lunes, 1 de abril de 2013

La oposición venezolana y Estados Unidos buscan el camino de la desestabilización: Crónica de una derrota anunciada para la MUD

Rodrigo González (BARÓMETRO INTERNACIONAL, especial para ARGENPRESS.info)

A solo 13 días de las elecciones presidenciales de Venezuela, a un día del comienzo de una campaña de 7 días, la sociedad venezolana vive intensamente esta nueva etapa que no contará con el Comandante Chávez. Su temprana desaparición física, deja su legado y su apoyo a Nicolás Maduro, en su despedida de aquel 8 de diciembre de 2012. Las distintas encuestas apuntan a un triunfo de Maduro por más de un 14%, ante el candidato de la oposición Henrique Capriles, que luego de ser derrotado en las elecciones del 7 de octubre del 2012 por más de un millón y medio de votos, asumirá la responsabilidad de una nueva derrota de la derecha.

Este es un nuevo desafió para el proceso bolivariano, el papel del líder venezolano Chávez es una baja muy sensible para Venezuela y el Mundo, pero su visión estratégica dejó sentadas las bases de la revolución, desde la Constitución, donde se determinó el carácter de la democracia venezolana como una Democracia Popular, Participativa y Protagónica, dejando atrás la constitución de 1961 que se basaba en su carácter de Democracia Representativa, dándole el poder a los políticos y sus partidos, para ejercer un modelo tutelado y manipulable. Hoy los venezolanos construyen esta nueva democracia a través de la distintas formas de Poder Popular, los Consejos Comunales, las Parroquias bajo una nueva forma y las Comunas, siendo ésta última la más representativa del Estado Comunal, uno de los sueños más sentidos del Comandante Chávez, en su último mensaje a la nación el 8 de diciembre: “Comunas o Nada”.

También las Misiones Sociales en aéreas de la Salud, Alimentación, Educación, Vivienda, entre otros logros sociales, el aumento salarial anual, los financiamientos a productores y cooperativas, crearon un nuevo marco de solidaridad, de lucha contra un capitalismo salvaje. En ese marco de los primeros 6 años de logros la revolución, surge la idea del comandante Chávez de Socialismo del Siglo XXI, la que se convierte en una propuesta no solo a nivel de Venezuela, sino que trasciende fronteras, demostrando que si es posible una alternativa al capitalismo. La crisis capitalista de esta última década deja claramente sentado que estas crisis no son cíclicas, como ocurrió en 1929, que es una crisis de todo el sistema. Los planes de recuperación en Europa, han profundizado la pobreza, el desempleo, se han reducido la educación y la salud, porque se ha priorizado salvar a la banca, a las trasnacionales, a las financieras. El capital para los grandes empresarios vale más que la vida, el ser humano, la familia y el planeta, en un modelo autodestructivo de sociedad.

La oposición venezolana y Estados Unidos buscan el camino de la desestabilización

Como dicen muchos refranes populares “la cartas están echadas”, lo inminente para la oposición es una derrota, de nada han servido los ataques del candidato solitario de la Mesa de la ultraderecha Venezolana (MUD), su campaña de atacar a la familia del presidente Chávez y al gobierno, bajo una de las grandes mentiras de Capriles, que el presidente murió el 28 de diciembre del 2012, para crear la idea de un vacío de poder. En sus 2 primeros discursos como candidato, mostró una conducta paranoica y con sus ojos fuera de órbita y rojos, con un discurso virulento, Su pasada por Nueva York en recientes días, llamó la atención. Al mejor estilo del cuento de Pinocho, le creció la nariz al decir por motivos familiares, pero se confirmo que adquirió un apartamento de 5 millones de dólares, además se reunió con funcionarios estadounidenses para analizar su campaña y la táctica a seguir.

Esta conducta de candidato de la MUD, lo define como mitómano. Según la ciencia se define a la mitomanía como “el trastorno de conducta consistente en mentir patológica y continuamente falseando la verdad”, porque niega haber asaltado la embajada de Cuba, niega en el 2002 apoyar el golpe, habla en un discurso que no usa celular, pero muchas fotos demuestran lo contrario. Pero lo más grave no es su enfermedad patológica, es que aspira a ser candidato a presidente, rodeado de sectores enfermos de odio político y hacia el pueblo venezolano, que han conspirado estos 14 años, tratando de derrotar al comandante Chávez y ven como su legado, los derrotara una vez más.

