jueves, 23 de mayo de 2013

Denuncian agresión de militares de Estados Unidos a huelguista de Guantánamo

PL

El abogado Ramzi Kassem, representante de uno de los presos alimentados a la fuerza en la cárcel de Estados Unidos en Guantánamo, denunció que los militares le dispararon a su cliente con balas recubiertas de goma.

Kassem, asistente legal del yemenita Moath al Alawi, confinado sin cargos durante 11 años en ese penal ubicado en una porción de territorio ocupado a Cuba, dijo en entrevista con la televisora Russia Today que su representado fue agredido el sábado 13 de abril, cuando los militares del Pentágono asaltaron el denominado Campo 6.

Los carceleros chocaron ese día con los presos cuando intentaron pasarlos de celdas comunes a individuales como medida para tratar de poner fin a la huelga de hambre.

Según Al Alawi, le dispararon sin ninguna advertencia por ninguna buena razón con balas de acero recubiertas de goma que se utilizan solo como medida de seguridad fuera del recinto.

Lo impactaron en cinco zonas del cuerpo: alrededor del corazón, en el codo de uno de sus brazos, en uno de sus hombros y había un par de impactos sobre los muslos. En particular, el tiro alrededor del corazón pudo ser fatal, destacó el abogado.

El gobierno de Estados Unidos admitió que hubo un incidente y recibieron la confirmación por escrito en un correo electrónico del Departamento de Justicia en la cual se especificaba que Al Alawi sufrió lesiones menores.

Sin embargo, enfatizó en que la versión escrita del Gobierno difiere a la de su defendido y además subrayó que tuvo notificación de que Al Alawi fue alimentado a la fuerza. "Esto también es una violación del derecho internacional", puntualizó Kassem.

El procedimiento para alimentarlo "se realiza de una manera innecesariamente dolorosa y brutal", añadió y precisó que en este proceso los presos son atados a sillas y les colocan sondas nasogástricas que llegan al estómago.

Al Alawi nunca ha sido acusado de ningún delito. La realidad es que ha estado en Guantánamo durante más de 11 años sin un proceso justo, una de las razones de esta huelga de hambre, aseguró el jurista.

Un comunicado de las autoridades de Guantánamo confirmó que 103 de los 166 reos que permanecen allí están en ayuno desde el pasado 6 de febrero.

Kassem insistió en que el presidente Barack Obama debe tomar medidas definitivas para clausurar esa cárcel.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.