viernes, 17 de mayo de 2013

Denuncian irregularidades en causa sobre muerte de Salvador Allende

PL

La parte querellante en el proceso sobre la muerte del presidente Salvador Allende denunció irregularidades en la tramitación de la causa, cerrada esta semana por la Corte de Apelaciones de Santiago, que dictaminó suicidio.

"El día lunes se viró esta causa, de una manera que a mi juicio es irregular. En efecto, esto ocurrió de una manera que impidió que los tres abogados anunciados previamente para participar en ella pudieran formular sus respectivos alegatos", expresó el abogado Roberto Avila.

Además de Avila, se vieron impedidos de presentar sus alegatos los letrados Roberto Celedón y Jorge Balmaceda, según una comunicación enviada vía electrónica a Prensa Latina por el Movimiento del Socialismo Allendista, organización que procura demostrar la participación de terceros en la muerte del estadista el 11 de septiembre de 1973.

La denuncia precisa irregularidades en el orden de prelación de la Corte, que dejaron en la indefensión a los abogados, quienes se vieron obligados a pedir audiencia con el presidente de la sala, ministro que incluso se había inhabilitado.

"He pedido la nulidad de la vista de la cusa, pero esa petición no ha sido resuelta por la sala, simplemente la han tenido presente", precisó Avila, tras señalar que ahora también se les quiere sancionar por no concurrir a alegar.

El abogado dijo que la medida es una muestra de persecución, pero que recurrirá a la Corte Suprema, y en caso necesario a la Comisión de Derechos Humanos de la Cámara de Diputados y a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

El presidente de los Allendistas, Esteban Silva, consideró que con esa nueva irregularidad se pretende cerrar un caso sin considerar los nuevos antecedentes presentados en el proceso.

"Detrás de la idea del suicidio del Presidente Allende no habría responsabilidad de terceros, se soslaya la responsabilidad de quienes desde el aire y tierra bombardearon al presidente Salvador Allende con el objeto de asesinarlo", exclamó el dirigente.

De acuerdo con Silva, detrás de esta concepción se esconde el carácter de impunidad sobre la inducción a la muerte violenta de Allende en que se desarrolló la transición chilena hasta la actualidad.

"A 40 años del cruento golpe y de la muerte violenta de Salvador Allende, vamos a poner los antecedentes de este caso en todas las instancias jurídicas posibles y también en el ámbito político de los Presidentes y Jefes de Estado de la Celac (Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños)", subrayó.

Silva señaló que se trata de un hecho que no solo representó el fin trágico del Presidente de Chile en medio de un palacio en llamas, sino además de la muerte violenta de un líder de la izquierda y el progresismo latinoamericano y mundial.

Según el veredicto de la corte, Allende se quitó la vida mientras el Palacio de La Moneda era bombardeado, para evitar así caer en manos de los militares amotinados al mando del general Augusto Pinochet, a la sazón jefe del Estado Mayor del Ejército.

Diversos testimonios sobre el día del golpe militar dan cuenta que el mandatario combatió y resistió a pesar del desigual lucha con los golpistas.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.