lunes, 22 de abril de 2013

Bolivia rechaza informe de Estados Unidos sobre derechos humanos

XINHUA

El gobierno boliviano calificó de "contradictorio y político" el informe por Países sobre Prácticas de Derechos Humanos en 2012 del Departamento de Estado de Estados Unidos, al señalar que carece de sustento objetivo.

El ministro boliviano de Gobierno, Carlos Romero, dijo que los informes del Departamento de Estado de estados Unidos sobre Bolivia en materia de narcotráfico, derechos humanos y otros han sido "utilizados políticamente en contra nuestro país".

"Este informe es político y contradictorio con la actual posición de Estados Unidos frente a los Derechos Humanos, al no reconocer el Sistema Interamericano de Derechos Humanos, entidad judicial de la Organización de Estados Americanos, cuya sede se encuentra en Washington", afirmó.

El Departamento de Estado de Estados Unidos presentó el pasado viernes el informe por Países sobre Prácticas de Derechos Humanos en 2012.

En el acápite referido a Bolivia se identifica como principales problemas en derechos humanos en el país "la detención arbitraria, la negación de un juicio justo y la violencia contra las mujeres".

El informe, publicado en la página de internet del Departamento de Estado de Estados Unidos hace una recopilación de diferentes sucesos acaecidos en Bolivia, los cuales muestran "la aplicación inconsistente de las leyes y un sistema judicial disfuncional". "Otros problemas de derechos humanos incluyen duras condiciones carcelarias, las restricciones a la libertad de expresión y de prensa, la corrupción oficial en el poder judicial y en otros lugares, la falta de transparencia en el gobierno, la trata de personas y la justicia vigilante", según el informe del Departamento de Estado de Estados Unidos.

En materia de justicia relata el caso de Jacob Ostreicher, el empresario que fue denunciado por lavado de dinero y cuyo caso destapó la denominada red de extorsión que operaba al interior del Órgano Ejecutivo, a la cabeza de Fernando Rivera, Boris Villegas y Denis Rodas, ex funcionarios del Ministerio de Gobierno.

El ministro boliviano ratificó el rechazo a ese informe y dijo que en Bolivia hay muchos avances en materia de derechos humanos y justicia en el gobierno de Evo Morales, como la ley contra el racismo, la elección de autoridades judiciales y el indulto a presos, entre otras medidas para mejorar el respeto a los derechos humanos y justicia.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.