jueves, 13 de diciembre de 2012

Rostros insurgentes de las montañas de Colombia: En esta lucha unos vamos, otros nos quedaremos en el camino y otros continuarán la lucha que llevamos

Dick Emanuelsson (especial para ARGENPRESS.info)

Mensaje de ´Susana´ (Martha Pérez Gutiérrez) y ´Diana´ (Doris Torrez Bohórquez), el 16 de diciembre de 2008 desde el territorio nicaragüense [1].

Decidí titular la entrevista con la cita que precede, porque refleja la posición ante la lucha pero también la inquebrantable decisión de una mujer colombiana que un día, cuando solo tenia 12-13 años, decidió ingresar a las filas guerrilleras.


Foto: Susana Téllez, en el campamento de Raúl Reyes en el mes de abril 2005.

La entrevista inédita en español (solo salió en sueco) de un día de abril de 2005 a la guerrillera Susana Téllez, es una de aquellas entrevistas que uno como reportero siempre recordará.

Tocamos un tema recurrente para la prensa internacional y que es el que se convirtió en un caballito de batalla cada vez que hablan sobre las acusaciones de “abuso sexual a las guerrilleras” por parte de los comandantes; del “reclutamiento forzoso de menores”, del “machismo” en la guerrilla, etc.

No, no se trata de decir que esta entrevista es exclusiva, lo que sí podemos decir es que está impregnada de sencillez y seguridad política de una mujer formada en la guerrilla que responde y entrega a su causa, algo de si misma.

Susana Téllez tenía su “caleta” al lado de la mía en el campamento, aquellas semanas del 2005 cuando hice un recorrido por varios campamentos del Bloque Sur de las FARC-EP. Susana pertenecía al “Cordón de Seguridad” del comandante del Secretariado, Raúl Reyes.

Pasado un tiempo y cuando me encontraba en Venezuela el 1º de marzo de 2008, recibí la llamada de un colega venezolano que me dio la noticia; “El campamento de Raúl Reyes ha sido bombardeado y ha muerto el comandante junto con una veintena de guerrilleros”.

No habían pasado tres años desde que había hecho los reportajes en el Putumayo e instintivamente pensé en todos esos guerrilleros que habían muerto. Pero también en las personas que había entrevistado. Entre ellas Susana, Arnobis o Catarina.

De los tres, supe unas semanas después, que Susana se había salvado junto con Diana, la joven muchacha de solo 22 años y una universitaria mexicana, Lucia Morett, aunque las tres fueron gravemente heridas. Arnobis, el fornido negro encargado de la ametralladora del campamento, había fallecido o mejor dicho, había sido rematado por sus graves heridas, mientras que de Catarina, una guerrillera veterana con más de 30 años en las FARC, pues no tuve más noticias de ella durante mucho tiempo.

Hace unos meses, topé con ella, allá en la selva guerrillera y me contó que había salido a una misión un tiempo antes del bombardeo y gracias a esa tarea se salvó de las bombas de Uribe y Santos.

No le importó nada al dúo militarista Uribe y Santos que el territorio ecuatoriano fuera violado e invadido por las bombas y posteriormente por las tropas de las Fuerzas Especiales del Ejército colombiano.

En la entrevista, Susana relató, como algo natural, que “un día cualquiera decidí ingresar a la Universidad Fariana, la universidad más grande del mundo donde uno aprende verdaderamente, a ver la luz y el camino correcto”. Su optimismo y firmeza se sentía en esas palabras pese a que su rostro insurgente dejaba ver la hermosura de una mujer, que si no fuera por el uniforme verde olivo, hubiera podido ser una modelo bien remunerada.



Y esa firmeza y fidelidad a la lucha del pueblo colombiano y a la organización levantada en armas, se escuchaba ese día en Managua, ocho días antes de la Navidad el 2008 cuando ella y Diana expresaron lo siguiente:

“Jamás renunciaremos a nuestros principios y el que verdaderamente se considere revolucionario no se vende por un triste peso ni aun en las peores condiciones”.

“Uribe tú asesinaste el intercambio humanitario mandando a bombardear lo que verdaderamente era el campamento de paz, una labor significativa que venía realizando nuestro inolvidable camarada Raúl Reyes”.

“Somos testigos de cargo y sabemos muchas cosas que esconde este señor (Uribe) y además somos las únicas sobrevivientes al ataque del 1 de marzo (2008) donde miramos como a todos los heridos los remataban y destrozaban sus cuerpos. Los militares colombianos nos cogieron heridas. No nos dieron primeros auxilios, nos acosaron sexualmente y fuimos sometidas a un intenso interrogatorio por parte del ejército colombiano”.

Fueron las palabras, el 16 de diciembre de 2008, desde Managua. El valiente presidente sandinista Daniel Ortega, no solo retó al “Israel de Suramérica”, sino también al Imperio, dando el derecho universal de asilo político a dos guerrilleras y a la estudiante mexicana, sabiendo que sería acusado por la Casa Blanca y la derecha local de “esconder terroristas”.

Ortega lo que en realidad hizo fue dar una casa y paz a dos luchadoras populares que no temían morir en el campo de batalla y que se negaron, esa madrugada del 1° de marzo de 2008, a aceptar la oferta millonaria de un ejército invasor. El mismo que trata de abortar los anhelos de paz.

Reproducimos la entrevista del 2005 como un aporte a la historia del pueblo colombiano en la serie de reportajes “Rostro insurgente”, rostros que no se vendieron ni se venden, hijas e hijos de un pueblo noble y combativo.

Dick Emanuelsson
Tegucigalpa 2012-12-12


Foto: Susana Tellez, en abril de 2005, campamento del comandante Raúl Reyes.

“Lo más importante que uno tiene es la moral revolucionaria”.
Susana Téllez.

“Los intereses del pueblo están por arriba de todo”
2005-04-21 / Departamento de Putumayo / Sur de Colombia.

Por Dick Emanuelsson
Transcripción de Ingrid Storgen


Video: http://youtu.be/csT1IVqUFqI

Audio: https://www.box.com/s/ilx6ldj8x6hhcuo7m66l

MENSAJE de ´Susana´ (Martha Pérez Gutiérrez) y ´Diana´ (Doris Torrez Bohórquez), el 16 de diciembre de 2008 desde el territorio nicaragüense [1]

* * *

Dick Emanuelsson: ¿Susana es tu nombre de guerra, cierto? ¿Tienes también un apellido de guerra?

Susana Téllez: Sí, soy Susana Téllez

DE: ¿Por qué ese nombre?

ST: En homenaje a una guerrillera ejemplar que dio la vida en esta lucha revolucionaria e igual que ella nos unimos como una humilde hija del pueblo para liberar a Colombia.

DE: ¿Cuántos años tienes tú?
ST: 25.

DE: ¿Cuánto tiempo llevas en el movimiento guerrillero?

ST: Ingresé en noviembre del ’92, aproximadamente unos 12 ó 13 años.

DE: Bien sardinita como dicen aquí en Colombia.

ST: Si, pollita ingresé pero la edad no importa para el sacrificio que uno está haciendo porque cada uno de los que empuñamos las armas, sea hombre o mujer lo hacemos de manera voluntaria porque no queremos ver más sufrimiento ni explotación del hombre por el hombre.

DE: ¿Cómo fue tu infancia, eran muchos hermanos?

ST: Si, muchos hermanos, hermanas, vivimos en un hogar humilde con mi mamá, papá, desde pequeños vimos los sufrimientos, vimos la explotación, vimos crueldad, corrupción, de todo. Y mi familia también ha sido de trayectoria revolucionaria y un día cualquiera decidí ingresar a la Universidad Fariana, la universidad más grande del mundo donde uno aprende verdaderamente, ve la luz y el camino correcto.

DE: Pero tú pasaste también por la escuela pública.

ST: Lógico, hice primaria, bachillerato, pero al igual que todos los jóvenes que quedaron sin opción de trabajo porque realmente, este país no le brinda a los jóvenes oportunidad de nada para que se desarrolle. No hay garantías para eso.

DE: En esa infancia ¿tú viviste la intolerancia de la que se habla mucho, del estado colombiano, del ejército, la policía? ¿Como trataban a la gente, qué expresión tomaba esos abusos?

ST: Si que la vivimos, no en carne propia pero vimos como la vivían nuestros vecinos, algunos de ellos fueron torturados, les tocó irse de sus pueblos dejando sus casas, sus familias abandonadas porque los tildaban de lo peor, de guerrilleros. Y ellos sin saber qué era la lucha guerrillera, o porque directamente invadían sus casas y sus tierras para hacer sus viviendas. Tierras para los terratenientes que tenían cantidad de tierra de sobra. Entonces, los torturaban, los encarcelaban, les daban tantas horas para que abandonaran el pueblo y nosotros vimos todos esos sufrimientos muy paramilitarizados. En vista a eso decidimos ingresar a las FARC.


Foto: Un niño desplazado muestra el tiro y la perforación que hizo en la pared cuando paramilitares balearon al albergue de campesinos desplazados en la ciudad de Barrancabermeja. Son esas circunstancias que son motivos el por qué el conflicto
armado ya que tiene raíces sociales y políticas en Colombia.

El ingreso a las FARC

DE: ¿No solamente tú sino también varios hermanos?

ST: No, de mi familia soy yo la única, pero también mucha gente de mi pueblo, muchos amigos estudiantes también ingresaron a las FARC.

DE: Y cuando ingresaste no había alguna duda de parte de los comandantes cuando tú querías ingresar ¿o te recibieron así, como bienvenida?

ST: No, a uno le explican, porque como te he dicho, mi familia ha sido muy revolucionaria y el pueblo donde me crié ha sentido el despertar, fue un pueblo que echó para delante y vio la injusticia. Vi muchos compañeros que iban por los alrededores de la casa, te orientaban sobre como era la guerrilla. En base a todo eso nos dieron un tiempo para pensar qué es lo que había que hacer, adonde había que ir, hablaban de un arma, de un uniforme, de una mujer, de un hombre, que lo que hay que hacer es ser independiente y lo hará uno por voluntad propia porque allí hay que luchar por un pueblo. Y que lo pensemos.

DE: ¿No se trataba de una decisión forzosa?

ST: ¡No, no, no, para nada!

DE: Porque a veces se escucha esa idea en la prensa de acá.

ST: Claro, es que a veces eso es lo que hacen los medios de comunicación del estado porque esa es la misión de ellos. Decir que a la guerrilla lo traen a uno obligado, que aquí tienen niños y se violan los derechos humanos y que esto y que lo otro. Hablan lo peor de nosotros, nunca podemos esperar que hablen bien. Y aquí la realidad es que a uno le dicen ¡“piénsenlo”! porque allá las cosas no son de color de rosa, no son fáciles. Esto no es un club de deporte ni un paseo, uno cuando viene acá tiene que estar decidido.

Entonces, me dieron un tiempo determinado al decirme piénselo y a hablar con mi familia. Mi mamá me preguntaba ¿si estaba lista, si sabía lo que iba a hacer? y me vine. Ingresé a la guerrilla y empecé a hacer lo normal que uno hace en una organización.

DE: De todos modos ¿no es una edad donde las niñas y los niños tienen que jugar, o estudiar? ¿No es así esa infancia, o sea, los niños no existían en tu pueblo?

ST: Imagínese, qué infancia uno va a tener en este país, donde a uno no le dejan tener una vida en paz, donde el estado hace lo que quiere. ¿Qué infancia puede tener uno? Una vida donde uno no tiene acceso a nada, no tiene acceso a deporte, no tiene acceso a estudio digno, no. Para vivir en esa situación cruel en la que viven millones y millones de colombianos uno ingresa a esta universidad, que aquí, si, se aprende, a uno le enseñan como es verdaderamente el hombre nuevo.

DE: O sea que ¿mucha pobreza también empuja a mucha gente al movimiento armado?

