jueves, 11 de octubre de 2012

660 individuos y 147 corporaciones controlan la economía mundial - El 1% global: Desenmascaramiento de la Súper-Clase Dominante Transnacional

Peter Phillips - Kimberly Soeiro

Traducción: Ernesto Carmona (especial para ARGENPRESS.info)

Resumen

¿Este estudio pregunta ¿quiénes son el 1% de la elite del poder del mundo?

Y ¿cómo operan al unísono sobre el 99% restante para incrementar sus propias ganancias privadas? Examinamos una muestra del 1%: el sector minero, cuyas corporaciones extraen material de sectores comunes globales de la Tierra y utilizan mano de obra barata para acumular riqueza. El valor del material removido por estas grandes compañías petrolíferas, gasíferas y variadas organizaciones de extracción de minerales, excede lejos el costo real de extracción. También examinamos el sector inversión del 1 por ciento global: corporaciones cuya actividad primaria consiste en acumular y reinvertir capital.

Este sector incluye los bancos centrales globales, las mayores empresas de gestión de dinero para la inversión y a otras corporaciones cuyos esfuerzos primarios son la concentración y la reproducción del dinero, como compañías de seguros. Finalmente, analizamos cómo las redes globales de la elite centralizada del poder -el 1 por ciento, sus compañías, y los diversos gobiernos a su servicio- planifican, manipulan y hacen cumplir políticas que benefician su concentración continua de riqueza y poder. Demostramos cómo el imperio militar-industrial-mediático EEUU/OTAN actúa al servicio de la clase corporativa transnacional en la protección del capital internacional en el mundo.

El “Movimiento Ocupa” desarrolló una consigna, “el otro 99 por ciento”, que resume la gran desigualdad de riqueza y poder entre el 1 por ciento más rico del mundo y el resto de nosotros. Mientras el mantra del 99 por ciento, indudablemente, sirve como herramienta de motivación para involucrar abiertamente a más gente, explica muy poco sobre quiénes integran el 1 por ciento y cómo mantienen su poder en el mundo. Aunque una buena porción de la investigación académica se ha ocupado de la elite del poder en Estados Unidos, sólo en la mitad de la última década se ha investigado la emergencia de una clase corporativa transnacional. (1)

La más destacada entre las primeras obras sobre la idea de un 1 por ciento interconectado dentro del capitalismo global fue el libro La Clase Capitalista Transnacional, de Leslie Sklair, 2001 (2). Sklair creyó que la globalización movería a las corporaciones transnacionales (CTN) a roles internacionales más amplios, que conducirían a los estados de origen de las corporaciones a papeles menos importantes que los acuerdos internacionales desarrollados a través de la Organización Mundial de Comercio (OMC) y de otros organismos internacionales. Lo que emergía de estas corporaciones multinacionales era una clase capitalista transnacional, cuyos miembros e intereses incrementarían cada vez más sus alcances internacionales, mientras todavía estaban arraigados en sus sociedades. Sklair escribió:

“La clase capitalista transnacional se puede dividir analíticamente en cuatro fracciones principales: (i) dueños y reguladores de CTNs y sus afiliados locales; (ii) burócratas y políticos de la globalización; (iii) profesionales de la globalización; (iv) elites del consumismo (comerciantes y medios)… Por supuesto, también es importante observar, que la clase corporativa transnacional (CCT) y cada una de sus fracciones, no siempre están unidas totalmente ante cada problema. Sin embargo, en su conjunto, las personas principales de estos grupos constituyen una elite de poder mundial, una clase dominante o un círculo íntimo, en el sentido en que estos términos se han utilizado para caracterizar las estructuras de clases dominantes de países específicos”. (3)

Se estima que la riqueza del mundo total ronda los 200 billones de dólares, con EEUU y Europa reteniendo, aproximadamente, el 63 por ciento. Para estar entre la mitad más rica del mundo, un adulto necesita solamente 4.000 dólares en activos una vez restadas las deudas. Un adulto requiere más de 72.000 mil dólares para pertenecer al 10 por ciento superior de propietarios globales de riqueza y más de 588.000 dólares para ser miembro del 1 por ciento top. En 2010, el 1 por ciento superior de la gente más rica del mundo había ocultado lejos de 21 a 32 billones de dólares en cuentas bancarias secretas exentas de impuestos desplegadas por todo el mundo (4).

Mientras tanto, la mitad más pobre de la población global conjunta posee menos de 2 por ciento de la riqueza global (5). El Banco Mundial divulgó en 2008 que 1.290 millones de personas vivían en extrema pobreza, con menos de 1 dólar 25 centavos por día, y otros 1.200 millones más vivían con menos de 2 dólares al día (6). Starvation.net reportó que 35.000 personas, principalmente niños pequeños, mueren de hambre cada día en el mundo (7).

El número de muertes innecesarias ha excedido los 300 millones de personas durante los últimos 40 años. Los granjeros de todo el planeta producen más que suficiente comida para alimentar adecuadamente al mundo entero. La producción global de granos de 2007 ascendió a 2,3 mil millones toneladas, 4 por ciento más que en el año precedente, pero cada día mil millones de personas pasan hambre. Grain.org describe las razones básicas del hambre actual en el artículo reciente “Las corporaciones todavía están haciendo una matanza por hambre”: mientras los granjeros producen bastante comida para alimentar al mundo, los especuladores de esos commodities y los grandes comerciantes de grano como Cargill controlan los precios y la distribución global de los alimentos (8). Escarbando en el poder del 1 por ciento global -identificando quiénes son y cuáles son sus metas- claramente deciden la vida y la muerte.

También es importante examinar la cuestión de cómo se crea riqueza y cómo se concentra. Históricamente, la riqueza ha sido capturada y concentrada por conquista por diversos grupos poderosos. Para un ejemplo histórico de este proceso basta sólo una mirada a la apropiación por España de la riqueza de los imperios Azteca e Inca a comienzos del siglo XVI. La historia de los imperios romano y británico también esta llenan de ejemplos de riqueza capturada.

Una vez adquirida, entonces la riqueza se puede utilizar para establecer medios de producción, tales como las tempranas fábricas británicas de algodón, que explotan la mano de obra de trabajadores para producir mercancías cuyo valor de intercambio es superior al costo del trabajo, un proceso analizado por Karl Marx en El Capital (9).

Un ser humano puede elaborar un producto que tenga cierto valor. El negocio organizado contrata trabajadores que son pagados por debajo del valor de su fuerza de trabajo. El resultado es la creación de lo que Marx llamó plusvalía, un valor superior al costo del trabajo. La creación de plusvalía permite, a quienes poseen los medios de producción, concentrar todavía más el capital.

Además, la concentración del capital acelera la explotación de recursos naturales por empresarios privados, aunque realmente estos recursos naturales son la herencia común de todos los seres vivos (10). En este artículo, preguntamos: ¿Quiénes son el 1 por ciento de la elite del poder del mundo? ¿Y en qué medida actúan al unísono para sus propias ganancias privadas y beneficios a costa del 99 por ciento?

Examinaremos una muestra del 1 por ciento: el sector minero-extractivo, cuyas corporaciones obtienen material sacado de campos comunes globales de la tierra y usan mano de obra barata para acumular riqueza. Estas corporaciones incluyen a las dedicadas a extraer petróleo, gas y a otras compañías que extraen minerales. El valor del material retirado excede lejos el costo real de extracción.

También examinaremos el sector de inversión del 1 por ciento global: corporaciones cuya actividad primaria es amasar y reinvertir capital. Este sector incluye los bancos centrales globales, las mayores firmas de gestión de inversión monetaria y otras corporaciones, cuyos esfuerzos primarios apuntan a la concentración y ampliación del dinero, como las compañías de seguros.

Finalmente, analizamos cómo las redes globales del poder centralizado -la elite del 1 por ciento, sus compañías y variados gobiernos a su servicio- planean, manipulan y hacen cumplir políticas que benefician su concentración continua de riqueza y poder.

El sector extractor: El caso de Freeport-McMoRan (FCX)

Freeport-McMoRan (FCX) es el extractor mundial más grande de cobre y oro. La compañía controla depósitos enormes en Papua, Indonesia; también opera en Norte y Suramérica y en África. En 2010, la corporación vendió 3,9 mil millones de libras de cobre, 1,9 millones de onzas de oro y 67 millones de libras de molibdeno. En 2010, Freeport-McMoRan reportó ingresos de 18,9 mil millones de dólares y una renta neta de 4,2 mil millones (11).

La mina Grasberg de Papua, Indonesia, emplea 23.000 trabajadores con salarios por debajo de 3 dólares la hora. En septiembre de 2011, los trabajadores fueron a la huelga por salarios más altos y mejores condiciones de trabajo. Freeport había ofrecido un aumento de 22 por ciento en salarios y los huelguistas dijeron que no era suficiente, exigiendo incrementarlos a un estándar internacional de 17 a 43 dólares por hora. El conflicto salarial atrajo a los miembros de una tribu local, que tenían sus propios agravios respecto a derechos de tierra y contaminación. Armado con lanzas y flechas, se unieron a los trabajadores de Freeport que bloqueaban los caminos de acceso a la mina (12). Durante la tentativa de los huelguistas de bloquear autobuses repletos de trabajadores de reemplazo, las fuerzas de seguridad del Estado financiadas por Freeport mataron e hirieron a varios huelguistas.

Internacionalmente, Freeport esta bajo el fuego de la crítica por sus pagos a las autoridades por seguridad. Desde 1991, ha pagado casi 13.000 millones dólares al gobierno indonesio -una de las fuentes de renta más grandes de Indonesia- con una tarifa de 1,5 por ciento de royalty sobre el oro y el cobre extraído y, en consecuencia, tiene en sus bolsillos a la policía militar y regional indonesia. En octubre de 2011, el diario Jakarta Globe divulgó que las fuerzas de seguridad indonesias de Papua Oeste, notoriamente la policía, reciben generosos pagos directos y al contado de Freeport-McMoRan. El Jefe Nacional de Policía indonesio, Timur Pradopo, admitió que los oficiales reciben de Freeport cerca de 10 millones de dólares anuales, pagos que Pradopo describió como “dinero para el almuerzo”. La prominente organización no gubernamental indonesia Imparsial situó los pagos anuales directos en 14 millones de dólares (13).

Estos pagos recuerdan incluso los más grandes desembolsos hechos por Freeport a las fuerzas militares indonesias a lo largo de los años, que cuando fueron revelados motivaron una investigación de la Comisión de Seguridad e Intercambio de EEUU sobre la responsabilidad de Freeport bajo la Ley sobre Prácticas Extranjeras Corruptas de Estados Unidos.

Adicionalmente, la policía del Estado y el ejército han sido criticados muchas veces por las violaciones de derechos humanos en la región montañosa remota, donde un movimiento separatista hierve a fuego lento por décadas. Amnistía Internacional ha documentado numerosos casos en que la policía indonesia utilizó fuerza innecesaria contra huelguistas y sus partidarios. Por ejemplo, las fuerzas de seguridad de Indonesia atacaron una concentración de masas en Jayapura, la capital de Papua, y trabajadores en huelga en la mina de Freeport en las montañas meridionales. Por lo menos mataron a 5 personas y muchas más fueron heridas en asaltos que muestran un patrón continuo de violencia pública contra disidentes pacíficos. Otro ataque brutal e injustificado, ocurrido el 19 de octubre de 2011, contra miles de papuenses que ejercían su derecho a reunión y libertad de expresión, causó la muerte de por lo menos 3 civiles de Papua, apaleo de muchos, detención de centenares y el arresto de 6 procesados por cargos de traición (14).

El Jakarta Globe divulgó el 7 de noviembre de 2011 que “los trabajadores en huelga empleados por Copper & Gold, filial de Freepost-McMoRan en Papua, bajaron sus demandas mínimas de aumento salarial desde 7,50 a 4,00 dólares por hora, dijo el Sindicato de Trabajadores Todo-Indonesia (SPSI, por su sigla en inglés)” (15). Virgo Solosa, funcionario del sindicato, dijo a Jakarta Globe que consideraron “la mejor solución para todos” aceptar un salario por encima del mínimo de 1 dólar 50 centavos por hora.

Los trabajadores de la mina de cobre Cerro Verde, de Freeport en Perú, también fueron a la huelga en ese mismo tiempo, poniendo de relieve la dimensión global de la confrontación con Freeport. Los trabajadores de Cerro Verde exigieron aumentos salariales de 11 por ciento, mientras la compañía ofreció apenas 3 por ciento.

