viernes, 26 de abril de 2013

Estatales de la CTA y la CGT reclaman 30% de aumento salarial y estabilidad laboral

ACTA

La Coordinación Nacional de Gremios Estatales (CONAGRES) pertenecientes a la CTA y a la CGT anunciaron ayer, en conferencia de prensa, el estado de alerta y movilización de todos los trabajadores de los Estados nacional, provincial y municipal ante la falta de repuestas al pedido de aumento salarial del 30 por ciento para los próximos 12 meses, así como la estabilidad laboral en el empleo público.

Junto con los dirigentes de los 19 gremios que integran este espacio, el Secretario General de ATE (CTA), Julio Fuentes, relató: “Luego del plenario el 26 de marzo de la Coordinación Nacional de Gremios Estatales, se solicitaron entrevistas al Ministerio de Trabajo de la Nación y a la Jefatura de Gabinete de Ministros. La primera se concretó, y en ella pudimos desarrollar ante la viceministra de Trabajo, Noemí Rial, nuestros puntos de vista sobre la situación de los estatales, y logramos además establecer una serie de temas que necesitamos debatir. Rial ha demostrado su acuerdo con las negociaciones colectivas, que desde hace dos años, verdaderamente, sólo es formal.

"En realidad es como si no hubiera negociaciones colectivas, porque sólo hay anuncios oficiales. En el caso del Poder Ejecutivo Nacional, en la cabeza del Jefe de Gabinete, la cosa se torna complicada porque no hemos tenido una audiencia después de un mes de haberla solicitado”.

El encuentro se llevó adelante en el Hotel 27 de Junio de la Ciudad de Buenos Aires, hasta donde llegaron, entre otros, representantes de ATE, APOPS, UTERA, SOEME, FESPROSA, AEFIP, AMRA, FJA, ABC, Dragado y Balizamiento, APPAMIA, AGOEC, UDOCBA, COEMA, SADEM, SAL, SUTEP, UEJN y la FND.

Por su parte, Leonardo Fabre, Secretario General de APOPS (CGT), anticipó: “Ante la falta de respuesta del Gobierno hasta el momento, la Coordinación Nacional de Gremios Estatales declara el estado de alerta y movilización en todo el país, que como todos saben es el paso previo a una medida de acción directa que, aunque esperamos no tener que llevar a cabo, a esta organización no le costará tomar”.

En este sentido, Julio Fuentes explicó que el estado de alerta y movilización no sólo es testimonial, sino que implica la convocatoria a asambleas en los lugares de trabajo y a la preparación de los trabajadores para unirse en la lucha si no median novedades oficiales.

Por último, concluyó: “Los compañeros más complicados son los municipales. En sus localidades, por cada peso que recauda el Estado, sólo cuatro centavos van al municipio, 21 centavos a las provincias y el 75% restante se lo queda el Estado nacional. Vale aclarar, que el grueso de los trabajadores estatales se compone de municipales y provinciales. Otra de las reivindicaciones que sostenemos es la estabilidad en el empleo público, algo que no se cumple, porque la precariedad laboral existe en sus diferentes formas”.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.