ST: Claro, pobreza, falta de educación, falta de vivienda, precisamente por eso es que hay guerrilla. Debido a todas esas necesidades y faltas es que hay confrontación en el país.


Foto: Trincheras y tanques en el mismo casco urbano.

La mortalidad infantil y exclusión escolar

DE: Según una investigación de Naciones Unidas, el Banco Mundial ha dicho que el año pasado 23 niños morían diariamente en Colombia por falta de alimentación. Mejor dicho, mueren por hambre.

ST: Claro.

DE: Justamente hay 3 millones de niños que están excluidos del sistema escolar y sus padres no tienen plata para mandarlos a la escuela, pagar sus uniformes. ¿Eso también lo veías en tu pueblo?

ST: No solamente en el mío sino en muchos pueblos, esto es todo generalizado en todo el país y es culpa del estado colombiano en asesoría con los gringos, con el imperialismo. Porque precisamente el gobierno colombiano es un títere de lo que digan los Estados Unidos, entonces, toda esa cantidad de cifras que diga la ONU pasa de ahí, pero ellos dicen tantos niños mueren de desnutrición, que hay tanta pobreza absoluta, pero nunca se ocupan de decir que quien generó este problema, ¿por qué hay desnutrición, por qué hay hambre y explotación? Dicen, tantos niños mueren a diario pero no dicen las causas, que es lo que decirle al pueblo. Hay miseria porque es el estado el que se ha robado todo, no ha administrado como debe ser a Colombia

Los primeros pininos en la guerrilla

DE: ¿El primer tiempo en la guerrilla cómo fue, duro, mucho sacrificio?

ST: Uno en la primera etapa que pasa en la guerrilla es como decir de los primeros pininos. Uno va de la infancia a la adolescencia, a la juventud, bueno, aquí al llegar a la guerrilla uno da sus primeros pasos. Es un poco duro porque no está acostumbrado, pasa por un curso básico donde justamente nos enseñan lo básico, como es la vida cotidiana, como es desde que uno se levanta hasta que se acuesta, se aprende a formar para entrar al curso, aprende a comer, el baño. Todo eso es el curso básico.
La organización como es político-militar, te enseña también como es la política, porque es la situación del país a nivel nacional e internacional y la vida militar.

DE: ¿Tú te acostumbraste en ese tiempo a la nueva vida?

ST: Si, claro, me acostumbré, uno siente esta lucha tan de uno. Uno sale de donde están las guerrilleras y guerrilleros y a uno le hacen falta, se siente mal cuando no estamos cerca, obviamente uno no se olvida de la mamá o el papá, siempre los recuerda, pero se acostumbra y quiere mucho a los camaradas.

DE: ¿Qué recuerdo tienes del primer combate?

ST: La experiencia de uno en la parte militar, como te digo, es de temor, pero cuando uno lo hace por amor a un pueblo y aunque sepas que a quienes estás enfrentando son hermanos también, que son hijos de los pobres, que lo hacen por una libreta (militar) y defienden los intereses de los ricos, a uno le da cosa.
Pero uno no puede dejar la lucha atrás, uno tiene que defenderla y le toca enfrentarse a ellos. Entonces, la primera vez es como la de cualquier experiencia a la que uno no está acostumbrado pero luego se va acostumbrando.

DE: ¿Le da miedo a uno, no?

ST: Si, lógico, pero es como todo, al miedo no le hicieron pantalones. Lo más importante que uno tiene es la moral revolucionaria. Resistencia para enfrentar cualquier situación por difícil que sea.



Las temerarias guerrilleras

DE: ¿Y cómo se prepara para un combate, militarmente, psíquicamente?

ST: Todo, se prepara uno militarmente, políticamente, todo. Sabe que uno allá no va a enfrentarse con niñas para un reinado de belleza, uno va a una confrontación de hombre a hombre y de cara a cara. Uno tiene que ir preparado.

DE: ¿O mujer contra hombre?

ST: No.

DE: El 40% de la guerrilla está formado por mujeres en las FARC pero el ejército no tiene mujeres.

ST: ¡Resultamos berracas! Nosotras, enfrentándonos al ejército que no tiene mujeres según ellos, pero cogen mujeres y las hacen pasar como “mujeres de honor”, o “mujeres de acero” y es mentira.

DE: Hay varios testimonios en la prensa de soldados que han enfrentado a la guerrilla y han dicho que las más berracas, eran las mujeres sin ningún temor, que eran muy valientes y que son guerreras muy duras.

ST: ¡Ah, eso sí, claro! Muy berracas, aquí hay compañeras, camaradas muy valientes que están ocupando puestos de dirección debido a sus méritos, a su sacrificio y abnegación. Y en el combate están en la primera línea de fuego, eso es cierto que son muy valientes.
A veces los soldados lo dicen porque les ha tocado vivir la experiencia, que los han capturado, los han hecho rendir en combate y ellos hacen su anécdota.

DE: ¡Y eso que es un país machista! ¿Un poco raro eso, no?

ST: ¡Ah no!, pero eso tienen que reconocerlo porque es así.

La vida cotidiana en el campamento

DE: Dime como es la vida en el campamento, ¿a qué hora se levantan y cuándo se acuestan, cuáles son las tareas cotidianas en el campamento cuando no están en un frente de combate?

ST: Las tareas las contemplan las normas internas de comando, porque nosotros tenemos estatutos y reglamentos y allí está lo cotidiano de la vida guerrillera. Es como decir la guía, la constitución nuestra donde está lo que debemos y lo que no debemos hacer. Uno comienza desde las 0:4:20 de la mañana. Un pitazo para levantarse, dos pitadas para formar equipo. Arma, caleta, equipo todo bien organizado para revisar todo el personal y a partir de ahí a las 6 el desayuno, a las 7 el aseo general del campamento. Luego pasa uno a noticias, hace un análisis de las noticias, después, según como esté planificado el trabajo, porque aquí hacemos actividades bien sea de trabajo materiales o la cuestión del aula.
Y el campamento bien organizado donde esté todo en su orden, luego hay un comedor donde uno recibe sus alimentos en formación y comemos todos juntos en ese comedor.
Desayunó, almorzó, cenó y luego va y lava la olla y la amarra a su equipo, no puede tener uno suelta una olla, ni cucharas sueltas, ni jarros sueltos. Hay también una parte que se llama los orinales y las compañeras los tenemos aparte de los compañeros. Lo mismo los sanitarios a los que llamamos zanjas.
Para el baño (en la tarde) también dan un tiempo estipulado, todo bien organizado, uno se baña y coloca su presentación. Cuando uno va a hacer un trabajo coloca lo que llamamos sudadera, una camiseta para trabajar.


Foto: Hora de bañarse, pero siempre preparado por el asalto del enemigo.

Las parejas guerrilleras

DE: Aquí también hay muchas parejas. ¿Tú tienes también un compañero?

ST: No, en este momento no tengo compañero. Aquí la vida de pareja es muy normal, es muy distinta a la vida de civil. Porque tu en la vida civil tienes a tu compañera y tienes que pensar que hay que buscar un salario para costear los hijos, que la comida, mientras que acá no. Acá es la organización la que le costea a uno la comida, el uniforme, todo y uno comparte la vida afectiva.
Aunque la vida afectiva, aparte de la sentimental, la comparte uno a diario con los demás camaradas por la vida que llevamos, pero cuando no tienes pareja es lo normal. Uno se asocia, hace el compromiso de asociarse y cada uno responde por sus cosas, el día que no queremos estar más no hay ningún problema. Usted para un lado, usted para el otro y ahí seguimos normal como amigos.

DE: ¿No hay ninguna pelea política de reparto?

ST: No, no hay reparto de bienes, aquí caleta (la cama, escritorio) nada más. Es nada más como compartir el afecto con alguien, aquí el compromiso que uno tiene no es con el compañero, no es la lucha de hombre y mujer, es lucha de clases de todos, negros, blancos, mulatos, indios, de todos. Y el final de la pareja es normal.

DE: Pero es duro cuando la pareja tiene que separarse por razones militares, que mandan a uno a un (otro) campamento y queda el otro acá.

ST: Si, como te digo, todos tenemos sentimientos, el hecho de que uno sea guerrillero y esté acá no significa que uno sea de fierro. Porque somos guerreros y empuñamos las armas por amor al pueblo. Entonces, lógico, sentimos, a uno le da nostalgia que se vaya el compañero con el que uno comparte la parte afectiva o alguna tarea. Pero también hay que meterle mente, decir, hombre que acá no ingresé con un compañero. Si ingresé no fue por el compromiso con él sino por la lucha del pueblo, los intereses del pueblo están por arriba de todo. No estamos acá por cuestiones sentimentales, tenemos que hacerle a eso cara dura.



DE: ¿Y cuando muere un compañero en un combate cómo se siente uno?

ST: Sí, nos sentimos nostálgicos, pero también tenemos que entender que en esta lucha unos vamos, otros nos quedaremos en el camino y otros continuarán la lucha que llevamos, así es esta lucha, o sea, no dejar que esa tristeza o esa nostalgia nos invada y sea el motivo para tener nuestra causa. Ante eso el aliciente para seguir nuestra causa adelante nos da la fuerza y la moral para continuar la lucha.

DE: Cuéntanos un episodio dramático que te haya pasado en todos estos años.

ST: Dramático, dramático, eh. . .

DE: ¿Alguna emboscada?

ST: Si, con bombardeos cuando han estado por ahí los bombardeos cerca, bueno ese episodio lo normal, el episodio puede ser que lo embosquen a uno o que le maten a uno alrededor acompañeros, puede ser un asalto, pero no ha habido episodios para contar así. Hubo pequeñas experiencias, emboscadas.

Leishmaniasis, la “lepra de la selva”

DE: No solamente aquí en la selva, en la sabana, en la montaña no está solo el enemigo, hay muchos animales. A ti te ha picado en la mejilla un pito (familiar al zancudo), ese tipo de alimañas te dan leishmaniasis [2]. Me contaron que te aplicaron 300 inyecciones para curarte. Esa leishmaniasis es la que los militares llaman la enfermedad de la guerrilla y es una enfermedad que cualquier campesino que se encuentre en la selva puede también tener.

ST: Si, acá es algo normal, cotidiano de la selva y se llama leishmaniasis.

DE: O la lepra de la selva.

ST: Si, pero nosotros ya no nos asombramos. No, para nosotros es algo normal como la picadura de un zancudo, porque se aplica la droga y continúa uno trabajando. A mi me dio aquí en la mejilla y me dieron cantidad de inyecciones porque debido a dificultades de tiempo y todo eso, no me las apliqué y por eso me llevó bastante tiempo. Pero no, yo la sentí normal, no es una enfermedad que lo tire a uno en cama. Lógicamente cuando te da no puedes recibir tanto calor. Entonces nuestros superiores nos hacen no acalorarse tanto y uno espera que pase el procedimiento.
En cambio los soldados que están enfrentando el Plan Patriota, tantos soldados, como 300…

DE: No, son 4 000 soldados que han sido desmovilizados según el general Ospina, jefe de la fuerza militar.

ST: ¿Por cuestión de leishmaniasis?

DE: Por cuestión de leishmaniasis y los soldados del Plan Patriota son 20 mil en total mientras ustedes llevan 40 años aquí en la selva.

ST: Imagínese, y echándose a morir por leishmaniasis, no, no es posible. [risas]. . .

DE: ¿Será que están ocultando las bajas, justamente, por la leishmaniasis’?

ST: Si, yo creo que si, les da pena, claro, a ellos no les conviene decirlo. Además no están acostumbrados a lo inhóspito, a la selva, se sienten mal. En cambio uno como guerrillero ya conoce la selva como la palma de su mano.


Foto: Así se ve las picadas del leishmaniasis que tienen que ser inyectadas cada día durante 50-80 días con Glucantime que solo es suministrado por el ejército que considera que solo los guerrilleros son afectados. En la foto, una joven guerrillera es tratada por la veterana guerrillera Eliana, radiooperadora y enfermera.

