jueves, 28 de febrero de 2013

Urgen familiares de víctimas de masacre a una ley de armas en Estados Unidos

PL

Familiares de víctimas de la masacre ocurrida en una escuela primaria de Newtown, en Connecticut, urgieron hoy al Congreso de Estados Unidos a que apruebe lo antes posible una legislación sobre el control de armas en el país.

El mismo día en que se celebró una audiencia del Comité Judicial del Senado, algunos padres, cuyos hijos perdieron la vida el pasado 14 de diciembre cuando el joven Adam Lanza, de 20 años, abrió fuego en los salones de clase de la escuela Sandy Hook, dijeron a la CNN que toda la comunidad está a la expectativa ante una futura ley.

Los familiares exigieron a los legisladores acciones inmediatas para evitar que un hecho similar se repita.

Esa tragedia, en la cual murieron 20 niños y seis adultos, calentó el debate sobre el control de armas, un espinoso asunto que encuentra Washington voces a favor y en contra.

Gran parte de los estadounidenses pide reducir la violencia armada; sin embargo, no quiere que sean eliminados los derechos a portar armas de fuego que están plasmados en la Segunda Enmienda de la Constitución.

La senadora demócrata por California, Dianne Feinstein, reiteró el miércoles en la Cámara alta la demanda de aprobar un proyecto de ley contra la compra y uso de fusiles de asalto como uno de los caminos para frenar la violencia armada que golpea a la nación.

Según la legisladora, la matanza en Newtown no constituyó algo aislado porque se produjo en medio de un creciente número de asesinatos masivos ejecutados en la mayoría de los casos por homicidas que portan armas semiautomáticas de asalto o cargadores de gran capacidad.

Pero la Asociación Nacional del Rifle (NRA, por sus siglas en inglés) se opone a cualquier tipo de regulación sobre armas. Tras la tragedia en Connecticut, el grupo, con un fuerte lobby en el Capitolio, expresó que lejos de disminuir debían aumentar los guardias armados en las escuelas.

Entretanto, el presidente Barack Obama sigue adelante con la ofensiva para regular la venta y uso de artefactos letales, para lo cual promulgó recientemente una orden ejecutiva con 23 medidas encaminadas a esos fines.

De acuerdo con estimados oficiales, en Estados Unidos circulan alrededor de 310 millones de armas de fuego en manos de los ciudadanos y solo en un día fallecen en el país a causa de un disparo 85 personas como promedio.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.