miércoles, 10 de abril de 2013

Escándalo por presos indultados se agrava en Perú

PL

El escándalo de la libertad dada por el expresidente Alan García a más de cinco mil presos se agudizó hoy al revelarse que uno de los funcionarios que tramitaba esas gracias integró una banda de narcotraficantes.

La revelación de un diario local de que Manuel Huamán, expreso por narcotráfico, tramitaba indultos y conmutaciones de penas, fue calificada como muy grave por el presidente de la comisión investigadora de posibles casos de corrupción durante el gobierno de García, Sergio Tejada.

Añadió que el descubrimiento desvirtúa los ataques conservadores que pretenden desacreditar a la comisión que preside y atribuirle objetivos políticos y no moralizadores.

La información del diario El Comercio pone en cuestión el alegato del expresidente, de que las pesquisas en torno al tema solo buscan inhabilitarlo para facilitar la supuesta candidatura de la primera dama, Nadine Heredia.

García alega que liberó solo a reclusos de poca monta, para aliviar las cárceles y por compasión, pero el mismo rotativo revela otro caso de un traficante de alto vuelo que volvió a delinquir tras salir libre por conmutación de pena.

Fredi Miguel Rodríguez fue liberado en 2009 y dos años después fue capturado con un cargamento de una tonelada de droga y volvió a la cárcel.

Tejada recordó que el grupo de trabajo que preside ha encontrado que la mayoría de los liberados por conmutaciones de penas o indultos cumplían sentencias por narcotráfico o robo agravado (atraco a mano armada), incluidos 400 traficantes de alta peligrosidad.

Huamán era asesor de la Comisión de Gracias Presidenciales e integraba el grupo de 40 promotores encargados de visitar las cárceles y tramitar conmutaciones e indultos, labor que no figura entre las funciones de la comisión.

La revelación se sumó a denuncias de un traficante preso y un parlamentario, en el sentido que las conmutaciones (reducciones) de penas se dieron a cambio de sobornos de diez mil dólares por año de carcelería reducido.

El abogado Miguel Facundo Chinguel, quien presidió la Comisión de Gracias Presidenciales bajo el gobierno de García, admitió que el expresidiario Huamán cumplió funciones de promotor y tramitador de indultos.

Alegó que estaba rehabilitado tras cumplir su condena y calificado para esa tarea, sin comentar el hecho que Huamán y otros tres miembros de la citada comisión formaron juntos un estudio de abogados.

Tejada consideró significativo que Facundo se ha negado a declarar ante la comisión investigadora y hasta lo ha amenazado con enjuiciarlo.

La posibilidad de que funcionarios menores hayan incurrido en acciones indebidas fue aceptada por dirigentes del Partido Aprista, de García, al cerrar filas en defensa de este.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.