martes, 5 de marzo de 2013

Brasil invertirá millones para garantizar agua para toda la población

XINHUA

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, anunció que su gobierno quiere "universalizar el acceso al agua", y ratificó planes que contemplan inversiones por 30.000 millones de reales (unos 15.000 millones de dólares) en obras para mitigar las sequías en la región nordeste de ese país.

El 80 por ciento de esa inversión, anunciada hace dos años y prevista para completarse hacia finales de 2014, está dirigida a obras estructurales que abarcan desde la construcción de represas y canales hasta estaciones de tratamiento de agua, explicó la mandataria durante su programa de radio semanal.

El 20 por ciento restante servirá para reforzar el programa social conocido como "Agua para Todos", que desde 2012 ha llevado agua potable a unas 240.000 personas que antes carecían del servicio por completo.

El grueso de esas inversiones está dirigido a la empobrecida región del nordeste de Brasil, donde cada año se registran sequías que afectan el desarrollo de poblaciones que se dedican en su mayoría a la actividad agrícola.

Según Rousseff, su gobierno "hace todo el esfuerzo posible para enfrentar ese desafío importantísimo para el país, que es el de universalizar el acceso al agua", tanto para el consumo como para la irrigación en las regiones agrícolas.

Las graves sequías que anualmente se registran en el noreste de Brasil han sido especialmente duras en los últimos meses en ciertas zonas, como el estado de Pernambuco, en el que desde el pasado fin de semana se ha llegado a racionar el servicio de agua hasta en la populosa ciudad de Recife.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.