jueves, 4 de julio de 2013

Alto porcentaje de canadienses quiere un nuevo gobierno, según sondeo

PL

El 70 por ciento de los canadienses quiere un nuevo gobierno y el resto apoya la reelección del primer ministro Stephen Harper, acorralado en los últimos meses por diversas controversias, según los resultados de una encuesta divulgada hoy.

En el sondeo conjunto de la cadena televisiva CTV News y la firma Ipsos Reid, el 57 por ciento de los entrevistados desaprobó la labor del Ejecutivo conservador y 47 por ciento consideró que conduce al país por la dirección correcta, lo cual constituye la nota más baja desde su ascenso al poder en 2006.

La televisora advirtió que esas cifras son preocupantes para la aspiración de los "tories" de retener el mando del país norteño en las elecciones de 2015.

Una opinión similar figura este jueves en un artículo del diario The Globe and Mail, el cual muestra al partido gobernante por detrás del Liberal desde abril pasado con menos de 30 puntos porcentuales de respaldo.

Desde el año anterior, Harper es blanco de críticas por la mala gestión federal de las problemáticas indígenas, de los trabajadores extranjeros, del sector ecológico y del fraude de tres exsenadores de su partido que mintieron durante años para cobrar ayudas financieras aunque residen en Ottawa, sede del parlamento.

El último escándalo, en especial, socavó la imagen de responsabilidad financiera de su Gobierno, puso en dudas su transparencia y catapultó a los liberales como los favoritos para ganar los próximos comicios generales.

Los Grits -como se conocen a los miembros de la agrupación opositora- encabezan la preferencia del público a nivel nacional con un índice estable de 36 por ciento en los últimos cuatro meses.

Su líder, Justin Trudeau, también cuenta con la aprobación del 56 por ciento de los ciudadanos y desde que asumió en abril pasado la dirección de su partido, en Canadá circulan proyecciones sobre su posible victoria en las urnas sobre el mandatario actual, con 48 por ciento de los votos.

Los conservadores de Harper lo critican por considerarlo inexperto en temas políticos y económicos, pero según los especialistas sus principales armas son las habilidades como orador y la descendencia política del dirigente liberal, hijo del fallecido ex primer ministro Pierre Trudeau.

De hecho, los "Grits" lograron captar más contribuciones después de elegirlo como su líder.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.