martes, 22 de enero de 2013

Revelan millonarias pérdidas en Francia por evasión fiscal

PL

Las distintas formas de evasión de impuestos provocan en Francia cuantiosas pérdidas de entre 60 mil y 80 mil millones de euros anuales, reveló hoy un sindicato de funcionarios del Ministerio de Economía.

De acuerdo con un informe de la agrupación Solidarios-Finanzas Públicas, uno de cada cinco euros destinados a las arcas del Estado se pierden por esta vía, cifra considerada elevada para la economía nacional.

Si bien los contribuyentes individuales pueden practicar alguna forma de evasión, como falsear el total de sus ingresos en las declaraciones anuales, son las grandes corporaciones las responsables de los casos más voluminosos, señala el documento.

Vincent Drezet, secretario general de la organización gremial, aseguró que estudios hechos en los últimos años permiten conocer mejor los métodos utilizados para este tipo de fraude.

Una de esas vías es cobrar a los usuarios el Impuesto al Valor Agregado (TVA, por sus siglas en francés) por los bienes o servicios ofrecidos y después no reembolsarlo completo al fisco, como está previsto en las leyes.

Además de la apropiación del TVA, muchas transnacionales se las arreglan para enviar sus ganancias o establecer su sede en países donde el régimen fiscal es menos riguroso, precisó Drezet.

En Irlanda el impuesto máximo sobre las sociedades mercantiles es del 12,5 por ciento, mientras en París se cobra el 33,33 a las empresas ubicadas en el barrio de La Defensa, considerado como el "Wall Street de Francia".

Firmas como Amazon, eBay, Netflix o Apple fijaron su domicilio en Luxemburgo, donde se impone sólo el 15 por ciento de TVA a las ventas en línea y apenas el tres para los libros digitales.

La legislación europea establece que en el comercio por Internet, el TVA se cobra en el país donde está ubicado el vendedor y no en el del comprador, lo cual permite a esas empresas, aún teniendo filiales en Francia, no pagar ese impuesto allí.

El volumen de la fuga fiscal no comprende el denominado trabajo negro, es decir la contratación de personal no declarado, que impide al Estado recibir elevados montos por concepto de cotizaciones para la seguridad social.

Si esa suma se agrega, el volumen de evasión oscilaría cada año en Francia entre 73 y 95 mil millones de euros, precisa el sindicato.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.