“No se acepta el machismo”

DE: ¿Cómo es el machismo en la guerrilla?

ST: No, aquí se combate eso. Aquí, como te digo, la lucha no es de hombre a mujer, de mujer a hombre, la lucha es de clase y aquí se combate, no se acepta el machismo.

DE: Lógicamente de todas maneras…

ST: Claro, uno no va a decir que no hay rezagos de la vida civil, aquí ingresamos con algunos rezagos de la vida civil, cierto machismo y no solamente en el hombre, sino en la mujer, también. Pero que poco a poco en el combate y la experiencia, uno va dejando todo lo que trae de la vida burguesa y va construyendo el Hombre Nuevo. Entonces, cuando un compañero o compañera empieza con cosas como el machismo, le llaman la atención. Se les dice, ¡cómo compañero, acá las cosas no son así, acá estamos luchando por la misma causa, acá somos todos iguales hombre y mujer, nuestros deberes y nuestros derechos son iguales para todos!

Las organizaciones ligadas a las FARC

DE: El otro día tú diste una charla muy interesante sobre las organizaciones sociales que están muy ligadas a las FARC como el Partido Comunista Clandestino donde todos los guerrilleros son miembros de esas células y también el Movimiento Bolivariano Clandestino. Hablaste sobre las Milicias Bolivarianas y sobre las Milicias Populares. En un breve resumen cuéntanos un poco qué son estas organizaciones.

ST: En las FARC además que tenemos una cantidad de hombres y mujeres se planteó en las conclusiones de las distintas conferencias, de los plenos, ¡metamos pueblo, metamos la organización del pueblo, necesitamos invitar al pueblo! Se estableció entonces el Partido Comunista Clandestino Colombiano, PCCC, el Movimiento Bolivariano, las Milicias Populares, las Milicias Bolivarianas, es decir, no necesitamos que todos vengan y empuñen un arma.
De ahí brindamos nociones a esta gente de organizaciones políticas donde la gente se integra y también desde allí ayuda a organizar este pueblo. Hay dirigentes también, dentro de este tipo de organizaciones. Por ejemplo, el Movimiento Bolivariano es un movimiento amplio, clandestino, que está a nivel nacional e internacional donde uno le dice a la gente que tiene la opción de aportar su grano de arena y en debido caso es un planteamiento político para cambiar de raíz este estado. Mucha es la gente que integra el Movimiento Bolivariano. Es un movimiento amplio, clandestino donde cabe todo el mundo a excepción del enemigo declarado.

DE: O sea, no es una contradicción ser un movimiento amplio y al mismo tiempo clandestino.

ST: Más de uno dice como puede ser un movimiento amplio y clandestino a la vez pero se está haciendo la experiencia. Hay mucha gente que está y en la conciencia de la gente y en el educarse se ve que hay una necesidad de que estén en la clandestinidad. Porque hemos tenido una experiencia bastante dolorosa y no la queremos repetir que fue el exterminio de uno a uno, de los compañeros de la Unión Patriótica, (UP) que la exterminaron toda. El estado la acabó moralmente, físicamente, de todas las formas.

La construcción de la Nueva Colombia

DE: Qué piensas del futuro. ¿Tú tienes optimismo por el desarrollo militar y político de las FARC?

ST: Claro, claro, es que obviamente todo revolucionario por ley, por derecho pensamos nosotros, vemos nosotros el poder cerca, la construcción de la Nueva Colombia y nunca vamos a desmayar porque queremos ver a Colombia liberada pronto.

DE: Aunque estamos en pleno centro del huracán del Plan Patriota que tiene la aviación en bombardeos, más de 20 mil hombres.

ST: Si, es bastante grande pero no nos asusta, habrá muchas cosas pero el triunfo está cerca y vamos a llegar. Algunos nos preguntan pero cómo tantos años y no se ha tomado el poder. Pero bueno, lentos pero seguros porque tampoco queremos irnos al poder y que nos caiga. Luego, cuánto necesitaríamos para volver a empezar lo que ya construimos, por eso vamos lentos pero seguros y el optimismo es de todos los días y es de nuestros superiores y camaradas.


Foto: Si la mamá ha lavado y planchado la ropa del muchacho antes, en la guerrilla le toca a él hacer las mismas tareas como las guerrilleras. Los mismos derechos y deberes.

“Explotadas sexualmente por los comandantes”

DE: Muchas acusaciones a las FARC son sobre que las mujeres han sido explotadas sexualmente en el movimiento guerrillero. ¿Qué piensas tu, has escuchado de alguna guerrillera que haya sido abusada por algún comandante o algún compañero?

ST: Como te decía anteriormente, al principio de esta entrevista, esa es una de las tantas mentiras que a diario viven lanzando sobre nosotros desde los medios de comunicación. Yo creo que van a buscar y ya no van a encontrar qué decir de, nos tratan de narcoterroristas, de lo peor. Que las mujeres son maltratadas sexualmente, que son sirvientas de los guerrilleros, que somos. . . ¡Mentira! Aquí si uno quiso estar con un compañero, está, si no, no. Aquí cada uno se forja su destino y cada uno se crea una meta. Si uno quiere ser alguien, lo logra. Aquí nadie tiene un mérito sino es por uno, no por una cara o un cuerpo bonito, aquí uno tiene que forjarse.
Esas son artimañas que se buscan los medios de comunicación para ponernos por el suelo y para que otra gente que vea como una opción a las FARC, no ingrese al movimiento.

DE: Cuando haya paz, cuando ya la revolución haya triunfado, ¿qué quieres hacer tú?

ST: Cuando ya triunfemos, seguir sin miedo al Ejército Revolucionario. Y me gustaría poder seguir hablando con toda la gente, seguir en la organización de apoyo, incentivándolos porque ahí es cuando se viene la batalla más dura. No es tanto tomar el poder, sino mantenerse, es cuando más me gustaría trabajar.

DE: ¿Y tener familia, niños?

ST: No, niños no.

DE: ¿Pero vas a querer?

ST: Claro, cuando ya se termine todo esto. Pero me siento orgullosa así como estoy, dando el todo por el todo por liberar a Colombia.

DE: Muchísimas gracias.

ST: Muchas gracias a ti que a través de este medio nos das la posibilidad de expresarnos para decir que es lo que estamos haciendo por el pueblo. Y decirles la verdad al gobierno corrupto y a todos los asesores gringos que están metiendo las narices donde no deben y saqueando nuestras riquezas.

[1] Mensaje de “Susana” (Martha Pérez Gutiérrez) y Diana (Doris Torrez Bohórquez), guerrilleras sobrevivientes de la masacre de Sucumbíos el 1 de Marzo de 2008
[2] Leishmaniasis, Wikipedia.

http://youtu.be/csT1IVqUFqI

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina: Apuntes para explicar el feudalismo en Tucumán

Maria Cristina Caiati (especial para ARGENPRESS.info)

El fallo que absolvió a los responsables del secuestro, desaparición y prostitución de Marita Verón es, en verdad, una vergüenza nacional. Pero no es una sorpresa. No si se lo considera como el resultado de la herencia que dejó el terrorismo de Estado en la sufrida Tucumán.

Tucumán, como muchos estados del interior del país, continúa sometida a un sistema feudal en el que la ley sólo sirve para disciplinar al vulnerable, nunca para caer con todo su rigor sobre los poderosos o, como en este caso, sobre los esbirros de los poderosos. En ese marco, la presencia de parapoliciales y paramilitares, “colaboradores” de las fuerzas de seguridad para mantener el orden, ha sido y es una constante. La impunidad que los rodea no ha podido ser quebrada, si bien es cierto que por lo menos ha sido cuarteada.

Hay datos que deben ser tenidos en cuenta para comprender por qué todavía no se ha podido romper el sistema feudal de Tucumán, consolidado durante la dictadura.

Sin ir demasiado lejos Ruben Alé (a) “La Chancha”, el potentado que habría repartido dólares entre los jueces -cobardes además, por haber tardado en anunciar un fallo basura- , fue matón del ex gobernador de facto y constitucional, Antonio Domingo Bussi: en julio de 1998, cuando el entonces presidente Carlos Menem y el carnicero festejaban en la Casa Histórica de Tucumán el 9 de julio comiendo empanadas, policías y miembros de la Asociación de Remiseros Unidos de la provincia, de la que es propietario "La Chancha", reprimieron con dureza a un grupo de militantes de organismos de derechos humanos y de partidos de izquierda que protestaban pacíficamente. Bussi para ese entonces, estaba siendo cuestionado no por las innumerables muertes que tenía encima, sino por los dineros mal habidos, que cimentaron su fortuna y la de su familia.

Otra espada imprescindible de Bussi para mantener el terror, fue el policía Mario “Malevo” Ferreyra, que se suicidó ostentosamente frente a las cámaras de televisión en noviembre de 2008, para evitar comparecer ante la justicia por crímenes de lesa humanidad. El “Malevo” fue, hasta bien avanzada la democracia, líder de la mano dura en Tucumán. En 1993 fue condenado a prisión perpetua por un triple crimen cometido en 1991, cuando era jefe de la Brigada de Investigaciones. Tras conocer la condena y como una nueva demostración de que los impunes no se consideran obligados a obedecer la ley, Ferreyra se mantuvo prófugo varios días hasta que, seguramente después de hablar con su patrón, se entregó en el marco de una escenificación teatral nunca antes vista. Como entre bueyes no hay cornadas, en setiembre de 1996, por un decreto del entonces gobernador Bussi, se le redujo la condena primero a veinte años y luego a 18. Desde septiembre de 1998 comenzó a gozar de salidas transitorias para ir a trabajar y en 2002 quedó en libertad.

La “mano de obra desocupada” -y desperdigada tras el fallecimiento de Bussi- se reune ahora en una agencia de seguridad privada, propiedad de Walter Saborido (a) “El Capitán”; bajo sus órdenes trabajan más de 200 personas. En la actualidad Saborido -que fue candidato a vicegobernador de Tucumán-, está alojado en el penal de Villa Urquiza porque integra la lista de 35 detenidos por su responsabilidad en el Operativo Independencia, antesala y ensayo del Terrorismo de Estado en Tucumán. Saborido es uno de los detenidos más conocidos en la provincia - lo que le habilita tratamiento vip en la cárcel- y como tal, es el mejor reflejo del poder que conservan los represores tucumanos.

Para interpretar el servilismo judicial a los poderes reconocidos -antes los militares garantes del “orden” y ahora los bastoneros de la práctica del tráfico de personas-, hay que recordar al juez federal de Tucumán durante la dictadura, Manlio Torcuato Martínez, el hombre que recién en julio del año pasado, más de 35 años después, debió comparecer ante un juez de la democracia, porque habría participado en los homicidios de cinco personas y en la privación ilegítima de la libertad de otra. Martínez fue número puesto en la tarea de garantizar la impunidad de los policías y militares que cometieron hechos aberrantes durante las administraciones de los represores Acdel Vilas, Antonio Bussi y Antonio Merlo.

En mayo de 2008 Walter Moreno, el ex juez de La Rioja que intervino en el caso de Marita, fue detenido e imputado por liderar una banda delictiva que asesinó a un comerciante para robarle (aunque él se declaró inocente). Nueve meses después, ese mismo juez -que ya había sido acusado por Susana Trimarco, por rechazar los exhortos que enviaba la justicia tucumana y por frenar los allanamientos que podrían haber ubicado a Marita-, fue denunciado por una mujer víctima de trata, como uno de los “clientes” que frecuentaba los prostíbulos de la provincia, hacía formar en fila a las chicas y las elegía.