La huelga peruana terminó el 28 de noviembre de 2011 (16) y el 14 de diciembre Freeport-McMoRan anunció un acuerdo en la mina indonesia que extendía el contrato con el sindicato por dos años. Los trabajadores de las operaciones de Indonesia de Freeport continúan con salarios bajos, que actualmente ascienden a tan poco como 2 dólares por hora y subirán en 24 por ciento en el primer año del convenio colectivo y el 13 por ciento en el segundo año. El acuerdo también incluye mejoras en beneficios y una bonificación por una sola vez equivalente a tres meses de salarios (17).

En ambas huelgas de Freeport los gobiernos ejercieron presión sobre los huelguistas para una solución, no sólo con las evidentes fuerza militares y de policía, sino también e implicaron muy altos niveles nacionales e internacionales. Durante la huelga de Freeport-McMoRan la administración Obama ignoró la notoria violación de los derechos humanos y, en su lugar, fortaleció los lazos militares EEUU-Indonesia. El secretario de Defensa de EEUU, Leon Panetta, que llegó a Indonesia en la estela inmediata del ataque de Jayapura, no formuló ninguna crítica al asalto y reafirmó el apoyo de EEUU a la integridad territorial indonesia. Panetta también elogió, según se informó, el manejo de Indonesia de la huelga de una larga semana en Freeport-McMoRan (18).

El Presidente Barack Obama visitó Indonesia en noviembre de 2011 para consolidar relaciones con Jakarta como parte de la escalada de esfuerzos de Washington orientada a combatir la influencia china en la región Asia-Pacífico. Obama acababa de anunciar que EEUU y Australia comenzarían un despliegue rotatorio de 2.500 infantes de marina de EEUU en una base en Darwin, un movimiento ostensible de modernizar la presencia de EEUU en la región y de permitir participación en el “entrenamiento común” a la contraparte militar australiana. Pero algunos especulan que EEUU tiene una agenda oculta para desplegar infantes de marina en Australia. El periódico tailandés The Nation sugirió que una de las razones para colocar infantes de marina de EEUU en Darwin sería ofrecer garantías remotas de seguridad, de lejos y a dos horas de vuelo, al oro de propiedad de la estadounidense Freeport-McMoRan's y a la mina de cobre en Papua Oeste (19).

El hecho de que los trabajadores de la mina de cobre de la Sociedad Minera Cerro Verde, de Freeport en Perú, también estuvieran en huelga al mismo tiempo destaca la dimensión global de la confrontación de Freeport. Los trabajadores peruanos exigían aumentos salariales de 11 por ciento, mientras Freeport ofrecía apenas 3 por ciento. La huelga fue levantada el 28 de noviembre de 2011 (20). En ambas huelgas de Freeport, los gobiernos ejercieron presión para someter a los huelguistas, no sólo con la presencia de fuerza militar y de policía, sino también involucrando a altos niveles internacionales. El hecho de que el Secretario de Defensa de EEUU mencionara una huelga nacional en Indonesa muestra que los problemas que afectan los beneficios del 1 por ciento corporativo internacional están en juego al más alto nivel del poder.

La opinión pública de Indonesia está fuertemente en contra de Freeport. El 8 de agosto de 2011, Karishma Vaswani, de la BBC, reportó que “la corporación minera de EEUU Freeport-McMoRan ha sido acusada de todo, desde contaminar el ambiente al financiamiento de la represión, en sus cuatro décadas de operaciones en la provincia indonesia de Papua. … Pregúntele en la calle a cualquier papuano qué piensa de Freeport y le dirá que la corporación es una ladrona, dijo Nelels Tebay, un pastor de Papua y coordinador de la red de la paz de Papua” (21).

Los huelguistas de Freeport ganaron el apoyo del Movimiento Ocupa de EEUU. Activistas de Ocuppy Phoenix y de la Red de Acción por Timor Oriental marcharon a las jefaturas de Freeport en Phoenix, el 28 de octubre de 2011, para manifestarse contra las matanzas de la policía indonesias en la mina Grasberg de Freeport-McMoRan's (22).

James R. Moffett, presidente de la junta directiva de Freeport-McMoRan Copper & Gold, Inc. (FCX), posee más de cuatro millones de acciones de un valor cercano a los 42,00 dólares cada una (total, 168 millones de dólares). Según el informe a la reunión anual de FCX lanzado en junio de 2011, la remuneración anual de Moffett en 2010 fue de 30,57 millones de dólares.

Richard C. Adkerson, presidente del consejo de FCX, posee sobre 5,3 millones de acciones (222,6 millones de dólares). Su remuneración total también fue de 30,57 millones de dólares en 2010. Las rentas de Moffett y Adkerson los colocan en los niveles superiores del 1 por ciento top del mundo. Su interconexión con los niveles más altos del poder en la Casa Blanca y el Pentágono se expresa en la atención específica que les presta a ambos el secretario de Defensa de EEUU y, como sugieren sus circunstancias, la conciencia del presidente de EEUU. No cabe duda que los ejecutivos y el directorio de Freepot-MacMoRan están firmemente posicionados en los niveles más altos de la clase corporativa transnacional.

Junta directiva de Freeport-McMoRan
- James R. Moffett, afiliaciones políticas y corporativas: copresidente, presidente y jefe ejecutivo (CEO, Chief Executive Officer) de McMoRan Exploration Co.; PT Freeport Indonesia; Madison Minerals Inc.; Horatio Alger Association of Distinguished Americans; Agrico, Inc.; Petro-Lewis Funds, Inc.; Bright Real Estate Services, LLC; PLC-ALPC, Inc.; FM Services Co.
- Richard C. Adkerson, afiliaciones políticas y corporativas: Arthur Anderson Company; presidente de International Council on Mining and Metals; miembro de la junta directiva de International Copper Association, Business Council, Business Roundtable, Junta de Consejeros del Kissinger Institute, Madison Minerals Inc.
- Robert Allison Jr., afiliaciones corporativas: Anadarko Petroleum (11 mil millones de dólares de ingresos en 2010); Amoco Projection Company.
- Robert A. Day, afiliaciones corporativas: CEO de W.M. Keck Foundation (con activos de más de mil millones de dólares en 2010); abogado de Costa Mesa, California.
- Gerald J. Ford, afiliaciones corporativas: Hilltop Holdings Inc, First Acceptance Corporation, Pacific Capital Bancorp (ventas anuales: 13 mil millones de dólares), Golden State Bancorp, FSB (Banco de Ahorros Federales que se combinó con Citigroup en 2002), Rio Hondo Land & Cattle Company, Diamond Ford, Dallas (ventas: 200 millones de dólares), Scientific Games Corp., SWS Group (ventas anuales: 422 millones de dólares); American Residential Cmnts LLC.
- H. Devon Graham Jr, afiliaciones corporativas: R.E. Smith Interests (compañía de gestión de activos; renta: 670.000 dólares).
- Charles C. Krulak, afiliaciones corporativas y gubernamentales: presidente de la universidad Birmingham-South College; comandante del Cuerpo de Marina, 1995-1999; MBNA Corp., Union Pacific Corporation (ventas anuales: 17 mil millones de dólares), Phelps Dodge (adquirida por FCX en 2007).
- Bobby Lee Lackey, afiliaciones corporativas: CEO de McManusWyatt-Hidalgo Produce Marketing Co.
- Jon C. Madonna, afiliaciones corporativas: CEO de KPMG (servicios profesionales de auditoría, ventas anuales: 22,7 mil millones de dólares), AT&T (ingresos 2011: 122 mil millones de dólares), Tidewater Inc. (ingresos 2011: 1,4 mil millones de dólares).
- Dustan E. McCoy, afiliaciones corporativas: CEO de Brunswick Corp. (ingresos: 4,6 mil millones de dólares), Louisiana-Pacific Corp. (ingresos 2011: 1,7 mil millones de dólares).
- B.M. Rankin Jr., afiliaciones corporativas: vice presidente del directorio de FCX, cofundador de McMoRan Oil and Gas en 1969.
- Stephen Siéguele, afiliaciones corporativas: fundador/CEO de Advanced Delivery and Chemical Systems Inc., Advanced Technology Solutions, Flourine on Call Ltd.

La junta directiva de Freeeport-McMoRan representa una porción del 1 por ciento global que no sólo controla las más grandes empresas mineras de oro y cobre del mundo, sino que también están interconectados a través de las juntas directivas de más de una docena de las mayores corporaciones transnacionales, bancos, fundaciones, cúpulas militares y grupos importantes que fijan políticas. Este directorio de doce miembros constituye una red apretada de individuos entrelazados, con influencia en las políticas de otras grandes corporaciones relevantes que controlan, aproximadamente, 200 mil millones de dólares en ingresos anuales.

Freeport-McMoRan ejemplifica cómo el sector minero-extractor adquiere riqueza de la común herencia de recursos naturales material -que legítimamente nos pertenece a todos- mediante la apropiación de la plusvalía del trabajo de los pueblos y practicando el hurto en nuestros territorios comunes. Este proceso es protegido por los gobiernos de varios países en que Freeport explota minerales y resguardado por el protector último, que es el imperio militar de EEUU y de la Organización Tratado del Atlántico Norte (OTAN).

Además, Feeport-McMoRan está conectado con uno de los mayores grupos capitalistas transnacionales de la elite del mundo: más del 7 por ciento de las acciones de Freeport están almacenadas por BlackRock, Inc., una de las más importantes corporaciones de gestión de inversiones, con sede en Nueva York.

El sector de inversión: El caso de BlackRock, Inc.
Muchas firmas operan internacionalmente como organizaciones primarias de inversión, manejando capital e invirtiendo en otras corporaciones. Estas firmas, a menudo no hacen realmente ninguna cosa, excepto dinero, y están coordinadas para prevenir interferencias mediante el retiro rápido de sus capitales cuando en cualquier lugar del mundo se sienten afectadas por impuestos, regulaciones o intervenciones gubernamentales.

BlackRock, con sede en Manhattan, es la corporación más grande de gestión de activos en el mundo, con más de 10.000 empleados y sucursales de inversión en 27 países. Su clientela básica incluye corporaciones privadas y públicas, uniones, sistemas de jubilación de la industria, gobiernos, compañías de seguros, fondos mutuos de terceros, fundaciones financieras, organizaciones de caridad, compañías, instituciones oficiales, fondos soberanos de capital, bancos, financistas profesionales e individualidades de todo el mundo.

BlackRock adquirió a Barclay Global Investors en diciembre de 2009. Hacia marzo de 2012, manejaba activos ascendentes a 3,68 billones de dólares en patrimonio neto, renta fija, tesorería, inversión alternativa, propiedad inmobiliaria y estrategias consultivas (23). Además de Freeport-McMoRan, BlackRock mantiene tenencias importantes de Chevron (49 millones de acciones, 2,5 por ciento), Grupo Goldman Sachs (13 millones de acciones, 2,7 por ciento), Exxon Mobil (121 millones de acciones, 2,5 por ciento), Bank of America (251 millones de acciones, 2,4 por ciento), Monsanto Company (12 millones de acciones, 2,4 por ciento), Microsoft Corp. (185 millones de acciones, 2,2 por ciento), y muchos más (24).

BlackRock maneja inversiones de fondos públicos y privados, incluyendo el Sistema de Pensiones de Empleados Públicos de California y el Sistema de Retiro del Profesor del Estado California, el sistema nacional de hipotecas Federal Home Loan Mortgage Corporation (más conocido como Freddie Mac), Boy Scout of America, Boeing, Sears, Verizon, Raytheon, Pacific Gas and Electric Company (PG&E), los Sistemas de Pensiones de la Ciudad de Nueva York, Asociación de Pensiones de Empleados del Condado de Los Ángeles, General Electric (GE), Cisco y numerosos otros fondos y corporaciones.

Según el informe anual a los accionistas de BlackRock de abril de 2011, la junta directiva consta de 18 miembros. La junta se divide en 3 grupos de igual tamaño -Clase I, Clase II y Clase III- con un mandato de duración de la membresía en cada clase que cada año expira por rotación. Los miembros de cada clase generalmente se eligen en las reuniones anuales y sirven el cargo por un período de tres años completos, o hasta que sus sucesores sean elegidos y calificados. Cada clase consiste en aproximadamente un tercio del número total de directores que constituyen la junta directiva entera.

