martes, 24 de septiembre de 2013

Una apuesta renovada de Cuba por garantizar el futuro

Luz Marina Fornieles Sánchez (AIN, especial para ARGENPRESS.info)

Como cada 27 de septiembre, en este también se celebrará el Día Mundial del Turismo, ocasión en que, en apoyo al Año Internacional de la Cooperación en la Esfera del Agua, la Organización Mundial del Turismo (OMT) invita a conmemorar esta jornada bajo el lema: “Turismo y agua: proteger nuestro futuro común”.

Además de ponderarse las bondades tradicionales de la industria del ocio, se hará énfasis asimismo en la urgencia de hacer mayor hincapié en la necesaria vinculación del sector a las iniciativas de conservación de ese recurso natural.

La efeméride tiene como propósito sensibilizar a la comunidad internacional sobre la importancia del ramo y su valor social, cultural, político y económico.

Reconocidos son entonces los avales de la actividad, generadora de ingresos y empleos, capaz de reactivar otros rubros y con una resistencia a las crisis, ya puesta a prueba en varias oportunidades. Con tales atributos, la industria sin chimeneas debe velar por la preservación de los valores materiales e inmateriales que le sirven de soporte.

Se impone dejar atrás el consumismo, las acciones depredadores del entorno y sus habitantes, y optar conscientemente por desarrollos sostenibles, que permitan proyecciones a largo plazo y que los destinos por años aumenten sus potencialidades, sin las depreciaciones incorporadas por factores de diverso signo.

La OMT por ello hace una renovada exhortación a afrontar los retos universales con responsabilidad y capacidad, ya sean depresiones económicas, desastres naturales, epidemias, conflictos bélicos, la carrera armamentista o el terrorismo.

En un contexto mundial marcado por elevados niveles de contaminación ambiental, buscar soluciones innovadoras para promover la conservación de los recursos naturales es una obligación para garantizar el futuro del planeta.

Cuba coordina esfuerzos para trabajar en pos del uso racional del agua. Entidades como el Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente (Citma), el Ministerio de Educación (Mined) y el Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (INRH) encabezan descollantes programas para promover nuevas formas y hábitos de consumo de tan preciado líquido, como vía para reducir su uso indiscriminado.

De acuerdo con pronunciamientos recientes del Ministerio de Turismo de la Isla (Mintur) a los medios, el sistema de turismo cubano, impulsado a su vez a alcanzar estos objetivos de sostenibilidad, resulta partícipe en tareas enfocadas a disminuir el consumo de agua en la prestación de los servicios y a velar por la protección de las zonas costeras, humedales y otros recursos hídricos de las comunidades donde se localizan los polos turísticos.

A propósito de ello, este 27 de septiembre el MINTUR lanzará su primera campaña de bien público, orientada a subrayar su compromiso en pos de contribuir a un porvenir hídrico sostenible. Como parte de tal iniciativa, se hace a su vez un llamado a los trabajadores del giro a cambiar los comportamientos y tomar medidas que aseguren una adecuada gestión del agua en las instalaciones hoteleras y extrahoteleras.

La conmemoración de la fecha acontecerá a la vez que sesiona el IX Encuentro Internacional de Turismo de Naturaleza, Turnat 2013, previsto entre el 24 y el 28, en la provincia de Granma. Este evento aúna proyectos de trabajo en términos de turismo sostenible y debates sobre los desafíos del Sistema Nacional de Áreas Protegidas de Cuba, entre otros temas que muestran las acciones por trazar estrategias que comprometan el avance del rubro turístico con la protección de los recursos naturales.

Cual dinámica rama que enfrenta un sinnúmero de barreras, el turismo ha demostrado en Cuba su capacidad de desenvolverse aún en las más disímiles circunstancias. Síntomas de alarma han hecho que muchos miren con incertidumbre ahora la ejecutoria del giro, debido a que la temporada de alta- noviembre-abril- no se comportó como se esperaba como tampoco los arribos de viajeros en los primeros meses del presente ejercicio.

El propio Ministerio de Turismo cubano (Mintur) ha reconocido un decrecimiento- aunque leve- en las llegadas internacionales hasta agosto, a causa, fundamentalmente, de la crisis financiera que azota Europa, de donde proceden relevantes flujos de visitantes hacia este destino caribeño.

Manuel Bisbé, director comercial de la mencionada cartera, en una intervención en seminario con prensa especializada cubana y extranjera refería tal déficit, a la vez indicaba que los ingresos sí habían crecido. La respuesta gubernamental a tal coyuntura ha sido la encarar las dificultades internas, en aras de explotar al máximo las reservas autóctonas.

Mirando de frente el panorama, la ínsula está consciente de los retos que tiene ante sí en materia del ocio, a la cabeza de los cuales aparece el bloqueo de EE.UU., causante de pérdidas por más de 23 mil millones de dólares; la ya apuntada crisis financiera internacional, los fenómenos meteorológicos, la competencia en el área y los problemas de calidad y producto.

Sin menospreciar el entorno exterior, imposible de soslayar, el archipiélago ha decidido explorar bien hacia dentro con ojos críticos y renovadores, para hallar respuestas válidas para tales prioridades. Por ello entre sus directrices se incluyen las de solucionar los problemas que afectan la integralidad del producto turístico antillano, la comercialización y la promoción.

Enfrascado en directrices como las anotadas, el Destino Cuba llega a una nueva edición del Día Mundial del Turismo, con una apuesta renovada por garantizar el futuro, incluida la preservación de elementos tan vitales como el agua.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.