jueves, 18 de abril de 2013

España tiene más de tres millones de viviendas vacías

PL

El número de viviendas vacías en España creció 10,8 por ciento en el período 2001-2011, hasta alcanzar los tres millones 443 mil 365 inmuebles disponibles, informó hoy el Instituto Nacional de Estadística (INE).

A cierre de noviembre de 2011, el país ibérico contaba con un total de 25,2 millones de casas, de las cuales el 13,7 por ciento (3,4 millones) estaba vacante, según el censo de población y vivienda difundido este jueves por el INE.

Del total de moradas deshabitadas, el 21,4 por ciento están en edificios construidos en la última década, es decir, en el pleno boom de la construcción que precedió al estallido de la burbuja inmobiliaria en esta nación europea en 2008.

Estos datos contrastan con el drama que desde hace cinco años viven miles de familias que perdieron su vivienda por no poder afrontar el pago de los préstamos bancarios, una consecuencia directa del creciente desempleo, cercano a los seis millones de personas.

Trascienden, además, el mismo día que la comisión de Economía del Congreso de los Diputados tiene previsto aprobar una proposición de ley sobre deudores hipotecarios presentada por el oficialista Partido Popular (PP) para atenuar los desahucios de viviendas.

El PP unificó su propia propuesta, que según la oposición sigue los dictados de la banca, y una iniciativa legislativa popular (ILP) que solicita una moratoria de los desalojos y la creación de un alquiler social para las casas vacías en poder de las entidades financieras.

Arropada por casi un millón y medio de firmas -el triple de las necesarias para presentar una propuesta de ley ciudadana-, esa ILP exige también el establecimiento con carácter retroactivo de la dación en pago como mecanismo para saldar las deudas hipotecarias.

La actual norma no contempla de forma general que la entrega del inmueble -lo que se conoce como dación en pago- sea suficiente para liquidar el débito adquirido con el banco, con lo cual los perjudicados están obligados a continuar abonando su crédito de por vida.

Los promotores de la ILP, entre ellos la Plataforma de Afectados por la Hipoteca, consideran que el texto impulsado por el Ejecutivo de Mariano Rajoy, con mayoría absoluta en la Cámara baja, no atiende a ninguna de las demandas originales de esa iniciativa ciudadana.

Tras el pinchazo de la burbuja inmobiliaria, se llevaron a cabo unas 400 mil ejecuciones hipotecarias en España, que dejaron a centenares de miles de familias en la calle con una deuda de por vida.

Según datos difundidos por la prensa y las organizaciones sociales contra los desalojos, en España se decretan a diario unos 500 desahucios de casas con hipotecas no pagadas.

El texto que se ha conocido supone una burla a los intereses de las personas afectadas por procesos de ejecución hipotecaria y a la sociedad en su conjunto, denunciaron los autores de la ILP en alusión a la iniciativa oficial.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.