miércoles, 25 de septiembre de 2013

Las elecciones alemanas de septiembre del 2013

Alberto Pinzón Sánchez (especial para ARGENPRESS.info)

A raíz de las recientes elecciones generales para elegir el “Kanzler” del gobierno alemán y que han generado todo tipo de opiniones, voy a desobedecer mi propia orden (que ya tiene 11 años) de no opinar sobre el país que me ha dado no solamente asilo político sino refugio: Alemania.

Quien en Colombia desee opinar políticamente sobre este gran país, debe primero que todo, abandonar la diada bíblica del cielo y el infierno como referentes de un análisis serio y responsable al respecto:

Alemania no es ni lo uno ni lo otro. No es ni el cielo ni el Infierno. Es un país Federal, o mejor, una potencia capitalista global altamente desarrollada, pacifica, con un muy alto de vida en donde actualmente viven en un ordenamiento democrático más de 82 millones de ciudadanos. Está constituida por 16 estados federales y tiene con una posición geoestratégica privilegiada en el corazón de Europa: (limita al norte con el mar del Norte, Dinamarca, el mar Báltico y a través de este directamente con Suecia; al oriente con Polonia y la República Checa; al sur con Austria y Suiza, y al occidente con Francia, Luxemburgo, Bélgica y Holanda) , lo que además de vínculos económicos y turísticos, les ha proporcionado un sentido de responsabilidad geográfica continental con Europa.

Es una nación con una rica y muy compleja Cultura y una milenaria historia, que hay que también conocer (así será superficialmente) si se desea dar algún juicio; lo que ha dejado una profunda impronta colectiva, especialmente lo sobrevivido en el Siglo pasado. Los alemanes, en términos generales, son conscientes porque así lo han interiorizado, de que pudieron superar con éxito, reconstruirse y convertirse nuevamente en una potencia capitalista desarrollada altamente competitiva, después de haber sobrevivido los tres peores flagelos que azotaron a la humanidad en el siglo de Eric Hobsbawm: 1- El militarismo imperial prusiano que los llevo a la primera Guerra Mundial ,2 Su continuación el nazismo hitleriano, y 3- El Stalinismo de la DDR que dividió durante 45 años sus familias con muros absurdos de ideología y “Statsicherhait” (seguridad del Estado). También son conscientes de que los verdaderos alemanes son quienes nacieron después de la reunificación.

La segunda consideración que hay que hacer actualmente, es que su alto grado de ciudadanía plena, información, educación, intenso disfrute tecnológico tanto laboral como recreativo y turístico, los ha llevado a tener una mejor comprensión de la Crisis Global por la que atraviesa la humanidad y se han preparado conscientemente para ello en tres aspectos:

Uno el asunto de la multipolaridad Global y la Hegemonía anglo-sajona en declive, para lo cual han reforzado el pacto Franco-alemán, sus vínculos intensos con todos los países limítrofes sin excepción y con los de la zona Euro. Dos el asunto del ahorro doméstico y la austeridad (tan caro a Martín Lutero) y tres, el cambio energético (o adaptación tecnológica intensiva) para hallar energías sustentables sin daño ecológico, que sean alternas al Petróleo y sus derivados.

Y es precisamente en el manejo político de estos tres aspectos, tan cruciales, en donde hay que hallar el triunfo de “Frau Merkel” en las elecciones alemanas que acaban de pasar. Ella hija de un pastor de la oposición protestante en la DDR y educada en el corazón de la DDR, supo sin mucha retórica y de manera sencilla o doméstica, trasmitir a sus electores sus concepciones y sobre todo sus realizaciones de gobierno. Como si fuera un pastor en el “Gotesdienst” dominical

En el plano energético suprimió el uso de la energía atómica en las centrales nucleares alemanas, incluso contra la opinión del lobby de su partido cristiano demócrata y del lobby atómico franceses e inglés, y despojando al partido Verde de esta importante y fundamental consigna.

Además, se supo beneficiar política y económicamente de la inauguración del ultra desarrollado oleoducto de 1.224 kilómetros de tuberías por el mar Báltico entre Rusia y Alemania, denominado” Nord Stream”, construido con tecnología alemana de punta , que costó la bicoca de 7 mil 300 millones de euros y trasportará a la industria alemana la pequeña cantidad de 55 mil millones de metros cúbicos de gas por año, alejando la pesadilla de los anglosajones de hacer guerras imperiales de despojo para asegurarse el Petróleo y asegurar una fuente energética perdurable.

En el plano de la austeridad que le ha ganado antipatías en los países mediterráneos, supo explicar al contribuyente alemán porqué es indispensable la austeridad y el ahorro domésticos con los cuales están familiarizados todos los alemanes desde tiempos inmemoriales, y además, como la mayoría de ellos ha viajado o ha hecho turismo de vacaciones en los países mediterráneos, les explicó sencillamente cómo los impuestos alemanes no irían a subsidiar el derroche y la imprevisión de los nuevos ricos españoles, griegos, italianos, o portugueses, que se dieron vida de “Berlusconis al debe”, y cuando les llegó la hora de pagar los créditos generosamente dados por la banca alemana, no tuvieron o no quisieron pagar. Explicación política e ideológica que no fue adecuadamente controvertida con argumentos convincentes ni serios por ninguno de los partidos de la oposición.

Los electores alemanes, quienes votan para que la persona elegida se encargue de resolver los problemas, pues para eso los eligen (en Alemania todo, hasta las pequeñas cosas funcionan o debe funcionar y los ciudadanos se educan en esa concepción funcional) castigaron de manera feroz a los liberales que como aliados menores en el gobierno habían centrado su política en el asunto mal manejado de los impuestos. Pero a su vez premiaron o estuvieron conformes con el manejo dado por la señora Merkel a la crisis Global

¿Qué hay de nuevo? Varias cosas: 1- Los liberales después de una catástrofe electoral salen del Parlamento perdiendo 93 escaños que habían obtenido en el 2009. 2- Los cristiano-demócratas gobernantes subieron de 239 escaños en el 2009 a 311 en el 2013, ganando 72 escaños. 3- La social-democracia gana 46 escaños; de 146 sube a 192. 4- Los Verdes pierden 5 escaños, de 68 bajan a 63. 5- La Izquierda despojada de la excrecencia del antiguo partido SED, a pesar de perder 12 escaños, de 76 baja a 64, logra convertirse en la tercera fuerza parlamentaria en Alemania.

Y 6, lo preocupante es que la extrema derecha nacionalista de inspiración neonazi y euro escéptica, agrupada en el partido “Alternativa por Alemania”, al parecer reforzado por los votos castigo de los Liberales frustrados alcanzó un 4,9% de la votación y, aunque no alcanza a superar el umbral para entrar al parlamento, si es una preocupación seria para tener en cuenta en esta coyuntura electoral alemana.

Esta es la realidad política electoral surgida de las elecciones alemanas que acaban de pasar. Ahora vendrá la conformación de coaliciones para conformar el nuevo gobierno, en donde necesariamente se dará una negociación entre los programas electorales de los partidos interesados en coaligarse.

Llamar en Colombia a Alemania “el IV Reich”, en donde Uribe Vélez actualmente está poniendo todo su empeño en reagrupar el verdadero Fascismo narco paramilitar para acceder al Poder, es realmente una deformidad bastante desproporcionada por lo irreal, que no debe ser tenida en cuenta más que como referencia.

Fuente foto: WIKIPEDIA.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.