viernes, 29 de noviembre de 2013

Egipto: La Hermandad tenía un plan diabólico, asegura el hijo de Gamal Abdel Nasser

Moises Saab (PL)

La deposición del presidente Mohamed Morsi liquidó un plan satánico de la Hermandad Musulmana (HM) para Egipto, Siria y el resto del mundo árabe, afirmó Hakim Abdel Nasser, hijo del difunto líder egipcio Gamal Abdel Nasser.

"Era un proyecto elaborado por los imperialistas, guiados por los norteamericanos y los sionistas internacionales, para dividir nuestro país y al mundo árabe en pequeños califatos", según declaró en una entrevista con PRENSA LATINA.

Así esperaban realizar su sueño de fragmentarnos en áreas sunitas, chiítas, drusas, coptas, de manera que convirtieran al Estado judío en una situación normal, añadió.

Ese estado judío sería el único que viviría en el siglo XXI mientras el resto de los países estarían anclados en la Edad Media, aseguró el hijo del fallecido presidente egipcio, uno de los paladines del nacionalismo árabe y defensor de la causa palestina en sus momentos fundacionales. Es preciso tener una visión integral de los acontecimientos del 30 de junio (de 2012 en Egipto) que "permitieron a los egipcios recuperar su país que había sido robado por estas personas, a las cuales prefiero no llamar Hermandad Musulmana porque dan una mala imagen al Islam".

El pasado 30 de junio millones de personas se volcaron a las calles en demanda de la deposición de Morsi, quien acababa de cumplir un año de mandato, y tres días después, las Fuerzas Armadas anunciaron su derrocamiento, la formación de un gabinete interino y la reformas de la Constitución aprobada en diciembre de 2012.

Para Abdel Nasser "lo que ocurrió el 30 de junio fue una revolución popular, no tiene nada que ver con la propaganda de algunos medios que lo llaman un golpe militar.

"Imposible que haya golpe militar en una decisión apoyada por 30 millones de personas; el Ejército egipcio tomó partido por el pueblo, implementó la voluntad del pueblo, el Gobierno había perdido legitimidad, que retornó el mando supremo de las Fuerzas Armadas a su mando supremo, que es el pueblo, no el presidente depuesto por el pueblo".

Por ello agradezco la oportunidad de explicar a los pueblos de América Latina la visión objetiva de ese fenómeno, señaló

Preguntado sobre las tensiones políticas ulteriores a la deposición de Morsi, afirmó que la HM "utiliza todos sus recursos para recuperar el poder y eso nunca ocurrirá".

Recordó que la agrupación islamista trató en dos ocasiones de asesinar a su padre, la primera en 1954, dos años después de derrocar a la impopular monarquía del rey Farouk, por poner en práctica una política de desarrollo social que chocaba con el proselitismo de la HM.

Cuando los islamistas proponían construir una escuela en determinada zona les preguntaban "para qué si ya el Gobierno construyó escuelas", recuerda el abogado, que contaba 16 años cuando su padre falleció el 28 de septiembre de 1970.

Sobre el deceso de su padre confesó que su familia aún alberga dudas que la causa haya sido una repentina enfermedad cardíaca, mi padre era el peor enemigo que tenía la Hermandad Musulmana, subrayó, aunque eludió hacer más comentarios.

Sobre la posibilidad de presentarse como candidato en las próximas elecciones presidenciales, negó tener aspiraciones electorales.

¿Y, aunque el voto es secreto, podemos preguntarle su preferencia?

En las elecciones anteriores no voté ni por Morsi, ni por Ahmed Chafiq. En las próximas, si el general Abdel Fattah El Sisi es candidato, mi boleta va con su nombre.

El general El Sisi, arquitecto de la defenestración de Morsi, está en la cresta de una ola de popularidad y varios sectores sociales y partidos laicos iniciaron una campaña para que se postule, posibilidad que el jefe militar ha dejado abierta.

Interrogado sobre una iconografía en la cual aparecen juntas las imágenes de su progenitor y del general Al Sisi, considera que "los acontecimientos recientes hacen que los egipcios recuerden a Gamal Abdel Nasser, que siempre estuvo al lado del pueblo y el pueblo los identifique, por eso usted ve en las calles las fotos de ambos juntos".

Por supuesto esto le hizo recordar al pueblo a Gamal Abdel Nasser, un hombre salido del pueblo y al que le dedicó su vida, subraya.

"Siempre combatió por una vida mejor, por la dignidad, por una buena educación, por la prosperidad de los egipcios con un programa similar al de (el extinto presidente venezolano Hugo) Chávez en Venezuela.

Si cambiara de opinión y ganara los comicios, ¿Qué programa tendría su Gobierno?

"Somos un país que tiene una gran población y recursos limitados. A causa de lo ocurrido en Egipto en los últimos 40 años existe un abismo entre los muy ricos y los más pobres, así que el único camino es invertir en el pueblo, en los recursos humanos, dirigir todos los esfuerzos a mejorar su vida.

"Es necesario trabajar duro para generar empleos, mejorar la educación y la atención sanitaria, cuidar a los ciudadanos.

"En síntesis, hacer un Gobierno para complacer al pueblo, no a las superpotencias", expresó.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.