viernes, 22 de marzo de 2013

La carrera de Miguel: "Corremos para no olvidar"

Luis Angió (ANRED)

El pasado domingo 17 de marzo se desarrolló en Buenos Aires la 13° edición de la Carrera de Miguel, en homenaje y recuerdo a Miguel Sánchez, atleta detenido-desaparecido en la mañana del 8 de enero de 1978, a los 25 años de edad. Más de 6.000 personas participaron de esta carrera, por el barrio de Núñez, siendo la largada en la calle que lleva su nombre (ex Crisólogo Larralde) en la entrada del Centro Nacional de Alto Rendimiento Deportivo (CENARD).

El pasado domingo 17 de marzo se desarrolló la 13° edición de la CARRERA DE MIGUEL, en homenaje y recuerdo a Miguel Sánchez, atleta detenido-desaparecido en la mañana del 8 de enero de 1978, a los 25 años de edad, a pocos días de llegar de competir en la carrera de San Silvestre (Brasil).

Más de 6 mil personas participaron de esta carrera, por el barrio de Núñez, siendo la largada en la calle que lleva su nombre (ex Crisólogo Larralde) en la entrada del Centro Nacional de Alto Rendimiento Deportivo (CENARD), en su intersección con la calle Padre Canavery.

Miguel Sánchez trabajaba en la Casa Matriz del Banco de la Provincia de Buenos Aires. Además de trabajador fue atleta, poeta y fundamentalmente una persona comprometida con los problemas de los sectores sociales más desprotegidos de este sistema: lo hacía desde una Unidad Básica de la Juventud peronista en Villa España, en Berazategui.

Miguel no fue desaparecido por ser deportista, atleta. Fue desaparecido por ser un joven comprometido con la necesidad de luchar por una sociedad más justa, como tantos jóvenes de su época.

En el año 1998 los periodistas Ariel Sharer y Víctor Pochat reconstruyeron su vida y posterior desaparición. Valerio Piccioni, periodista italiano de La Gazzetta dello Sport, toma conocimiento de esta historia y viaja a Buenos Aires para investigar un poco más sobre Miguel y le resulta apasionante, y como parte de su tarea escribe un libro con el nombre de “La corsa de Miguel” (La carrera de Miguel).

De regreso a Italia Valerio organizó una carrera, el 9 de enero del 2000, y le da el mismo nombre que el libro, en homenaje a Miguel. Participan más de 300 personas quienes llevan en sus camisetas la imagen de Miguel Sánchez.

Al año siguiente, en marzo de 2001 se comienza a desarrollar esta carrera en la Ciudad de Buenos Aires, y hasta la fecha se ha hecho en trece oportunidades (con excepción del año 2002).

Desde hace unos años el gobierno de la Ciudad viene invisibilizando esta carrera, vaciándola de contenido, sin darla a conocer con anticipación, impidiendo inscribirse a quienes quieran participar en ella; la publicidad se limita a unos pocos afiches los últimos días previos y por su página web, único sitio desde donde se accede para inscribirse.

Además en su publicidad gráfica omiten poner el rostro de Miguel, y solo existe una silueta, queriendo una vez más evitar ponerle rostro a un desaparecido. Igual que el asesino Rafael Videla, quién siempre manifestó que los desaparecidos no tenían entidad… Sin rostro, sin cara, no existen, son NN. Siniestra analogía entre un afiche de un Jefe de Gobierno y el discurso de un asesino.

Pero a pesar de las maniobras de Mauricio Macri y sus funcionarios de la Subsecretaría de Derechos Humanos y Pluralismo Cultural siguen convocándose miles de personas para participar año tras año.

Los ganadores de esta edición, no sólo corrieron por ser atletas, sino porque saben que Miguel es un ejemplo para muchos de los que siguen luchando y reconocen en los jóvenes de los años 70 un ejemplo para seguir.

La ganadora de la categoría mujeres, Marina Fernández, de Lomas de Zamora, a la llegada, manifestó: “me pareció una buena manera de homenajear, el deporte es sano”

Y Luis Ortiz, ganador en la categoría varones, de El Dorado, Misiones, nos comentó lo siguiente: “tengo parientes que estuvieron en esa época de la dictadura, y sé lo que pasaron, corro por Miguel y por mis parientes. Es bueno recordar esa época para tomar un poco de conciencia para jóvenes como yo. Para la próxima vez que corran, lo hagan por un motivo y no porque sea una carrera más”.

La legisladora Delia Bisutti en el acto de entrega de premios manifestó: “esta calle tiene el nombre de Miguel Sánchez, por un proyecto de mi autoría, pero apoyado por todas las organizaciones que estamos por la política de estado, por la memoria, y porque estamos tratando para que esta carrera cada año tenga más participantes, tenga más verdad, tenga más memoria”.

Por último, Martín Sharples, deportista e impulsor de todas las Carreras de Miguel que se corren en nuestro país declaró que: “Macri quiere vaciar de contenido esta carrera, pero venimos a demostrar que hay memoria, verdad y justicia. Miguel no es una silueta, es un luchador social, y por eso está desaparecido. Macri hoy no viene a la carrera porque seguro está en el velatorio de Martínez de Hoz, pero cuando inauguran un subte están todos los funcionarios”.

La jornada concluyó con los presentes, al grito de:

Miguel Sánchez y 30.000 compañeros desaparecidos:

PRESENTE… AHORA Y SIEMPRE!!!

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.