BlackRock tiene acuerdos accionarios con Merrill Lynch y Co., Inc., una filial de propiedad entera del Bank of America Corporation, y Barclays Bank PLC y sus subsidiarias. Dos a cuatro miembros de la junta directiva provienen de BlackRock, un director es designado por Merrill Lynch, dos directores son elegidos por el PNC Bank, cada uno en una clase diferente; Barclays elige a otros dos directores, cada uno en clase distinta; y los directores restantes son independientes.

Directores de Clase I (su mandato expira en 2012):
- William S. Demchak, afiliaciones corporativas: vice presidente mayor del Banco PNC (activos: 271 mil millones de dólares); J.P. Morgan Chase y Co. (activos 2011: 2,2 billones).
- Kenneth B. Dunn, PhD, afiliaciones corporativas e institucionales: profesor de economía financiera en David A. Tepper School of Business de Carnegie Mellon University; ex director gerente de Morgan Stanley Investment (activos: 807 mil millones de dólares).
- Laurence D. Fink, afiliaciones corporativas e institucionales: presidente/CEO de BlackRock; administrador de la Universidad de Nueva York, administrador del Boys Club de Nueva York.
- Robert S. Kapito, afiliaciones corporativas e institucionales: presidente de BlackRock, administrador de la Universidad Wharton School de Pensilvania.
- Thomas H.O'Brien, afiliaciones corporativas: ex CEO de PNC, Verizon Communications, Inc. (ingresos 2011: 110 mil millones de dólares).
- Ivan G. Seidenberg, afiliaciones corporativas y políticas: presidente de la junta directiva de Verizon Communications ex CEO de Bell Atlántic; Honeywell International Inc. (ingresos 2010: 33,3 mil millones de dólares) Pfizer Inc. (ingresos 2011: 64 mil millones de dólares), presidente de Business Roundtable, Consultivo del Comité Seguridad Nacional en Telecomunicaciones, presidente del Consejo de la Academia de Ciencias de Nueva York (25).

Directores de Clase II (su mandato expira en 2013):
- Abdlatif Yousef Al-Hamad, afiliaciones corporativas e institucionales: presidente de la junta directiva tablero del Fondo Árabe para el Desarrollo Económico y Social (activos: 2,7 billones de dólares), ex ministro de Economía y ministro de Planeamiento de Kuwait, Autoridad de Inversión de Kuwait, Bancos Multilateral de Desarrollo, Consultivo Internacional de la Junta del Banco Morgan Stanley, Marsh & McLennan Companies, Inc., American International Group, Inc. y National Bank de Kuwait.
- Mathis Cabiallavetta, afiliaciones corporativas: Swiss Reinsurance Company (ingresos 2010: 28 mil millones de dólares), CEO de Marsh & McLennan Companies Inc. (ingresos 2011: 11,5 mil millones de dólares), Union Bank de Suiza-UBS A.G. (activos 2012: 620 mil millones de dólares), Philip Morris International Inc. (ingresos 2010: 27 mil millones de dólares).
- Dennis D. Dammerman, afiliaciones corporativas: General Electric Company (ingresos 2012: 147 mil millones de dólares), Capmark Financial Group Inc. (formalmente GMAC), American International Group (AIG) (ingresos 2010: 77 mil millones de dólares), Genworth Financial (2010 activos: 100 mil millones de dólares), Swiss Reinsurance Company (activos 2012: 620 mil millones de dólares), Discover Financial Services (ingresos 2011: 3,4 mil millones de dólares).
- Robert E. Diamond Jr., afiliaciones corporativas y políticas: CEO de Barclays (ingresos 2011: 32 mil millones), Comité Consultivo Internacional del Consejo Británico-Americano de Negocios.
- David H. Komansky, afiliaciones corporativas: CEO de Merrill Lynch (división del Bank of America 2009, gestión 2011: activos: 2,3 billones de dólares), Burt’s Bees, Inc. (propiedad de Clorox), WPP Group plc (ingresos 2011: 15 mil millones de dólares).
- James E. Rohr, afiliaciones corporativas: CEO de PNC (ingresos 2011: 14 mil millones de dólares).
- James Grosfeld, afiliaciones corporativas: CEO de Pulte Homes, Inc. (ingresos 2010: 4,5 mil millones de dólares), Lexington Realty Trust (activos 2011: 1,2 mil millones de dólares).
- Sir Deryck Maughan, afiliaciones corporativas y políticas: Kohlberg Kravis Roberts (activos 2011: 8,6 mil millones de dólares), ex CEO de Salomon Brothers desde 1992 a 1997, presidente del US-Japan Business Council, GlaxoSmithKline plc (ingresos 2011: 41 mil millones de dólares), Thomson Reuters Corporation (ingresos 2011: 13,8 mil millones de dólares).
- Thomas K. Montag, afiliaciones corporativas: presidente de Global Banking & Markets for Bank of America (Ingresos 2011: 94 mil millones de dólares), Merrill Lynch (división del Bank of America, 2009; activos en gestión 2011: 2,3 billones de dólares), Goldman Sachs (ingresos 2011: 28,8 mil millones de dólares).

Directores de Clase III (sus mandatos expiran en 2014):
- Murry S. Gerber, afiliaciones corporativas: presidente ejecutivo de EQT (ingresos 2010: 1,3 mil millones de dólares), Halliburton Company.
- Linda Gosden Róbinson, afiliaciones corporativas: ex CEO de Robinson Lerer & Montgomery, Young & Rubicam Inc., WPP Group plc (ingresos 2011: 15 mil millones de dólares), Revlon, Inc. (ingresos 2011: 1,3 mil millones de dólares).
- John S. Varley, afiliaciones corporativas: CEO de Barclays (ingresos 2011: 32 mil millones de dólares), AstraZeneca PLC (ingresos 2011: 33,5 mil millones de dólares).

BlackRock es una de las redes de poder más concentradas del 1 por ciento global. Los miembros de la “dieciochocena” (eightteen) de la junta directiva están conectados con una parte significativa del corazón del capital financieros del mundo. Sus decisiones pueden cambiar imperios, destruir monedas y empobrecer a millones. Algunos de los gigantes financieros mayores del mundo capitalista están conectados entrelazando sus juntas directivas en BlackRock, incluyendo al Bank of America, Merrill Lynch, Goldman Sachs, PNC Bank, Barclays, Swiss Reinsurance Company, American International Group (AIG), UBS A.G., Arab Fund for Economic and Social Development, J. P. Morgan Chase & Co. y Morgan Stanley.

Una investigación de la Universidad de Zurich de 2011, terminada por Stefania Vitali, James B. Glattfelder y Stefano Battiston en el Instituto Federal Suizo, divulga que un pequeño grupo de corporaciones -principalmente bancos- manejan un enorme poder sobre la economía global (26). Usando datos de Orbis 2007, una base de datos que abarca 37 millones de compañías e inversionistas, los investigadores suizos aplicaron a la economía mundial modelos matemáticos usualmente empleados como modelos naturales.

El estudio fue el primero en observar 43.060 sociedades transnacionales y estudiar la tela de araña de la propiedad entre ellas. La investigación creó un “mapa” de 1.318 compañías del núcleo de la economía global. El estudio encontró que 147 corporaciones forman una “súper entidad” dentro de este mapa, controlando un 40 por ciento de la riqueza. Los “25 top” entre las 147 compañías súper-conectadas incluyen a las siguientes corporaciones:
1. Barclays PLC*
2. Capital Group Companies Inc.
3. FMR Corporation
4. AXA
5. State Street Corporation
6. J. P. Morgan Chase & Co.*
7. Legal & General Group PLC
8. Vanguard Group Inc.
9. UBS AG
10. Merrill Lynch & Co. Inc.*
11. Wellington Management Co. LLP
12. Deutsche Bank AG
13. Franklin Resources Inc.
14. Credit Suisse Group*
15. Walton Enterprises LLC
16. Bank of New York Mellon Corp
17. Natixis
18. Goldman Sachs Group Inc.*
19. T Rowe Price Group Inc.
20. Legg Mason Inc.
21. Morgan Stanley*
22. Mitsubishi UFJ Financial Group Inc.
23. Northern Trust Corporation
24. Société Générale
25. Bank of America Corporation*
(* Directores de BlackRock)

Notablemente, para nuestros propósitos, los miembros del consejo de BlackRock tienen conexiones directas por lo menos con 7 de las 25 corporaciones superiores que Vitali y otros identifican como “súper entidad internacional”. La junta directiva de BlackRock tiene vínculos directos con 7 de las 25 sociedades más interconectadas en el mundo. Dieciocho miembros del consejo de BlackRock controlan e influyen decenas de billones de dólares de riqueza en el mundo y representan el núcleo de las corporaciones súper-conectadas del sector financiero. Debajo del corte transversal aparece una muestra de figuras claves y activos corporativos de la “súper entidad económica global” identificada por Vitali y otros.

Otras figuras claves y conexiones corporativas al interior de los niveles más altos de la “súper entidad económica global”:
- Un grupo privado de corporaciones de capitales con sede en Los Ángeles maneja 1 billón de dólares en activos.
- FMR, una de las corporaciones de fondos mutuos más grandes del mundo, maneja 1,5 billones de dólares en activos y atiende a más de veinte millones de clientes individuales e institucionales; su presidente y CEO es Edward C. (Ned) Johnson III.
- AXA maneja 1,5 billones de dólares en activos, sirve a 101 millones de clientes; CEO: Henri de Castries, también director de Nestlé (Suiza).
- State Street Corporation, opera desde Boston y gestiona activos de 1,9 billones de dólares; sus directores incluyen a Joseph L. Hooley, CEO de State Street Corporation; Kennett F. Burnes, presidente jubilado y CEO de Cabot Corporation (ingresos 2011: 3,1 mil millones de dólares).
- JP Morgan/Chase (activos 2011: 2,3 billones de dólares), junta directiva: James A. Bell, vicepresidente (VP) ejecutivo jubilado de The Boeing Company; Stephen B. Burke, CEO de NBC Universal y VP ejecutivo de Comcast Corporation (TV cable); David M. Cote, CEO de Honeywell International, Inc.; Timothy P. Flynn, presidente retirado de KPMG International; y Lee R. Raymond, CEO jubilado de Exxon Mobil Corporation.
- Vanguard (activos bajo su gestión en 2011: 1,6 billones de dólares), directores: Emerson U. Fullwood, VP de la sociedad de Xerox; JoAnn Heffernan Heisen, VP de Johnson & Johnson, Robert Wood Johnson Foundation; Mark Loughridge, CEO de IBM, Global Financing; Alfred M. Rankin Jr., CEO de NACCO Industries, Inc., National Association of Manufacturers, Goodrich Corp y presidente del Banco Reserva Federal de Cleveland.
- UBS AG (activos 2012: 620 mil millones de dólares), sus directores incluyen a Michel Demaré, miembro del Consejo de Syngenta e IMD Foundation (Lausanne); David Sidwell, ex CEO de Morgan Stanley.
- Merrill Lynch (Bank of America), activos en gestión 2011: 2,3 billones de dólares. Sus directores incluyen a: Brian T. Moynihan, CEO de Bank of America; Rosemary T. Berkery, directora jurídica del Bank of America/Merrill Lynch (antes Merrill Lynch y Co., Inc.), miembro del Comité Consultivo Legal del New York Stock Exchange, directora de Securities Industry and Financial Markets Association; Mark A. Ellman, director gerente de Credit Suisse, First Boston; Dick J. Barrett, cofundador de Ellman Stoddard Capital Partners, MetLife, Citi Group, UBS, Carlyle Group, ImpreMedia, Verizon Communications (TV cable y comunicaciones), Commonwealth Scientific and Industrial Research Org, Fluor Corp, Wells Fargo, Goldman Sachs Group.

Los directores de estas súper corporaciones conectadas representan una pequeña porción del 1 por ciento global. La mayoría de la gente con activos superiores a 588.000 dólares no son jugadores importantes en las finanzas internacionales. En el mejor de los casos, utilizan las empresas de gestión de activos para producir retornos de su capital. Su valor neto involucra a menudo activos no financieros, como propiedades inmobiliarias y empresas.

Análisis: CCT y poder mundial
¿Cómo la clase corporativa transnacional (CCT) mantiene la concentración y el poder de la riqueza en el mundo? El 1 por ciento más rico de la población del planeta significa, aproximadamente, 40 millones de adultos. Estas personas constituyen el segmento más rico de las primeras gradas de la población de los países más desarrollados e, intermitentemente, en otras regiones.

