viernes, 22 de marzo de 2013

México: Conservadurismo de la Iglesia ya no influye en feligresía

Adriana Franco Rosales (CIMAC)

La organización Católicas por el Derecho a Decidir (CDD) presentó ayer en el Museo Memoria y Tolerancia el libro “De la brecha al abismo: los obispos ante la feligresía en México”, que muestra como el discurso de la jerarquía católica sobre los derechos sexuales y reproductivos ya no genera tanto impacto en la opinión pública.

Ivonne Szasz Pianta, coordinadora del Programa de Salud Reproductiva y Sociedad de El Colegio de México (Colmex), aseveró que existe un abismo de distancia entre la opinión de los obispos y la feligresía, según los datos que muestra el libro mediante la Encuesta de Opinión Católica 2009.

Así, el 86 por ciento de los que profesan el catolicismo están a favor del uso del condón, el 73 por ciento opina que la población adolescente debe tener acceso gratuito a todos los métodos anticonceptivos, incluyendo la pastilla de anticoncepción de emergencia, y el 79 por ciento considera que las mujeres tienen derecho a decidir sobre sus cuerpos, entre otros datos.

Ivonne Szasz señaló que mientras el clero intenta imponer una moral única en un contexto social de extrema desigualdad, entre el pueblo religioso predominan la pluralidad, la diversidad y la laicidad, sobre todo en las y los jóvenes con mayor grado de estudios, que critican el doble discurso de la Iglesia.

Sin embargo, los temas que aún están muy polarizados entre la feligresía son la interrupción legal del embarazo (ILE) y el matrimonio y adopción entre personas del mismo sexo. El 25 por ciento está de acuerdo con la ILE, mientras que el 60 por ciento considera que el aborto sólo debe ser legal por ciertas causales.

El periodista Emiliano Ruiz Parra, autor del libro “Ovejas negras. Rebeldes de la Iglesia mexicana del siglo XXI”, recordó la declaración de un sacerdote que acusaba a la Iglesia católica de “estar secuestrada por la obsesión con la moral sexual, y que en lugar de dilapidar esa energía en cuidar los cuerpos de los demás debería cuidar de los más pobres”.

Ruiz Parra expresó que para la jerarquía católica no existen las mujeres concretas sino sólo como abstracción, un cuerpo entendido como incubadora de un feto al que considera un ente autónomo.

El sociólogo de las religiones Bernardo Barranco Villafán afirmó que la jerarquía católica mexicana está al borde del abismo, porque su conservadurismo no es congruente con el desprestigio de su autoridad moral, lo que la conduce a una crisis sin precedentes.

La Iglesia no está preparada, añadió Barranco, para enfrentar la cotidianidad, su formación intelectual es muy baja y basada en el pensamiento de la Edad Media, por lo que la distancia con la modernidad es inmensa, tanto que se apropian del discurso de los Derechos Humanos, pero sólo para revertir su contenido.

El sociólogo enfatizó que se debe dar seguimiento a la relación entre la jerarquía católica y el Estado mexicano, toda vez que la Iglesia busca reformar el artículo 24 constitucional para impartir clases de religión en la educación pública, tener candidaturas a puestos de elección popular, y ser dueños de medios masivos de comunicación.

El ex sacerdote Alberto Athié Gallo, quien renunció al ministerio religioso en 2003 tras denunciar los abusos a menores de edad cometidos por el fundador de los Legionarios de Cristo, Marcial Maciel, apuntó que hay una gran contradicción entre el discurso teológico sobre la sexualidad y los abusos sexuales a niños cometidos por sacerdotes pederastas y encubiertos por el clero.

Expresó que existen razones para preocuparse ante el arribo del Papa Francisco, ya que cuando era cardenal declaró que “las mujeres son naturalmente ineptas para ejercer cargos políticos”, además de discriminar abiertamente a la comunidad homosexual y oponerse al aborto, aún en caso de una violación sexual.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.