jueves, 26 de septiembre de 2013

Tecnologías brasileñas tratan con eficacia los derrames de petróleo en el mar

XINHUA

Dos tecnologías desarrolladas por investigadores de la brasileña Universidad Federal de Minas Gerais (UFMG) se mostraron eficaces en laboratorio para tratar los derrames accidentales de petróleo a aguas marinas.

Las dos tecnologías son complementarias debido a que una evita que las manchas de petróleo se expandan y la otra filtra el agua retirada del mar para separarla del crudo, informó hoy la UFMG.

El sistema combinado ayuda en la "contención más rápida y eficaz del material contaminante que es esparcido en accidentes con combustibles en aguas marinas y oceánicas", según la universidad brasileña.

Una de las tecnologías utiliza pedazos de ladrillo tratados químicamente que actúan como contenedores y evitan que las manchas de petróleo se expandan en el mar.

"Los ladrillos son cortados en partes menores y esos pedazos reciben un producto desarrollado en laboratorio que atrae las moléculas de petróleo y hace con que el crudo se adhiera al material sólido", explica el investigador Jadson Belchior, profesor del Departamento de Química de la UFMG y uno de los coordinadores del proyecto.

El producto químico desarrollado por los brasileños hace con que las moléculas de la superficie del ladrillo interactúen con las moléculas constituyentes de los hidrocarburos por conexiones químicas.

Los pedazos de ladrillo arrojados al mar para que absorban el petróleo vertido pueden ser retirados del agua fácilmente y utilizados posteriormente como combustible para plantas siderúrgicas.

Como los ladrillos impiden la expansión de la mancha, los investigadores desarrollaron otra tecnología que permite filtrar el agua contaminada directamente en los barcos en alta mar utilizados para el combate a los derrames.

Se trata de un filtro hidrofóbico que permite el paso del petróleo pero no del agua.

De esa forma, el agua contaminada bombeada a los navíos es tratada por filtros en la embarcación que separan el petróleo, retenido en los depósitos del barco, y el agua, que es devuelta al mar.

"El filtro separa el aceite del agua aún en alto mar y de esa forma los navíos regresan a tierra tan sólo con el petróleo y sin mezclas con agua que agotan la capacidad de almacenamiento", según Belchior.

De acuerdo con los investigadores, las dos tecnologías funcionan también con derivados del petróleo, como gasolina y diesel.

Las dos tecnologías ya fueron patentadas pero el filtro aún está en etapa final de desarrollo.

"Estamos buscando un socio para hacer una prueba de concepto, que consiste en ir hasta el local en que se produjo un derrame y traer el material hasta tierra firme para experimentar el filtro como ya lo hicimos en laboratorio. Se trata de la prueba que mostrará que la tecnología es funcional en alto mar", aseguró.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.