Otro hombre de la justicia que garantizó el libre albedrío de los genocidas fue Francisco Sassi Colombres, secretario general de la gobernación y fiscal de Estado en la época de Merlo; en 2008 Sassi Colombres había sido propuesto por el gobernador José Alperovich para integrar la Suprema Corte de Justicia; no pudo permanecer, pero fue el segundo funcionario de la dictadura en llegar al máximo tribunal de Tucumán.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

El hombre detrás de las sospechas de corrupción en la causa Marita Verón

COSECHA ROJA - AGENCIA WALSH

En San Miguel de Tucumán todos conocen a la Chancha. La Chancha es Rubén Ale, un hombre con fuertes vínculos con el mundo del fútbol y la política provincial, acusado de formar parte de redes de prostitución y narcotráfico. Junto a su hermano siguen gozando de la protección judicial/policial.

La lectura de la sentencia se demoró más de cuatro horas. Después de diez años de búsqueda y un juicio que duró diez meses, Susana Trimarco escuchó en voz de la secretaria del Tribunal el fallo que absolvió a los trece acusados del secuestro y explotación sexual de su hija, María de los Ángeles Verón, desaparecida desde 2002.



La sentencia lleva la firma de los jueces Alberto Piedrabuena, Emilio Herrera Molina y Eduardo Romero Lascano. Una hora más tarde, Trimarco dio una conferencia de prensa:

-Fue un acto de corrupción, una estafa- dijo-. Es una vergüenza para todo el país.

Después habló con algunos noticieros y le puso nombre y apellido a las acusaciones:

-Estos tres jueces estafadores son una vergüenza. No voy a parar hasta que haya juicio político.

La secretaria encargada de la lectura del fallo explicó que "no fue una decisión tomada entre gallos y medianoche" y que las "pruebas fueron muy contradictorias". Para la madre de Marita Verón, nada de eso es cierto.

Durante la etapa de alegatos, Susana recibió una carta anónima. La persona que la enviaba decía ser funcionario del Poder Judicial de Tucumán y advertía a Susana que la Chancha Ale, expareja de una de las imputadas, estaba intentando sobornar a miembros de la Justicia. Susana le mostró la carta al presidente del Tribunal y este le restó importancia. La madre de Marita se quedó conforme.

Después de conocer la sentencia, la denuncia anónima recobró fuerza. "No nos queda otra cosa que decir que la carta no mentía", dijo a Cosecha Roja el abogado de Susana Trimarco, Carlos Varela Álvarez. "La mafia logró hacer cambiar el rumbo de las cosas. Está claro que hay un poder mafioso que influyó en la decisión de los jueces", agregó.

En San Miguel de Tucumán todos conocen a la Chancha. La Chancha es Rubén Ale, un hombre con fuertes vínculos con el mundo del fútbol y la política provincial, acusado de formar parte de redes de prostitución y narcotráfico. Como empresario, llegó a manejar una flota de más de 600 remises.

Durante los '80, la Chancha comandaba la barrabrava de San Martín de Tucumán con su hermano Ángel, alias el Mono. En esos años, los líderes de "La banda de los Ale", como se los conocía en la tribuna del club, fueron absueltos en varias causas por amenazas, lesiones en banda y asociación ilícita. También eludieron una condena por el asesinato de dos miembros de Los Gardelitos, el grupo con el que se disputaban la conducción de la barra. No era la primera vez que la Chancha pasaba por los Tribunales. Había pasado cuatro años preso luego de ser condenado a nueve por un intento de homicidio.

En la década siguiente, el empresario de los remises intentó meterse de lleno en el mundo de la política. A partir de sus vínculos con el menemismo, se presentó dos veces como candidato: una como concejal y otra como legislador. La Chancha se convirtió en el ahijado político del entonces vicegobernador Fernando Juri. Su flota de remises, puesta al servicio del poder político, funcionaba como una enorme red de control territorial.

En el 2002, en plena crisis post-convertibilidad, la Chancha ofreció hacerse cargo del plantel de San Martín: formó la empresa Gerenciadora del NOA y quedó a cargo de la conducción futbolística del club; prometió aportar enormes sumas de dinero y llevar jugadores de alto nivel. En cinco temporadas, el equipo logró cuatro ascensos. Pasó de competir en una liga regional a jugar en primera. En 2008, la Chancha encabezó la lista única que se presentó a elecciones y se convirtió en el presidente del club.

Desde el nuevo cargo, la Chancha utilizó a la barra para conformar una fuerza de choque. Para muchos, el club sólo fue una fachada para sus negocios oscuros.

Jorge Lobo Aragón es abogado. En su paso por el Poder Judicial fue secretario de la Corte Suprema, fiscal y juez de Instrucción. Durante los primeros años de la década pasada, llevó adelante la etapa de instrucción del Caso Salinas, en el que los hermanos Ale y el padre de ellos fueron acusados de homicidio agravado y tráfico de armas.

"En esa época yo estaba amenazado de muerte. Les dicté la prisión preventiva desde un hotel afuera de San Miguel, rodeado de policías", contó Lobo Aragón a Cosecha Roja. El Mono y la Chancha Ale estuvieron dos años en la cárcel de Villa Urquiza. Al padre, que tenía problemas cardíacos, le dieron prisión domiciliaria. En el juicio oral, todos los acusados fueron absueltos.

"Les encontraron un automóvil lleno de granadas, ametralladoras, una Itaca. Tenían un arsenal en el auto del padre. Estaba absolutamente demostrado que eran autores del ilícito", dijo el abogado. Y agregó: "no los condenaron por miedo. Los jueces tienen pánico".

Para Lobo Aragón, los hermanos Ale siguen gozando de la protección judicial. Actualmente, lleva adelante cinco causas que tienen como acusados al Mono y a la Chancha. "Todas tienen requerimiento de elevación a juicio pero ninguna fue elevada al debate oral", explicó. Desde que se iniciaron estas causas, Lobo Aragón recibió varias amenazas de bomba y su estudio fue tiroteado en tres oportunidades. El abogado acusó penalmente a los Ale por estos hechos: "Están en distintas fiscalías sin ningún tipo de resolución", contó

Ayer, durante la lectura de la sentencia, la Chancha Ale no estuvo sentado en el banquillo. La exmujer de la Chancha, Daniela Milheim, llegó al juicio oral acusada de haber retenido en su casa de Yerba Buena a Marita. La fiscalía había pedido una pena de 25 años. Durante el juicio, ella acusó a su expareja de obligarla a ejercer la prostitución. Susana Trimarco lo señaló como uno de los responsables del secuestro de su hija. Pero La Chancha, una vez más, logró eludir a la Justicia.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

El martirio de Marita y la justicia prostibularia

Claudia Rafael (APE)

“Yo le pido a Dios que me haga ese milagro de encontrar a mi pobrecita hija”, dijo Susana Trimarco alguna vez, hace unos seis años a esta periodista. Ya hacían cuatro que le habían arrancado a Marita de sus brazos. Por esos días acababa de desistir de viajar a Olavarría porque el mensaje había sido demasiado claro. Si viajaba desde Tucumán a buscarla en esa ciudad cementera en donde -le avisaron- la habían visto en el prostíbulo “La Morocha”, tomarían represalias con su nieta, Micaela. Susana ya había perdido demasiado y no quiso arriesgar a “la Mica”, que por entonces tenía 10.

El entramado que se desnudó en la ciudad chica era el mismo que ayer quedó expuesto en el juicio en el que absolvieron uno tras otro a cada uno de los 13 imputados. Un pulpo mafioso de infinitos tentáculos hacia la justicia, la policía, el poder económico. Con ligazones hacia el narcotráfico, la compra-venta de armas, el negocio de vidas humanas. Con vínculos estrechos hacia la muerte.

“Yo a éste lo conozco”, había dicho una de las mujeres en “La Morocha”. Ese “éste” al que señalaba por lo bajo hablando con otra compañera era un fiscal. Marita, sin embargo, ya no estaba allí. Quién sabe qué caminos la habrían empujado a emprender. En su lugar, habían rescatado a una adolescente.

Los que la buscaron, antes de irse, dijeron a esta periodista que “el análisis que hacíamos es que Olavarría es un aguantadero, un lugar de paso para esconder por un tiempo a chicas que son prostituidas cuando las cosas se ponen muy calientes en la ciudad donde las hacen trabajar”.

El país está infestado de “aguantaderos”. Donde estallan los gritos ahogados. Donde las telerañas de perversidades engullen indefensiones. El país está atestado de “aguantaderos” en los que se trafica para la corona. En donde no sólo se endiosa a la crueldad violentando las dignidades, sino que además se suman uno tras otro los pesos que prolijamente serán reservados como botín de guerra. Cada fin de semana miles y miles de pesos embocarán el camino de una comisaría, de un funcionario X, de un juzgado determinado. Cada fin de semana esos miles de pesos engordarán bolsillos, redondearán sonrisas, multiplicarán poderes. Avalarán silencios. Comprarán simpatías.

Acelerarán papelerío burocrático. Engullirán vidas. Olvidarán nombres. Marcarán pieles. Secuestrarán ternuras. Picanearán sueños. Destrozarán amores. Apadrinarán orfandades.

*****

Fernanda Aguirre. Florencia Pennacchi. María Soledad Morales. María Cash. Marita Verón. Magalí Giangreco. Erica Soriano. Sofía Herrera. Ramona Mercado. Graciela Cañete… Asesinadas o desaparecidas. Masacradas.

*****

“Mi vida era una vida normal y muy feliz con mis hijos. Con mi esposo estamos casados hace 30 años. A los 17 nos pusimos de novio y a los 21 nos casamos. Y así seguimos hasta el día de hoy. Tenemos dos hijos maravillosos. El mayor, Daniel, que ya tiene su familia formada y María de los Angeles, Marita, mi segunda hija. Yo traté en todo lo posible de criarlos y educarlos cuidándolos mucho. Los llevaba y los traía. A Marita la dejábamos en la puerta del colegio a las 7.30 y luego la buscaba mi marido. Yo estoy orgullosa de Daniel y de Marita. Yo sé que ella, con todo esto que está pasando, es una chica valiente, fuerte. Sabía muy bien lo que quería para su vida, tenía un proyecto de estudiar, trabajar y progresar en la vida. Marita estudiaba licenciatura en Arte y a la vez hacía cursos de todo tipo. Pero también tenía su hogar, su negocio, su vida sana de familia. Y nunca en la vida habíamos imaginado que existían estas cosas. Era como un sueño”, dijo Susana Trimarco a esta periodista en 2006. Cuatro años más tarde, hundido en la depresión, moriría Daniel, su marido.

“Ellos me hicieron fría”, decía ayer Susana después de escuchar la sentencia durante la que sus ojos se mantuvieron mustios. “No les voy a perdonar las lágrimas de Micaela. Las van a pagar con el cargo”, soltó.

*****

"Yo hace días atrás recibí una carta anónima donde me decía un funcionario judicial que no espere justicia de esta gente, porque ellos recibieron mucho dinero de los Ale para que frenen y mi hija no tenga justicia", denunció Susana Trimarco. “El Poder Judicial de Tucumán está podrido”.

Beatríz Rojkés de Alperovich, la tercera en sucesión presidencial, la esposa del gobernador tucumano, pareció sentirse aludida, recogió el guante y dijo que “nos acusan de cosas terribles. Yo lo único que digo es que, si el gobierno es mi marido y yo, no estamos protegiendo a nadie". Y aún más: “la prostitución existe y va a seguir existiendo. Se termina con los prostíbulos y comienzan los departamentos”.

Hace apenas un par de meses, el Centro Interdisciplinario de Estudios Culturales (CIDEC) y el Instituto para Pensar Buenos Aires (IPEBA) la conmemoraron con un premio al “compromiso social femenino”. A poco de haber culpado a los padres de una nena de 6 años asesinada en su provincia de descuidarla “por borrachos”. A poco de haber dicho a la mamá de un chico tucumano muerto por paco que “ahora, por lo menos, vas a poder dormir mejor sin tener que preocuparte porque esté en la calle”.

