viernes, 22 de marzo de 2013

Denuncian que el nivel de latifundio paraguayo impide el desarrollo del país

Javier Rodriguez Roque (PL)

El nivel de concentración de la tierra en manos de los latifundistas paraguayos es tan alto que elimina toda posibilidad y de desarrollo del país, afirmó Marcial Gómez, dirigente nacional campesino de la nación guaraní.

En declaraciones a Prensa Latina, Gómez, quien es secretario general adjunto de la importante Federación Nacional Campesina (FNC), aseguró que Paraguay está, lastimosamente, en el primer lugar a nivel mundial en lo referente a la tenencia de la tierra en pocas manos.

Añadió que, ligado al latifundio, va creciendo el modelo agroexportador empresarial de la producción mecanizada, en referencia al prácticamente omnímodo poder del cual gozan las grandes empresas, tanto paraguayas como extranjeras, dedicadas al cultivo y venta de soja, maíz y algodón.

Ese poder económico y político, según las constantes denuncias, unido al acaparamiento de los terrenos cultivables y al uso intensivo de las semillas transgénicas autorizado por el gobierno de Federico Franco, tiene una repercusión negativa para los pequeños productores nacionales.

Gómez planteó que, por eso, una de las consignas centrales históricamente defendidas por el campesinado es la necesidad de una profunda reforma agraria en el país.

El cultivo intensivo, mecanizado y con semillas transgénicas de la soja, la llamada sojización, está arrasando comunidades campesinas e indígenas en todo el territorio, recalcó.

Al explicar el significado de esa situación, dijo que en absoluto representa crecimiento de fuentes de trabajo y genera más bien desplazamiento de mano de obra del campo hacia la ciudad.

Exigió que el Estado tome como política la reactivación de la producción agrícola en manos de los pequeños y medianos productores quienes, históricamente, lo hacen en forma diversificada y producen alimentos para el pueblo, ligando eso al desarrollo industrial.

Los únicos que viven bien ahora son los grandes sojeros ganando millones y millones ee dólares y los pequeños productores están abandonados por el gobierno, sin créditos ni asistencia técnica ni inversión para la necesaria recuperación de los suelos, concluyó.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.