miércoles, 6 de marzo de 2013

Argentina, Provincia de Buenos Aires, Lanús: Otra vez gatillo fácil

AGENCIA WALSH

El joven Ernesto Fabián Martínez fue asesinado el pasado 28 de febrero por polícías de la comisaría séptima de Villa Centenario. También fue herido Santiago Díaz "Los dos pibes iban a bordo de una moto y sin advertencia previa comenzaron a recibir disparos de arma de fuego desde una camioneta Eco Sport, en la cual iban efectivos de civil. Ante la balacera y sin que les dieran la orden de detenerse, lograron esquivar los tiros, pero algunas cuadras después un patrullero los interceptó y abrió fuego indiscriminadamente contra la moto." dice el comunicado que distribuyeron familiares y amigos.

Buenos Aires, 3 de marzo de 2013.

Basta de matar a nuestros pibes!

Otra vez el gatillo fácil, otro pibe muerto a manos de la Bonaerense

Alrededor de las 22 hs del pasado jueves 28 de febrero, policías de la comisaría séptima de Villa Centenario asesinaron con total impunidad a Ernesto Fabián Martínez de 20 años e hirieron a Santiago Díaz de 17, en un procedimiento que a simple vista está teñido de irregularidades e ilegalidades. Los dos pibes iban a bordo de una moto y sin advertencia previa comenzaron a recibir disparos de arma de fuego desde una camioneta Eco Sport, en la cual iban efectivos de civil. Ante la balacera y sin que les dieran la orden de detenerse, lograron esquivar los tiros, pero algunas cuadras después un patrullero los interceptó y abrió fuego indiscriminadamente contra la moto.

Ernesto trabajaba de cartonero para poder llevar cada día un plato de comida a su casa y estaba esperando su primer hijo. Recibió un impacto de bala por la espalda, lo que indica con total claridad que fue cobardemente ejecutado por los efectivos de la policía Bonaerense en plena Avenida Hornos, límite entre Lanús y Lomas de Zamora. Otra vez el gatillo fácil, la impunidad y el abuso de poder de las fuerzas de seguridad se llevan la vida de un pibe pobre de los barrios populares de nuestro país.

A Ernesto lo mataron por ser adolescente, por vivir en un barrio humilde, y sufrió lo mismo que sufren miles de pibes en el conurbano bonaerense y en el resto del país, que son continuamente agredidos, despreciados, maltratados y humillados por las fuerzas policiales. El gatillo fácil y la aplicación de torturas es una problemática que atraviesa desde hace mucho tiempo las prácticas de todas las fuerzas de seguridad, mientras que la falta de justicia, la corrupción y la libertad de los asesinos involucrados favorecen a que estas prácticas se reproduzcan y naturalicen.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.