lunes, 1 de abril de 2013

Informan en Rusia sobre uso de órganos de niños rusos adoptados

PL

La Cancillería de Rusia aseguró disponer de información sobre el uso en trasplantes de órganos de niños rusos adoptados y muertos en Estados Unidos, publica hoy el diario Izvestia.

El periódico basa su artículo en una carta del viceministro de Asuntos Exteriores Serguei Ryabkov, en respuesta a un diputado de la Duma estatal (cámara baja), quien solicitó un esclarecimiento de casos denunciados, incluso en la prensa estadounidense, lo cual destaca también el canal internacional Russia Today.

La problemática sobre los niños huérfanos en Rusia y del destino de los menores adoptados y trasladados a Estados Unidos cobró interés público el pasado año, a raíz de nuevos casos de fallecimientos de pequeños en circunstancias poco esclarecidas por la justicia norteamericana.

Ambas cámaras del Parlamento aprobaron la ley Dima Yakovlev -en memoria de uno de los niños muertos-, que prohíbe las adopciones a ciudadanos estadounidenses, normativa refrendada a fines de diciembre por el presidente Vladimir Putin y en vigor desde el 1 de enero de 2013.

Ryabkov indicó en la carta citada por Izvestia que instituciones rusas en Estados Unidos cuentan con información sobre dos casos de posible uso (o intento, aclara el texto) en trasplantes de órganos de niños muertos en ese país.

El vicecanciller mencionó a los menores A. Gueiko, fallecido en 2003, e I. Karggyntsev, en 2005, pero aclaró que su cartera desconoce el resultado final.

De acuerdo con la fuente diplomática, la parte rusa no puede conocer todos los casos, pues en las estadísticas oficiales norteamericanas no se publican los datos sobre las donaciones de órganos.

Al mismo tiempo, precisó el funcionario citado por Izvestia, se flexibilizan las reglas para obtener el consentimiento en los trasplantes, e incluso en algunos estados norteamericanos una ley permite a los médicos y organismos competentes actuar sin el permiso de pacientes o familiares.

El diputado Alexander Starovoitov, del partido Liberal Democrático, envió en febrero pasado una misiva al canciller Serguei Lavrov con la petición de presentar al Parlamento toda la información disponible acerca del tema, y de las sospechas que menores rusos discapacitados hayan sido usados para trasplantes de órganos.

De la repuesta al legislador puede concluirse que los niños rusos en Estados Unidos de ninguna forma están bajo protección, señala el periódico.

La Cancillería no emitió aún ningún comentario de la respuesta del vicecanciller Ryabkov, de la cual se hicieron eco medios informativos.

De acuerdo con el ministerio de Educación, en los orfanatos de Rusia la cifra de huérfanos mayores de siete años asciende a 83 mil 900, de los cuales unos 14 mil 500 son discapacitados.

La Fundación benéfica SOS Children's Villages posee registros en su base de datos de unos 25 mil pequeños con discapacidades sin amparo filial.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.