*****

Micaela cumplió hace poco 14 años. Es adulta hace demasiado tiempo. Los fantasmas del odio y de la muerte le arrancaron la infancia de una sola cuchillada. La hundieron profunda. Los fantasmas del odio y de la muerte ocuparon el olimpo, ordenaron destrucciones, exterminaron abrazo. Engulleron a Marita con el aval de cada uno de los perpetradores del poder que siempre, sistemática y cruelmente, sacuden todo atisbo de felicidad. La dejaron a Micaela sin mamá. Acribillaron de mil balazos la maternidad de Susana y a la vez se la multiplicaron en cada una de esas mujeres niñas que fue rescatando.

Patria nuestra que estás en la sangre, escribía Gelman. Ríos enteros le fueron derramados. Riegan esta tierra y la tiñen de rojo en cada gesto. En cada palabra. En cada muerte. En cada sentencia.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Represión policial en la Casa de la Provincia de Tucumán

ANRED

Efectivos de Infantería de la Policía Federal reprimieron la movilización que tuvo lugar ayer por la tarde frente a la Casa de la Provincia de Tucumán ( Suipacha 140), en la Ciudad de Buenos Aires, en repudio a las absoluciones que un tribunal tucumano otorgó a los/as acusados/as de haber secuestrado y desaparecido a Marita Verón. Hay numerosos heridos y detenidos. Hubo movilizaciones y actos en diferentes provincias del país.

Desde las 17 horas numerosas organizaciones sociales, políticas, estudiantiles y de militancia con perspectiva de género se fueron convocando frente a la sede porteña de la Casa de la Provincia de Tucumán para repudiar el fallo del día martes 11 por el cual un tribunal de tucumano absolvió a los/as 12 acusados/as de haber secuestrado y desaparecido a Marita Verón, hija de Susana Trimarco, con fines de explotación sexual.

Los manifestantes fueron recibidos por un gran operativo policial que incluyó el despliegue de unos 100 efectivos, varios carros hidrantes, motos y móviles policiales, personal de civil distribuido por todas las calles aledañas a la zona de la casa provincial y hasta un helicóptero que en todo momento monitoreó los movimientos de las organizaciones.

La represión policial se desató cuando algunas de las organizaciones participantes intentaron escrachar con pintura el frente de la casa provincial tucumana. En ese momento comenzaron las refriegas y la excesiva reacción represiva policial, que intentó en numerosas ocasiones dispersar la movilización con el uso de gas pimienta, chorros de agua, además de bastones y escudos, con los cuales golpearon en sucesivas ocasiones a los/as manifestantes, generando como resultado varios/as heridos/as.

Momento en que se desató la represión policial:



Ante la represión policial desatada muchos/as manifestantes comenzaron a responder la agresión policial con piedras hacia los efectivos y contra el frente de la casa provincial.

El enfrentamiento entre los/as manifestantes y la policía se extendió durante unas dos horas frente a la casa provincial y en las calles aledañas, principalmente en la intersección de las calles Mitre y Suipacha, y encontró su punto cúlmine a tres cuadras de donde había comenzado.

También hubo una gran cantidad de movilizaciones y actos en varias provincias del país para repudiar el fallo del tribunal tucumano:

► TUCUMÁN: en Plaza Yrigoyen a las 19hs, encabezados por la hija de Marita Verón, Micaela, una multitud marchó hasta los tribunales que dictaron la sentencia enarbolando antorchas.

► SALTA: hubo convocatoria en la Plaza 9 de Julio a las 19 horas.

► CÓRDOBA: hubo concentración en repudio en los cruces de las avenidas Colón y General Paz, a las 18 horas.

► PARANÁ: en Tribunales - 18HS - Informe breve: "En el día de hoy, 12 de diciembre de 2012, distintas agrupaciones políticas se dieron cita en calle Bs.As. y Laprida, en repudio al fallo del tribunal penal del Tribunal de Tucumán, en el cual se absolvió a los 13 acusados de secuestrar y de provocar en el 2002, la desaparición de Marita Verón. Luego, los manifestantes marcharon a la Casa Gris de la capital entrerriana". (Informe de Mario Daniel Villagra, de la ciudad de Paraná, integrante de la Red Nacional de Medios Alternativos - RNMA)

► ROSARIO: convocatoria en la Plaza Pringles al Monumento, a las 20 horas, y en la Plaza San Martín al Monumento, a las 17hs.

► MENDOZA: Concentración en KM0, a las 19hs.

► La PLATA: hubo convocatoria en el cruce de las calles 7 y 50, por la tarde, desde las 18hs.

► BAHIA BLANCA: en la Plaza Rivadavia, a las 18hs.

► NEUQUÉN: muchos manifestantes se convocaron en el Monumento a San Martín, desde las 19.30hs.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

La democracia ausente

Darío Aranda

Una beba qom y su abuela murieron luego ser atropelladas por un gendarme. Ambas son de la comunidad La Primavera. Denuncian que "no fue un accidente" y apuntan a la disputa por el territorio. Los derechos humanos nunca llegan a los pueblos indígenas.

Lila, de 10 meses, y Celestina, su abuela, de 49 años. Las nuevas víctimas que se suman a la lista de asesinatos indígenas. Ambas fueron atropelladas por un gendarme el domingo a la siesta, en la ruta 86, Formosa. Celestina murió en el momento, sobre el asfalto. Lila falleció el mediodía de ayer. Ambas qom de la comunidad Potae Napocna Navogoh (La Primavera), el epicentro de la represión desde hace dos años, cuando decidieron hacer respetar sus derechos y no alinearse al gobernador Gildo Insfrán. Ricardo Coyipé, también atropellado, denunció que "no fue accidente, lo hizo a propósito" y precisó que el gendarme -lejos de auxiliarlo- lo pateó en el piso y amenazó para que no realice la denuncia. Coyipé es un reconocido defensor de los derechos qom. "Me pegó, me puteó, me dijo que era un indio de mierda. Y mi nietita estaba ahí, agonizando", denunció Coyipé. La comunidad aseguró que el trasfondo es la disputa territorial.

Ricardo Coyipé había ido con su familia a Misión Tacaglé, donde había una ceremonia religiosa (como muchos qom, son evangelistas). A las 16 comenzó el regreso. Manejaba sobre la ruta 86, cuando un auto lo golpeó por detrás. Su esposa Celestina y la beba Lila volaron por el aire y cayeron sobre el asfalto. Celestina no se movió más. La beba, entre llantos, sangraba. Ricardo quedó debajo del auto. El conductor, el gendarme Walter Cardozo, descendió del vehículo, insultó a Ricardo y comenzó a golpearlo, primero con el puño, luego patadas y una exigencia: que no realice la denuncia.

"Me decía que era gendarme, que no lo iban a detener. Me decía que era un indio de mierda. También bajó el papá del gendarme, y también me pegó. Ninguno ayudó a mi nietita", explicó ayer a la tarde, desde la comunidad, luego de dar sepultura a su esposa en el cementerio de la comunidad.

La familia Cardozo es conocida en la zona. Tenían un almacén y carnicería donde los qom eras asiduos clientes. Y arrendaban tierras a la comunidad. La relación cambió cuando, en octubre pasado, la comunidad decidió no alquilarle más tierra.

"La policía dice que fue accidente. Es la misma policía que nos reprimió, que nos amenaza y que incendió nuestras casas. No fue accidente. Los Cardozo están enojados porque no los dejamos entrar a nuestra tierra. Y no lo vamos a dejar entrar, es nuestro derecho", afirmó Laureano Sanagachi, "qaratagala" (segundo líder -luego de Félix Díaz-) de la comunidad.

---------------------------------------------------

El cuerpo de Celestina Jara estaba, ayer a la mañana, en su cama, en el mismo rancho que compartía con Coyipé. A media mañana llegó un camión municipal con el cajón. El mismo vehículo llevó a Jara hasta el cementerio de la comunidad, al lado de la laguna. Fue seguido en motos y a pie por numerosos qom.

A las 12 le dieron sepultura. Con Ricardo Coyipé aún dolorido, sin atención médica, se despidió a la abuela qom de 49 años.

"Estamos muy tristes, impotentes, con bronca", resumió Lorena Cardín, antropóloga que desde hace once años acompaña a la comunidad. Contó que la policía de Formosa intentó responsabilizar a Coyipé. "Comenzaron a decir en la misma ruta que Ricardo estaba ebrio. Lo querían inculpar. Y Ricardo, con la esposa muerta y la nieta grave les explicaba a todos que él no tomaba. Todos sabemos que él no toma, es evangelista, ni fuma", remarcó Cardín.

-¿Cuál es el sentimiento de la comunidad?

La antropóloga responde de inmediato. "Acá nadie duda. ‘Es por la tierra', te dicen todos".

Y no es casual. Desde que la comunidad se reorganizó, con Félix Díaz como "qarashe" ("líder junto a su pueblo"), la comunidad comenzó un proceso de recuperar territorios que estaban arrendados o tomados por privados. El último hito, el 15 de octubre pasado, cuando venció un contrato de arrendamiento firmado por el anterior líder (Cristino Sanabria) y la comunidad desalambró 2000 hectáreas que utilizaba un empresario ganadero.

"Es la tierra, por eso nos matan", reiteró Sanagachi.

---------------------------------------------------

Media hora después de despedir a Celestina Jara, Yanina Coyipé (21 años) llamó a la comunidad con la peor noticia. Su beba, Lila, había fallecido.

Ponciano Acosta, del Equipo Nacional de Pastoral Aborigen (Endepa) la acompañaba en el hospital de Formosa Capital. "Yanina venía en otra moto, detrás de su papá y su beba, y vio todo. Algunos dicen accidentes, pero es muy llamativo, plena luz del día, sol, ruta ancha, no venía ningún auto de frente. Es más que sospechoso, siempre le toca a algún indígena que lucha", señaló Acosta.

---------------------------------------------------

María Cristina López tenía 22 años. Mario García, 48. Ambos del Pueblo Wichi de Formosa, murieron en abril de 2009 durante un prolongado corte de ruta. Pedían lo mismo que la Comunidad La Primavera, respeto a sus derechos (consagrados por frondosa legislación nacional e internacional) y, sobre todo, exigían territorio. Murieron de mezcla de hambre, frío y enfermedades curables en centros urbanos.

El 23 de noviembre de 2010, luego de cinco meses de corte de ruta, la policía provincial reprimió a la comunidad La Primavera. Asesinaron al abuelo qom Roberto López y también murió el policía Eber Falcón. El juez Santos Gabriel Garzón cargó contra la comunidad, procesó a una decena de qom. El mismo juez, Garzón, interviene ahora por muerte de Celestina y Lila. Y ya caratuló el hecho como "homicidio culposo" (entiende que fue involuntario, y es excarcelable).

El 24 de noviembre de 2010 fue atropellado Mario López, dirigente del Pueblo Pilagá de colonia Alberdi (Formosa). Murió arroyado por un oficial de policía cuando se dirigía hacia la comunidad La Primavera para solidarizarse por la represión. Su familia denunció, y aún sostiene, que no fue un accidente, sino un atentado.

El 28 de junio pasado, a la noche, una patota atacó a Abelardo Díaz, hijo de Félix Díaz. Los agresores tenían armas blancas. Amenazaron con degollar a Díaz, que terminó en el hospital local con lesiones varias. En el último año, luego de poner en la agenda nacional la vulneración de derechos en la provincia, la comunidad sufrió una decena de represiones.

"Sabemos que los ataques a la familia Díaz son organizados por el gobierno de Formosa, es la nueva modalidad que han puesto en práctica desde hace meses. Es terrible hasta dónde pueden llegar. Hacemos pública la denuncia pero también decimos que no nos van a amedrentar con sus agresiones. Nosotros sólo reclamamos lo que es nuestro y pedimos justicia. No nos vamos a correr de esta postura por miedo a las agresiones que recibimos", advirtió la comunidad en un comunicado el 30 de junio pasado.

