lunes, 2 de diciembre de 2013

1.800 desertores se entregan a las autoridades sirias

PL

Unos 1.800 ciudadanos sirios que habían abandonado el servicio militar se entregaron a las autoridades de la provincia de Hasakeh, en el noreste de Siria, al acogerse a la amnistía decretada por el presidente Bashar al-Assad.

Según fuentes oficiales, esos casos son analizados como paso previo a su reincorporación a los deberes militares abandonados sin ser objeto de castigos, en virtud del decreto legislativo número 70 del 2013.

Del total acogido a la amnistía, una parte no especificada han mostrado su disposición a defender la patria, que enfrenta el peligro de destrucción por las acciones de los grupos terroristas.

El pasado 29 de noviembre el presidente sirio prorrogó el plazo de cumplimiento de la amnistía general concedida a individuos que habían cometido delitos relacionados con el servicio militar.

El nuevo decreto legislativo (no. 71 del 2013) prolongó el plazo en que los violadores del reglamento militar y algunos desertores pueden acogerse a la justicia para retornar al cumplimiento de sus obligaciones ciudadanas sin menoscabo a sus derechos.

El plazo adicional será de 30 días naturales a partir del 30 de noviembre del año en curso.

Al respecto, el ministro de Justicia sirio, Najm al-Ahmad, dijo que la ampliación de la duración de algunas reglas del Decreto Número 70 se realizó debido a la gran participación de ciudadanos en hacer uso de sus reglas.

También con el fin de allanar el camino para que un mayor número de sirios pueda resolver sus casos.

Al-Ahmad agregó que el Decreto Número 71 no incluye aquellos casos de fuga al exterior, quienes aún están a tiempo de acuerdo con el Decreto 70, que les concedió 90 días para entregarse y beneficiarse de sus disposiciones.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.