miércoles, 25 de septiembre de 2013

Rechazo oficial a fallo judicial agrava la crisis docente paraguaya

Javier Rodriguez Roque (PL)

La negativa del gobierno paraguayo a aceptar los alcances de un fallo judicial favorable a los docentes agravó la crisis de los educadores quienes protestan nuevamente hoy en las calles.

Un Tribunal de Apelaciones dictaminó dejar sin efecto la decisión anterior de una juez de primera instancia que había declarado ilegal la huelga llevada a cabo el pasado mes de agosto en demanda de mejores condiciones jubilatorias.

El ministerio de Educación aprobó por ese motivo iniciar este mes el descuento en los salarios de las casi cuatro semanas de paralización de labores a unos 40 mil afiliados a la Federación de Educadores del Paraguay (FEP).

A pesar de la última resolución del Tribunal, el organismo ratificó procederá a talreducción considerando que la decisión judicial no afecta la aplicación del castigo debido a tratarse éste de una medida de carácter administrativo.

Tanto la FEP como la Organización de Trabajadores de la Educación reavivaron entonces su amenaza de paralizar nuevamente las clases en todo el país si se realizan los mencionados descuentos, medida de fuerza que daría al traste con el afectado curso escolar.

La Federación señaló que, inicialmente, presentarán una acusación judicial contra la titular de Educación, Marta Lafuente, por el delito de apropiación del salario y paralelamente convocarán a una asamblea general para decidir sobre el nuevo paro.

Como quiera que el abono de los emolumentos debe realizarse esta misma semana, los dirigentes gremiales continuaron su serie de protestas callejeras, las cuales se efectúan en la actual jornada frente al edificio del Parlamento.

Sin negarse a ir a una mesa de negociaciones para seguir buscando una solución, los profesores se mantuvieron firmes en rechazar totalmente la afectación salarial que ahora confirman como ilegal.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.