martes, 4 de junio de 2013

Venezuela: Las verdades de un diputado

Lidia Baltra (especial para ARGENPRESS.info)

El diputado Andrés Eloy Méndez recorre América del Sur para explicar la realidad de lo que ocurrió durante las elecciones presidenciales que eligieron a Nicolás Maduro como nuevo líder de la nación, esos hechos que los medios masivos de la derecha mundial han manipulado y tergiversado hasta el cansancio.

Su gira por el Cono Sur (como la de otros colegas del Parlamento bolivariano a otros lugares de América Latina) se hace necesaria por la guerra que le hacen al movimiento socialista bolivariano las transnacionales y el imperio que hiere sus intereses y hace peligrar el modelo neoliberal.



Méndez, 36 años, cientista político y Master en Economía, ocupa un banco de la Asamblea Nacional desde hace siete años, representando al Estado de Falcón (el mismo del cantautor Alí Primera, a quien califica de “precursor de la revolución bolivariana”). Hablando desde el Círculo de Periodistas de Santiago, reconoció que los apenas 300 mil votos por los que Maduro venció a su contendor (en comparación con los triunfos de Hugo Chávez) se explican en parte por la feroz y millonaria campaña desarrollada por el equipo de su rival, Enrique Capriles, pero también, y haciendo autocrítica, por los errores que su Partido Socialista Unitario de Venezuela (PSUV) cometió.

Entre ellos, haber ido a elecciones a 50 días de una devaluación de la moneda; con un fuerte desabastecimiento de alimentos – un problema que los chilenos vivimos durante la Unidad Popular – provocado por la confabulación de productores y comerciantes; y por los continuos apagones que se producían por los mismos días. “Nos descuidamos, dice, con este tema, ya que el 70 % de la distribución de alimentos está en manos de los privados”. Y en cuanto a los cortes de luz, agrega: “aunque hemos nacionalizado la energía eléctrica, no despedimos a nadie del personal antiguo... Hoy, la energía eléctrica la manejan los militares”

A esto atribuye haber perdido gran parte de los votos de la clase media. “Pero de todos modos, los 7 millones y 600 mil personas que votaron por nosotros es un logro histórico que garantiza que habrá Revolución Bolivariana por siglos”.



Elecciones intachables

Pone las manos al fuego por la verosimilitud de los resultados electores, ya que afirma que en Venezuela el proceso lo maneja el Poder Electoral, que en su país por su autonomía se equipara a los otros tres poderes – Ejecutivo, Legislativo y Judicial – y al que agrega un quinto, “el Poder Moral de nuestro movimiento” en favor de los excluidos.

Respecto del reclamo internacional y de la oposición por la demora en la entrega de resultados en un proceso eleccionario que es electrónico (donde incluso el presidente de Estados Unidos, Barack Obama se entrometió esta vez), aclara que se debe al alargamiento del proceso exigido por la propia oposición. Explica que en 2005 – el mismo año en que se declaró el carácter socialista de la Revolución Bolivariana - ésta se retiró de la competencia por cupos en el Congreso alegando falta de garantías y a partir de allí exigió que los resultados electrónicos fueran corroborados contando uno a uno los votos en papel que emite también el aparato electrónico como respaldo.

El proceso es lento porque “son 39.700 cajas electorales en total, de las cuales hay que abrir 22.000 para auditar, lo que equivale a más de la mitad de los votos”. Añade que los testigos o apoderados de Capriles firmaron “conforme” el acta final con los resultados de esta auditoría, de modo que el desconocimiento inicial y la nueva petición del candidato derrotado de auditar los votos estaba fuera de lugar.

Señaló con orgullo que en su país, donde antes votaba el 40 por ciento, hoy, con voto voluntario, lo hace más del 80 % de los venezolanos, y explicó en detalle cómo es el proceso de votación electrónica que ha sido calificado por observadores internacionales como “el mejor del mundo y el más inexpugnable”. Entre los cuales se cuentan personalidades como el ex presidente de Estados Unidos Jimmy Carter, quien ha sido observador en numerosos procesos.

