martes, 19 de noviembre de 2013

Formosa y las quimeras del oro negro

OBSERVATORIO PETROLERO SUR - INDYMEDIA

Terminaba la dictadura y con aires renovadores Floro Bogado asumía la gobernación de Formosa [1]. Aquel diciembre de 1983 también es recordado en la provincia porque se descubrió petróleo en el oeste: un horizonte de promisión asomaba aunque los años desmintieron el sueño saudí. Los recientes anuncios sobre el destacado rendimiento de un nuevo pozo en el área El Surubí abren la posibilidad de que la historia petrolera en la región no esté terminada, como la constante caída en la producción hacía prever. Los funcionarios lo anuncian como una buena noticia, mientras que las comunidades indígenas que viven sobre el yacimiento siguen reclamando los más elementales derechos.

Los comienzos

El 8 de diciembre de 1983 surgió petróleo en el yacimiento Palmar Largo, en el oeste formoseño. YPF, que desde mediados de la década del 20 tenía presencia en el oriente salteño, a pocos kilómetros de allí, trabajaba desde agosto en la perforación. Por aquellos años el desarrollo del yacimiento se hizo con tecnología rusa, apropiada para la actividad petrolera en zonas frías, con escasa vegetación y que, aplicada en el oeste formoseño, significó una dura arremetida contra el monte nativo, hoy arrasado por el desmonte especulativo y agro-pastoril.

El yacimiento se ubica en la Cuenca Noroeste –que integran también las provincias de Jujuy y Salta– y su fracción formoseña, más allá de su importancia para la economía provincial, nunca tuvo relevancia a nivel nacional.

Durante los primeros años de producción el crudo era transportado a través de un oleoducto de 93 km a la localidad de Ingeniero Juárez y desde allí una parte era trasladado por tren hacia el oeste, a la refinería de Refinor en Salta (2), y otra parte hacia la ciudad de Formosa para su exportación (Reynals 2005a: 17). En 2004 desde Ingeniero Juárez se despacharon 12.235 m³, de los que 8.500 fueron a Salta y lo restante a Formosa. Actualmente el crudo se transporta en su totalidad a la refinería salteña mediante una flota de camiones por la ruta 81, que, desde 2005, está totalmente asfaltada.

La producción

En la actualidad hay tres áreas en producción en el noroeste de la provincia: Palmar Largo, operada por Pluspetrol, en asociación con YPF y la canadiense Gran Tierra Energy (3); y El Chivil y El Surubí, concesionadas a esta última compañía.

Palmar Largo, ubicada cerca del límite con Salta tiene una superficie total de 1220 km² y comprende las áreas Palmar Largo, La Tigra Norte, Cañada Rica, Ramón Lista y El Chorro. Es el yacimiento más importante de la provincia y tras ser operado por la empresa estatal durante los ‘80 en 1992 fue adjudicado a las firmas YPF (30%), Pluspetrol (20,3%), Compañía General de Combustible (4) (17,85%), Norcen (17,85%) y la sur coreana Dong Won (14%) (5) (Olaguer, 2005a: 8). Posteriormente Pluspetrol compró el procentaje de Norcen y obtuvo la mayoría de las acciones del yacimiento.

Si bien desde la privatización la producción provincial ha tenido un marcado descenso, las regalías obtenidas no son montos despreciables para una economía signada por la informalidad y el dinero girado desde Nación. En 2004, por ejemplo, ingresaron fruto de la producción de Palmar Largo 11.770.000 pesos, un promedio mensual de casi un millón de pesos. Además, la producción hidrocarburífera es uno de los principales rubros de exportación de la provincia: en 2011 significaron el 27% de todo lo que se vendió a otros países.

Un informe realizado para el Consejo Federal de Inversiones en 2005 exponía la caída de la producción del yacimiento. “La producción de crudo sigue cayendo. Es la más baja de todos los años anteriores. La media diaria de Palmar Largo está en sólo 413,9m³ por día. Está saliendo mucha agua junto al petróleo, unos 4.755,3 m³/día. Es decir que de los fluidos que salen del pozo, más del 90% es agua”, aseguraba (Reynals 2005a:18).