La mayor parte de este 1 por ciento desempeña trabajos profesionales seguros o labora en actividades asociadas a instituciones del establishment. Aproximadamente 10 millones de estos individuos tienen activos superiores a un millón dólares y unos 100.000 poseen activos financieros mayores a 30 millones de dólares.

Inmediatamente debajo del 1 por ciento del primer escalón están quienes trabajan, por lo regular, en corporaciones importantes, gobiernos, negocios propios y variadas instituciones del mundo. Esta primera grada constituye cerca del 30-40 por ciento empleado en el núcleo de los principales países desarrollados y cerca de 30 por ciento está en la segunda grada de las economías, mientras el 20 por ciento de más abajo corresponde a las economías periféricas (designadas antes como “tercer mundo”). La segunda grada de trabajadores globales representa al creciente ejército de trabajo casual: obreros de fábricas globales, trabajadores de la calle y trabajadores al día empleados intermitentemente, cada vez más con menos ayuda de organizaciones de gobierno y asistencia social.

Estos trabajadores, concentrados sobre todo en las mega-ciudades, corresponden en 30-40 por ciento al personal de economías industrializadas centrales y otro 20 por ciento, a la segunda grada y a las economías periféricas. Esto deja una tercera grada de alcance mundial de gente indigente, cuyo 30 por ciento son adultos en los países centrales y las economías secundarias complementan con 50 por ciento de gente de los países periféricos, con oportunidades de renta extremadamente limitadas, que luchan por sobrevivir con algunos dólares por día. Se trata de 2,5 mil millones de personas que viven con menos de dos dólares por día, decenas de miles mueren cada día por desnutrición y enfermedades fácilmente curables, y probablemente, incluso nunca han usado un telefóno (27).

Como se observa en nuestra muestra del sector minero-extractor y de inversión, las elites corporativas se interconectan a través de vínculos directos en las juntas directivas de las 70 mayores corporaciones multinacionales, organizaciones políticas, grupos mediáticos y otras instituciones académicas o no lucrativas.

La muestra del sector de inversión exhibe vínculos financieros mucho más poderosos que la del sector minero-extractor. No obstante, ambos sectores representan vastas redes de recursos concentrados en los directorios o juntas directivas de cada corporación. El corte de la muestra de directores y recursos de 8 de las corporaciones súper-conectadas replica este modelo de conexiones corporativas en múltiples juntas directivas, por ejemplo, grupos o partidos políticos, grandes medios de información y gobiernos, controlando así extensos recursos globales. Este engranaje de relaciones se repite a través de corporaciones top interconectadas con la clase corporativa transnacional, dando por resultado una red altamente concentrada y poderosa de individuos que comparten el interés común de preservar su dominación de elite.

La investigación sociológica muestra que los directorios entrelazados tienen el potencial de facilitar la cohesión política. Un sentido colectivo de “nosotros” emerge al interior de estas redes de poder, logrando que sus miembros piensen y actúen al unísono, no sólo para ellos mismos y sus corporaciones individuales, sino con un mayor sentido de propósitos “buenos para el orden”, por así decirlo (28).

Nuestra muestra de 30 compañías altamente conectadas al interior de los directorios ejerce influencia sobre algunos de los más poderosos grupos u organismos que fijan políticas en el mundo, como el Consejo Británico-Americano de Negocios, Consejo de Negocios EEUU-Japón, Business Roundtable, Business Council y Kissinger Institute. Influyen unos diez billones de dólares en recursos monetarios y controlan la vida laboral de muchos cientos de miles de personas. Considerando todo, son una elite de poder por sí mismos, actuando en un mundo de redes de elites de poder, de hecho se comportan como clase dirigente del mundo capitalista.

Por otra parte, esta elite global del 1 por ciento domina y controla las empresas de relaciones públicas y los medios corporativos globales, que protegen sus intereses sirviendo a la súper-clase como su máquina de propaganda. Los medios corporativos proporcionan entretenimiento para las masas y tuercen las realidades de la desigualdad. Las noticias corporativas son manejadas por el 1 por ciento para mantener las ilusiones de esperanza y exculpar la responsabilidad de los poderosos en tiempos difíciles (29).

En nuestra muestra, 4 de 30 directores de súper-corporaciones están conectados directamente con compañías de relaciones públicas (RP) y grandes medios. Thomas H. O'Brien e Ivan G. Seidenberg están en la junta directiva de Verizon Communications, donde Seidenberg es presidente. Verizon reportó más de 110 mil millones de dólares en ingresos de explotación en 2011 (30). David H. Komansky y Linda Gosden Robinson están en el directorio del Grupo WPP, que se describe a sí mismo como líder mundial en servicios de comunicaciones de marketing, con ganancias totales mayores a 65 mil millones de dólares en 2011. WPP es un conglomerado entre varias de las principales empresas de RP y marketing del mundo, en campos que incluyen publicidad, manejo de inversiones en medios, penetración de consumidores, marca e identidad corporativa, comunicaciones -y propaganda- de atención en salud, conducción de promoción de marketing digital y relaciones de mercadeo (31).

Incluso, en lo más profundo del 1 por ciento de la elite rica está lo que David Rothkopf llama súper-clase. Rothkopf, ex director gerente de Kissinger Associates y comisionado como subsecretario de Comercio para políticas comerciales internacionales, en 2008 publicó su libro “Super-clase: la Elite de Poder Mundial y el Mundo que está Creando” (32). Según Rothkopf, los superclase constituyen aproximadamente 0,0001 por ciento (1 millonésima) de la población del mundo y comprende a unas 6.000 a 7.000 personas, aunque otros señalan 6.660. Son quienes asisten cada año al Foro de Davos, vuelan o navegan en jet privados y yates, incrustan capital monetario, entrelazan mega-corporaciones, diseñan políticas para la elite del mundo en la cima absoluta de la pirámide del poder mundial.

El 94 por ciento de esta súper-elite es masculina, predominantemente blanca y, sobre todo, de Norteamérica y Europa. Ésta es la gente que fija las agendas en la Comisión Trilateral, Grupo de Bilderberg, G-8, G-20, OTAN, Banco Mundial y Organización Mundial del Comercio (OMC). Provienen de los niveles más altos del capital financiero, corporaciones transnacionales, gobiernos, militares, academia, organizaciones no gubernamentales, líderes espirituales y otras elites en la sombra. Las elites en la sombra incluyen, por ejemplo, las políticas profundas de las organizaciones de seguridad nacional en conexión con los cárteles internacionales de la droga, que anualmente extraen 8.000 toneladas de opio en zonas de guerra de EEUU, después los lavadores de 500 mil millones de dólares que utilizan bancos transnacionales, la mitad de ellos establecidos en Estados Unidos (33).

Los multimillonarios y el 1 por ciento global son similares a los dueños de plantaciones coloniales. Saben que son una pequeña minoría con extensos recursos y poder, pero igual deben preocuparse continuamente de evitar que las masas explotadas estallen en rebelión. Como resultado de esta inseguridad de grupo, los superclase trabajan duro para proteger esta estructura de riqueza concentrada. La protección del capital es la primera razón por la que ahora los países de la OTAN explican el 85 por ciento de los gastos para defensa del mundo, con EEUU gastando más en militares que el resto del mundo combinado (34). El temor a rebeliones por la inequidad y otras formas de malestar motivan la agenda global de la OTAN en la guerra antiterrorista (35). La declaración de la cumbre de OTAN 2012 en Chicago dice:

“Como líderes de la Alianza, estamos determinados a asegurarnos que la OTAN conserve y desarrolle las capacidades necesarias para realizar su esencial tarea central de defensa colectiva, gestión de crisis y cooperación en seguridad y, de tal modo, desempeñar un rol esencial en promover la seguridad del mundo. Debemos resolver esta responsabilidad mientras enfrentamos una aguda crisis financiera y nos corresponde involucrarnos en desafíos geoestratégicos. La OTAN permite que juntos logremos mayor seguridad que si cualquier de la Alianza pudiera actuar solo.

“Confirmamos la importancia de continuar un vínculo transatlántico fuerte y la solidaridad como Alianza, así como la significación de compartir responsabilidades, papeles y riesgos de cara a resolver juntos los desafíos de los aliados norteamericanos y europeos (…) Con confianza nos hemos fijado la meta para las fuerzas de la OTAN 2020: modernas, tropas firmemente conectadas y equipadas, entrenadas, ejercitadas y comandadas de manera que puedan actuar juntas, con los socios, en cualquier ambiente” (36).

La OTAN está emergiendo rápidamente como la fuerza de policía de la clase corporativa transnacional. Mientras la CCT emergía más decididamente en los años 80, la OTAN comenzaba operaciones más amplias, coincidiendo con el hundimiento de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS). La OTAN primero se aventuró en los Balcanes, donde continúa presente, y luego se trasladó a Afganistán. La OTAN comenzó una misión de entrenamiento en Iraq en 2005, recientemente condujo operaciones en Libia y, desde julio 2012, considera una acción militar en Siria.

Se ha puesto en claro que los superclase utilizan a la OTAN para su seguridad global. Esto es parte de una estrategia de expansión de la dominación militar de EEUU alrededor del mundo, mientras el imperio militar-industrial-mediático EEUU/OTAN actúa al servicio a la clase corporativa transnacional para la protección del capital internacional dondequiera en el mundo (37).

Los sociólogos William Robinson y Jerry Harris anticiparon esta situación en 2000, cuando describieron “un cambio del estado de bienestar social al estado de control social (policía) ahíto de la extensión dramática de las fuerzas de seguridad pública y privada, el encarcelamiento masivo de poblaciones excluidas (desproporcionadamente minoritarias), nuevas formas de apartheid social… y legislación anti-inmigrante” (38). La teoría de Robinson y Harris predijo exactamente la agenda de la superclase global de hoy, incluyendo:

- Continuación del presidente Obama de la agenda del estado policial de los gobiernos de sus predecesores, George W. Bush, Bill Clinton y George H.W. Bush.
- Agenda de dominación global, de largo alcance, de los superclase, que utiliza fuerzas militares de EEUU/OTAN para desalentar la resistencia de los Estados y mantener políticas internas de represión, al servicio del mantenimiento del orden del sistema capitalista.
- Y la consolidación continua del capital en todo el mundo, sin interferencias de gobiernos ni de movimientos sociales igualitarios (39).

Además, esta agenda condujo a la pauperización posterior de la mitad más pobre de la población del mundo, y a una inexorable caída en espiral de los salarios para todo el mundo de la segunda grada, e incluso para algunos de adentro del primer escalón (40). Este es un mundo que hace frente a crisis económicas, donde la solución neoliberal es gastar menos en necesidades humanas y más en seguridad (41). Es un mundo de las instituciones financieras comportándose como enajenadas, donde la respuesta a la quiebra consiste en imprimir más dinero mediante facilitaciones cuantitativas, con billones de nuevos dólares produciendo inflación. Este es un mundo en guerra permanente, donde el gasto para destruir requiera cada vez más gasto para reconstruir, un ciclo que beneficia a la CCT y sus redes globales de poder económico. Es un mundo de matanzas de aviones sin piloto, asesinatos extrajudiciales y muerte y destrucción, en el país y en el extranjero.

Como dice Andrew Kollin en State Power and Democracy “hay una dimensión orwelliana en la perspectiva del gobierno (primero Bush y después Obama), que eligió desatender la ley y, en su lugar, crear decretos para legitimar acciones ilegales, dándose permiso a sí mismo para actuar sin ninguna apariencias de compartir el poder de acuerdo con la Constitución o el derecho internacional” (42).

Y en Globalization and the Demolition of Society, Dennis Loo escribe: “Al final de cuentas la división fundamental de nuestra sociedad es entre aquellos cuyos intereses descansan en la dominación y sus planes de monopolizar la sociedad y los recursos del planeta y entre aquellos interesados en la explotación de aquellos recursos para el beneficio de todos, no de algunos” (43).

