jueves, 21 de marzo de 2013

Sigue aumentado la emigración en España

Mónica Uriel (ANSA)

Los españoles continúan probando suerte en otros países movidos por la crisis y los inmigrantes nacionalizados siguen regresando a sus países de origen, según datos oficiales difundidos hoy.

El número de personas de nacionalidad española que al 1 de enero residen en el extranjero aumentó en 114.413, lo que supone un incremento del 6,3% respecto a 2012, según datos oficiales difundidos hoy.

De ellas, 43.671 son nacidas en España (el 27,65%), mientras que los inmigrantes retornados sumaron 101.539 (el 64,3%).

En total los españoles que viven en otros países suman cerca de dos millones, según datos del Padrón de españoles residentes en el extranjero (PERE) del Instituto nacional de estadística (INE).

Estos datos reflejan únicamente a los emigrados que se inscriben en los consulados en el extranjero.

De las 1.931.248 personas que están inscritas en el PERE, el 62,9% vive en América (1.214.985), el 34% en Europa (656.841) y el 3% en el resto del mundo.

Más de la mitad de los 43.700 españoles nacidos en España que se fueron durante 2012 al extranjero eligieron un país europeo (unos 23.600, el 54%).

Otros 15.300 probaron suerte en América, 2.600 en Asia, 1.500 en Africa y 600 en Oceanía.

Los países que más españoles recibieron son Argentina (17.449), Brasil (9.800), Cuba (8.657), Francia (8.407) y Estados Unidos (7.959).

Actualmente los países extranjeros en los que residen más personas de nacionalidad española son Argentina (385.388), Francia (206.589), Venezuela (183.163) y Alemania (116.056).

No obstante, en términos relativos, el padrón de españoles residentes en el extranjero experimentó las mayores subidas en Ecuador (51,63%), Chile (16,42%), Perú (13,81%), Colombia (12,06%) y Brasil (9,74%).

Por edades, los mayores de 65 años optaron en su mayoría (72,8%) por residir en América, mientras que Europa fue elegida por el 25,4%.

En España la tasa de desempleo es del 26% -porcentaje que se eleva al 55% entre los jóvenes-, y desde que comenzó la crisis, en 2008, se destruyeron más de 3 millones de empleos, la mayoría relacionados con el sector de la construcción. Alex Coca, albañil desempleado de 23 años, cuenta en el portal nonosvamosnosechan.net que se fue a Rumania a vivir donde tenía familia: "Esto te destruye mentalmente, ya que mi vida se construyó en España, donde tenía amistades, conocidos y todo mi mundo. Ahora me quedan los recuerdos que un día tuve".

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.