martes, 29 de enero de 2013

Perú: Indulto al expresidente Fujimori en callejón sin salida

PL

El pedido de indulto para el expresidente peruano Alberto Fujimori se encuentra hoy en un callejón sin salida, tras emplazar el gobierno al preso a abandonar su negativa a ser examinado por una junta médica oficial.

"La ley es igual para todos" y todo preso que pida un indulto humanitario, como Fujimori, debe someterse a las normas establecidas por la Comisión de Gracias Presidenciales, dijo el ministro de Justicia, Juan Jiménez, sobre la exigencia del exgobernante de que en la revisión participen tres de sus médicos tratantes.

La junta está integrada por 12 médicos, tres del Instituto Nacional Penitenciario y nueve designados por prestigiosos centros de salud estatales, a pedido de este organismo, y la comisión solo autorizó que uno de los médicos del preso asista como observador al examen.

Señaló que las reglas son claras, la comisión designa la junta médica y el recluso solicitante no puede pretender nombrar a sus miembros, ya que hay reglas que se debe cumplir.

El parlamentario Kenji Fujimori, hijo del preso, sostuvo que el gobierno teme, supuestamente, que se conozca el estado de salud del exgobernante y sostuvo que los derechos de este "como paciente" están siendo pisoteados.

El abogado del exmandatario, César Nakazaki, señaló que el pedido de indulto presidencial humanitario presentado en octubre pasado, se fundamenta en que su cliente sufre de cáncer, hipertensión y depresión severa, lo que requiere la presencia en la junta de los médicos tratantes de los tres males.

Esos médicos han firmado dictámenes que acompañan la solicitud de indulto y la junta médica debe hacer una verificación independiente, por lo que reglamentariamente no incluye a los galenos tratantes.

Sobre la declaración del viceministro de Justicia, Daniel Figallo, de que el caso será archivado si Fujimori no acepta ser examinado por haberse impedido que la comisión lo analice y emita un dictamen, Jiménez solo dijo que, de persistir tal negativa, se planteará un nuevo y sorpresivo escenario.

Para el fiscal del proceso en el que Fujimori fue condenado a 25 años de cárcel por crímenes de lesa humanidad y corrupción, Avelino Guillén, el rechazo a la junta médica busca evitar una revisión independiente.

Guillén sostiene que el preso no quiere ser examinado porque teme que se ponga en evidencia que no padece un mal de extrema gravedad y que el cómodo encierro en su amplia y exclusiva prisión no lo pone en riesgo, por lo que no amerita el indulto.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.