jueves, 23 de mayo de 2013

Opinan que pese a maniobras, exdictador Rios Montt será condenado

Isabel Soto Mayedo (PL)

De acuerdo con el profesor de la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (Unan), "con su resolución del lunes la Corte Constitucional (CC) de ese país no absolvió a ninguno de los imputados: estos siguen siendo señalados por los delitos de genocidio y crímenes de lesa humanidad".

El abogado explicó a Prensa Latina que la acusación del Ministerio Público contra el exgeneral se mantiene, igual que todas las actuaciones procesales, policiales y periciales presentadas para demostrar su culpabilidad.

"La subsanación procesal del juicio no cambiará la futura sentencia condenatoria, pues ninguna de las alegaciones refutan o interponen pruebas sobrevenidas o aparecidas en medio del juicio que puedan absolver a Ríos Montt de la responsabilidad penal por las matanzas en esas comunidades indígenas", puntualizó.

El académico precisó que "lo que hizo la CC de Guatemala fue subsanar o dejar sin efecto el proceso hasta el 18 de abril por el incumplimiento de los requisitos establecidos para continuar juicio".

Es decir, la CC ordenó que el juicio regrese al punto en que quedó el 19 de abril, cuando ese ente de apelaciones ordenó suspenderlo en respuesta a un recurso de amparo presentado por el abogado defensor Francisco García, declaró el también abogado en ejercicio.

"El recurso en cuestión fue admitido en efecto suspensivo, ósea que se debe resolver el recurso de amparo y los agravios expresados en él", señaló.

Según la CC, la presidenta del Tribunal Primero A de Mayor Riesgo -encargado de procesar por genocidio y crímenes de lesa humanidad-, Jazmín Barrios, debió esperar el fallo de la máxima instancia sobre el recurso presentado por la defensa, pese a lo cual reanudó el juicio el 30 de abril.

La violación del debido proceso, en virtud del derecho a la defensa efectiva de los imputados, es lo que dio carta abierta a los magistrados de la Sala Constitucional de la Suprema Corte de Guatemala para refrendar como justo el tecnicismo alegado por el representante legal de Ríos Montt, agregó.

Sin embargo, en la próxima vista "los hechos se volverán a acreditar como en las audiencias anteriores", a juicio del especialista.

González Estrada basó ese pronóstico en las testificales presentadas durante el proceso anterior, que demostraron la barbarie cometida contra miles de personas por mandato del presidente de facto de Guatemala de 1982 a 1983.

Los resultados de las exhumaciones practicadas, los documentales grabados sobre los hechos, y otras evidencias siguen allí como pruebas irrefutables de los vínculos directos que tenía el exdictador con tales crímenes, ejemplificó.

"El proceso continúa y nadie está libre de culpa", enfatizó el académico nicaragüense.

Para González Estrada "probablemente esa sea la inconformidad de los dos magistrados que dieron su voto en contra de retrotraer el proceso al 18 de abril, por cuanto la sentencia es casi seguro que será la misma".

El especialista advirtió que "probablemente la defensa procurará desvirtuar el juicio porque hay mucho dinero e intereses políticos detrás del exgeneral, que pueden significar un obstáculo para el nuevo tribunal que asumirá el caso".

No obstante expresó su confianza en que "los judiciales no podrán cometer errores o lo que en derecho suele identificarse como lapsus calamis o mentis, pues hay una presión que trasciende las fronteras de Guatemala".

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.