El movimiento Ocupa utiliza como concepto principal la consigna “el 1 por ciento versus el 99 por ciento” en sus manifestaciones, disrupciones y desafíos a las prácticas de la clase corporativa transnacional, en cuyo interior los superclase globales constituyen un elemento clave para llevar a cabo la agenda de la súper-elite para la guerra permanente y el control social total. Occupy es exactamente lo que más temen los superclase, un movimiento democrático global que denuncie la agenda de la TCC y la continuación del teatro de las elecciones del gobierno, donde los protagonistas sólo pueden cambiarse el vestuario pero siguen siendo lo mismo. Mientras Occupy más rechace cooperar con la agenda de la CCT y movilice más activistas, es más probable que el sistema entero de dominación de la CCT caiga de rodillas bajo el poder popular de movimientos democráticos.

Peter Phillips es profesor de sociología en Sonoma State University y presidente de la Fundación Media Freedom /Project Censored.
Kimberly Soeiro es estudiante de sociología en Sonoma State University, bibliotecóloga, investigadora y activista.
Ambos autores formularon agradecimientos especiales a Mickey Huff, director del Proyecto Censurado, y a Andy Roth, director asociado de Project Censored, por la edición e importantes sugerencias para este artículo.

Notas
1) Para un conocimiento académico más profundo sobre este tema se requiere la lectura de estos textos:
-C. Wright Mills, The Power Elite, New York, Oxford University Press, 1956;
-G. Willian Domhoff, Who Rules America, 6th edition, Boston, McGraw Hill Higher Education, 2009;
-William Carroll, The Making of a Transnational Capitalist Class, Zed Books, 2010.
2) Leslie Sklair, The Transnational Capitalist Class, Oxford, UK, Blackwell, 2001.
3) Leslie Sklair, “The Transnational Capitalist Class And The Discourse Of Globalization”, Cambridge Review of International Affairs, 2000, http://www.theglobalsite.ac.uk/press/012sklair.htm
4) Tax Havens: Super-rich hiding at least $21 trillion, BBC News, July 22, 2012, http://www.bbc.co.uk/news/business-18944097
5) Tyler Durgen, A Detailed Look At Global Wealth Distribution, 10/11/10, http://www.zerohedge.com/article/detailed-look-global-wealth-distribution.
6) “World Bank Sees Progress Against Extreme Poverty, But Flags Vulnerabilities”, World Bank, Press Release No. 2012/297/Dec., February 29, 2012, http://web.worldbank.org/WBSITE/EXTERNAL/NEWS/0,,contentMDK:23130032~pagePK:64257043~piPK:437376~theSitePK:4607,00.html.
7) Mark Ellis, The Three Top Sins of the Universe, http://www.starvation.net/.
8) “Corporations are Still Making a Killing from Hunger”, April 2009, Grain, http://www.grain.org/article/entries/716-corporations-are-still-making-a-killing-from-hunger.
9) On the extraction of surplus-value from labor, see Karl Marx, Capital, Vol. 3 (New York and London: Penguin, 1991 (1894)).
10) See, e.g., Paul Burkett, Marx and Nature: A Red and Green Perspective (New York: St. Martins, 1999), Chapter 6; for additional information on the Fair Share of the Common Heritage see, http://www.fairsharecommonheritage.org/.
11) Freeport-McMoRan Copper and Gold, Notice of Annual Meeting of Stockholders, June 15, 2011, document April 28, 2001, www.ecocumentview.com/FCX_MTG.
12) “Freeport Indonesia Miners, Tribesmen Defend Road Blockades”, Reuters Africa, November 4, 2011, http://af.reuters.com/article/metalsNews/idAFL4E7M410020111104.
13) “Police Admit to Receiving Freeport ‘Lunch Money,’” Frank Arnaz, Jakarta Globe, October 28, 2011,
http://www.thejakartaglobe.com/news/police-admit-to-receiving-freeport-lunch-money/474747.
14) “Indonesia must investigate mine strike protest killing”, Amnesty International News, October 10, 2011, http://www.amnesty.org/en/news-and-updates/indonesia-must-investigate-mine-strike-protest-killing-2011-10-10; West Papua Report, November 2011, http://www.etan.org/issues/wpapua/2011/1111wpap.htm.
15) Camelia Pasandaran, “Striking Freeport Employees Lower Wage Increase Demands”, Jakarta Globe, November 7, 2011, http://www.thejakartaglobe.com/business/striking-freeport-employees-lower-wage-increase-demands/476800.
16) Alex Emery, “Freeport Cerro Verde, Workers Sign Three-Year Labor Accord”, Bloomberg News, December 22, 2011,
http://mobile.bloomberg.com/news/2011-12-22/freeport-cerro-verde-peru-workers-sign-three-year-labor-accord.
17) Eric Bellman and Tess Stynes, “Freeport-McMoRan Says Pact Ends Indonesia Strike”, Wall Street Journal, December 14, 2011, http://online.wsj.com/article/SB10001424052970203893404577098222935896112.html
18) John Pakage, “When there is no guarantee of the security of life for the people of Papau”, West Papua Media Alerts, March 1, 2012, http://westpapuamedia.info/tag/freeport-McMoRan/.
19) “Reasons to go the Darwin”, The Nation (Thailand), November 30, 2011, http://www.nationmultimedia.com/opinion/Reasons-to-go-to-Darwin-30170893.html
20) “Cerro Verde strike to be over by November 28 - Peru”, Business News Americas, November 24, 2011,
http://www.bnamericas.com/news/mining/cerro-verde-strike-to-be-over-by-november-28
21) Karishma Vaswani, “US Firm Freeport Struggles to Escape Its Past in Papua”, BBC News, Jakarta,
http://www.bbc.co.uk/news/world-asia-pacific-14417718.
22) Phoenix Arizona, October 28, 2011, Youtube report: http://www.youtube.com/watch?v=CvJxy2GvOHE.
23) BlackRock About Us: http://www2.blackrock.com/global/home/AboutUs/index.htm.
24) Data for this section is drawn for StreetInsider.com.
25) Data for the corporations listed in this section comes from the annual report at each corporation’s website. Biography information was gained from the FAX annual report to investors and online biographies for individuals whine available.
26) Stefania Vitali, James B. Glattfelder, and Stefano Battiston, “The Network of Global Corporate Control”, PLoS ONE, October 26, 2011, http://www.plosone.org/article/info%3Adoi%2F10.1371%2Fjournal.pone.0025995.
27) Willian Robinson and Jerry Harris, “Towards a Global Ruling Class? Globalization and the Transnational Capitalist Class”, Science and Society 64, no. 1 (Spring 2000).
28) Val Burris, “Interlocking Directorates and Political Cohesion Among Corporate Elites”, American Journal of Sociology 3, no. 1 (July 2005).
29) Peter Phillips and Mickey Huff, “Truth Emergency: Inside the Military-Industrial Media Empire”, Censored 2010 (New York: Seven Stories Press, 2009), 197-220.
30) Verizon Financials 2012, http://www22.verizon.com/investor/ Hoovers describes Verizon as, “the #2 US telecom services provider overall after AT&T, but it holds the top spot in wireless services ahead of rival AT&T Mobility.” Hoovers Inc. http://www.hoovers.com/company/Verizon_Communications_Inc/rfrski-1.html.
31) WPP: http://www.wpp.com/wpp/about/wppataglance/.
32) David Rothkopf, SuperClass: the Global Power Elite and the World They are Making (New York: Farrar, Straus, and Giroux, 2008).
33) Peter Dale Scott, American War Machine, Deep Politics, the CIA Global Drug Connection, and the Road to Afghanistan (Lanham, MD: Rowman & Littlefield Publishers, 2010). See also Censored Story #22, “Wachovia Bank Laundered Money for Latin American Drug Cartels”, in Chapter 1.
34) David Rothkopf, Superclass, Public Address: Carnegie Endowment for International Peace, April 9, 2008.
35) NATO: Defence Against Terrorism Programme, http://www.nato.int/cps/en/SID-EBFFE857-6607109D/natolive/topics_50313.htm?selectedLocale=en.
36) NATO, Summit Declaration on Defence Capabilities: Toward NATO Forces 2020, May 20, 2012, http://www.nato.int/cps/en/SID-1CE3D0B6-393C986D/natolive/official_texts_87594.htm.
37) For an expanded analysis of the history of US “global dominance”, see Peter Phillips, Bridget Thornton and Celeste Vogler, “The Global Dominance Group: 9/11 Pre-Warnings & Election Irregularities in Context”, May 2, 2010, http://www.projectcensored.org/top-stories/articles/the-global-dominance-group/ and Peter Phillips, Bridget Thornton, and Lew Brown, “The Global Dominance Group and U.S. Corporate Media”, Censored 2007 (New York: Seven Stories, 2006), 307-333.
38) Willian Robinson and Jerry Harris, “Towards a Global Ruling Class? Globalization and the Transnational Capitalist Class”, Science and Society 64, no. 1 (Spring 2000).
39) John Pilger, The New Rulers of the World (New York: Verso, 2003).
40) Michel Chossudovsky and Andrew Gavin Marshall, eds., The Global Economic Crisis (Montréal: Global Research Publishers, 2010).
41) Dennis Loo, Globalization and the Demolition of Society (Glendale, CA: Larkmead Press, 2011).
42) Andrew Kolin, State Power and Democracy (New York: Palgrave MacMillan, c2011), 141.
43) Loo, Globalization, op cit., 357.
Similar Posts:
Exposing the One Percent: Freeport McMoRan Exploits Workers and the Environment
The Global Dominance Group: 9/11 Pre-Warnings & Election Irregularities in Context
Who are the Global One-Percent Ruling Class_on Project Censored
Barack Obama Administration Continues US Military Global Dominante.

Aug 13, 2012

Fuente:
http://www.projectcensored.org/top-stories/articles/the-global-1-exposing-the-transnational-ruling-class/

(Publicado en Censored 2013, Seven Stories, Nueva York, octubre 2012:
The Global 1%: Exposing the Transnational Ruling Class)
Traducción: Ernesto Carmona

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Después del 7-O, Venezuela sigue

Paco Vera (especial para ARGENPRESS.info)

El acto electoral del 7 de Octubre de 2012 en Venezuela

Fueron 6 los candidatos que se presentaron el domingo 7 de Octubre, para optar a la Presidencia de la República Bolivariana de Venezuela. Dos mujeres y cuatro hombres. Con el 95,58 % de los votos escrutados, el candidato Hugo Chávez obtuvo 55,11% frente a 44,27% que obtuvo el candidato Henrique Capriles. Los votos de las otras cuatro candidaturas sumados representan alrededor del 0,60%. La población venezolana se abocó a votar, fue una participación multitudinaria que supuso el 80,9% del censo electoral. La más alta de la historia democrática de Venezuela.

Este proceso estuvo todo el tiempo controlado por los dos grandes colectivos políticos que aspiraban llevar su candidato a la presidencia: el Gran Polo Patriótico (GPP), por una parte y por la otra la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), con testigos en cada una de las 39.018 mesas de votación instaladas en todo el país, más las 304 situadas en diferentes países del mundo. El triunfo de la candidatura de Hugo Chávez, luego de 13 años de gobierno, se hizo efectivo en 22 de los 24 estados del país, incluyendo el Distrito Capital.

La presencia masiva de gente produjo grandes colas, algunas de hasta 500 metros, en un ambiente participativo. La gente aguardaba con alegría su momento, en algunos casos durante 2 o más horas. Había personas de todas las edades y estatus, destacando la gran cantidad de jóvenes y los mayores con más de 80 años. En Catia -barriada popular del oeste de Caracas- presencié como un Guardia Nacional se acercó a un anciano y lo acompañó al recinto de votación. La gente allí presente no protestó, aplaudió el gesto.

Un pueblo en el ejercicio de su derecho

Estas elecciones se desarrollaron en el contexto de un pueblo en pleno ejercicio de sus derechos democráticos. El pueblo venezolano ha conquistado espacios de expresión, de participación y de empoderamiento. El Gobierno Bolivariano ha facilitado el tránsito. Hoy las comunidades son difícilmente manipulables, y en este contexto las elecciones se dan en un ambiente de fiesta, de conciencia ciudadana y en paz. Quien quiso provocar zozobra se encontró aislado en su propio desajuste.

El proceso previo y el acto electoral del día 7 de octubre ha sido una ocasión para mostrar el vigor ciudadano a través del voto. Este evento dignificado por la masiva participación es un ejemplo. Como es de suponer, hubieron también curiosidades; por ejemplo, alguien dijo “si no gana mi candidato no volverán a contar con mi voto”; unas señoras se persignaban al depositar el voto; y a más de una persona se la veía con gesto de orar.