El 9 de agosto atropellaron a Félix Díaz. Fue al mediodía en la ruta a la altura Laguna Blanca, cuando iba en ciclomotor. Siete puntos en la frente, fuertes golpes en el brazo, piernas y pecho. La camioneta que lo chocó no se detuvo. "No fue accidente. Fue por nuestro reclamo territorial. En Formosa es habitual que maten a quienes exigen sus derechos. Los responsables son el gobernador (Insfrán) y el Gobierno Nacional", denunció en agosto ante este redactor.

El domingo 9 de diciembre, cuando en Plaza de Mayo se celebraba "el día de la democracia", en Formosa volvió a producirse un "accidente". Otra vez, la muerte fue para los qom.

---------------------------------------------------

Gildo Insfrán se mantiene en el poder de Formosa desde 1987. Fue ocho años vicegobernador y, desde 1995 es gobernador. Fue menemista, tuvo buena relación con la Alianza, fue duhaldista y kirchnerista de la primera hora.

Sólo 48 horas después de la represión de noviembre de 2010, Gildo Insfrán compartió videoconferencia con la presidenta Cristina Fernández de Kirchner. Fue transmitida en directo por Canal 7. No hubo ni una mención a la represión al Pueblo Qom, abundaron las sonrisas y felicitaciones mutuas por la inauguración de una obra eléctrica.

En octubre de 2011, Gildo Insfrán inauguró una estatua de Néstor Kirchner. Viajó el ministro de de Planificación, Julio De Vido.

En enero de este año operaron a Insfrán de tiroides (intervención similar a la que tuvo la Presidenta). El 1 de febrero, en cadena nacional, Cristina Fernández de Kirchner lo saludó: "Quiero aprovechar para saludar al gobernador de Formosa, que de tan oficialista que es también le tuvieron que sacar la tiroides (...) Eso es para que digan que es muy oficialista, pero realmente ojalá que se mejore pronto y le mandamos un beso muy grande".

Amnistía Internacional, el Servicio de Paz y Justicia (Serpaj), Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, la Asamblea Permanente de Derechos Humanos (APDH) y el Centro de Estudios Legales y Sociales (Cels) son sólo algunos de los organismos de derechos humanos que han denunciado al gobierno de Formosa.

Nunca un funcionario de primera línea repudió la represión de noviembre de 2010 ni los sucesivos hechos de violencia contra los pueblos indígenas de Formosa.

---------------------------------------------------

El perfil productivo de la provincia es explícito. Está plasmado en un documento público de 250 páginas llamado "Formosa 2015", donde se detalla la preponderancia del avance del modelo agropecuario con cultivos intensivos (soja y maíz) y ganadería. Planifica pasar de las 129 mil hectáreas de 2010 a 306 mil hectáreas (incremento del 237 por ciento). Se avanzará sobre territorios campesinos e indígenas.

La Red Agroforestal Chaco Argentina, colectivo integrado por ONG y técnicos de la región, explica: "El Plan Formosa 2015 aspira a elevar la superficie productiva agrícola en la provincial, aumentando 2,5 veces la superficie productiva actual. Con este horizonte es que sólo declaró el 1 por ciento de sus bosques como área protegida (según el Ordenamiento Territorial en el marco de la Ley Nacional de Bosques)".

En diciembre de 2011, la máxima autoridad de Naciones Unidas (ONU) en materia indígena, James Anaya, visitó la Argentina. Recorrió una decena de provincias (entre ellas Formosa). En julio pasado hizo público su informe: "Relacionado con la inseguridad jurídica de los pueblos indígenas sobre sus tierras tradicionales puede mencionarse la existencia o promoción de proyectos de industrias extractivas y agropecuarias dentro o cerca de estas tierras (...) El avance de la frontera agrícola ha generado la pérdida de grandes extensiones de tierras tradicionales de los pueblos indígenas".

Recordó que los desmontes, consecuencia del avance agropecuario, provocaron que "se vea severamente limitados" el acceso de las comunidades y la disponibilidad de los animales de caza y pesca, las plantas, la miel de recolección e incluso los materiales para la construcción de viviendas. "Existen también efectos nocivos en la salud de las personas indígenas a raíz del uso de agrotóxicos para la fumigación de cultivos", denunció.

---------------------------------------------------

"Derechos humanos para los pueblos indígenas", es el título de un documento presentado el 19 de noviembre por organizaciones indígenas en el Congreso Nacional y entregado en Casa de Gobierno. Con la firma de más de ochenta dirigentes indígenas, cuestiona el avance de la megaminería, el petróleo no convencional y del modelo agropecuario, y recuerda los ocho asesinatos indígenas en los últimos tres años: Javier Chocobar, Sandra Juárez, Esperanza Nieva, Roberto López, Mario López, Mártires López, Cristian Ferreya y Miguel Galván. Responsabiliza al Estado y al modelo extractivo por los "asesinatos" y recuerda que "más de mil líderes indígenas y campesinos" son judicializados por "defender sus derechos ancestrales en contra de las industrias extractivas".

"Nunca habíamos tenido tantos derechos reconocidos en normas nacionales e instrumentos internacionales ratificados por el Estado. Sin embargo vivimos una alarmante etapa de negación y exclusión (...) Nuestra realidad es un tema de Derechos Humanos. Sin embargo, la relación que propone el Estado con los Pueblos Indígenas es solo desde un enfoque de pobreza. Nos visibilizan solo como objeto de asistencia o de planes de emergencia, cuando somos sujetos de derechos políticos y territoriales", resalta el documento, firmado entre otros por el Consejo Plurinacional Indígena, espacio de articulación de organizaciones nacido luego de la histórica marcha indígena de mayo de 2010

Cuestiona el avance minero. Toma como referencia la alianza gubernamental con la empresa Barrick Gold (presente en San Juan) y denuncia el avance de la minería de litio en Jujuy (Salinas Grandes). Explica que la extracción de gas no convencional (conocido como "fracking") perjudica a comunidades y contamina acuíferos, y alerta que el Plan Estratégico Agroalimentario (PEA -presentado el año pasado por el Gobierno Nacional y las provincias) tendrá consecuencias sobre campesinos e indígenas. "Para las organizaciones originarias y campesinas es un anuncio angustiante pues por la manera de producir más puede dar como consecuencia más desalojos de los territorios con la consiguiente represión, desmonte, contaminación y desplazamiento de población."

---------------------------------------------------

El 10 de diciembre se conmemora el Día Internacional de los Derechos Humanos. Y, en Argentina, se celebra el la asunción de un Presidente elegido democráticamente (el 10 de diciembre de 1983 asumió Raúl Alfonsín).

En ese marco, Félix Díaz recibió ayer un reconocimiento en la Universidad Nacional de San Luis. Y volvió de urgencia a Formosa. Recordó que existe una medida cautelar de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) que insta al Estado argentino a garantizar la integridad de los miembros de la comunidad. Díaz recordó que existen "muchas leyes, pero no se cumplen", apuntó que los "jueces solo actúan para reprimirnos" y afirmó que el gobierno nacional "no cumplió ninguno de los puntos acordados" en 2011 en la Mesa de Diálogo (con los organismos de derechos humanos como garantes).

Díaz marcó que era un "muy triste" para el Pueblo Qom y esbozó que debiera ser "un día triste también para toda la sociedad argentina". Repasó de memoria los últimos asesinatos de indígenas y campesinos, y lamentó: "A nosotros no nos llega aún los logros de la democracia. Nuestra sangre se derrama por defender el territorio, los culpables no van a la cárcel y nuestros derechos humanos no se cumplen".

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

La democracia ausente

Darío Aranda

Una beba qom y su abuela murieron luego ser atropelladas por un gendarme. Ambas son de la comunidad La Primavera. Denuncian que "no fue un accidente" y apuntan a la disputa por el territorio. Los derechos humanos nunca llegan a los pueblos indígenas.

Lila, de 10 meses, y Celestina, su abuela, de 49 años. Las nuevas víctimas que se suman a la lista de asesinatos indígenas. Ambas fueron atropelladas por un gendarme el domingo a la siesta, en la ruta 86, Formosa. Celestina murió en el momento, sobre el asfalto. Lila falleció el mediodía de ayer. Ambas qom de la comunidad Potae Napocna Navogoh (La Primavera), el epicentro de la represión desde hace dos años, cuando decidieron hacer respetar sus derechos y no alinearse al gobernador Gildo Insfrán. Ricardo Coyipé, también atropellado, denunció que "no fue accidente, lo hizo a propósito" y precisó que el gendarme -lejos de auxiliarlo- lo pateó en el piso y amenazó para que no realice la denuncia. Coyipé es un reconocido defensor de los derechos qom. "Me pegó, me puteó, me dijo que era un indio de mierda. Y mi nietita estaba ahí, agonizando", denunció Coyipé. La comunidad aseguró que el trasfondo es la disputa territorial.

Ricardo Coyipé había ido con su familia a Misión Tacaglé, donde había una ceremonia religiosa (como muchos qom, son evangelistas). A las 16 comenzó el regreso. Manejaba sobre la ruta 86, cuando un auto lo golpeó por detrás. Su esposa Celestina y la beba Lila volaron por el aire y cayeron sobre el asfalto. Celestina no se movió más. La beba, entre llantos, sangraba. Ricardo quedó debajo del auto. El conductor, el gendarme Walter Cardozo, descendió del vehículo, insultó a Ricardo y comenzó a golpearlo, primero con el puño, luego patadas y una exigencia: que no realice la denuncia.

"Me decía que era gendarme, que no lo iban a detener. Me decía que era un indio de mierda. También bajó el papá del gendarme, y también me pegó. Ninguno ayudó a mi nietita", explicó ayer a la tarde, desde la comunidad, luego de dar sepultura a su esposa en el cementerio de la comunidad.

La familia Cardozo es conocida en la zona. Tenían un almacén y carnicería donde los qom eras asiduos clientes. Y arrendaban tierras a la comunidad. La relación cambió cuando, en octubre pasado, la comunidad decidió no alquilarle más tierra.

"La policía dice que fue accidente. Es la misma policía que nos reprimió, que nos amenaza y que incendió nuestras casas. No fue accidente. Los Cardozo están enojados porque no los dejamos entrar a nuestra tierra. Y no lo vamos a dejar entrar, es nuestro derecho", afirmó Laureano Sanagachi, "qaratagala" (segundo líder -luego de Félix Díaz-) de la comunidad.

---------------------------------------------------

El cuerpo de Celestina Jara estaba, ayer a la mañana, en su cama, en el mismo rancho que compartía con Coyipé. A media mañana llegó un camión municipal con el cajón. El mismo vehículo llevó a Jara hasta el cementerio de la comunidad, al lado de la laguna. Fue seguido en motos y a pie por numerosos qom.

A las 12 le dieron sepultura. Con Ricardo Coyipé aún dolorido, sin atención médica, se despidió a la abuela qom de 49 años.

"Estamos muy tristes, impotentes, con bronca", resumió Lorena Cardín, antropóloga que desde hace once años acompaña a la comunidad. Contó que la policía de Formosa intentó responsabilizar a Coyipé. "Comenzaron a decir en la misma ruta que Ricardo estaba ebrio. Lo querían inculpar. Y Ricardo, con la esposa muerta y la nieta grave les explicaba a todos que él no tomaba. Todos sabemos que él no toma, es evangelista, ni fuma", remarcó Cardín.

-¿Cuál es el sentimiento de la comunidad?

La antropóloga responde de inmediato. "Acá nadie duda. ‘Es por la tierra', te dicen todos".

Y no es casual. Desde que la comunidad se reorganizó, con Félix Díaz como "qarashe" ("líder junto a su pueblo"), la comunidad comenzó un proceso de recuperar territorios que estaban arrendados o tomados por privados. El último hito, el 15 de octubre pasado, cuando venció un contrato de arrendamiento firmado por el anterior líder (Cristino Sanabria) y la comunidad desalambró 2000 hectáreas que utilizaba un empresario ganadero.

"Es la tierra, por eso nos matan", reiteró Sanagachi.

