lunes, 22 de abril de 2013

Mariano Ferreyra: De perpetua a 15 años

Luis Zamora (especial para ARGENPRESS.info)

Pedraza y Fernández idearon el plan criminal, Favale, Sánchez y Díaz, entre otros miembros de la patota, lo ejecutaron. Pedraza y Fernández, instigadores del plan, 15 años; Favale, Sánchez y Díaz, dos manos de obra barata, 18 años. Los miembros de la Policía Federal -varios Jefes- que participaron del plan y del homicidio: 10 años. Otros policías: 2 años. Y hasta un subcomisario absuelto.

Los funcionarios del gobierno (Schiavi y Jaime, de Transporte, y Aníbal Fernández que dirigía entonces la Federal) y los empresarios de UGOFE ni siquiera fueron investigados. Pedraza responsable de todo, 15 años, la mano de obra barata para matar, ser barra brava y público pago para los actos y las fotos de los Boudou, 18 años. A los primeros hay que cuidarlos, son imprescindibles para el régimen, los segundos son descartables. Para los jueces el ministro Tomada y Rial, su secuaz, que después buscaron proteger a Pedraza con llamadas y sugerencias encubridoras, no tienen responsabilidad penal y para la presidenta Cristina Fernández tampoco responsabilidad política ya que los ha premiado manteniéndolos en los cargos hasta hoy. Quizás recordando que con Pedraza, hasta hace poco, compartían partido político, actos e inauguraciones y que eso lo sigue haciendo con otros burócratas sindicales a los que no está obligada, como con Pedraza, a soltarles esa mano que tanto ayuda a empresarios y gobiernos así como traiciona a los trabajadores. Se mató para defender el trabajo en negro y la superexplotación, la corrupción de los subsidios y los sillones de la burocracia. Se condenó a un burócrata sindical - empresario, de la casta aliada al gobierno y al poder económico. Un pez de cierto peso. Sí. Gracias a la lucha de la familia, de sus compañeros de militancia del Partido Obrero, de muchísimos luchadores de izquierda y democráticos, de jóvenes y sectores de trabajadores y del pueblo golpeados por el asesinato de un joven militante socialista. Entre todos ejercieron una enorme presión al poder institucional para que no quedara impune como otros. Sí. A 15 años, sí. Pero la vida de Mariano Ferreyra y el símbolo de su compromiso anticapitalista no podía quedar como ejemplo; las instituciones y los jueces siempre están cerca de los burócratas sindicales, de los funcionarios, de los empresarios y de los policías que las integran o las defienden -aunque cometan delitos para hacerlo- y lejos de aquéllos como Mariano Ferryera que las enfrentan. Así se pasa de la pena perpetua a la de 15 años. Las instituciones no olvidan estos criterios. Nosotros, los que peleamos por derrotarlas y desmontarlas, tampoco. La indignación nos motiva aún más a seguir haciéndolo.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.