Además la investigación explicaba que la producción de gas también disminuía. En el mes de abril de 2005, por ejemplo, se produjeron en Palmar Largo 3.026 Mm³ de gas, 2.125 de los cuales se destinaron al consumo del yacimiento. En el consumo del yacimiento se contaba también con las cantidades que eran entregadas a la provincia para que haga funcionar la usina de generación eléctrica que provee de electricidad a la zona (Reynals 2005a: 40). Esa usina ha sido la respuesta que logró congeniar la empresa ante la demanda de electricidad que le plantearon las comunidades indígenas de Ramón Lista.

El segundo área provincial, El Chivil, ocupa una superficie de 290 km², se ubica al sudoeste de Palmar Largo y tanto en cantidad de pozos como en producción es notablemente inferior al principal yacimiento. En 1990 El Chivil fue adjudicado en partes iguales a cuatro empresas: CGC, Benito Roggio, Tecnicagua y Dong Won (idem: 8). En 2004 el único pozo activo del área producía 20 m³ diarios. En 2006 la empresa canadiense Gran Tierra Energy adquirió la totalidad del yacimiento.

El tercer área es El Surubí, que tiene una superficie de 368 km² y está a 12 km de El Chivil. Si bien hasta el 2008 no estaba en producción, recientes resultados hicieron que las miradas provinciales se posaran sobre ella. En 2007 fue concesionada a la UTE integrada por Gran Tierra Energy (85%) y la empresa Recursos Energía Formosa Sociedad Anónima (REFSA) (15%).

Los buenos resultados de El Surubí

En abril de 2012, días antes del anuncio de la expropiación parcial de YPF, el gobierno de Formosa confirmó el hallazgo de petróleo de alta calidad en El Surubí, cuando el área aparentemente estaba iniciando su decline final. Ante el anunciado fin de la historia petrolera de Formosa el hallazgo renovó las expectativas.

En aquella oportunidad el ministro de Economía, Jorge Ibáñez, se mostró exultante y explicó que el Estado provincial recibiría “un 15% de todo lo que se extraiga, además de las regalías nacionales”. El funcionario destacó también la importancia de los resultados al comparar la producción diaria de este nuevo pozo, de 200 m³, con los otros 15 existentes en Palmar Largo y El Chivil, que en forma conjunta, en abril de 2012, registraban unos 450 m³ (Nordeste al día 07/12/2008).

Durante el anuncio el ministro señaló que el nuevo pozo petrolífero constituía un hecho histórico porque era el primero en el que Formosa participaba mediante su empresa provincial.

En el 2012, gracias a la producción de El Surubí, la tendencia declinante de la producción de crudo formoseña se revirtió. En la información que provee la Secretaría de Energía de la Nación se observa claramente cómo el declino en la producción se mantuvo hasta 2011, cuando llegó a 107.750 m³, mientras que en 2012 ascendió a 159.000 m³, y el ascenso se sostendrá en 2013.

Esta producción le permite a Gran Tierra ser, desde 2012, la empresa que más produce en la provincia, revirtiendo la histórica centralidad de Pluspetrol. Si en 2011 Pluspetrol casi triplicaba en producción a la compañía canadiense, con 77.880 m³ contra 29.870 m³, el año pasado Gran Tierra Energy produjo 94.630 m³ contra 64.400 m³ de Pluspetrol.

Detrás del sueño saudí

Si bien desde principios de los ‘80 se explota petróleo en el departamento de Ramón Lista, lejos está la mayoritaria población indígena de recibir sus beneficios. No hay, por caso, una ruta de acceso asfaltada. La provincial 39 que vincula el yacimiento con la localidad de Ingeniero Juárez tiene un “empedrado” de tan difícil tránsito que los pobladores la evitan. Para ir a esa localidad utilizan una picada petrolera que los conecta con Los Blancos, en Salta, y desde allí toman la ruta nacional 81. Ese camino alternativo es controlado por Pluspetrol que, en tiempos de lluvia, lo cierra con portones para que no se deteriore y ocasiona así un aislamiento casi total del área. Esto no sólo afecta a la población local sino también a la misma empresa que interrumpe el transporte de crudo.

