jueves, 23 de mayo de 2013

Comentario a tiempo: A cerrar Guantánamo

Teodoro Rentería Arróyave (especial para ARGENPRESS.info)

Cuando criticamos a Estados Unidos, es de aclararse, que no lo hacemos contra el pueblo estadounidense, que nos merece todo nuestro respeto, ni siquiera contra su gobierno, sino a esa camarilla de los llamados halcones que han convertido a su país en un imperio con influencia internacional.

Una prueba de la dignidad de los estadounidenses, la ha dado el coronel Morris Davis, el ex fiscal jefe de las Comisiones Militares de la Base Naval de Guantánamo, que sostiene dicha potencia en territorio cubano, al iniciar una cruzada nacional para que sea desmantelada la ignominiosa prisión de presos políticos que sostiene, como ya dijimos, en suelo cubano.

Davis, que conoció a fondo los procesos judiciales contra los detenidos en la guerra estadounidense al terrorismo islámico, que se prolongó de septiembre de 2005 a octubre de 2008, decidió llevar a cabo esta campaña cibernética en respuesta a la huelga de hambre de los presos y a la promesa del presidente, Barack Obama, de cerrar la vergonzosa prisión extraterritorial.

En el portal www.change.org el ex fiscal abrió su campaña para hacerle ver al presidente Obama que debe de cumplir su promesa, de una vez y por todas, de cancelar la cárcel, donde aún se encuentran 166 presos, compromiso, que además, refrendó hace unos días.

El portal ha sido un verdadero éxito, pues en un solo día, consiguió más de 100 mil apoyos.

La situación es dramática, son más de un centenar los confinados en huelga de hambre, en protesta por la situación de indefinición a sus procesos y que ya cumplen más de una década. 21 de ellos están siendo alimentados por medio de sondas, dio a conocer la agencia de noticias española EFE.

Asimismo, un total de 86 internos que han recibido su liberación, por la oposición del Congreso, la falta de acuerdos bilaterales para su transferencia y una moratoria en la repatriación de presos yemeníes a su país, ha bloqueado el proceso.

Davis Morris, al exigir el cumplimiento de su palabra al presidente Obama, le dice que debe de entender que “si otro país tratara a prisioneros de la manera que hacemos en Guantánamo, lo criticaríamos y con razón”.

Reiteró: “no podremos nunca retomar la altura moral y legal si nos permitimos hacer sobre otros lo que si nos ocurriera a nosotros, criticaríamos de manera vehemente”.

El ex fiscal, quien estuvo dos años al frente de las Comisiones Militares, de acuerdo a sus convicciones, renunció como reclamo a las torturas de que fueron víctimas muchos internos y por que los procesos se habían apoyado en el uso de la información obtenida, mediante el ahogamiento simulado.

Morris Davis, más que un crítico del penal del oprobioso Guantánamo, es un humanista que merece todo el respeto y esperemos que la resolución de Obama a su petición, sea congruente con el gobierno que dice encabezar y sobre todo al cumplimiento de la palabra empeñada. A cerrar Guantánamo.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.