miércoles, 10 de abril de 2013

Violencia contra mujer dominicana, permanente dolor de ¿todos?

Diony Sanabia Abadia (PL)

Las habituales noticias sobre la violencia contra las mujeres dominicanas evidencian hoy el permanente desarrollo de un problema que merece ser exterminado como piden diversos sectores de la sociedad.

Golpes, celos, puñaladas, intolerancia, disparos... son vocablos recurrentes en las historias que tienen a las féminas como principales víctimas de tragedias cotidianas.

De acuerdo con estadísticas de la organización cívica Participación Ciudadana, el número de dominicanas asesinadas por sus parejas o exparejas ascendió a 600 durante el último lustro.

Rosalía Sosa, directora ejecutiva de dicha entidad, criticó la persistencia de este fenómeno, con serias implicaciones en la familia y la sociedad, y exhortó a transformar la presente situación.

Otros datos expuestos ayer en la presentación de un proyecto, denominado Mujer y Municipalidad, muestran que el 24 por ciento de las dominicanas de 14 a 49 años de edad ha sido víctima de maltrato físico o sexual en algún momento de su vida.

Para la directora del Centro de Estudios de Género del Instituto Tecnológico de Santo Domingo, Lourdes Contreras, resulta insuficiente la labor de las autoridades dominicanas para combatir dicho problema.

El sistema de justicia solo apunta a la impunidad y a la no consideración de todas las condiciones presentes en las relaciones de parejas, subrayó la especialista.

A su juicio, no existe prevención por parte del Estado dominicano para contrarrestar los casos de violencia de género o intrafamiliar, y el sistema educativo tampoco actúa con todas las fuerzas necesarias en ese sentido.

La política de género debe implicar la consideración de las desigualdades entre hombres y mujeres para buscar superar las brechas que existen entre las partes, recalcó.

En marzo pasado, el Observatorio de Ejercicio Ciudadano de las Mujeres instó a mejorar la coordinación interinstitucional y fortalecer las acciones de prevención y la vinculación de la respuesta al maltrato físico con las políticas sociales.

Para diversas organizaciones dominicanas defensoras de las mujeres, resulta necesario reducir la impunidad y fortalecer el sistema de acceso a la justicia.

Dicho observatorio es dirigido por la Colectiva Mujer y Salud y el Centro de Investigación para la Acción Femenina, cuyo boletín Feminicidios 2012 sitúa en 198 los casos de ese tipo ocurridos el año anterior.

Seguimos con cifras inaceptables de violencia contra las mujeres y las niñas, y el Ministerio de Salud Pública no puede seguir de espalda al problema, apunta el texto.

Puntualiza que el 51,1 por ciento de las víctimas mortales, 102 y 96 pertenecientes a feminicidios íntimos y no íntimos, respectivamente, fueron mujeres de 18 a 34 años de edad.

Datos preliminares de la Procuraduría General precisan que los domingos fueron los días de mayor cantidad de sucesos nefastos con 50, y las armas de fuego resultaron responsables de 71 muertes.

Las provincias de Santo Domingo, Santiago y La Vega, y el Distrito Nacional, por ese orden, presentaron la mayor cantidad de feminicidios.

Según informaciones oficiales, en 2011 fueron asesinadas 233 dominicanas, y las unidades de atención integral a la violencia de género, intrafamiliar y delito sexual recibieron 67 mil denuncias.

En opinión de la ministra de la Mujer, Alejandrina Germán, cuando la sociedad aprenda que varones y hembras tienen los mismos deberes y derechos entonces comenzará a disminuir el índice de casos violentos.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.