles norteamericanas por tratar de evitar hechos terroristas en Cuba, mientras los terroristas viven libremente en Estados Unidos?, insiste Di Celmo.

Las respuestas a mis preguntas sólo confirmarían la doble moral del Gobierno norteamericano y de la gran prensa ante el terrorismo, consideró.

Fabio Di Celmo, es una de las víctimas de la política agresiva de extremistas anticubanos instigados y financiados desde hace más de medio siglo por Washington, y cuyas acciones terroristas han cobrado la vida de tres mil 478 ciudadanos del país caribeño y dejado más de dos mil incapacitados.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Hambre y desnutrición sigue cobrando la vida de niños y niñas guatemaltecas

CERIGUA

La desnutrición es un fenómeno social que se produce principalmente por las desigualdades y que se asocia al derecho a la salud, sin embargo, alimentarse es una necesidad básica que garantiza la vida y que en Guatemala es altamente vulnerada, principalmente en la niñez.

Los recientes datos presentados por el Ministerio de Salud y Asistencia Social (MSPAS) revelan que en lo que va del año al menos 95 niños y niñas menores de cinco años han muerto por causas asociadas a la desnutrición aguda, la mayoría en Quetzaltenango, Baja Verapaz y Huehuetenango.

La información publicada por varios medios de comunicación subraya que además de los infantes fallecidos se encontró 7 mil 926 casos de menores de edad con ese padecimiento, la mayoría viven en Escuintla, Chiquimula y San Marcos, lo que evidencia que el derecho a la vida de la niñez se está vulnerando.

Según el documento “Situación de la Niñez y Adolescencia”, elaborado por la Oficina de Derechos Humanos del Arzobispado de Guatemala (ODHAG), la alimentación garantiza el derecho a la vida y los graves problemas de desnutrición e inseguridad alimentaria en el país son un claro atentado contra la vida de los niños y niñas.

La ODHAG indicó que sólo el año pasado se conoció que de cada 100 infantes, al menos 43 padecen de desnutrición crónica, casi la mitad de ese grupo de población, es decir que cerca de un millón de menores de cinco años padecen de este tipo de desnutrición.

El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) denomina a este flagelo como un “enemigo silencioso” y subraya que sus impactos en el presente y en el futuro son irreparables, pues tienen secuelas para toda la vida, en el crecimiento, en el desarrollo de capacidades para el aprendizaje, en la esperanza de vida por su bajo nivel inmunológico, entre otros.

Finalmente, la ODHAG, subrayó que la desnutrición crónica es expresión de las desigualdades estructurales e históricas del país.

Diversos estudios y análisis han demostrado que la población infantil más vulnerable son los indígenas y quienes viven en las áreas rurales, además se sabe que existe un subregistro en los casos de muerte por desnutrición.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Mario Polanco: "En Guatemala sí hubo genocidio"

CERIGUA

En Guatemala sí hubo genocidio, ya que existió la intención de erradicar a grupos de personas por el simple hecho de pertenecer a determinados grupos étnicos, religiosos y políticos, expresó Mario Polanco, director del Grupo de Apoyo Mutuo (GAM).

En entrevista concedida a Cerigua, Polanco manifestó que en Guatemala se exterminaron varios grupos políticos por tener cierta forma de pensar o determinada posición; asimismo señaló que ciertos grupos étnicos fueron víctimas de agresiones, al ser considerados proclives a la lucha insurgente.

En relación a declaraciones vertidas por el Presidente, Otto Pérez Molina, el Secretario de la Paz, Antonio Arenales y miembros de la sociedad civil que afirman que el genocidio no existió en el país, el director del GAM afirmó que estas opiniones, que en ocasiones no vienen de juristas, no representan un análisis real y concreto.

Los jueces, que no están presionados por militares o poderes ocultos, han resuelto ligar a proceso a personas responsables de cometer genocidio, lo que significa que se sienta un precedente en Guatemala porque será de los primeros países a nivel mundial que procesan personas por crimen de genocidio, indicó Polanco.

Además afirmó que cualquiera que haya cometido un crimen, sea militar o perteneciente a la insurgencia, debe pagar por éste, si se logra comprobar el ilícito; no se debe actuar parcialmente en estos casos.

El GAM ha logrado sentencias en Tribunales contra Pedro García Arredondo, condenado a 70 años por la desaparición de Edgar Sáenz Calito; contra Marco Antonio Sánchez Samayoa así como varios comisionados militares por la desaparición de ocho campesinos, en la aldea El Jute, en Chiquimula; y contra dos miembros de la extinta Policía Nacional por la desaparición de Edgar Fernando García.

En relación con las marchas que amigos y familiares de militares efectúan a favor de éstos, Polanco dijo esperar que dichas protestas no se conviertan en actos de intimidación contra jueces, familiares o activistas de organizaciones de víctimas del conflicto armado, con el fin de garantizar impunidad.

Las personas que participaron en la marcha del pasado domingo a favor de militares son un pequeño segmento de familiares de militares y representan fundamentalmente a los que se están viendo afectados o porque temen que el brazo de la justicia los alcance en poco tiempo, aseveró Polanco.

Finalmente el director del GAM manifestó que el caso contra el líder guerrillero Pedro Palma Lau, acusado de ser responsable de la masacre del Aguacate en Chimaltenango, aún se encuentra en la fase de investigación y dijo que el Ministerio Público no ha avanzado mucho; por el momento aún no hay un proceso legal contra él.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...