lunes, 1 de abril de 2013

Argentina, Córdoba: El CISPREN denuncia abuso de autoridad policial contra dos trabajadores de prensa del diario “Día a Día”

PRENSA RED

El Círculo Sindical de la Prensa y Comunicación de Córdoba (CISPREN) repudia enérgicamente el accionar policial contra dos trabajadores de prensa del diario “Día a Día”, quienes junto a un chofer del matutino fueron detenidos y conducidos en dos patrulleros, primero a la Comisaría 16 (en Ferreyra) y posteriormente a la 21 bis (en barrio Ituzaingó), donde recuperaron la libertad.

El hecho ocurrió esta mañana cuando durante un procedimiento policial por una toma de terrenos en barrio Los Fresnos, el periodista Juan Pablo Martínez y el reportero gráfico Nicolás Bravo realizaban la cobertura de la nota y fueron intimados por un subcomisario de apellido Dávila a retirarse inmediatamente del lugar porque de lo contrario iba a proceder a su detención.

Como los trabajadores de prensa continuaron realizando su tarea, el oficial cumplió con su amenaza, y ante el repudio generalizado de los vecinos, procedió a la detención de Martínez y de Bravo y del chofer, Marcos Filippes, que en dos patrulleros fueron llevados a la Comisaría 16 y posteriormente a la 21 bis donde fueron liberados alrededor de las 15.30.

“Fue un momento de extrema tensión el que vivimos con el Nico (por Bravo), especialmente cuando nos detuvieron, mientras la gente insultaba a los policías porque nos detenían. A mí es la primera vez que me pasa vivir una situación así porque he cubierto varias notas de este tipo”, le contó a Prensared el compañero Juan Pablo Martínez sobre el difícil momento vivido.

“El hecho es muy grave porque es un ataque a la libertad de expresión y un abuso de autoridad por parte de la policía, mas teniendo en cuenta que nos identificamos con las credenciales correspondientes, y sin embargo nos detuvieron; a Nico fue después que se dieron cuenta que estaba sacando las fotografías del procedimiento”, afirmó el compañero.

El jefe de la Zona Sur, Abel Díaz al tomar conocimiento de la gravedad del hecho manifestó que se trató de “un malentendido” y posteriormente el Jefe de Policía, Ramón Frías y el Ministro de Seguridad, Alejo Paredes, también pidieron las previsibles disculpas del caso, cuando ya los compañeros habían pasado sufrido la prepotencia policial, sin ningún tipo de justificativo.

El CISPREN se solidariza con los compañeros porque durante casi tres horas debieron vivir una situación de agresión por parte de la fuerza pública, en una clara demostración de abuso de autoridad y de ataque a la libertad de expresión.

Por lo tanto, el gremio exige a las máximas autoridades de la Policía de la Provincia de Córdoba el inmediato esclarecimiento del grave hecho porque además no es la primera vez que trabajadores de prensa sufren este tipo de agresiones, no solo por parte de efectivos de las fuerzas de seguridad, sino también de funcionarios del gobierno provincial. (http://www.prensared.org/7835/jefe-de-prensa-del-gobierno-agredio-a-companera-de-canal-12).

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.