jueves, 30 de mayo de 2013

Israel impedirá que los misiles rusos S-300 entren en servicio operacional en Siria

RIA NOVOSTI (especial para ARGENPRESS.info)

Israel impedirá que los sistemas antiaéreos rusos S-300 entren en servicio operacional en Siria, informaron fuentes diplomáticas que citan al jefe del Consejo israelí de Seguridad Nacional, Yaakov Amidror.

“De sus palabras hemos entendido que el Gobierno de Israel no cree posible prevenir la transferencia de los misiles (S-300), así que actuará contra ellos después del traspaso pero antes de que se pongan en servicio operacional”, explicó un diplomático que presenció el discurso de Amidror ante los embajadores de 27 países miembros de la Unión Europea.

Amidror dijo que Israel no quiere intervenir en Siria ni influir en la situación dentro de este país, pero reaccionará cuando sea necesario para proteger su seguridad y, por tanto, prevendrá en el futuro la transferencia de armas avanzadas a las milicias chiíes de Hezbollah, en Líbano.

Anteriormente, Israel realizó varios ataques aéreos contra el territorio de Siria para impedir el transporte de misiles iraníes a Hezbollah, según fuentes de Inteligencia occidentales.

Portavoces del Gobierno israelí rehusaron hoy comentar el asunto de los S-300.

El primer ministro Benjamín Netanyahu, en sus recientes entrevistas con los ministros de Exteriores de varios países de la Unión Europea, calificó los S-300 de “grave amenaza a la seguridad” y advirtió de que Israel “no puede quedarse de brazos cruzados”.

Si estos misiles entrasen en servicio operacional, todo el espacio aéreo de Israel se convertiría en una zona de exclusión, según Netanyahu.

Los S-300 disponen de un moderno radar capaz de identificar y seguir objetivos a gran distancia, así como de misiles antiaéreos con alcance de 200 kilómetros.

Se requieren entre tres y seis meses, según Haaretz, para poner los sistemas S-300 en servicio. Técnicos y operadores sirios deberán someterse a un curso de entrenamiento, tal vez en Rusia, aunque algunas etapas del proceso deberán desarrollarse sobre el terreno.

El presidente de Siria, Bashar Asad, declaró en una entrevista con la televisión libanesa Al-Manar que Damasco ya recibió el primer cargamento de sistemas antiaéreos rusos S-300 y espera en breve la llegada de un segundo lote.

Rusia ha subrayado en más de una ocasión que solo suministra a Siria armas defensivas de acuerdo a un antiguo contrato, sin violar ninguna ley internacional. Las entregas de S-300 a Siria, según Moscú, podrían ser un factor disuasivo frente a una eventual intervención militar extranjera en el país árabe.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.