Este verano, una serie de prolongados cortes de ruta y la ocupación de las instalaciones de Pluspetrol, por parte de comunidades wichí, llegaron a la prensa por las amenazas de cierre que difundió la compañía. Los manifestantes pedían la presencia de médicos en los hospitales o una ambulancia para trasladar a los enfermos. En esa zona esas demandas se convierten en reclamos de vida o muerte. Pero ¿por qué reclamaban en la petrolera? La compañía es allí la única presencia sobre la que se puede presionar para que el estado provincial atienda sus reclamos. Ante los cortes de ruta, los voceros empresariales rápidamente culpan a los pobladores por los perjuicios en la producción pero no cuestionan la inexistencia de una buena ruta de acceso al yacimiento.

Notas:
1) Bajo el mandato de Bogado se sancionaría la Ley Integral del Aborigen, que, entre otras cosas, permitió la entrega de territorio a las comunidades. Desde mediados de los 90, Bogado es el vicegobernador de Gildo Insfrán.
2) El ramal del tren C25 permitió llevar a los mercados del Sur el azúcar de los ingenios de Salta y Jujuy, los alcoholes salteños, semillas de algodón y producción de tanino. Puede agregarse asimismo que el vinculo ferro-portuario servía para que la petrolera Standar Oil trasladara crudo desde Salta, para la cual construyó los depósitos en la capital provincial que hasta hace poco se utilizaron para el petróleo formoseño (Filippa 1992:35). En mayo de 2011 Nación anunció la apertura de licitaciones para volver a poner en funcionamiento varias líneas del FF.CC. Belgrano cargas, entre ellas el C25 (Diario Norte 20/05/2011).
3) Gran Tierra Energy es una compañía internacional de exploración y producción de petróleo y gas, con casa matriz en Calgary, Canadá y operaciones en Sudamérica. La compañía tiene intereses de producción y potenciales propiedades en Colombia, Argentina, y Perú.
4) Compañía General de Combustible (CGC) era propiedad de Sociedad Comercial del Plata, de Santiago Soldati. Esa compañía vendió en 2003 el 81% de la petrolera, que por entonces facturaba 70 millones de dólares entre la Argentina y Ecuador. El comprador fue el fondo de inversión Southern Cross, que para ingresar en la compañía se hizo cargo de la totalidad del pasivo de 200 millones de dólares. El 19% restante siguió en manos de Comercial del Plata. Recientemente la firma fue comprada por Eurnekian, que se quedó con casi el 81% de CGC por unos 200 millones de dólares. (Rio Negro 22/02/2013)
5) En el año 2005 Gran Tierra Energy inició sus operaciones cuando adquirió las participaciones que Dong Won S.A. tenía en Argentina por US$ 7,7 millones.

Bibliografía:
Chebli, Gualter (2010) “Del negocio del petróleo y la exploración al dominio provincial”. En Proyecto Energético nº90. Buenos Aires. Instituto Argentino de la Energía “General Mosconi”.
Diario Nordestealdía.com (07/12/2008) “Hace 25 años Formosa se convertía en una provincia productora de petróleo”.
Diario Norte (20/05/2011) “La Nación oficializó las licitaciones para reconstruir nuevos tramos del ferrocarril Belgrano Cargas”.
Diario Río Negro (22/02/2013) “Eurnekian se quedó con la petrolera CGC”.
Filippa, Juan José (1992) Formosa Hoy. El Difícil Camino. Editado por Capítulo. Formosa.
Reynals, Olaguer (2005a). Control de regalías provincia de Formosa. Editado por el Consejo Federal de Inversiones.
Reynals, Olaguer (2005b). Reserva de petróleo en las cuencas argentinas y control de regalías provincia de Formosa. Editado por el Consejo Federal de Inversiones.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.