miércoles, 25 de septiembre de 2013

Socialistas alemanes aumentan la presión sobre la socialdemocracia

Harald Neuber (PL)

Tres días después de las elecciones parlamentarias en Alemania, todavía sigue sin perfilarse una nueva coalición gubernamental para el tercer gobierno de la canciller democristiana Angela Merkel.

A pesar de que representantes de la Unión Democristiana (CDU) de Merkel ofrecieron al Partido Socialdemócrata de Alemania (SPD) y al Partido de Los Verdes formar una coalición, en estas dos agrupaciones crece el rechazo contra esta opción.

Mientras tanto, la presidenta del Partido de la Izquierda (Die Linke), Katja Kipping, demandó del SPD y de Los Verdes usar la mayoría de estas tres fuerzas políticas para aprobar un salario mínimo garantizado de 8,50 euros la hora.

"Creo que la formación de un nuevo gobierno federal necesitará mucho tiempo, por eso debemos usar este lapso", dijo Kipping en una entrevista con el diario Mitteldeutsche Zeitung.

A la par, el jefe del grupo parlamentario de Die Linke, Gregor Gysi, pidió al SPD y Los Verdes entrar en negociaciones de coalición.

"Estamos abiertos a conversaciones con estos dos partidos y para el SPD y Los Verdes sería mejor entrar en negociaciones para lograr un cambio de política en Alemania", dijo Gysi en una entrevista con el diario Passauer Neue Presse.

En el decimoctavo parlamento alemán, los socialdemócratas, los socialistas de Die Linke y Los Verdes tienen una mayoría de 319 escaños frente a 311 diputados de la Unión de Merkel.

"Nosotros seguimos dispuestos a entrar en una coalición con el SPD y Los Verdes si ellos cumplen con nuestras demandas principales: un salario mínimo garantizado, una renta que evite pobreza en la vejez y la anulación del incremento de la edad de jubilación a 67 años", dijo Gysi.

Agregó que una coalición con participación de Die Linke tendría que luchar contra el trabajo precario, suspender las medidas de austeridad para los estados en Europa del sur, dictadas por la Unión Europea, prohibir las exportaciones de armas de producción alemana y retirar las tropas germanas de misiones militares en el exterior.

Sin embargo, Gysi agregó que "obviamente, el SPD todavía no está dispuesto a cumplir con estas demandas".

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.