martes, 4 de junio de 2013

Rechazo total a posible injerencia de Estados Unidos en diferendo Perú-Chile

PL

La posible injerencia norteamericana en un diferendo limítrofe marítimo entre Chile y Perú, que se apresta a zanjar la Corte Internacional de La Haya, genera hoy expresiones de rechazo de diplomáticos y dirigentes políticos.

Las expresiones contrarias a la intervención de Washington fueron precedidas por declaraciones del presidente de Chile, Sebastián Piñera, quien en su actual visita a Estados Unidos no descartó tratar el litigio con su homólogo anfitrión, Barack Obama.

"No es un tema que tengamos programado conversar con el presidente Barack Obama pero, por supuesto, la agenda es una agenda abierta", dijo el gobernante chileno en una entrevista con una cadena estadounidense de televisión.

Piñera, que será recibido por Obama este martes, aludió al hecho de que el tratado de 1929 que estableció la frontera terrestre prevé el arbitraje del presidente de Estados Unidos, en caso de controversias en la ejecución del mismo.

"Este es un caso que trata sobre delimitación marítima entre Perú y Chile. No tiene que ver con el límite terrestre. El límite terrestre fue establecido en el tratado de 1929", dijo el coagente peruano en la Corte Internacional de Justicia de La Haya, Allan Wagner.

Fuentes diplomáticas comentaron que existe una remota posibilidad que el fallo de La Haya dictamine que los litigantes deben definir el punto terrestre de inicio de la frontera marítima, en el que hay otra controversia, lo que se enmarca en el tratado de 1929.

El embajador Manuel Rodríguez, quien integró el equipo peruano dedicado al diferendo con Chile, añadió que "no tiene lógica y es un imposible jurídico y procesal que un tercer país intervenga en el proceso de La Haya".

Se refirió así al hecho de que Lima y Santiago se han sometido a la autoridad de la corte para dirimir la controversia, en la que Perú plantea que el tribunal debe establecer un límite marítimo equitativo por no haber un tratado específico, aunque Chile alega que dos convenios lo fijaron hace seis décadas.

"La instancia superior y suprema es La Haya", afirmó el dirigente político opositor Luis Castañeda, tras participar ayer en una cumbre política convocada por el presidente Ollanta Humala para tratar sobre las alternativas del próximo fallo de la corte y la necesidad de mantener unidad en torno al tema.

El dirigente del conservador Partido Popular Cristiano Raúl Stagnaro, quien participó también en la cita, calificó como "sueños de opio" una eventual mediación norteamericana que estaría buscando Piñera.

Por su parte, el excanciller José García Belaúnde, coagente peruano en La Haya, consideró ilógica la hipótesis de que un gobernante, ante la posibilidad de un fallo adverso, acuda a pedir ayuda a otro presidente y llamó a no caer en el juego de las especulaciones.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.