---------------------------------------------------

Media hora después de despedir a Celestina Jara, Yanina Coyipé (21 años) llamó a la comunidad con la peor noticia. Su beba, Lila, había fallecido.

Ponciano Acosta, del Equipo Nacional de Pastoral Aborigen (Endepa) la acompañaba en el hospital de Formosa Capital. "Yanina venía en otra moto, detrás de su papá y su beba, y vio todo. Algunos dicen accidentes, pero es muy llamativo, plena luz del día, sol, ruta ancha, no venía ningún auto de frente. Es más que sospechoso, siempre le toca a algún indígena que lucha", señaló Acosta.

---------------------------------------------------

María Cristina López tenía 22 años. Mario García, 48. Ambos del Pueblo Wichi de Formosa, murieron en abril de 2009 durante un prolongado corte de ruta. Pedían lo mismo que la Comunidad La Primavera, respeto a sus derechos (consagrados por frondosa legislación nacional e internacional) y, sobre todo, exigían territorio. Murieron de mezcla de hambre, frío y enfermedades curables en centros urbanos.

El 23 de noviembre de 2010, luego de cinco meses de corte de ruta, la policía provincial reprimió a la comunidad La Primavera. Asesinaron al abuelo qom Roberto López y también murió el policía Eber Falcón. El juez Santos Gabriel Garzón cargó contra la comunidad, procesó a una decena de qom. El mismo juez, Garzón, interviene ahora por muerte de Celestina y Lila. Y ya caratuló el hecho como "homicidio culposo" (entiende que fue involuntario, y es excarcelable).

El 24 de noviembre de 2010 fue atropellado Mario López, dirigente del Pueblo Pilagá de colonia Alberdi (Formosa). Murió arroyado por un oficial de policía cuando se dirigía hacia la comunidad La Primavera para solidarizarse por la represión. Su familia denunció, y aún sostiene, que no fue un accidente, sino un atentado.

El 28 de junio pasado, a la noche, una patota atacó a Abelardo Díaz, hijo de Félix Díaz. Los agresores tenían armas blancas. Amenazaron con degollar a Díaz, que terminó en el hospital local con lesiones varias. En el último año, luego de poner en la agenda nacional la vulneración de derechos en la provincia, la comunidad sufrió una decena de represiones.

"Sabemos que los ataques a la familia Díaz son organizados por el gobierno de Formosa, es la nueva modalidad que han puesto en práctica desde hace meses. Es terrible hasta dónde pueden llegar. Hacemos pública la denuncia pero también decimos que no nos van a amedrentar con sus agresiones. Nosotros sólo reclamamos lo que es nuestro y pedimos justicia. No nos vamos a correr de esta postura por miedo a las agresiones que recibimos", advirtió la comunidad en un comunicado el 30 de junio pasado.

El 9 de agosto atropellaron a Félix Díaz. Fue al mediodía en la ruta a la altura Laguna Blanca, cuando iba en ciclomotor. Siete puntos en la frente, fuertes golpes en el brazo, piernas y pecho. La camioneta que lo chocó no se detuvo. "No fue accidente. Fue por nuestro reclamo territorial. En Formosa es habitual que maten a quienes exigen sus derechos. Los responsables son el gobernador (Insfrán) y el Gobierno Nacional", denunció en agosto ante este redactor.

El domingo 9 de diciembre, cuando en Plaza de Mayo se celebraba "el día de la democracia", en Formosa volvió a producirse un "accidente". Otra vez, la muerte fue para los qom.

---------------------------------------------------

Gildo Insfrán se mantiene en el poder de Formosa desde 1987. Fue ocho años vicegobernador y, desde 1995 es gobernador. Fue menemista, tuvo buena relación con la Alianza, fue duhaldista y kirchnerista de la primera hora.

Sólo 48 horas después de la represión de noviembre de 2010, Gildo Insfrán compartió videoconferencia con la presidenta Cristina Fernández de Kirchner. Fue transmitida en directo por Canal 7. No hubo ni una mención a la represión al Pueblo Qom, abundaron las sonrisas y felicitaciones mutuas por la inauguración de una obra eléctrica.

En octubre de 2011, Gildo Insfrán inauguró una estatua de Néstor Kirchner. Viajó el ministro de de Planificación, Julio De Vido.

En enero de este año operaron a Insfrán de tiroides (intervención similar a la que tuvo la Presidenta). El 1 de febrero, en cadena nacional, Cristina Fernández de Kirchner lo saludó: "Quiero aprovechar para saludar al gobernador de Formosa, que de tan oficialista que es también le tuvieron que sacar la tiroides (...) Eso es para que digan que es muy oficialista, pero realmente ojalá que se mejore pronto y le mandamos un beso muy grande".

Amnistía Internacional, el Servicio de Paz y Justicia (Serpaj), Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, la Asamblea Permanente de Derechos Humanos (APDH) y el Centro de Estudios Legales y Sociales (Cels) son sólo algunos de los organismos de derechos humanos que han denunciado al gobierno de Formosa.

Nunca un funcionario de primera línea repudió la represión de noviembre de 2010 ni los sucesivos hechos de violencia contra los pueblos indígenas de Formosa.

---------------------------------------------------

El perfil productivo de la provincia es explícito. Está plasmado en un documento público de 250 páginas llamado "Formosa 2015", donde se detalla la preponderancia del avance del modelo agropecuario con cultivos intensivos (soja y maíz) y ganadería. Planifica pasar de las 129 mil hectáreas de 2010 a 306 mil hectáreas (incremento del 237 por ciento). Se avanzará sobre territorios campesinos e indígenas.

La Red Agroforestal Chaco Argentina, colectivo integrado por ONG y técnicos de la región, explica: "El Plan Formosa 2015 aspira a elevar la superficie productiva agrícola en la provincial, aumentando 2,5 veces la superficie productiva actual. Con este horizonte es que sólo declaró el 1 por ciento de sus bosques como área protegida (según el Ordenamiento Territorial en el marco de la Ley Nacional de Bosques)".

En diciembre de 2011, la máxima autoridad de Naciones Unidas (ONU) en materia indígena, James Anaya, visitó la Argentina. Recorrió una decena de provincias (entre ellas Formosa). En julio pasado hizo público su informe: "Relacionado con la inseguridad jurídica de los pueblos indígenas sobre sus tierras tradicionales puede mencionarse la existencia o promoción de proyectos de industrias extractivas y agropecuarias dentro o cerca de estas tierras (...) El avance de la frontera agrícola ha generado la pérdida de grandes extensiones de tierras tradicionales de los pueblos indígenas".

Recordó que los desmontes, consecuencia del avance agropecuario, provocaron que "se vea severamente limitados" el acceso de las comunidades y la disponibilidad de los animales de caza y pesca, las plantas, la miel de recolección e incluso los materiales para la construcción de viviendas. "Existen también efectos nocivos en la salud de las personas indígenas a raíz del uso de agrotóxicos para la fumigación de cultivos", denunció.

---------------------------------------------------

"Derechos humanos para los pueblos indígenas", es el título de un documento presentado el 19 de noviembre por organizaciones indígenas en el Congreso Nacional y entregado en Casa de Gobierno. Con la firma de más de ochenta dirigentes indígenas, cuestiona el avance de la megaminería, el petróleo no convencional y del modelo agropecuario, y recuerda los ocho asesinatos indígenas en los últimos tres años: Javier Chocobar, Sandra Juárez, Esperanza Nieva, Roberto López, Mario López, Mártires López, Cristian Ferreya y Miguel Galván. Responsabiliza al Estado y al modelo extractivo por los "asesinatos" y recuerda que "más de mil líderes indígenas y campesinos" son judicializados por "defender sus derechos ancestrales en contra de las industrias extractivas".

"Nunca habíamos tenido tantos derechos reconocidos en normas nacionales e instrumentos internacionales ratificados por el Estado. Sin embargo vivimos una alarmante etapa de negación y exclusión (...) Nuestra realidad es un tema de Derechos Humanos. Sin embargo, la relación que propone el Estado con los Pueblos Indígenas es solo desde un enfoque de pobreza. Nos visibilizan solo como objeto de asistencia o de planes de emergencia, cuando somos sujetos de derechos políticos y territoriales", resalta el documento, firmado entre otros por el Consejo Plurinacional Indígena, espacio de articulación de organizaciones nacido luego de la histórica marcha indígena de mayo de 2010

Cuestiona el avance minero. Toma como referencia la alianza gubernamental con la empresa Barrick Gold (presente en San Juan) y denuncia el avance de la minería de litio en Jujuy (Salinas Grandes). Explica que la extracción de gas no convencional (conocido como "fracking") perjudica a comunidades y contamina acuíferos, y alerta que el Plan Estratégico Agroalimentario (PEA -presentado el año pasado por el Gobierno Nacional y las provincias) tendrá consecuencias sobre campesinos e indígenas. "Para las organizaciones originarias y campesinas es un anuncio angustiante pues por la manera de producir más puede dar como consecuencia más desalojos de los territorios con la consiguiente represión, desmonte, contaminación y desplazamiento de población."

---------------------------------------------------

El 10 de diciembre se conmemora el Día Internacional de los Derechos Humanos. Y, en Argentina, se celebra el la asunción de un Presidente elegido democráticamente (el 10 de diciembre de 1983 asumió Raúl Alfonsín).

En ese marco, Félix Díaz recibió ayer un reconocimiento en la Universidad Nacional de San Luis. Y volvió de urgencia a Formosa. Recordó que existe una medida cautelar de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) que insta al Estado argentino a garantizar la integridad de los miembros de la comunidad. Díaz recordó que existen "muchas leyes, pero no se cumplen", apuntó que los "jueces solo actúan para reprimirnos" y afirmó que el gobierno nacional "no cumplió ninguno de los puntos acordados" en 2011 en la Mesa de Diálogo (con los organismos de derechos humanos como garantes).

Díaz marcó que era un "muy triste" para el Pueblo Qom y esbozó que debiera ser "un día triste también para toda la sociedad argentina". Repasó de memoria los últimos asesinatos de indígenas y campesinos, y lamentó: "A nosotros no nos llega aún los logros de la democracia. Nuestra sangre se derrama por defender el territorio, los culpables no van a la cárcel y nuestros derechos humanos no se cumplen".

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Fábrica Campomar: Centro clandestino de detención

Liliana Giambelluca (ANRED)

Integrantes de la "Comisión de Vecinos de Lanús por Memoria, Verdad y Justicia en Campomar" denunciaron durante una conferencia de prensa que en la fábrica textil Campomar de Valentín Alsina funcionó un centro clandestino de detención y tortura durante la última dictadura militar. Con el aval de la Justicia, hoy las instalaciones están siendo demolidas por Electroingeniería para llevar adelante un emprendimiento inmobiliario: proyecto "Nuevo Valentín Alsina", inaugurado por la presidenta de la Nación Cristina de Kirchner y el intendente de Lanús, Darío Díaz Pérez, a mediados de este año.

La "Comisión de Vecinos de Lanús por Memoria, Verdad y Justicia en Campomar" se conformó a mediados de año y dio su tercera conferencia de prensa este lunes en el Hotel Bauen. Esta vez la convocatoria fue para denunciar que la Cámara Federal de Apelaciones de La Plata, "sin investigar y, a pesar de los testimonios, levantó la medida de no innovar y autorizó a Electroingeniería para que avance con las obras de demolición de la exfábrica textil Campomar", donde la empresa construirá un complejo urbanístico de torres.

Los vecinos se manifestaron indignados porque existen denuncias que en la textil funcionó un Centro Clandestino de Detención, Tortura y Exterminio (CCDTyE), por lo que la medida "es una burla para todos los familiares que aún buscan a sus seres queridos".

Exigen "una decisión política del gobierno nacional" para que la Justicia investigue "de verdad", a la vez que la Cámara "vuelva a dictar la medida de no innovar y que se inicie de inmediato una investigación con georadar, fósforo y todos los adelantos científicos existentes" en el predio a fin de establecer si hay enterramientos humanos.