En una correspondencia clara con la transición demográfica que vive el país, la juventud en su primera o segunda oportunidad como electores demostraron que la apatía juvenil en los asuntos públicos es un eufemismo, y fueron a dejar su huella para el futuro del país.

Dos propuestas para dos modelos de país

La fase previa de la competencia partidista por la presidencia de la República Bolivariana de Venezuela, estuvo marcada por dos enfoques de la política y del concepto de gobierno. Las características que identificaban a cada una de las propuestas política de los dos principales contendientes, eran indefectiblemente distintas, incluso contrarias en temas focales. Una se manifestaba socialista humanista y la otra de signo capitalista neoliberal.

Es decir, dos proyectos distintos respecto a la economía, la educación, la cultura, los valores sociales y el modelo de vida. En términos filosóficos, irreconciliables. Los discursos de los candidatos y de sus voceros eran también distantes, si no se camuflaban. Mientras el oficialismo daba a conocer su propuesta programática de gobierno, marcando terreno, la oposición ponía énfasis en desacreditar al contrincante, quizás para crear una matriz de opinión, entrando al final de la carrera a ofrecer mejoras en políticas sociales que ya existen y que sorprendió a mucha gente (¿camuflaje?).

Los poderes tras bambalinas

Chávez ha ganado estas y todas las elecciones a Presidente que se ha presentado. Él es la referencia. Ahora bien, a estas elecciones Capriles no las ha perdido, ni tan siquiera su plataforma, la MUD, es quien pierde. Quién ha perdido estas elecciones es el “grupo de poder” (en la sombra) que lo respaldó y lo financió, y que hasta 1999 manejó el país en lo económico, lo político, lo cultural, etc., y que aún mantiene importantes cuotas de ese poder. Ellos eran los pedagogos de los gobernantes, dictaban leyes y reglas, pontificaban sobre lo que era bien y lo que estaba mal, mientras tanto amasaban fortunas con las que compraban contratos, voluntades y tierras, considerándose a sí mismos como los llamados, los únicos que sabían y que tenían con qué comandar y con qué justiciar.

Haber perdido todas las elecciones desde 1999 y además perder estas de 2012 ha de ser muy duro, posiblemente indigerible para ese sector de los poderosos, herederos de una minoría social convencida de “su derecho” histórico y de “su poder” no cuestionable. Lo que lleva algunas dudas: ¿Cederán fácilmente esos reyecitos a “sus” privilegios? Para esa clase social ¿qué valor tienen los principios democráticos?... Son núcleos humanos ideológicamente pro-fácticos que, en algunos casos, han controlado el país por siglos.

Consideran de derecho propio su hegemonía, y por ende, cabe pensar que difícilmente dejaran, sin más, que unos advenedizos con un séquito de desarrapados vulneren su tradición y lo que consideran su propiedad por la simpleza de una operación aritmética.

El resultado electoral del 7-O deja al descubierto otros oprobiosos ataques al proceso socio-económico y político de Venezuela, al propinarles una clara derrota moral. Me refiero a grandes medios de comunicación venezolanos, latinoamericanos, españoles y norteamericanos, que han desplegado -y lo siguen haciendo- vergonzosas campañas difamatorias por la falsedad o la tergiversación en sus informaciones.

Entre los medios españoles destacan El País, ABC, El Mundo, La Razón, Cadena SER, Radio y Tv española, etc. Esos medios, juntos con medios venezolanos, se han convertido en una especie de Internacional en apoyo a la derecha empresarial, bancaria y política en Venezuela, montando una matriz de violencia exacerbada, de incapacidad gubernamental y falta de libertad contra Chávez, y por ende contra la revolución bolivariana. Buscando evitar que Chávez, con su proyecto de socialismo, siga al frente del gobierno. En España se ha extendido la matriz de que Chávez es un dictador y que el proceso venezolano es un fraude, en gran medida por la línea informática de los medios de comunicación.

La matriz de “antichavismo” montada es tan fuerte, que produce disociación en los seguidores de esos medios; veamos un caso que, aunque aislado es sintomático: la noche del 7-O en el municipio San Francisco, del Estado Zulia (occidente del país) dos jóvenes mueren por disparos de un conocido de ellos con el cual habían apostado dinero sobre el resultado electoral, el hombre perdió la apuesta y cuando los jóvenes pretenden cobrarla, furioso se niega y los mata; huye del lugar y se encuentra con una grupo de chavistas que festejan la victoria con sus banderas y vestimenta roja, sin conocerles el hombre acelera su vehículo y los atropella matando a cinco de ellos, entre los que había mujeres y niños.

Los ojos del mundo en Venezuela

En este proceso electoral venezolano, los acompañantes (observadores) y representantes extranjeros dieron fe de la transparencia, la libertad y la tranquilidad con que se desenvolvió, independientemente de episodios aislados, localizados y controlados de intentos de violencia, claramente provocada con la intención de desacreditar el acto comicial. Antes y durante los comicios electorales estuvieron presentes observadores cualificados de América Latina, El Caribe, Europa, África, Asia y Oceanía.

El jefe de la misión de acompañantes de la UNASUR, Carlos Álvarez, dijo que “el pueblo venezolano ha dado una lección extraordinaria a la comunidad internacional, fortaleciéndose en ello también la democracia suramericana”, recordando que ciertos sectores de la comunidad internacional tenían dudas o cuestionamientos en torno a la democracia electoral venezolana. Estas votaciones echaron por tierra esos rumores ”malintencionados que lo que pretendían era levantar sospechas sobre el funcionamiento electoral venezolano, a la vez que mostró la realidad a aquellos que ingenuamente creían que en Venezuela no funcionaba la democracia”. Emocionado añadió: “me conmuevo porque a los latinoamericanos nos costó mucho sufrimiento recuperar la democracia, muchas muertes, muchas desapariciones, muchas torturas y muchas persecuciones”.

Los dirigentes del oficialismo, de la oposición y los observadores internacionales, coincidieron en manifestar al final de la contienda que el Consejo Nacional Electoral demostró ser un árbitro competente, eficaz, transparente y confiable.

Hacia un nuevo proceso constructivo

Terminado el sufragio, el oficialismo celebró hasta horas de la madrugada su holgado triunfo. Mientras, respondiendo a preguntas de periodistas, el vocero de la oposición declaró que estaban tristes porque no les alegraba el resultado electoral, pero, dijo, “estos más de 6 millones de venezolanos que votaron a Capriles merecen una respuesta”, reconociendo a la vez que los más de 8 millones de votos a favor de Chávez también merecían respeto. “Venezuela espera mucho liderazgo” añadió.

Voces de uno y otro lado coinciden en que, ahora se trata de construir un cambio profundo en algunas políticas. Y como no, en la pedagogía del poder. Pero un cambio que además de visible sea abierto a la participación ciudadana e integrador. Un cambio de calidad a partir de todo lo que se ha avanzado en los últimos años, no sólo en lo económico sino también en lo cultural, donde los valores fundamentales sigan siendo, entre otros, los de la solidaridad, la convivencia y el reconocimiento del otro.

Lo que muestra Venezuela con estos dos grandes bloques políticos, no es una división en la sociedad, no, es más bien la muestra de que permanecen dos enfoques, dos escuelas de entender el país en la economía y en la sociedad, dos modelos, uno que se afianzan en la economía de mercado y la propiedad privada, y el otro en una economía social y humanista donde la gente y su felicidad son origen y fin. La construcción del país en equilibrio ha de lograrse en la vertebración social, y la revolución necesaria ha de hacerse desde las comunidades. Es así como, la posibilidad de encuentro fructuoso entre el oficialismo (izquierda) y la oposición (derecha) va a depender de la capacidad y la disposición al encuentro, y sólo de ahí puede nacer un diálogo enriquecedor.

El Presidente Chávez, al siguiente día de su triunfo, llamó al Henrique Capriles felicitándole por la campaña y ofreciendo su disposición a conversar. Vale destacar esta llamada, por cuanto no fue Capriles, el que llamó al reelecto Presidente. Ni siquiera en las palabras dirigidas a sus seguidores, después de que el CNE informara de los resultados, nombró ni felicitó a Hugo Chávez, como presidente electo. Actitudes estas que reflejan los talantes, y que deja también alguna moraleja: la soberbia es una mala compañía.

Dado el primer paso, parece presentarse el momento de abrir espacios. Quizá para empezar habrá que convocar a quienes conservan principios democráticos de la política, aunque respondan al modelo occidental encajonado en listas cerradas y en la representatividad, alejado de la democracia participativa y protagónica, como plantea la revolución venezolana. Para eso, habrá que apostar por un proceso generoso de intercambio y debate constructivo.

La soberanía en política

Mientras que el modelo económico neoliberal impuesto desde el FMI y el BM no se muestra incapaz de resolver los problemas que él mismo genera en el mundo, y cuya prueba contundente se tiene en “la crisis” que ahoga a los pueblos y esclaviza a los Estados, como sucede en Norteamérica y en Europa. En Venezuela se da un proceso transformador, revolucionario que alumbra incluso a Latinoamérica y El Caribe.

Tratando el tema político de la independencia, en su día el Che dijo: “La soberanía política y la independencia económica son dos términos que tienen una estrechísima unión y necesariamente deben ir juntos. Si no hay economía propia, si se está penetrado por un capital extranjero, no se puede estar libre de la tutela del país del cual se depende, ni mucho menos se puede hacer la voluntad de ese país si choca con los grandes intereses del otro que le domina económicamente… la soberanía política es el instrumento para la conquista económica y para hacer realidad en toda su extensión la soberanía nacional”.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Venezuela… y el después de la victoria

Narciso Isa Conde (TRIBUNA POPULAR)

La victoria de Chávez, del PSUV y del Polo Patriótico no fue aplastante, pero si contundente. Tan contundente como para que las derechas venezolanas, colombianas y estadounidenses, archivaran el Plan-B, esto, el programa sedicioso y desestabilizador que tenía como punto de partida la acusación de fraude y el desconocimiento de los resultados electorales.

Ni cerrada, ni moderada, resultó la diferencia en votos: un millón y medio por encima y más de un 11 por ciento de ventaja (8, 062, 056 votos Chávez contra 6,468,450 votos Capriles, 55.14% frente a un 44.24% respectivamente); resultados tan suficientemente elocuentes como para paralizar a los conspiradores cuyas fuerzas de sustentación, por demás, fueron derrotadas en más de 22 de los 24 Estados de esa Nación, en las elecciones mas concurridas de su historia republicana (81% del total de electores).

El Plan-B y el pretendido retroceso quedaron atrás.

• Nueva oportunidad para avanzar.

El proceso hacia la revolución en Venezuela, de profundo contenido anti-neoliberal, antiimperialista y pro-socialista, no pudo ser derrotado en las urnas ni fuera de ella. Continúa su agitado y promisorio curso, y tiene un nuevo chance para radicalizarse, profundizarse y expandirse más aceleradamente.

Sí, ese proceso transformador tiene una nueva oportunidad, sino tan expedita como hubiera sido si las votaciones hubieran remontado hacia lo aplastante, si realmente aprovechable para pasar a otra fase en el cumplimiento de metas estratégicas postergadas mas allá de lo conveniente y dar inicio a otro periodo con mayores énfasis en la determinación de superar las limitaciones y deformaciones que lo traban y lentifican; y que, por demás, le sirven de alimento a las derechas y a la contra-revolución en su peligroso y persistente proceso de reagrupamiento, unificación y fortalecimiento político.

Los resultados fueron muy buenos, incluso en un nivel que posibilitan avanzar en mejores condiciones. Pero ciertamente no lograron erosionar, contener y replegar el proceso de ascenso relativo de las derechas, ni afectar en grande su poder hasta meterlas en crisis, bloquear su recomposición y obligarlas a desintegrarse.

De parte del comandante Chávez, con su serio problema de salud a cuesta, el esfuerzo resultó titánico y la actitud heroica, con la ventaja de poder exhibir y esgrimir las extraordinarias conquistas sociales, culturales y políticas alcanzadas, incluida el rescate de la soberanía nacional y del proyecto continental hacia la nueva independencia: pero marchando a contracorriente del negativo repunte de la corrupción y la ineficiencia administrativa, del incremento de la inflación y del creciente y el alarmante auge de la delincuencia y la inseguridad ciudadana.

