jueves, 25 de julio de 2013

La explotación sexual y la trata de personas un flagelo en Guatemala

CERIGUA

La promoción de la prostitución en redes sociales es una realidad en Quetzaltenango, la que podría estar vinculada a la explotación sexual y trata de personas menores de edad, según un editorial publicado por ElQuetzalteco.

De acuerdo con la información, luego de varias denuncias hechas llegar a la redacción del periódico, se llevó a cabo una investigación por la red social Facebook, donde se constató la existencia de perfiles donde se promociona a trabajadoras del sexo a través de imágenes.

En estas páginas se publican números telefónicos para contactarlas, detallan los servicios que ofrecen y los precios, además se mencionan los nombres de los hoteles donde trabajan, sin embargo preocupa la utilización de adolescentes y niñas.

ElQuetzalteco detectó que en algunas de estas páginas se han robado y colocado fotografías de los perfiles de mujeres quetzaltecas para promover su sitio, sin que ellas hayan dado su consentimiento, lo que representa una amenaza a la seguridad de las afectadas.

De acuerdo con el editorial, las autoridades de Quetzaltenango fueron consultadas sobre la falta de actuación en estos casos, sin embargo indicaron que no pueden actuar de oficio, pues no existe una denuncia formal para iniciar las averiguaciones y desarticular estas estructuras vinculadas a la explotación sexual y trata de personas.

Por su parte, la Relatora Especial de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) sobre la trata de personas, Joy Ngozi Ezeilo, indicó que para luchar contra este flagelo en América Latina y el Caribe es necesario emprender acciones colectivas, pues no conoce fronteras y afecta a todas las regiones del mundo.

Según la funcionaria internacional, en América Latina y el Caribe hay países de origen, tránsito y destino de víctimas de trata y aunque exista la voluntad política, la adopción de una estrategia integral y colectiva contra esta problemática aún es un reto.

La experta advirtió que la trata en la región incluye la explotación sexual y laboral, utilización de niños y niñas en conflictos armados, el tráfico de órganos y otras violaciones a las garantías fundamentales, además subrayó que es difícil estimar a cuántas personas afecta este flagelo, ya que en la mayoría de los casos las víctimas no denuncian.

Finalmente, Amerigo Incalcaterra, representante regional para América del Sur, de la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, destacó la importancia de que los Estados consideren las recomendaciones que realizan los mecanismos especializados de Naciones Unidas, principalmente a la hora de implementar estrategias para combatir la trata de personas.

Recientemente fueron detenidas 16 personas sindicadas de pertenecer a una red de explotación y trata de personas, donde la mayoría de víctimas son niñas y adolescentes.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.