lunes, 30 de diciembre de 2013

México: Los empresarios mandan paraditos y el gobierno obedece reculando: es ley del capitalismo

Pedro Echeverría (especial para ARGENPRESS.info)

1. “Al final de cuentas –declaró el dirigente de los industriales del IDIC- el gobierno sí cedió, reculó al menos en una parte de la reforma tal y como se aprobó. Busca aflojar un poco para tratar de que se vea mermada lo menor posible la inversión, la generación de empleos. Si ahora toma en cuenta criterios y observaciones empresariales lo que cabe cuestionarse es por qué no las contempló desde el principio del proceso y no a unos cuantos días de que la reforma entre en vigor”. En el capitalismo los gobiernos sirven en todo al empresariado porque son sus empleados; así ha sido y será mientras domine el capital.

2. ¿Por qué los gobiernos nunca ceden a las necesidades de los obreros, campesinos, de los trabajadores, que son los que producen la riqueza? a) porque este es un sistema capitalista, b) porque los gobiernos son escogidos por los empresarios, c) porque las elecciones siempre son una farsa, d) porque el pueblo está desorganizado y no lucha, y e) porque gobierno y empresarios controlan al ejército y a los magistrados. Además, lo más importante, es que los medios de información (TV, Radio, Prensa), la iglesia y la escuela, con su ideología, educan al pueblo hacia la sumisión, no en una conciencia crítica.

3. Los empresarios declaran cada año ganancias gigantescas en sus negocios y, por ello, son premiados como “empresarios del año”; en tanto lo trabajadores -que en un 80 por ciento viven en la pobreza y la miseria- los persiguen por protestar. ¿Acaso el mundo capitalista no está de cabeza cuando unos pocos lo tienen todo y los productores de la riqueza no tienen nada? Por eso la lucha de los trabajadores es por poner de pie al mundo para que sean los trabajadores los que manden y el gobierno obedezca, que la riqueza sea distribuida de manera igualitaria y quienes están en la edad de trabajar lo hagan.

4. Los empresarios Gutiérrez Candiani, dirigentes del Consejo Coordinador Empresarial (CCE) y Juan Castañón, de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) –quienes se han declarado enemigos de los maestros de la CNTE y demás trabajadores- son los directores del CCE, el organismo cúpula del sector privado que aglutina a una docena de confederaciones, cámaras y asociaciones empresariales de los sectores industrial, comercio, agropecuario, bancario y asegurador, entre otros, elogiaron que se difiera el pago de impuestos y que se apoye al turismo de reuniones para visitantes extranjeros con la aplicación de la tasa cero del IVA.

5. Hubo un tiempo, ahí por los años sesenta y setenta, cuando gobierno y empresarios actuaban con menos descaro en el saqueo del país. En aquellos años los empresarios sentían incapacidad para enfrentarse y se hacían millonarios bajo la sombra y protección del gobierno; éste se sentía más fuerte por su capacidad política y las más de 1500 empresas paraestatales que controlaba; pero a partir de 1982 –cuando la gran empresa privada se sintió fuerte con el apoyo del neoliberalismo de la Thatcher y de Reagan- irrumpió sobre el gobierno del PRI y le ganó la batalla. A partir de entonces los empresarios mandan directamente y los gobiernos del PRI se someten.

6. Si antes el gobierno del PRI jugó en la posición “Centro” dándoles por su lado a la derecha y la izquierda, si antes el gobierno escondía en su discurso ser empresarial y clerical, a partir de 1982 no le preocupa andar agarradito de la mano de los empresarios y el clero, y la izquierda (en lugar de radicalizarse) corrió a los brazos del PRI y del PAN, es decir, de la derecha. Por eso los empresarios dicen: “el gobierno reculó”, como los “cangrejos” se fue para atrás, al ver firmes y paraditos a los empresarios. Los trabajadores también deben obligar a “recular” al gobierno, pero sólo echando todo su fuerza en las calles.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.