miércoles, 8 de mayo de 2013

Un brasileño presidente de la OMC

ANSA

Brasil finalmente logró imponerse en la Organización Mundial del Comercio (OMC) y comandará por primera vez el ente rector de las transacciones mundiales con Roberto Azevedo, quien deberá en su gestión plantear los desafíos de las disputas del mundo emergente y las naciones desarrolladas.

Azevedo, ingeniero civil de 55 años y diplomático negociador de carrera, será el primer jefe de la OMC oriundo de América Latina, tras haber vencido en votación al mexicano Herminio Bianco, apoyado por la Unión Europea.

El brasileño es representante de su país en la OMC desde 2007. Candidato de la presidenta Dilma Rousseff, advirtió que el sistema multilateral sin un espacio de negociación corre el riesgo de perder relevancia.

Su candidatura había sido defendida en 2009 por el entonces gobierno de Luiz Lula da SIlva, pero fue derrotado ante la reelección del francés Pascal Lamy, que se retira del cargo en diciembre.

Azevedo es un diplomático de carrera desde 1983 que estuvo en la parte comercial del Ministerio de Relaciones Exteriores en 1994, al inicio del gobierno de Fernando Henrique Cardoso (1994-2002).

El diplomático se convirtió en el jefe comercial de Brasil durante la gestión de Lula y la victoria actual, auspiciada por el ministro de Defensa, el ex canciller Celso Amorim, su mentor político, y el ministro de Relaciones Exteriores, Antonio Patriota, es un logro que mostrará Rousseff ante el mundo.

Brasil insiste en la reforma de Naciones Unidas y quiere un lugar permanente con derecho a veto y voto en el Consejo de Seguridad. Dentro de la OMC, se transformó en el gobierno de Lula en uno de los animadores mundiales de las negociaciones fracasada de la Ronda de Doha, sobre transacciones internacionales y reglamentación.

"Es habilidoso y no renuncia a sus principios", dijo de Azevedo el ex canciller Amorim, ante la crítica realizada por el analista José Carlos de Assis, de la Universidad Estadual de Paraíba. "Brasil entró en su propia trampa. Después del ALCA, ahora en la OMC, que es la doctrina del libre comercio y la falta de defensa de las industrias nacionales", dijo el profesor en un artículo en la prensa, rechazando la exposición mundial del gobierno de Brasil en una entidad comercial. Otro brasileño al frente de un organismo multilateral es Jose Graziano da Silva, director general de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) desde el 1° de enero de 2012 y hasta 2015.

Fue uno de los que elaboró el programa Hambre Cero en el gobierno del presidente Lula, quien en 2003 fue designado Ministro Extraordinario de Seguridad Alimentaria y Combate al Hambre.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.