Estados Unidos demuestra una vez más su carácter intervencionista y niega la verdad

Quien no ha tenido la oportunidad de conocer las tropelías del imperialismo de Estados Unidos, que habla del mentido “sueño americano” para millones de latinoamericanos, que son parte de una clase media arribista, que sin burguesía sueña con la vida light de un burgués, que hablan de que son exiliados, pero visitan continuamente a sus familias en Venezuela, quieren desconocer los millones de desempleados en Estados Unidos, los millones de indigentes, los miles de ciudadanos que viven en tráiler, pero además no quieren ver los 200 años de invasiones, que comenzaron con la masacre de millones de indios, que se amplió con intervenciones en México (le quito 30% de su territorio), Puerto Rico, e intervenciones en Centroamérica, con golpes de estado, además de cárceles en Europa y Guantánamo en Cuba, hasta una Ley Patriótica, para apresar sin habeas corpus los derechos de los ciudadanos.

Pero estos hechos nos son del pasado, no son del 2002, la expulsión de dos funcionarios militares de Estados Unidos, por conectarse con militares, la denuncia de el canciller de la República Bolivariana de Venezuela, Elías Jagua, confirma parte de ese plan al afirmar que los ex altos funcionarios norteamericanos Otto Reich y Roger Noriega, vinculados a la Central de Inteligencia estadounidense (CIA), están reclutando mercenarios en Centroamérica para atentar contra Henrique Capriles Radonski, a través de los contactos de ese asesino que ellos protegen, (Luis) Posada Carriles.

En su alocución el Canciller indicó que esta acción forma parte de los planes "para injertar la violencia en Venezuela y promover posteriormente una invasión extranjera como lo hicieron en Libia, y como lo han querido hacer en la hermana República árabe de Siria". Estados Unidos niega esa información pero el pasado de Reich, Noriega y el terrorista Carriles, quienes participaron en el atentado al Avión de Cubana de Aviación, así como varios planes contra Cuba, el ultimo contra Chávez en Panamá, donde Posada Carriles fue detenido con armamentos, pero sigue gozando de libertad, al servicio del gobierno de Bush y ahora de Obama.

La derecha juega a desconocer su derrota y llamara a “la sublevación”

Las continuas declaraciones de autoridades norteamericanas a ser imparciales en esta campaña electoral, suena a la hipocresía y mentira mas grande. ¿Será que sus oficiales deportados en marzo, no hacían nada malo incitando a militares a dar el golpe? También las actividades de la CIA son falsas, la declaración de la Canciller Roberta Jacobson dijo que en Venezuela "las elecciones deben ser justas y creíbles", lo que "está dando a creer que no se cumple con estas condiciones fundamentales", como lo manifestó la presidenta del CNE.

Pero ¿será casualidad que la misma campaña la está haciendo Capriles? desde aceptar su candidatura y su pasada por Estados Unidos, es un campaña destinada a crear el caos y la desobediencia al estilo 2002-2003, desconociendo al CNE el cual como destaca la presidenta del CNE, Tibysay Lucena, que las elecciones "tienen el reconocimiento nacional e internacional. Nacional por la confianza de los electores y electoras e internacional por la fortaleza y robustez que se reconoce internacionalmente” además agrego que “incluyendo al ex presidente Jimmy Carter que dijo que 'Venezuela cuenta con el sistema electoral mejor del mundo".

Y a manera de conclusión acudiendo a un nuevo refrán popular “cuando el rio suena, porque piedras trae”, una reciente denuncia de legisladores de la MUD, pone en el tapete, el juego sucio de sectores de la oposición antidemocráticos. Tres diputados de la derecha en la Asamblea Nacional (AN) retiraron ayer su apoyo a la candidatura presidencial de Henrique Capriles, tras conocer un plan orquestado por la llamada Mesa de la Unidad Democrática (MUD) para desconocer los resultados que emita el Consejo Nacional Electoral (CNE) en los comicios del próximo 14 de abril. Los diputados son Ricardo Sánchez (suplente de María Corina Machado), Andrés Avelino (suplente de Edgar Zambrano) y Carlos Vargas (suplente de Rodolfo Rodríguez).

En rueda de prensa argumentaron que “existen otros intereses”, entre los que destaca un plan violento contra el país. Sánchez dijo que “no se han planteado la posibilidad de apoyar a Nicolás Maduro. Por su parte, el diputado Carlos Vargas informó que el lunes denunciarán y solicitarán que “se abra formalmente una investigación sobre el plan violento de la MUD al que plantean someter a Venezuela”. ¿También será falsa esta rueda de prensa para Capriles en su decálogo de mentiroso y mitómano?.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.