martes, 19 de noviembre de 2013

Un gran retroceso para los trabajadores: La Suprema Corte de la Provincia reinstala la tasa pasiva por mora en los créditos laborales

ACTA

El pasado 13 de noviembre del corriente año el máximo tribunal provincial insólitamente declaró inconstitucional la ley provincial 14.399 sancionada el pasado mes de diciembre de 2012, que fijaba la tasa de interés activa para todos los créditos morosos de naturaleza laboral (salarios, indemnizaciones, multas y sanciones), fallo que deberán acatar los tribunales de primera instancia de la provincia.

La ley declarada inconstitucional había venido a reparar una injusticia que en el ámbito de los Tribunales de Trabajo de la provincia de Buenos Aires era común y corriente, y lo volverá a ser. Así, la Justicia del trabajo está abarrotada de causas, no porque la misma sea lenta, sino por la cantidad de expedientes y de reclamos que se llevan a los tribunales de forma diaria, ante la falta de pago de empleadores, lo que, sumado a la extensión de los mismos, hacen que esta justicia llegue de manera tardía o injusta, o directamente no exista.

Con la aplicación de la tasa de interés pasiva, la justicia laboral era –y seguirá siendo- utilizada por la patronal incumplidora y morosa para licuar sus pasivos, mientras que los trabajadores se ven perjudicados por la alta inflación existente y la magra compensación obtenida por mora (9% anual).

Con este esquema vigente, a los empresarios les sale mucho más barato obligar a los trabajadores a iniciarles un juicio para el cobro de deudas, proceso que insumirá años, mientras van “trabajando” el dinero perteneciente al trabajador, obteniendo intereses mayores a los que, aplicando la tasa pasiva, van a tener que pagar al final del juicio, sacando jugosas ganancias a costa del bolsillo -y la desesperación- de la parte más débil: el obrero.

Lamentablemente con este criterio los trabajadores son forzosamente tratados como prestamistas o inversores de un banco, sin obtener ganancia alguna, y perdiendo de vista que sus haberes son de neto contenido alimentario.

Esta injusticia hacia los trabajadores que se ven forzados a reclamar en el fuero laboral sus haberes e indemnizaciones no es escuchada, ni tenida en cuenta por los sindicatos, que no ven a los obreros despedidos como trabajadores.

A partir de ahora y conforme con lo resuelto por la Corte provincial, trabajaremos e impulsaremos el dictado de una ley nacional que regule la tasa de interés activa para la mora en el pago de los créditos laborales.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.