martes, 19 de noviembre de 2013

Aseguran que la institucionalidad de Panamá está débil y resquebrajada

PL

La Fundación Panameña de Ética y Civismo considera que en Panamá la institucionalidad del país está débil y resquebrajada, según resultados de las jornadas ético-políticas organizadas por esa entidad y divulgadas hoy.

En un comunicado de la fundación se indica que representantes de sectores de la sociedad civil que participaron en esos trabajos investigativos y de reflexión coincidieron en esos criterios, motivo por el cual llamaron a que toda la sociedad labore a favor del robustecimiento institucional.

El exministro de Hacienda durante el gobierno de Guillermo Endara (1989-1994) Mario Galindo, dijo que las instituciones en Panamá han sido destruidas deliberadamente y no se puede esperar nada del gobierno para mejorar la situación, porque no tiene la voluntad de hacerlo.

Galindo identificó la no separación de los poderes y la falta de independencia judicial como los más claros ejemplos de disfunción de las instituciones.

En cuanto a los problemas del Poder Judicial denunciados por el Tribunal Electoral, indicó que hay que rescatarlo de la "languidez gusanosa en la cual actualmente se desempeña", y cuestionó que en la Corte Suprema de Justicia haya personas que no llenan los requisitos legales ni morales para ocupar cargos.

Por su parte, el magistrado presidente del Tribunal Electoral, Erasmo Pinilla, sostuvo que hay una profunda preocupación por la institucionalidad del país y el respeto que se le debe tener.

El rector de la Universidad Interamericana, Stanley Muschett, indicó que el rol de las autoridades de gobierno fue fundamental en las elecciones anteriores para garantizar el cumplimiento de las reglas del juego, un rol que no tenemos hoy, aseguró.

El presidente de la Fundación, Luis H. Moreno, hizo un llamado a la conciencia nacional para llegar a un adecentamiento ético del país.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.