jueves, 25 de julio de 2013

1111 miércoles de los jubilados, esta vez frente a la sede del PAMI: Otra salud pública es posible

Inés Hayes (ACTA)

Los pocos grados centígrados de la ola polar que azota a todo el país no impidieron que este miércoles a media tarde los jubilados se reunieran frente al edificio de PAMI central, en pleno corazón porteño, para reclamar por el derecho a la salud pública en contra de un modelo que privilegia los negocios al bienestar de la población.

“Este PAMI es nuestro y vamos a seguir peleando por tener una respuesta de nuestra obra social. No puede ser que tengamos que mendigar por atención médica”, comenzó Lidia Meza, secretaria de Previsión Social de la CTA Nacional ante todos los presentes. Antes de terminar sus palabras Meza llamó a seguir trabajando por recuperar la obra social de los trabajadores que aunque aportaron toda su vida hoy viven con salarios de miseria y una precaria atención médica.

Además de los jubilados de la CTA y de ATE Provincia de Buenos Aires también estuvieron presentes los trabajadores portuarios, los del Hospital Francés, integrantes del Parlamento de la Tercera Edad, de la Junta Interna de ATE INDEC, los legisladores porteños Favio Basteiro y Alejandro Bodart así como Carlos Chile, secretario general de la CTA porteña y Carolina Ocar, miembro de la Mesa Nacional de la CTA.

Al tomar la palabra, Angela Tenuta del Parlamente de la Tercera Edad llamó a todos los presentes a no abandonar la lucha porque se los respete y tenga en cuenta y saludó la presencia de la juventud en el acto. Entre ellos, David Garuti, delegado del Hospital Francés dijo que era un honor seguir el ejemplo de los compañeros jubilados que celebraban los 1111 miércoles por el 82% móvil, bandera histórica de la CTA: “Nuestra Central nació para luchar por la libertad y la democracia sindical y por el 82%. La única lucha que se pierde es la que se abandona, otra salud es posible, volver a Carrillo es posible en el siglo XXI, defendamos una salud pública sin negociados”.

Llegado de Necochea, Carlos Gadán, de la Mesa de Jubilados, Pensionados y Amas de Casa de esa localidad llamó a no abandonar la calle y a luchar todos los días por lo que se considera justo. Olivia Ruiz, presidenta del centro de Jubilados deATE provincia de Buenos Aires dijo que la situación del Instituto de Previsión Social provincial sufría el mismo manejo corrupto que el PAMI: “No hay garantías de prestación, no hay servicios esenciales”. Ruiz informó que en agosto marcharán a la Casa de la Provincia de Buenos Aires para exigir las prestaciones médicas y la democratización del IPS.

“Esta negación de reconocerles los derechos a los jubilados habla de dos décadas perdidas. Junto al histórico 82% móvil tenemos que reclamar que el haber mínimo de los jubilados hoy no puede ser inferior a los 4500 pesos (canasta básica para un adulto mayor)”, sumó su voz Eugenio Semino, defensor del Pueblo de la Tercera Edad de la Ciudad de Buenos Aires. Semino dijo además que el IVA no podía seguir financiando la seguridad social mientras las mineras y la renta financiera no paga un peso.

En representación de la CTA, Julio Macera, secretario general adjunto de la Central porteña saludó la presencia de todos los sectores presentes y también llamó a seguir trabajando y luchando por recuperar la salud pública.

Marcos Wollman, secretario general de la Mesa Coordinadora Nacional de Jubilados y Pensionados destacó que todas las victorias conseguidas en la historia del movimiento obrero fueron conseguidas por la movilización y la organización colectiva.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.