jueves, 28 de febrero de 2013

Mercedes no tiene la culpa

Jorge Yabkowski (ACTA)

Uno preferiría recordar a Mercedes por sus calles arboladas y su Fiesta del Salame. Pero es inevitable que se cuelen en esos recuerdos algunos monstruos de la tragedia argentina del Siglo XX. En 1925 nació en el pueblo Jorge Rafael Videla.

Algunas décadas más tarde un niño que jugaba de chico en el regazo de Videla se convertiría en el capitán que asesinó a Santucho y aUrteaga: Juan Carlos Leonetti.

El sector más fascista de la curia estuvo dirigido por años desde ese obispado por un nativo de Olavarría y mercedino por adopción, el malamente recordado monseñor Ogñeniovich.

Lo que algunos mercedinos aportaron hace un tiempo a la tragedia argentina de otros coterráneos lo aportan hoy a la farsa.

El 24 de febrero de 2013, en un nuevo aniversario del primer triunfo electoral del peronismo, los periódicos locales publicaron esta noticia sobre el joven hijo pródigo del pueblo, el jefe de La Cámpora, Eduardo Wado de Pedro.

“Por otro lado, se anunció que se depositó en la cuenta de la Cooperadora del hospital 30 mil pesos, donados por el diputado nacional Eduardo Wado de Pedro los cuales fueron utilizados para reparar los techos del cuarto piso del hospital; y una donación de más de tres mil litros de cloro para ser utilizado en todos los servicios para mantener la profilaxis del centro de salud”.

El director del hospital Bas Dubarry de Mercedes, Fito Principi, declaró : “De este modo el municipio no hace aportes económicos ni de insumos al hospital Blas Dubarry con la simple excusa de que porque el hospital es provincial, el municipio no debe intervenir. Dada esta coyuntura muy difícil, como director del hospital es que recurrí nuevamente a Nación. De otra forma, el hospital no tendría la posibilidad de afrontar todo lo que se necesita para una buena prestación del servicio”, aseveró.

Teníamos la solución delante de las narices y no nos dimos cuenta!:si hubiéramos sabido seguramente La Cámpora nos hubiese cambiado los caños podridos del hospital de Carmen de Areco, el Split de la terapia, hubiésemos desratizado a tiempo y de ese modo hoy nuestras compañeras Haydée y Margarita estarían vivas.

No más licitaciones desiertas, no más vacantes sin cubrir, no más cierres de servicio, no más techos que se caen, no más huelgas en las empresas de limpieza. Anoten compañeros del Melendez, del Bocalandro, del Ludovica, del Fiorito, del Evita, de Moreno: Wado de Pedro, Andrés Larroque en el Parlamento Nacional. Alberto España en la Legislatura Bonaerense. Sólo tienen que llamar a sus despachos y desde cemento hasta lavandina, desde ibuprofeno a salbutamol les será enviado inmediatamente por “Cámpora Express", una empresa al servicio de la salud del pueblo.

¿No me creen?

Hagan la prueba.

Después me cuentan.

Jorge Yabkowski es Secretario de Salud Laboral de la CTA. Presidente de la Federación de Asociaciones Sindicales de Profesionales de la Salud de la República Argentina (FeSProSa).

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.