En consecuencia, el posicionamiento post-electoral de Chávez, el PSUV y el Polo Patriótico no es el óptimo posible, pero si muy favorable para contra-atacar a las derechas políticas, a la gran burguesía tradicional y al imperio; que si bien se quedaron cortos para revertir el proceso y/o enturbiar la situación, lograron captar un respaldo en votos superior a ocasiones anteriores y así acortar distancia electoral respecto al torrente electoral de la revolución.

• El crecimiento electoral de las derechas y sus causas.

Casi seis millones y medio del total de votos depositados es un espacio político significativo, sobre todo después de 14 años de ejercicio del poder revolucionario y viniendo de una sensible dispersión y reducción de su influencia electoral registrada en la etapa inicial de la revolución bolivariana.

Un espacio reaccionario que desde el campo revolucionario es preciso erosionar, reducir e incluso desintegrar, para que no siga siendo una amenaza permanente de freno y retroceso en un contexto de transformaciones sociales profundas y amplia democracia participativa.

¿A qué se debe ese crecimiento electoral sostenido de las derechas “escuálidas”?

¿ Que le ha pasado al PSUV y al Polo Patriótico que no han podido ampliar su margen de ventaja remontando el umbral los nueve, diez, once… millones de votos en el contexto de un crecimiento de los/as electores/as y de los votos depositados?

Responder acertadamente estas interrogantes es una premisa necesaria para encontrar las mejores soluciones al importante problema planteado.

En verdad el nivel de votación alcanzando por la llamada Mesa de la Unidad Democrática (MUD), no solo se debe a la sumatoria de sus componentes bajo las órdenes y “estímulos” del poder imperialista estadounidense y de la gran burguesía venezolana y sus aliados en el continente.

Parte importante de las bases económicas y las influencia políticas de las derechas venezolanas tienen mucho que ver con su existencia social como clase propietaria, como poder del gran capital, como poder capitalista industrial, comercial, financiero, mediático… con fuertes incidencias en el mercado externo e interno y construcción de ideología y cultura de la opresión.

Tiene que ver con el peso histórico y actual de su modelo de consumo y sus capacidades para alienar, confundir y denominar las mentes de los seres humanos que integran esa sociedad.

• Respuestas superadoras desde las fuerzas transformadoras.

De ahí la importancia de la expropiación y socialización de sus medios de producción, distribución, prestación de servicios, comunicación, educación y alineación.

Se trata de atacar más a fondo sus bases económicas internas de sustentación, el poder real y sus mecanismos de reproducción y enajenación; como también su capacidad para especular, distorsionar el mercado, sabotear la economía social, entorpecer, bloquear mecanismos de defensa popular y enturbiar planes de bienestar colectivo.

Se trata de eliminar sus enclaves y controles económicos y de limitar los flujos comerciales, la logística imperialista transnacional y las influencias externas, que alimentan la contrarrevolución y sus agentes politicos.

Pero se trata también de reducir más aceleradamente sus medios disponibles para reproducir, reciclar y recrear ideología capitalista, religiosidad conservadora, modelos virtuales diversionistas, cultura burguesa, recolonizadora, patriarcal, racista, xenofóbica, adulto-céntrica y homofóbica.

El poder del gran capital privado sobre la producción mercancías, el dinero y las ideas, sobre el mercado importador, el mercado interno, los servicios y el empleo; su capacidad para subordinar vía contratos grandes redes de empresas pequeñas y medianas de servicio, negocios y producción…, si bien no tiene la fuerza que tuvo en la llamada Cuarta República, si bien ha disminuido considerablemente a consecuencia de las nacionalizaciones y expropiaciones parciales y con el incremento del poder del Estado, es claro que no ha sido erradicado en la medida necesaria, conserva fuerza relativa para provocar las distorsiones, alimentar la contrarrevolución y la contrarreforma, y generar los peligros y amenazas identificados/as.

Avanzar más en las expropiaciones y socializaciones conlleva también el debilitamiento político del gran capital y sus expresiones partidistas.

La inflación que afecta por períodos la popularidad del proceso transformador y favorece a las derechas opositoras, no esta desvinculada de esa realidad social en materia de propiedad y del enorme peso de las importaciones a consecuencias del retraso en la superación del carácter fundamentalmente rentista-petrolero de la economía venezolana; no es ajena al control privado sobre una parte importante de las importaciones, no está al margen de la especulación que acompaña su distribución en las redes comerciales privadas no reguladas, y a la corrupción estatal que dentro de esa macánica especulativa diezma lo social en favor de las ganancias privadas.

La propiedad de la gran burguesía venezolana sobre los medios de comunicación alcanza al 80% del total de los mismos, lo que se traduce en reproducción y remozamiento cotidiano de la ideología y la cultura burguesa y pro-colonialista; potenciadas en grande por las grandes cadenas de comunicación estadounidenses y europeas Esto a su vez favorece la influencia electoral de las derechas políticas y la promoción de todos los antivalores que favorecen el retroceso. Por eso el cambio en la correlación de fuerza en ese orden resulta imperioso.

Iglesia católica institucional, sectores fundamentalistas, entidades sionistas, universidades y grandes colegios privados, que todavía imperan con fuerza a consecuencia de los déficit en la socialización y laicidad de la educación y la cultura, impactan negativamente las nuevas generaciones; mientras un cierto abandono político y un mal tratamiento a la emblemática Universidad Central de Caracas en manos de las derechas, así como diversos déficit en la enseñanza publica universitaria y media, alimentan el negocio privado de la educación.

Las principales fuerzas críticas del capitalismo, incluido el liderazgo nacional, no se han empleado a fondo en el desmonte progresivo de las ineficiencias y la cultura paternalista, facilista y clientelista, funcionales al rentismo petrolero y a la hipertrofia de un Estado súper-propietario con recursos abundantes.

Esto también gravita fuertemente en el retraso de la construcción de una economía productiva socializada, necesaria para garantizar soberanía alimentaria y reducir los efectos perniciosos de la crisis capitalista mundial.

En otro orden, el burocratismo, generador de nuevas prácticas de corrupción y odiosos privilegios partidistas, genera a su vez un progresivo rechazo, perdida de entusiasmo y de esperanza en una parte de la sociedad que no comulga con las derechas pero que a la vez se distancia emocionalmente de la izquierda estatista, inclinándose o por inhibirse y o por el voto castigo al oficialismo, sobretodo a nivel legislativo, estadual y municipal.

Las misiones sociales impulsadas por Chávez, especies de “by passes”, saltan el Estado burocrático, compensan deficiencias y logran resultados plausibles; pero a la vez crean paralelismos, duplicaciones de funciones y costos

Ese cuadro de debilidades, limitaciones y errores, retrasan las transformaciones llamadas a reducir la realidad económica, social y cultural de las derechas y a disminuir a la oposición política derechista.

Definitivamente lo nuevo no termina de triunfar y lo viejo se resiste a perecer, por lo que la radicalización, una especie de revolución contra el estancamiento estructural relativo y los rezagos más perjudiciales, debe abrirse paso.

• ¿Conciliación con el capital o radicalización en su contra?

No faltan los que desde el poder estatal, que no es lo mismo que el popular, ante el crecimiento relativo de las derechas, plantean soterradamente la “necesidad” de pactar con ellas para supuestamente reducir su beligerancia.

Esos sectores del oficialismo, parte de ellos convertidos en “boli-burguesía burocrática”, son a su vez adversos a la radicalización, al avance de las transformaciones socialistas y al desarrollo y expansión del poder popular en detrimento del Estado Burocrático. Son la retranca interna del proceso, la cual le facilita el trabajo a la contra.

Actúan como socialdemócratas, como reformistas y quieren reducir el modelo venezolano a esas coordenadas, que en definitiva equivale a la muerte progresiva de la revolución y al bloqueo del camino socialista renovado.

La radicalización del proceso, por tanto, es vital para su consolidación y legitimación en gran escala, y para el inicio de una etapa que resulta conveniente no solo cara a las elecciones de diciembre, en las que las derechas, la burguesía dependiente y sus padrinos imperialistas se proponen avanzar en la conquistas de más gobernaciones y alcaldías para tratar de cercar institucionalmente al Presidente Chávez, sino también cara a las elecciones parlamentarias del año próximo y, sobretodo, para la fortaleza, la consolidación y estabilidad estratégicas del proceso revolucionario venezolano y continental, en tanto tránsito al nuevo socialismo

La radicalización da más garantía de victoria inmediata, crea mejores condiciones para las elecciones del próximo año y es clave para acestarle la derrota estratégica necesaria a la gran burguesía transnacional y local.

Es clave para superar las relaciones, el modo de ser y la ideología capitalista, que sus sustentadores, todavía impunes, siembran y reproducen constantemente.

Es clave también para desburocratizar a favor de la socialización y la democracia integral.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina: Soja, agrotóxicos, muertes y resistencias. (Parte III - Final)

Andrés Sarlengo (CONTRAPUNTOS, especial para ARGENPRESS.info)

El sábado seis de octubre se realizó en Río Cuarto (Córdoba) un Encuentro Regional por una Vida sin Agrotóxicos. Hasta allí fuimos y pudimos registrar audios de la charla que brindó el médico Medardo Ávila Vázquez, integrante de la Red de Médicos de Pueblos Fumigados. La necesidad de crear espacios donde logremos pensar que modelo agropecuario existe en la Argentina; es tan imprescindible como difundir cómo los agrotóxicos están cambiando nuestra forma de vivir y enfermarnos. Eso tratamos de hacer con la siguiente recopilación de testimonios.

6- Malformaciones de niños nacidos en el norte de Santa Fe.


7- ¿Llueve glifosato?


8- Cristina y el nuevo maíz transgénico.


Ver también:
- Argentina: Soja, tóxicos, muertes y resistencias (Parte II)
 - Argentina: Soja, tóxicos, muertes y resistencias (Parte I)

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

El modelo sumó otra víctima

Darío Aranda (COPENOA)

Miguel Galván, del Movimiento Campesino de Santiago del Estero, fue asesinado por defender el territorio. Las responsabilidades, los desalojos, la soja, Monsanto y las víctimas de un modelo de corporaciones y gobiernos.

Otra víctima campesina-indígena. Otra vez en Santiago del Estero. Y, otra vez, el trasfondo de un modelo agropecuario que avanza sobre familiares rurales y pueblos originarios. Miguel Galván, de 40 años, fue asesinado de una puñalada en la yugular por un “sicario” de un empresario sojero. El crimen sucedió ayer en el paraje Simbol, en el límite con Salta. “Todo el año denunciamos que esto se podía repetir y los jueces y el Gobernador miraron para otro lado”, denunció Deolinda Carrizo, del Movimiento Campesino de Santiago del Estero (Mocase-Vía Campesino). Afirmó que el motivo de fondo es “el agronegocios” y exigió al gobierno nacional “acciones contundentes” para frenar la violencia en el campo. “La ley de freno a los desalojos campesinos está hace un año durmiendo en el Congreso. No puede ser que tenga que correr más sangre campesina para que los políticos se pongan de nuestro lado”, lamentó la dirigente del Mocase-VC.

Miguel Galván integra el Mocase-VC, es parte del Pueblo Lule-Vilela y trabaja junto a su hermano Rafael en el mismo territorio donde siempre vivió con su familia. A mediados de este año comenzaron a recibir amenazas de Paulino Riso, conocido en la zona por ser fuerza de choque de empresarios agropecuarios que pretenden hacerse de territorios de campesinos e indígenas.

En un comunicado, el Mocase-VC explicó ayer que las familias del Simbol “venían siendo hostigadas por sicarios de la Empresa Agropecuaria Lapaz SA de Rosario al Frontera (Salta), quien pretende alambrar parte del territorio de las comunidades indígenas Lule Vilela”. Los Galván no permitieron que la empresa avance sobre sus parcelas y, el 15 de septiembre, comenzaron el relevamiento territorial estipulado en la Ley 26160 de Emergencia Territorial (sancionada en 2006, prevé realizar un catastro de todos los territorios indígenas y suspende los desalojos).

A fines de septiembre se intensificaron las agresiones y el empresario Facundo León Suárez Figueroa, a cargo de Lapaz SA, denunció por “usurpación” a los hermanos Galván. El motivo está explicitado en el expediente judicial: “Lote 4, departamento de Copo, 1622 hectáreas”, zona pretendida para soja y maíz transgénico.

Deolinda Carrizo, del Mocase-VC, resume el desenlace: “Los compañeros defendían el territorio, se la hacían difícil al empresario y a sus matones, entonces Riso se llegó a la siesta, lo encontró solo al Miguel cuando daba agua a los animales, y lo acuchilló”.

