miércoles, 8 de mayo de 2013

Postura de organizaciones internacionales de Derechos Humanos: Preocupa la creciente criminalización de la protesta social

ACTA

La organización internacional Profesionales Latinoamericanos Contra el Abuso de Poder dio a conocer un comunicado en el que advierte "un peligroso recrudecimiento de la violencia social-institucional que se manifiesta en diversas situaciones de actos intimidatorios, represión de protestas populares, ataques a familiares de militantes y actos de espionaje”. En tanto Amnistía Internacional pidió el cese de la persecución contra los Qom.

En la nota se enumeran varios incidentes como:

• La intervención arbitraria de la Asociación de Ex Presos Políticos de Córdoba, testigos fundamentales en la denominada megacausa Córdoba, por parte del gobernador José Manuel De La Sota, a través del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Provincia.

• El ataque a dos integrantes de la Comunidad Qom, Potae Napocna Navogoh, de Formosa, Abelardo Díaz y Carlos Sosa, el primero de ellos hijo del Cacique Félix Díaz, que ya había sido agredido anteriormente, lo cual aumenta la persecución constante a este y otros pueblos originarios.

• La represión ejercida en el Hospital Borda para lograr la demolición de Talleres Protegidos.

• La detención de trabajadores del Ingenio La Esperanza y de las cooperativas de la CCC de San Pedro, Jujuy. Uno de ellos, Dante Monzón, hijo de la dirigente Elsa Colqu y militante de la CCC y del PCR.

• La represión contra manifestantes en Neuquén, que marchaban en defensa de la Cooperativa Zanón, para que se cumpla la ley de entrega a los trabajadores y trabajadoras.

• La infiltración de un Oficial de Inteligencia, durante más de diez años, para espiar en la redacción de la Agencia Walsh, el Proyecto X, las filmaciones en el Borda a quienes resistían.

Todo esto, y podría agregarse más, nos hace pensar que es imprescindible una reflexión de las autoridades y de la población sobre los métodos que se están naturalizando en el accionar supuestamente destinado al control democrático de la "ley y el orden".

Sabemos –señalan- lamentablemente, lo que encierra el discurso del Orden, asociado al Control. Lo contrario al ejercicio de la Ley. Hacemos un llamado a la sociedad en general, y a quienes ejercen el Poder en especial, sea cual sea su origen, para impedir que el poder de la Democracia se trasforme en Abuso de Poder

La nota esta firmada entre otros por Alberto Mendes- Buenos Aires; Pilar Vendrell- Buenos Aires; Santiago Tricánico- Montevideo; Carlos Roberto Zelaya- Tegucigalpa y Sonia Vaccaro- Madrid.

Amnistia Internacional pide por los Qom

Amnistía Internacional solicitó a las autoridades nacionales y de la provincia de Formosa que investiguen de manera urgente y pongan a disposición de la Justicia a los responsables de los nuevos ataques sufridos por integrantes de la comunidad indígena Qom.

En sendas cartas dirigidas al gobernador provincial, Gildo Insfrán, y al Ministerio de Justicia de la Nación la organización pidió que se adopten las medidas necesarias para investigar los ataques sufridos el último viernes por Abelardo Díaz, hijo del líder indígena Félix Díaz, y Carlos Sosa, integrantes de la comunidad Qom "La Primavera".

La organización advirtió que "las reiteradas situaciones de violencia de los últimos años exigen la urgente intervención del Gobierno nacional para arbitrar las medidas necesarias para garantizar la protección de los derechos humanos de los miembros de esta comunidad".

Además, recordó que "el incumplimiento de los compromisos en materia de derechos humanos asumidos por la Nación en torno a las comunidades indígenas genera responsabilidad internacional del Estado Argentino".

Amnistía Internacional señaló a las autoridades que varios órganos internacionales de derechos humanos se han pronunciado sobre la situación de la comunidad Qom Potae Napocna Navogoh - La Primavera- y los pueblos originarios en la Argentina.

En abril de 2011 la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) concedió un conjunto de medidas cautelares y exigió al Estado argentino que "adopte las medidas necesarias para garantizar la vida y la integridad física" de los indígenas Qom.

En 2012 el relator de la ONU sobre los derechos de los pueblos indígenas recomendó a los Estados nacional y provincial adoptar políticas claras para prevenir, investigar y sancionar los actos de violencia, las amenazas e intimidaciones contra los miembros de pueblos indígenas, tanto por parte de funcionarios públicos como de particulares.

Ese mismo año, en ocasión del Examen Periódico Universal, el Consejo de Derechos Humanos de la ONU recomendó a la Argentina mejorar la situación de las minorías indígenas, especialmente en relación al derecho a la propiedad y al acceso a la vivienda digna, y, en este sentido, señaló la necesidad de expedir los correspondientes títulos de propiedad sobre las tierras ancestrales.

Esta no es la primera vez que Amnistía Internacional se dirige a las autoridades argentinas por hechos de violencia y discriminación que afectan a la comunidad Qom.

En noviembre de 2010, unos 400 policías armados dispersaron violentamente a los miembros de la comunidad que habían bloqueado una ruta en la provincia de Formosa para protestar por los planes de construcción en sus tierras ancestrales.

Félix Díaz recibió entonces amenazas directas de los policías, que lo calificaron de "agitador".

Algunos miembros de la comunidad recibieron posteriormente amenazas de muerte de miembros de una familia que reclamaba su derecho sobre las mismas tierras.

En noviembre de 2011 el hijo y el nieto de Félix Díaz fueron agredidos con armas de fuego por personal del empresario Alberto Celía, quien viene ocupando las tierras de los Qom.

El propio Félix Díaz fue atropellado el 9 de agosto de 2012 por un vehículo propiedad de la familia en conflicto con su comunidad.

En 2013, Daniel Asijak, sobrino del líder, murió en circunstancias dudosas mientras circulaba por la ruta en su moto.

Todos estos hechos de violencia sucedieron a pesar de que, en abril de 2011, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos instó a las autoridades argentinas a tomar medidas para garantizar la seguridad de Félix Díaz y su familia y en mayo de ese mismo año el gobierno se había comprometido a garantizar la seguridad de la comunidad.

Amnistía Internacional reitera la necesidad de que las autoridades argentinas pongan fin a la discriminación y a las persistentes violaciones de los derechos humanos contra las comunidades indígenas, como la comunidad La Primavera, y garanticen que puedan vivir en sus tierras ancestrales sin temor a sufrir ataques o intimidaciones.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.