El licenciado en Ciencias Antropológicas, Diego Aguirre, mencionó distintos métodos de investigación antropológica que podrían realizarse en el lugar, pero el Equipo Argentino de Antropología Forense aún no los efectuó.

La Comisión asegura que la Cámara Federal de Apelaciones de La Plata "nunca investigó" y "sólo realizó una visita ocular en el baldío del predio, sin ingresar a los dos edificios centrales que aún quedan en pie". Por ello reclama una nueva investigación y "que se tome declaración a los testigos que ya fueron citados y que se difundan públicamente los pasos de la investigación".

Los testigos

Los testigos denunciaron que durante la última dictadura militar en la exfábrica textil Campomar, ubicada en la avenida Remedios de Escalada al 3300, Valentín Alsina, partido de Lanús, funcionó un CCDTyE. Al lugar ingresaban vehículos con personas armadas y bajaban helicópteros. Se escuchaban tiros y gritos provenientes del edificio. Una profesora de Biología de la Escuela Media Nº 9, lindante con la exfábrica textil, mencionó que en 1979, mientras hacía una excursión de campo con sus alumnos, en el predio de Campomar encontró un cráneo humano con un agujero y manchado con sangre. Lo recogió y se lo llevó a la directora de la escuela, quien le ordenó que hiciera un informe y lo llevara a la Comisaría Tercera de Valentín Alsina. Allí le recibieron el cráneo y el informe.

Quien fue jefa de preceptores de la escuela mencionada, contó que en 1983 vio un cráneo semienterrado con un agujero en la región frontal. Hoy, tras haber estudiado y recibirse de perito balística, puede afirmar que se trataba de una calavera de tamaño chico, por lo que supone que se trataría de una mujer y que el orificio era producto de una bala. Junto con la vicedirectora de la escuela, la jefa de preceptores también hizo la denuncia a la Comisaría Tercera pero no les quisieron dar una copia del documento.

La Cámara Federal de La Plata no solicitó esas pruebas a la institución policial.

La Comisaría Tercera está ubicada a tres cuadras de la textil y se probó que formó parte del "Circuito Camps".

Los sobrevivientes

Sin embargo, los mencionados testimonios eran insuficientes para que prosperara una investigación judicial. Era necesaria la declaración de sobrevivientes. Fue así que la Comisión de Vecinos dio con dos víctimas del terrorismo de Estado que fueron torturadas en la exfábrica Campomar. Uno de ellos sólo habló con los vecinos pe ro se niega a testimoniar en la causa pues "está muy atemorizado".

La segunda víctima es un obrero (se preserva su nombre para protegerlo) que relató su secuestro el 20 de diciembre de 1978 y su posterior traslado a la fábrica Campomar. Allí fue interrogado, torturado y sometido a simulacros de fusilamiento. El obrero tiene certeza del lugar pues trabajaba al lado de Campomar, enfrente de una fábrica de clavos y conocía los ruidos de las mismas. También pudo ver el sitio cuando se corrió su capucha.

Luego pasó por otros centros clandestinos, entre ellos la Comisaría Tercera. En 1980, recuperó la libertad tras la visita de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos. El trabajador aportó su testimonio en "El Juicio de la Verdad", en 2011, y el 23 de octubre de este año lo ratificó y amplió en la Cámara Federal de Apelaciones de La Plata.

Paralelo a la "Comisión de Vecinos de Lanús por Memoria, Verdad y Justicia en Campomar", trabaja en esta causa la "Comisión Provincial por la Memoria".

El 4 de septiembre de este año, esta última solicitó a la Cámara Federal de Apelaciones de La Plata que se dicte una medida de no innovar a fin de impedir la demolición de la mencionada exfábrica Campomar. También presentó un recurso de "amicus curiae" (Amigos del Tribunal).

Recurso de "amicus curiae"

El recurso de "amicus curiae" presentado por la Comisión Provincial por la Memoria en el marco de la Causa Nº 2692/SU, sostiene que "en atención a las pruebas e indicios recabados hasta el momento, el predio de la exfábrica Campomar podría haber sido utilizado como CCDTyE en la última Dictadura Militar, hechos que constituyen -sin lugar a dudas- un asunto de interés público en la investigación de los hechos allí ocurridos y la averiguación de la verdad".

La presentación establece su interés en la resolución del caso, dada "la honda preocupación de que se permita que la empresa Electro Ingeniería S.A. prosiga con las obras de demolición de la ex fábrica Campomar, con el fin de construir un complejo urbanístico de torres, obstaculizando así el derecho que le asiste a todos familiares de las víctimas de los abusos del Estado ocurridos en la última dictadura cívico-militar, como así también a la sociedad en su conjunto, de conocer cuáles fueron las circunstancias relacionadas con la desaparición y/o detención ilegal ocurridas en dicho predio".

En atención a los argumentos expuestos, y "ante la posibilidad de que puedan hallarse prueba o indicios de que existió un centro clandestino de detención, fusilamiento y enterramiento de personas desaparecidas en dicho predio", la Comisión Provincial por la Memoria solicitó a la Cámara Federal de La Plata "que se amplíe el plazo de la medida de no innovar -por el tiempo que sea necesario- y se arbitren los mecanismos y medidas pertinentes a fin de determinar si la exfábrica Campomar fue un CCDTyE en la última Dictadura Militar".

Suspensión de la obra. Una inspección ocular externa

El 18 de octubre, la Cámara Federal resolvió hacer lugar a la solicitud de no innovar, suspendió la demolición por el plazo de 30 días y dio intervención al Equipo Argentino de Antropología Forense para que evalúe el terreno, los antecedentes probatorios recabados y en su caso establezca la necesidad de llevar adelante tareas de investigación de campo.

El 12 de octubre, el juez Leopoldo Schiffrin de la Cámara de La Plata hizo una inspección ocular en el predio de la fábrica. Miembros de la Comisión de Vecinos acercaron tres testigos al lugar, que manifestaron haber encontrado un esqueleto, dos cráneos, una picana y precintos para esposar las manos. Los vecinos solicitaron al juez que también hiciera una inspección ocular en el interior de la fábrica, pero el magistrado se negó.

"Interrumpir las labores ante el eventual hallazgo de restos óseos"

El 22 de noviembre, la Cámara revocó la medida de no innovar y autorizó a Electroingeniería para que avance con las obras de demolición de la fábrica, pero "antes de su iniciación deberá prestar declaración jurada ante esta Cámara de interrumpir las labores ante el eventual hallazgo de cualquier elemento sospechoso, que se pueda relacionar con restos óseos u objetos relacionados con el proceso de represión (de carácter policial o militar)". Además, "deberán dar noticias al Tribunal" de tales hallazgos. Los integrantes de la Comisión de Vecinos de Lanús entienden que si se demuelen los dos edificios centrales, van a desaparecer pruebas y ello sería el fin de la investigación.

Emprendimiento inmobiliario "Nuevo Valentín Alsina"

El destino de la exfábrica textil Campomar es el proyecto "Nuevo Valentín Alsina", promovido por el Gobierno nacional y el intendente de Lanús, Darío Díaz Pérez. El emprendimiento inmobiliario fue otorgado a la empresa constructora Deisar del Grupo Electroingeniería, ligado a Carlos Zannini, secretario legal y técnico de la Nación.

El convenio para la construcción del complejo urbanístico fue firmado el 31 de mayo de este año. En la firma estuvieron presentes el intendente de Lanús, Darío Díaz Pérez, por parte de Electroingeniería el ingeniero Osvaldo Acosta (presidente), el ingeniero Gerardo Ferreyra (vicepresidente) y Eduardo Barbera por DEISAR. También participó el arquitecto Roberto Converti, de "Oficina Urbana", estudio que diseñó el proyecto.

A principio de julio pasado, en videoconferencia, la Presidenta Cristina Fernández de Kirchner inauguró oficialmente las obras, conjuntamente con Darío Díaz Pérez, Osvaldo Acosta, Gerardo Ferreyra y Eduardo Barbera, entre otros.

La exfábrica está ubicada en un predio de 5,8 hectáreas, donde se levantarán 2500 departamentos de uno, dos y tres ambientes, en edificios de trece pisos con espacios verdes y calles internas abiertas al tránsito vehicular. El emprendimiento se divide en tres áreas: residencial, comercial y espacio libre y comunitario, que proveerá a esta zona de más lugares al aire libre, recreativos y educativos. En un predio de casi tres hectáreas, el Club Atlético Lanús levantará un complejo deportivo: una piscina olímpica climatizada, canchas de fútbol y básquet, además de gimnasios para diversas actividades.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

A 105 años de un día glorioso

Felix Herrero (INFOSUR)

Esta semana celebramos el descubrimiento del petróleo argentino en la Provincia del Chubut.

Argentina dio el ejemplo al mundo: con solo sus propios recursos, con sus propios técnicos y trabajadores, con su propia organización administrativa nacional buscando en 1907 halló el petróleo rastreado logrando así el privilegio del que solo gozaban diez países del mundo.

El ejemplo repetido mucho más: lo hizo una oficina del ministerio de Agricultura (la primera estatal del mundo petrolero) y avanzaría en ser empresa pública quince años después (la segunda empresa estatal luego de la British Petroleum), también rematada en los oscuros años noventa.

La dirección de Y.P.F. desde 1907, la empresa Y.P.F. desde 1922 fue atacada porque era el mal ejemplo al mundo: por último el ejemplo se expandió y los Estados nacionales con sus empresas públicas pudieron tomar la conducción petrogasífera del mundo. Poco después de 1973 tiraron por la borda a las siete hermanas que imperaron desde 1910 hasta ese año de la primera crisis petrolera mundial.

Hoy día entre las 20 primeras petroleras del mundo 17 son estatales y el dominio del petróleo les pertenece a sus naciones: son las conocidas como Compañías Petroleras Nacionales (NOC en inglés). Las 3 privadas multinacionales (International Oil Companies – IOC en inglés) son las excepciones del mundo. Hoy viven solas en la cúspide petrolea mundial la ExxonMobil que penetra cada vez más en nuestro país a través de la Vaca Muerta, y las británicas Shell y BP, que sin resignarse se alinean entre las empresas más dañinas del medio y corruptas del planeta.

Nosotros no tenemos la Y.P.F. pública de Enrique Mosconi: ni siquiera pueden usar la sigla que la utilizan como logo (YPF) ya que no pueden denominarse de Fiscal por ser privada o mixta. Privadas con la entrega de los noventa a Repsol y mixta ahora, intervenida pero aún no nacionalizada según prescribe nuestra constitución y la ley de expropiación. Y mixtas ahora, esperando el capital multinacional para el 49% no intervenido. Era claro Mosconi cuando exigía, junto a Jorge Newbery, la empresa estatal porque no se podía ser socio de los enemigos, y que los únicos inversores aceptados como socios de la mayoría pública debían ser capitales industriales argentinos. Hoy con la mixtura de YPF se busca asociarse a capitales petroleros multinacionales para entregarles los hidrocarburos de esquistos de nuestro territorio.

Hoy celebramos el descubrimiento, pero debemos detenernos en analizar la larga lucha que sufrió Y.P.F. porque fue el hecho maldito de la industria petrolera mundial, hasta su derrota de los noventa que simulada aún se mantiene.

Claro, Miguel Gallucio de la anglonorteamericana Schlumberger no es nuestro Enrique Mosconi general de la concepción nacional del ejército argentino, ni Cristina Fernández puede pretender ser la Evita del movimiento nacional liberador, ni se puede convertir a Néstor Kichner en Perón por más que se intente con tanta porfía y dinero.

El año 105 de Yacimientos Petrolíferos Fiscales vive en todos los ypefianos expulsados, en todas las familias del interior petrolero argentino, en todos los intelectuales que no traicionaron las banderas históricas del nacionalismo democrático de Mosconi y de Baldrich. El año 105 debe ser comienzo de una auténtica recuperación de Y.P.F. y del petróleo argentino.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...