miércoles, 8 de mayo de 2013

Asciende a 800 los muertos por el derrumbe en Bangladés

RIA NOVOSTI (especial para ARGENPRESS.info)

Los muertos a raíz del derrumbe cerca de la capital de Bangladés, Daca, aumentaron hasta 803, las obras de desescombro continúan, comunicó hoy el portavoz de la Fuerzas Armadas del país, Mir Rabbi.

El edificio de ocho plantas Rana Plaza, que albergaba cuatro fábricas textiles, un banco y numerosos comercios, se desplomó el pasado 24 de abril cuando en su interior había unos 3.500 trabajadores, mujeres en su mayoría.

En vísperas del desastre, en el edificio aparecieron grietas, que provocaron pánico entre los trabajadores. Pero la administración les tranquilizó y persuadió de que se quedaran.

Según datos preliminares, la tragedia ocurrió por fuertes vibraciones de cuatro generadores potentes montados en el techo del inmueble. Esos generadores, encendidos después de un corte de energía eléctrica, crearon una vibración, y junto con la vibración de miles de máquinas de coser, desencadenaron el derrumbe.

Según jueces de instrucción, el edificio fue destinado para usos comerciales, no para instalar fábricas. En su construcción se usaron materiales de baja calidad, incapaces de soportar tal carga. Además, se le añadieron tres pisos sin pedir la respectiva autorización.

Los socorristas utilizan grúas y bulldozers en las obras de desescombro. De más de tres mil personas que se encontraban en el edificio en el momento del derrumbe, fueron salvadas 2.400.

La policía bangladesí detuvo al propietario del edificio, Sohel Rana, en la frontera con la India. También fueron detenidas otras personas, de ocho a doce según diversas fuentes, incluido el ingeniero llamado anteriormente para evaluar el peligro proveniente de las grietas.

La oposición acusa a las autoridades del país de estar ocultando el número auténtico de las víctimas. El Gabinete de la primera ministra Sheij Hasina lo refuta.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.