Carrizo denunció que, hasta la 20 de ayer, el acusado aún no había sido detenido.

Muerte anunciada

“Se podría haber evitado, va a volver a ocurrir”. Fue el título del comunicado, del 16 de septiembre, del Mocase-VC. En nueve párrafos, el movimiento campesino recordó que, previo al asesinato de Cristian Ferreyra , de 23 años (16 de noviembre de 2011) había alertado sobre la violencia en el norte provincial. “Habíamos denunciado con anterioridad lo que terminó ocurriendo. Se podría haber evitado. Y denunciamos que hoy, septiembre del 2012, estamos viviendo en el mismo escenario de muerte y violencia”, advirtió la organización hace tres semanas.

“Brillaba por su ausencia el gobierno provincial, que no intervino y permitió que las fuerzas paramilitares de los sojeros se llevaran la vida campesina”, denunció el Movimiento. Y puntualizó “dos hechos que no terminaron con la muerte de nadie pero fueron dos ‘Cristian Ferreyra’”. Recuerda que en en diciembre de 2011 balearon en el pecho a Néstor Palacios, campesino que junto a su comunidad resistió el avance de una empresa agropecuaria de Tucumán.

El otro caso, el 1 de julio de 2012, en territorio salteño, límite con Santiago del Estero. “El empresario Saa llevó un grupo armado al mando de José Palavecino para intentar apoderarse del campo comunitario de diez familias campesino indígenas de los parajes de Choya, Vinalito, Vinal Macho y Dos naranjos (muy cerca del Simbol). Luego de una semana de amenazas con armas de fuego, le dispararon a la altura del pecho al campesino Sixto Ruiz, en otro caso que sólo por suerte no terminó con la muerte del poblador. A pesar de esto, la policía salteña continúa en el lugar sin permitir el ingreso de las familias al campo comunitario, prestando adicionales para el empresario”, precisaba el comunicado de septiembre pasado.

Como una tragedia anunciada, el Mocase remarcaba: “Hoy, entrando en la recta final del 2012, volvemos a denunciar lo que está ocurriendo, y vemos con mucho temor que se vuelva a repetir lo del año pasado (… ) En el Norte de Santiago del Estero y en el sur de Salta hay olor a pólvora, es nuevamente una zona liberada y caliente. Zona Roja. Y desde este medio, comprometemos nuevamente a las autoridades nacionales y provinciales, hagan todo lo que se tenga que hacer, para que cualquier conflicto vinculado a la tierra tenga resolución civil, constitucional, y que salvaguarde el derecho de los más olvidados, los más desprotegidos por las fuerzas de seguridad, pero protegidos por formar parte de una organización que nuclea mujeres y hombres, sujetos históricos, que no van a permitir que se avasallen los derechos de los campesinos y de los indígenas. Campesinos e indígenas que desde siempre y para siempre, amarán y cuidarán la tierra, su territorio”.

Proyecto cajanoeado

El 19 de abril de 2011, en Buenos Aires, una decena de organizaciones campesinas hicieron público un proyecto de ley para frenar los desalojos campesinos. Trabajado durante un año y producto del consenso, el proyecto solicitaba detener los desalojos durante cinco años e instaba a, en los tres primeros años, realizar un relevamiento de posesión y uso de tierras. La fundamentación del proyecto cuestionaba al modelo extractivo, denunciaba el avance minero y los agronegocios. Los sindicaba como contrarios a la vida campesina y violatorios de los derechos humanos. Se innovó al proponer la tierra como un bien social y no como una mercancía. Proponía una mirada integral de la problemática de tierra, instalaba una política agraria con los campesinos como actores centrales, con acceso al agua, tierra, créditos y mensuras.

Fue consensuada y presentada por el Movimiento Nacional Campesino Indígena (MNCI), el Movimiento Campesino Liberación (MCL), el Foro de la Agricultura Familiar (Fonaf), el Frente Nacional Campesino (FNC) y la Mesa Provincial de Organizaciones de Productores Familiares.

Había pasado casi todo 2011 y ningún legislador había ingresado el proyecto en el Congreso Nacional.

El 16 de noviembre asesinaron a Cristian Ferreyra.

El 18 de noviembre hubo una masiva marcha en Capital Federal. El Movimiento Nacional Campesino Indígena (MNCI –donde el Mocase-VC es una de las organizaciones de base) enumeró cuatro niveles de responsabilidad: el modelo agropecuario, el gobernador Gerardo Zamora, el Poder Judicial provincial y el Gobierno Nacional.

Una semana después, el 25 de noviembre, el MNCI se movilizó hasta el Congreso Nacional junto al Frente Transversal, la Cámpora, el Movimiento Evita, la CTA oficialista y Nuevo Encuentro, entre otras organizaciones kirchneristas. El proyecto de ley de freno a los desalojos fue ingresado con la firma de los legisladores kirchneristas Diana Conti, Carlos Heller, Edgardo Depetri, Martín Sabbatela e Inés Pilatti.

A casi un año de su ingreso al Congreso, y con el kirchnerismo con mayoría en ambas cámaras, aún no fue tratado el proyecto para frenar los desalojos campesinos.

“No pueden seguir esperando que se derrame más sangre. Sabemos que no es la solución de fondo, pero esa ley no se puede demorar más, es la ‘Ley Cristian Ferreyra” y ahora también ‘Ley Miguel Galván’. No la pueden demorar más”, reclamó Carrizo, del Mocase-VC, y anunció que hoy jueves al mediodía el MNCI se movilizará al Congreso para exigir la aprobación de la ley.

Avances

En marzo de 1996, cuando el gobierno de Carlos Menem aprobó la soja transgénica con uso de glifosato, la oleaginosa ocupaba seis millones de hectáreas. Devaluación mediante, en 2003, ya abarcaba 11 millones de hectáreas. La última campaña, el Ministerio de Agricultura celebró que llegue a 19,8 millones de hectáreas, el 56 por ciento de la tierra cultivada de Argentina. El Plan Estratégico Agroalimentario (PEA), presentado por la presidenta, Cristina Fernández de Kirchner, planifica llegar en 2020 a las 160 millones toneladas de granos (un 60 por ciento más de la actual cosecha), con un 20 por ciento más de soja.

En sus 180 carillas, el PEA no menciona en ningún momento a campesinos e indígenas. Apenas tres carillas hablan de “agricultura familiar”. El sujeto agrario del modelo es el empresariado rural y las grandes empresas proveedoras de insumos.

El “corrimiento de la frontera agropecuaria”, eufemismo técnico para graficar la avanzada del agronegocios sobre regiones extrapampeanas, multiplico los conflictos en el norte de Santa Fe y Córdoba, Tucumán, Santiago del Estero, Chaco y Salta.

El 15 de junio pasado, en un almuerzo en la sede del Consejo de las Américas y frente a las mayores empresas estadounidenses, la Presidenta relató: “Hace unos instantes estuve con Monsanto, que nos anunciaba una inversión muy importante en materia de maíz (…) Y además estaban muy contentos porque Argentina hoy está, digamos, a la vanguardia en materia de eventos biotecnológicos”.

“Aquí tengo, y esto la verdad que se los quiero mostrar porque estoy muy orgullosa, el prospecto de Monsanto. Una inversión muy importante en Malvinas Argentinas, en Córdoba, en materia de maíz con una nueva digamos semilla de carácter transgénico, que se llama Intacta (…) Yo le comentaba, y la gente de Monsanto no lo sabía, que tenemos una Patagonia en la cual algún productor argentino tiene producción, por ejemplo, forrajera y que uno lo puede observar en medio de la estepa patagónica los círculos que solamente con riego producen forraje de primerísima calidad. Y tenemos también agua en la Patagonia (…). Esto nos da la idea de que el elemento vital, agua, nos va a permitir extender la frontera agropecuaria”.

El 27 de julio, el MNCI difundió un duro comunicado contra el Gobierno Nacional. “Democracias o corporaciones transnacionales: tiempos de elección”.

“La Bienvenida y entrega de nuestros bienes naturales a las transnacionales es una gran contradicción con otros principios enunciados desde el gobierno nacional (…) ¿Cómo explicamos que los ‘dueños’ de la tierra y las transnacionales estén embolsando fortunas y en nuestros barrios y comunidades aún nos rodea la pobreza? ¿Cómo debemos leer estas caricias discursivas a Monsanto, Vale, Barrick? La Mesa de Enlace ve satisfecha cómo se reconoce su discurso y su modelo. El ‘yuyo’ ya no es maldito, ahora es bendecido, y los ruralistas van por más”.

El Movimiento Campesino Indígena sabe que el avance del agronegocios implica un avance sobre sus territorios, con más desalojos, desmontes, agrotóxicos y represión: “Nuestra posibilidad de vivir, trabajar y producir se ve amenazada con cada paso que dan las transnacionales en nuestro territorio, y es por esto que vamos a combatirlas hasta nuestra última gota de aliento. Se trata de vidas, de millones de vidas que están en juego”.

Tres semanas después del comunicado del MNCI, el Gobierno aprobó la nueva soja de Monsanto.

Responsabilidades

El comunicado del Mocase-VC de ayer a la noche era claro: “El gobernador Gerardo Zamora una vez más es responsable de la muerte de un campesino indígena, como lo fue la de Cristian Ferreyra (…) Son conscientes de sus responsabilidades políticas los funcionarios santiagueños inoperantes y cómplices de estos asesinatos de los guardianes de la producción campesina indígena. Exigimos juicio y castigo para los responsables materiales, ideológicos y políticos del asesinato de Miguel Galván”. En el último párrafo, exigen “aprobación urgente” de la ley que frena los desalojos de campesinos.

¿Qué responsabilidad tiene el modelo agropecuario? (preguntó este periodista)

Deolinda Carrizo, experimentado cuadro del Mocase-VC y del MNCI, respondió de inmediato: “Estos asesinatos los provoca el programa estratégico de los agronegocios, las empresas transnacionales y locales que impulsan la soja, que se vienen con el último maíz transgénico, con los agrotóxicos, los agrocombustibles y toda la bosta que venden como un modelo exitoso. ¡Exitoso una mierda. Se lleva la vida de compañeros del campo!”

En el comunicado está bien clara la responsabilidad que le asignan al gobernador Zamora. Hasta hace una hora, el Gobernador estuvo en un acto en Casa de Gobierno con la Presidenta. ¿Qué responsabilidad le cabe al gobierno nacional?

“La Deo” –como se la conoce en el MNCI– se toma un segundo para contestar, pero no le escapa a la pregunta: “Los gobiernos son circunstanciales y nuestra lucha no empezó ni se terminará con este Gobierno. Nosotros luchamos por vivir y trabajar en el campo, para producir alimentos sanos para el pueblo, luchamos por la soberanía alimentaria. Y está bien clarito qué modelo apoya este Gobierno”.

Una lista que crece

Javier Chocobar, comunero diaguita de comunidad Chuschagasta (Tucumán). Asesinado el 12 de octubre de 2009.

Sandra Ely Juárez murió frente a una topadora de un paro cardiaco el 13 de marzo de 2010, paraje campesino de San Nicolás (Santiago del Estero). 33 años, dos hijos.

Roberto López, abuelo qom de la comunidad Potae Napocna Navogoh (La Primavera, de Formosa). Asesinado en la represión policial del 23 de noviembre de 2010. La comunidad apuntó al gobernador Gildo Insfrán, que gobierna la provincia desde 1995, diecisiete años en el poder.

Mario López, dirigente del Pueblo Pilagá de colonia Alberdi (Formosa). Murió atropellado por un oficial de policía el 24 de noviembre de 2010, cuando se dirigía hacia la comunidad La Primavera para solidarizarse por la represión. Su familia denunció, y aún sostiene, que no fue un accidente, sino un atentado.

Martíres López, histórico y activo dirigente qom de la Unión Campesina de Chaco y de la Corriente Clasista y Combativa. Murió el 14 de junio de 2011, luego de un dudoso accidente cuando circulaba en moto por la localidad de Pampa del Indio. La familia, y la organización en la que militaba, iniciaron una causa en la que denuncian “homicidio”.

Cristian Ferreyra, 23 años, padre de un niño, militante del Movimiento Campesino de Santiago del Estero, asesinado el 16 de noviembre de 2011 en el paraje San Antonio, norte de la provincia.

Miguel Galván. 10 de octubre de 2012.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...