martes, 5 de marzo de 2013

Las ilusiones presidenciales

RED ECO

La presidenta Cristina Fernández dijo el viernes pasado en su discurso de apertura de las sesiones legislativas que “el Plan Fines creado fue una de mis mayores ilusiones”. Esta ilusión contradice otros momentos de su discurso de acabar con la precariedad laboral y el proyecto de avanzar en una educación igualitaria y de calidad. El Plan Fines desconoce todos los derechos de los trabajadores de la educación y contempla una educación de baja calidad.

La presidenta dijo: “El Plan Fines creado fue una de mis mayores ilusiones, que todos aquellos mayores y no tan mayores porque un chico de 20 años no puede ir al primer año del secundario porque hay cuestiones generacionales, de convivencia. El Plan Fines fue pensado para todos aquellos argentinos que habían pasado la edad del primario, del secundario pero no lo habían terminado. Me tocó el otro día en el Gran Rex entregando, cuando estábamos presentando el plan educativo hasta el 2018, entregar el certificado número 400 mil, 400 mil argentinos que obtuvieron, terminaron su secundario o su primario” (1).

Docentes de diferentes distritos de la provincia de Buenos Aires comienzan a manifestar su rechazo a una forma educativa que, subrayan, va por fuera del estatuto docente, precariza el conocimiento y está destruyendo la modalidad del sistema educativo de adultos (Cens, Centros educativos de nivel secundario de adultos, y las escuelas medias de adultos).

En tanto, es llamativo que los diferentes sindicatos de alcance nacional y provincial mantengan un silencio al respecto atendiendo, además, a que las manifestaciones presidenciales realizadas acerca a este plan educativo fueron hechas en cadena nacional y en dos instancias de amplia repercusión nacional (presentación del Plan Quinquenal Docente aprobado por el Consejo Federal de Educación el pasado 5 de diciembre en el Teatro Gran Rex y la apertura de sesiones legislativas en el Congreso Nacional, el viernes pasado).

¿Qué es el Plan FINES?

El Plan Fines es un plan diseñado para asegurar la terminación del nivel secundario. Los alumnos concurren dos veces por semana 4 horas y cumplimentan un año escolar en un cuatrimestre Fines. Es decir, en un año y medio de 8 horas semanales el alumno termina el secundario.

Docentes y agrupaciones docentes de Esteban Echeverría, Avellaneda, Bahía Blanca, Matanza, Lomas de Zamora, Lanús, Florencio Varela, entre otros distritos, cuestionan que esta forma concurrencia no garantiza el aprendizaje de contenidos mínimos. Por ejemplo: ciencias naturales del primer año de la secundaria superior de la provincia de Buenos Aires prevé que el alumno aprehenda características de los seres vivos y el cuerpo humano; los materiales y sus propiedades; la energía; los objetos del sistema solar y sus movimientos. La pregunta que se hacen es como estos conocimientos básicos pueden ser enseñados y aprehendidos en dos clases semanales, menos de la mitad de horas reloj que la educación formal, además de la discontinuidad educativa que esto conlleva.

En este sentido, concluyen que el título Fines es “papel pintado” que no permitirá el acceso a estudios terciarios y universitarios por la desigualdad de contenidos y que, fundamentalmente, quiebra un sistema que organiza todas las modalidades de la educación en una cursada de lunes a viernes. Precariza, por lo tanto, el conocimiento en sociedades donde se instala como valor primario el conocimiento para el ingreso al mercado del trabajo y para el desarrollo de una ciudadanía plena.

Los derechos no existen en el Fines

El Plan Fines desconoce todos los derechos de los trabajadores de la educación contemplados en el estatuto docente de la Provincia de Buenos Aires el cual “determina los deberes y derechos del personal docente que ejerce funciones en los establecimientos de enseñanza estatal, dependientes de la Dirección General de Escuelas y Cultura de la Provincia de Buenos Aires” (2).

Los docentes y/o estudiantes del Plan Fines tienen un acceso, permanencia y salida totalmente precaria. Podríamos decir, que es una de las nuevas formas del trabajo precario.

Los docentes y/o estudiantes que deseen ingresar a dar clases al Plan Fines deberán presentar un proyecto didáctico en las secretarías de inspección de cada distrito boanerense, los cuales serán evaluados por docentes e inspectores designados especialmente. No está estipulada la forma en que se realiza esta evaluación y las razones de una mayor o menor calificación del proyecto. De acuerdo a esta evaluación se conformara un listado de docentes Fines de mayor a menor puntaje obtenido.

