jueves, 18 de abril de 2013

México: Periodista asesinado y otro amenazado

Teodoro Rentería Arróyave (especial para ARGENPRESS.info)

Mientras el Congreso de la Unión se enfrasca en discusiones bizantinas para negar la federalización de los delitos contra las libertades de prensa y expresión y niega el sustento de ley a la Fiscalía Especial correspondiente, en nuestro dolorido país, en menos de 24 horas, asesinan a un colega más, a otro lo amenazan y con granadas de mano agreden la sede del diario Mural de Zapopan en la zona metropolitana de Guadalajara, Jalisco.

Ante estos lamentables hechos, debido a la impunidad prevaleciente, el gremio organizado emitió sendos comunicados, que a pesar de lo extenso. Los reproducimos a continuación, sin demérito de que los medios los sinteticen:

“Comunicado urgente. Otro periodista asesinado

Un nuevo crimen lastima a la comunidad periodística: el asesinato del colega Alonso de la Colina Sordo en el Estado de Puebla; las primeras versiones dirigen la atención de haber sido víctima de un asalto al salir de un cajero automático de una sucursal bancaria, y al oponer resistencia, fue ejecutado en el estacionamiento del centro comercial Vía San Ángel en la zona de Angelópolis.

Sin embargo, como lo detalla el espacio www.e-consulta.com “Alonso de la Colina Sordo llegó a Puebla hace dos meses procedente del estado de Guerrero, en donde fue víctima de amenazas como conductor de la empresa TV Azteca”; por ello “de acuerdo con fuentes policiacas consultadas, el hombre decidió venirse Puebla luego de las amenazas que recibió junto con su hermano, quien labora en diversos establecimientos y bares de la zona de Cholula”.

Más preocupante y ante ello la exigencia de investigar a fondo los hechos, cuando se afirma que “recientemente a la familia de la Colina le fue retirada la concesión de la señal de Tv Azteca en Guerrero… y el personal que laboraba fue sustituido por órdenes de la dirección de TV Azteca Nacional”.

Además es de hacerse notar, como lo tienen constatado el gremio organizado y las autoridades, es una constante que todo periodista asesinado o desaparecido, antes fue amenazado, por lo que ahora resalta que las propias autoridades no hayan implementado a su favor las obligadas medidas cautelares.

El director de la Policía Ministerial de Puebla, Juan Luis Galán Ruiz, informó que el agresor es un hombre robusto de aproximadamente 1.80 metros que se dio a la fuga en una motocicleta deportiva color negro.

La secuencia de acontecimientos que afectaron la tarea, el desempeño profesional y ahora la vida de Alonso de la Colina, nos hacen exigir a las autoridades de Puebla, Guerrero y a las federales para que en franca cooperación, investiguen este crimen.

No está por demás insistir de nueva cuenta la carente disposición de las autoridades primero para que las medidas cautelares se apliquen con rapidez y eficacia; en segundo lugar, la postura contraria a federalizar la investigación de los atentados y agresiones a periodistas e instalaciones de medios de comunicación.

Con este crimen, desde 2000 al primer trimestre de 2013, suman 122 homicidios atentatorios a las libertades de Prensa y Expresión y el Derecho a la Información: 103 periodistas, 9 trabajadores de la prensa, 7 familiares y 2 amigos de comunicadores y 1 civil; asimismo, son 20 las desapariciones forzadas pendientes de aclarar.

El gremio organizado nacional: la Federación Latinoamericana de Periodistas, FELAP; la Federación de Asociaciones de Periodistas Mexicanos, A.C., FAPERMEX; y el Club Primera Plana, hacen un llamado urgente a las autoridades estatales de Puebla y Guerrero, así como las instancias federales correspondientes, a procurar justicia y que la muerte de Alonso de la Colina Sordo no quede impune”.

“Comunicado agresión al Periódico Mural de Guadalajara. Amenazas al reportero de Proceso, Jorge Carrasco Araizaga

Apenas emitimos un Comunicado Urgente tras el asesinato -al salir de una sucursal bancaria en Puebla- del colega Alonso de la Colina Sordo, ex conductor de TV Azteca en Guerrero, amenazado de muerte en aquella entidad y dos acontecimientos más vulneran las libertades de Prensa y Expresión en México: el ataque la madrugada de este miércoles 17 de abril con artefactos explosivos a las instalaciones del Periódico Mural en Guadalajara y las reuniones, descubiertas por el Semanario Proceso, entre ex funcionarios y funcionarios de Veracruz, que tenían como objetivo planear la captura del reportero Jorge Carrasco Araizaga y la decisión de hacerle daño en caso de resistirse.

Esta madrugada estallaron dos granadas de fragmentación en las instalaciones del diario Mural en Zapopan, Jalisco. De los hechos no resultaron personas lesionadas. Un comandante de la Policía Estatal informó que la agresión contra este periódico local se registró alrededor de las 3:30 horas de hoy, sin embargo los vigilantes de la empresa reportaron el ataque hasta después de las seis horas.
Por su parte el semanario Proceso, en desplegado, informó a la opinión pública que a raíz de la cobertura periodística y la coadyuvancia en las investigaciones ministeriales llevadas a cabo por el reportero Jorge Carrasco Araizaga en el caso del asesinato de su corresponsal en Veracruz, Regina Martínez Pérez, sobre la presunta intención de funcionarios y ex funcionarios del estado de Veracruz de atentar contra la integridad personal del periodista.

Proceso denuncia, de acuerdo a información e investigaciones, una serie de reuniones entre ex funcionarios y funcionarios del gobierno de Veracruz, de seguridad pública y de la Procuraduría estatal “cuyo propósito era acordar acciones hostiles en contra del reportero en respuesta a su publicación más reciente en torno el caso de Regina Martínez, que comenzó a circular en todo el país el mismo domingo 14”.

El semanario, en su propio Comunicado establece que en la más reciente “junta… se decidió la captura del reportero y la decisión de hacerle daño en caso de que se resista” y “tener cuidado con las cámaras” de seguridad pública instaladas en el Distrito Federal, donde ya se encuentra “gente” del estado de Veracruz.

Desde la noche del lunes -se informa- diversas autoridades activaron el mecanismo de protección a periodistas en favor del reportero.

Proceso responsabiliza al gobierno del estado de Veracruz de cualquier agresión que pudieran sufrir a partir de estos hechos Jorge Carrasco Araizaga y su familia, el actual corresponsal de la revista en la entidad, Noé Zavaleta, y todo el personal que colabora con este semanario en todo el país. El gobernador de Veracruz, Javier Duarte; el mayor José Nabor Nava Holguín, subsecretario de Seguridad Pública del estado; y Mario Delfín, director de la Agencia Veracruzana de Investigación, niegan conocer de las reuniones mencionadas y de las amenazas vertidas en ellas.

Una vez más, el gremio organizado nacional: Federación Latinoamericana de Periodistas, FELAP; Federación de Asociaciones de Periodistas Mexicanos, A.C., FAPERMEX; y el Club Primera Plana, se solidarizan primero con los colegas y medios afectados y exigen, de las autoridades correspondientes, su actuación inmediata para dar con los responsables en el caso del atentado a Mural y la actuación inmediata que desenmascare las intenciones de quienes actuaron y ordenaron la búsqueda del compañero Jorge Carrasco Araizaga”.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.