viernes, 5 de abril de 2013

Argentina, Córdoba: El CISPREN exigirá a De la Sota que garantice el ejercicio del periodismo y la libertad de expresión

PRENSA RED

El secretario General del CISPREN, Carlos Valduvino manifestó hoy en conferencia de prensa que el gremio solicitará una audiencia con el gobernador de la Provincia, José Manuel de la Sota para exigirle que de una respuesta institucional que garantice el ejercicio del periodismo y la libertad de expresión.

“El CISPREN, cuando el vocero del gobernador Fernando Aimaretto en agosto pasado agredió a la periodista de Canal 12, Daniela Abrudsky, solicitó una audiencia con el ministro de Gobierno, Oscar González, pero tuvimos como única respuesta, el silencio”, recordó el Secretario General, Carlos Valduvino en la conferencia realizada este mediodía en la sede del gremio.

“Ahora -prosiguió- vamos a solicitar una audiencia con el gobernador porque los trabajadores de prensa continuamos siendo acosados por los poderes públicos, como sucedió con los compañeros del Día a Día, Juan Pablo Martínez (periodista) y Nicolás Bravo (reportero gráfico), que la semana pasada fueron detenidos cuando realizaban la cobertura de una nota sobre ocupación de tierras en barrio Los Fresnos”.

Sostuvo que “como trabajadores de prensa no podemos ser cómplices del silencio, más con este gobierno que aplica un Código de Faltas que tiene un fin claro y objetivo que no es otro que el de disciplinar a la sociedad a partir de los conflictos sociales, y que en este caso no pasó a mayores por tratarse de un medio de comunicación importante”.

En ese sentido, el dirigente opinó que “por ese motivo, las disculpas a las autoridades del diario por parte del gobernador, del Ministro de Justicia, Alejo Paredes y del Jefe de Policía, Ramón Frías, no se hicieron esperar, manifestando que todo se trató de un malentendido, pero estoy seguro de que sí el hecho involucraba a compañeros de un medio no tan importante, se hubiera aplicado el Código de Faltas a rajatabla”

Los secretarios Adjunto y Gremial, Víctor Beccaria y Esteban Liendo contaron los pormenores del hecho ocurrido la semana pasada e hicieron referencia a las acciones disuasivas de la policía cuando le preguntaron donde estaban detenidos los trabajadores del Día a Día.

“Nos mintieron todo el tiempo porque después de tanto preguntar y no tener respuestas, llamamos al diario y nos confirmaron que los compañeros habían sido liberados hacia varias horas”, expresaron.

Beccaria sostuvo “que este tipo de situaciones no solo la viven los trabajadores de prensa de la ciudad de Córdoba, sino también en el interior de la provincia donde los compañeros están muy desprotegidos y son amedrentados permanentemente por el poder de turno”.

“Es preocupante eso de atemorizar y después pedir disculpas porque inconcientemente –o no- los trabajadores de prensa pueden desarrollar su tarea periodística con miedo a sufrir represalias, por eso es importante concientizarlos sobre el derecho que tienen a informar porque está contemplado en la Constitución nacional”, concluyó Beccaria.

El asesor legal del gremio, Eugenio Biafore calificó el hecho de “muy grave” porque en este caso puntual actuó directamente la policía, y no la fiscalía de turno, como corresponde cuando se trata de una ocupación de terrenos, o también el ministerio de Seguridad o el Jefe de Policía.

“Pero de última, es la fiscalía la que debe poner límite al trabajo de la prensa, no la policía que es una fuerza subordinada y que debe cumplir órdenes, y no tomarse atribuciones que no le corresponden como sucedió con la detención de los compañeros del Día a Día”, enfatizó Biafore.

“No es la primera vez que sucede porque hay muchos antecedentes sobre el entorpecimiento al libre acceso a la información, y seguirán pasando en la medida en que los poderes que tienen la facultad de intervenir no hagan lo que deben hacer, que es cumplir con la ley”, vaticinó.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.