Esta modalidad desconoce la forma de ingreso a la docencia según el articulado que establece el estatuto docente Así, el estatuto establece en el Capítulo X la clasificación del personal docente, en el Capítulo XII los “elementos” para la clasificación docente y el Capítulo XIX los requisitos para el ingreso a la docencia. Por ejemplo: un docente que posee el título habilitante, ingresara al listado oficial y su lugar dentro del listado estará determinado por la antigüedad, el puntaje docente, la pertenencia al distrito, etc.

Una vez confeccionado el Listado Fines, el docente y/estudiante debe concurrir a los concursos docentes en escuelas determinadas por cada distrito y realizados por inspectores. Solo pueden participar de estos concursos los docentes y/o estudiantes que presentaron el proyecto pedagógico y, por lo tanto, ingresaron al “Listado Fines”.

El listado Fines está por fuera del estatuto docente que prevé los tipos de listado: oficial, complementario, in fine o emergencia. Además, los concursos docentes se realizan para todas las modalidades del sistema educativo y en todos los distritos bonaerenses, en las Secretarías de Asuntos Docentes (SAD) distritales, con días y horarios estipulados y difundidos al iniciar el ciclo lectivo y del cual pueden participar todos los docentes del distrito o de otros distritos inscriptos oportunamente.

El docente al tomar horas en Fines firma un acta de compromiso y la estabilidad comprende la duración cuatrimestral de la cursada Fines. Se lo podría encuadrar dentro de las formas precarias de trabajo bajo un contracto temporal. Es más, los docentes que están trabajando en el sistema educativo perciben la retribución por los recibos de la Dirección General de Cultura y Educación como todos los docentes, pero quienes no han ingresado al sistema deben anotarse como monotributistas.

Esta forma de contratación desconoce, por lo tanto, el artículo del estatuto docente N°3, 4 inc.a y f, artículo N°7 inc.a, 17, 18, 59 y 60, que establecen las instancias de estabilidad docente en su carácter de: titular (artículo N°50, 57, 64 y 65), provisional (artículo N°107, 108, 109, 111 y 113) y suplente (artículo N°107 inc.2b, 108, 110, 112 y 113).

Además, las horas de clases en el Fines reciben la denominación de tutorías. La designación del docente como tutor no está prevista en el estatuto del docente o en los acuerdos paritarios alcanzados hasta la fecha. El docente y/o estudiante que ingresa al sistema educativo formal lo hace como profesor o maestro de acuerdo a las diferentes modalidades, reconocido en el artículo 2 inc.b del estatuto.

Estas tutorías reciben un salario por hora de trabajo menor al que perciben los docentes, lo que va en detrimento del artículo N°7 inc b, 31 y 32 del estatuto docente. Por lo tanto, el docente de Fines es un trabajador que resulta más barato, lo que va, además, contra la premisa: a igual trabajo, igual salario.

El trabajo en Fines al no estar encuadrado dentro de los deberes y derechos estipulados en el estatuto docente no goza de los demás derechos conquistados por los trabajadores de la educación. Por ejemplo: licencias reglamentarias previstas en el artículo 7 inc. k, 114, 115, 116, 117; indemnización por enfermedad profesional y/o accidente sufrido en el o por el acto de servicio establecidas en el artículo 7 inc p; los beneficios del acrecentamiento (Capítulo XIII); de los ascensos (Capítulo XIV); de los traslados (Capítulo XV); de las permutas (Capítulo XVI); o de las reincorporaciones (Capítulo XVII).

Educación y proyecto político

Al presentar el Plan Quinquenal Docente aprobado por el Consejo Federal de Educación el pasado 5 de diciembre, Cristina Fernández afirmó que "estamos por el buen camino". La presidenta añadió que las medidas presentadas, no son "para avanzar con un proyecto de educación, sino con un proyecto de país y nación que define sus objetivos". En ese sentido remarcó que "la educación es una parte importante de nuestro proyecto político" (ver).

Siguiendo con esta aseveración de educación y proyecto político, vale reflexionar que sociedad se construye con alumnos que aprenden menos y trabajadores que trabajan sin derechos.

Notas:
1) http://www.youtube.com/watch?v=cVOIzmmW614
2) http://abc.gov.ar/docentes/concursodocente/normativa/leyes/ley_10579.pdf

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.