Los graves desórdenes que acompañaron el desconocimiento de los resultados por la oposición, provocaron la muerte de 11 personas, y se incendiaron 10 hospitales y 3 sedes del PSUV, “uno con la secretaria adentro (que afortunadamente salvó ilesa)”.



Eloy Méndez se enorgullece de que el ya legendario líder Hugo Chávez pasó triunfante por 17 procesos eleccionarios, incluyendo uno de revocación de mandato si el pueblo estimaba que lo hacía mal (donde ganó 60 por 40), un golpe de Estado y 600 intentos de asesinato. Aunque la mayoría de las veces surgió triunfante de estas contiendas, en 2007 perdió una consulta y fue el primero en reconocer la derrota, aunque fue muy estrecha. “Una lección para Capriles”, afirma.

Su última elección la ganó el 7 de octubre, antes que el cáncer le atacara por tercera vez y el 8 de diciembre pidió al pueblo que en su lugar eligieran a Nicolás Maduro, su más leal co-gobernante.

Libertad de expresión de opositores

Afirma que en su país la oposición tiene plena libertad para expresarse ya que son propietarios de los principales canales de televisión, Venevisión, Televén e incluso Globovisión (este último cambió recientemente de propietarios pero sigue en la oposición). Por estudios realizados sobre equidad de cobertura durante la campaña electoral, se supo que estos medios dedicaron 82 % del espacio al candidato Capriles y sólo 18 % a Nicolás Maduro. Señaló que Capriles mismo (a quien califica de fascista y de haber participado del intento de golpe en 2002) viene de una familia poderosa (de un ex diputado del partido COPEI) que tiene una cadena de diarios impresos.

El diputado Eloy Méndez hizo una larga y detallada descripción de la trayectoria del movimiento bolivariano, creado por el desaparecido líder desde la cárcel - donde estuvo debido a su fallido intento golpista contra un corrupto ex presidente Andrés Pérez -, hasta llegar a 1998 cuando convocan a un referéndum para cambiar la antigua Constitución de 1961 por una moderna que enmarcara los nuevos sueños.

Basándose en el primer párrafo de esa misma Carta, que establecía que la soberanía reside en el pueblo, convocaron a un plebiscito para que éste decidiera si quería o no una Asamblea Constituyente que creara una nueva Constitución con característica de vinculante; y como segunda pregunta, quiénes debían conformarla. Los venezolanos dijeron “Si” y a partir de allí se elaboró la nueva Carta Fundamental “con consultas a todo el espectro de la vida nacional”, dice Eloy Méndez, agregando que cuando estuvo lista, nuevamente se sometió a la consideración de toda la ciudadanía para su aprobación final. La nueva Constitución de 1999 da origen a la actual V República.

Entre los logros de esta nueva Venezuela, el diputado menciona el haber recuperado los recursos naturales, en especial, la riqueza petrolífera de la Faja del Orinoco, donde se producen diariamente más de 500 mil barriles de petróleo. Explica que esta, la mayor riqueza del país, la manejaban las transnacionales entregando sólo un 1 % de regalía al gobierno venezolano. Chávez la aumentó al 33 %, pese a lo cual, las empresas extranjeras permanecieron en el país.” Y todavía están ahí hoy, cuando las riquezas se dividen en 50 % para ellos y 50 % para los venezolanos, a lo cual se agrega un impuesto de 3, 38 % por la extracción... ¡Cómo ganarían antes!”, comenta.

Y aunque hoy pasan por una difícil situación económica, luego de la muerte del líder y el arduo proceso electoral, el chavismo se siente seguro porque tienen amplia mayoría en la Asamblea Nacional hasta las nuevas elecciones parlamentarias, en 2016, además de contar con 20 de los 23 gobernadores regionales.

“Los 7, 6 millones de personas que votaron por nosotros constituyen un logro histórico y que nos garantiza la Revolución Bolivariana por siglos”, concluyó.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.